Seguidores

miércoles, 21 de junio de 2023

EL MISTERIO DE NATALIE WOOD

 

                       (ACTUALIZADA  22-6-2023)

Introducción 

Natalie "Esta niña debutó de una manera espectacular. Natalie tenía "El Cinema en la sangre" dijo Cinémonde magazine. Cuando yo era adolescente, pensé que Natalie Wood "era sinónimo de Hollywood". Olvídese de Marilyn Monroe, Elizabeth Taylor y Hepburns. Para mí, Natalie fue el centro clásico del universo cinematográfico. Yo tenía trece años cuando la vi por primera vez -como Maria en West Side Story, en el cine Aribau de Barcelona - y en los años siguientes aparecía por todas partes, en todos lados. La vi en los westerns de John Ford, los dramas de Robert Mulligan, las comedias de Blake Edwards y los clásicos de Elia Kazan. Recuerdo asistir a sus estrenos allá por los años sesenta -La Pícara Soltera en el cine Windsor, Esplendor en la Hierba en el Novedades, el estreno tardío de Rebelde sin Causa en el Tivoli, Amores con un Extraño, El Potentado, Propiedad Condenada y La Rebelde, todas en el Montecarlo. Asistí a la gala del Salón del Automóvil en el cinerama Florida, con el pre-estreno de La Carrera del Siglo (una noche inolvidable), y el Domingo de Resurrección de 1967 en el cine Coliseum en sesión matinal, Penélope-. 

Ella era una niña adorable de los años 40, una adolescente vivaz de los años 50, una mujer hermosa de los años 60, una estrella musical, una actriz dramática de la fuerza, y una cómico del juego de Hollywood. Nunca había visto algo como ella. Me pregunté cómo, cuando era niña, ella había aportado tanto talento con un cuerpo tan pequeño, y como una joven adulta, logró hacer esa transición casi imposible. Nominada al Oscar con diecisiete años, Natalie tenía varios récord; con diez años fue la primera actriz infantil en ser protagonista en una telemovie de televisión, y durante cuarenta años fue con tres candidaturas al Oscar, la más joven (24 años) en conseguirlo. 

¿Cómo se había convertido Natasha Gurdin en Natalie Wood? Según Natalie, el secreto del éxito requiere tres factores: talento, oportunidad y suerte. "He tenido los tres", dijo una vez. Pero a medida que descubrí la historia de sus primeros años, surgieron más factores -como la potente mezcla del destino y determinación que parecía guiarla- y una verdad innegable se hizo evidente: si alguien nació para ser una estrella, fue Natalie Wood. Natalie era única y la primera de su tipo: una actriz profesional que trabajó constantemente desde los cuatro años hasta los treinta y uno, cuando decidió cambiar su enfoque de películas a cambio de familia. Innumerables decenas de otras han intentado una carrera así y no, ya que el estrellato infantil casi siempre termina con el inicio de la pubertad. Las estrellas infantiles Shirley Temple y Margaret O'Brien se convirtieron en mujeres muy jóvenes, e hicieron valientes intentos de seguir siendo relevantes en la pantalla en la edad adulta, pero su gran fama se disolvió con la adolescencia. Judy Garland y Deanna Durbin permanecieron estrellas como adultas, pero no fueron actrices infantiles; Ambas debutaron en películas como adolescentes. Roddy McDowall había empezado a actuar en películas a los doce, y manejó una larga carrera, pero su camino hacia el éxito de adulto no fue fácil. Incluso la más célebre predecesora de Natalie, Elizabeth Taylor, no era técnicamente una estrella infantil, no alcanzó la fama de pantalla hasta los doce. Natalie realmente estuvo a la altura del título de "Wonder Child" (Niña Maravilla) que le dio el crítico de cine Edwin Schallert en 1946. La única intérprete contemporánea con una carrera comparable a Natalie es Jodie Foster, una niña prodigio que hizo su debut como actriz a los seis años y trabajó constantemente durante décadas para convertirse en una de las estrellas más alabadas de su generación. 

Paco Granados



Natalie Wood en realidad era una creación de su madre, María Stepanovna, una mujer despiadada, un genio perturbado que quería realizar en su hija su frustrada vida. María era una mentirosa patológica, inventando sus orígenes. Oriunda de Siberia, famosa por sus crudos inviernos, e idealizada por sus bosques primitivos. María siempre fabulando decía que estaba emparentada a la Familia Imperial Romanov, viviendo en una finca palaciega con institutrices, mayordomo y demás siervos. En una entrevista dijo que su familia procedía de Francia, confundiendo a los biógrafos de Natalie Wood "Incluso Orson Welles se refirió al origen francés de Natalie, en una entrevista", María era aterradora, todo lo que salía de su boca eran fabulas, lo mismo decía que era una princesa, a que fue secuestrada por una familia de gitanos, también siempre conto que una gitana la leyó las manos, diciendo que tendría una hija que enamoraría al mundo entero, pero también la advirtió que tuviera cuidado con las aguas oscuras, María inculco a su hija este temor, por lo que Natalie siempre tuvo pavor a estar dentro del agua, incluso en una piscina (En una entrevista el mismo año en que murió, Natalie contó este episodio, añadiendo que le gustaba el agua, estar sobre ella, tocarla, pero estar dentro le daba pánico, en particular las aguas oscuras de los ríos y sobre todo del océano). 

La fecha del nacimiento de la madre de Natalie Wood, estuvo bien guardada por esta, pero lo mas probable es que naciera en la provincia de Barnaul, en Siberia, y aunque María decía que fue en 1912, lo mas probable es que fuese en 1909. María y su familia permanecieron en Siberia hasta que la revolución Bolchevique llamó a su puerta. Escaparon hacia China debido a que los Rojos estaban matando a todo el mundo, ella y su hermana Kalia proporcionarían el mismo relato de la huida de la familia, así como la forma de como esconden las joyas y las pertenencias que pudieron en un tren que su padre compró a los chinos. Según María, el bisabuelo de Natalie fue enterrado con joyas, dinero y oro, por valor de millones en una caja a prueba de agua, a toda la familia se le proporcionó un mapa de su ubicación excepto a María, (Porque yo era demasiado joven para darme el "plano"). Una historia similar contó Kalia, su hermana mayor, aunque nunca mencionó lo del "plano". Un historiador de la época dijo que la historia del tesoro enterrado, si es cierto, sigue siendo críptico "El problema de las historias de los rusos, es que todas son probables". 

Musia o Marusia, como se la llamaba cariñosamente de joven a María, era mimada desde el momento en que nació debido a su diminuto tamaño, una de sus historias era de que pesaba dos libras al nacer, a punto de morir. Sus ojos de un tono verdoso (Su hija Olga los describe grises con tonos azulados), contaba que tenía una niñera alemana y que aprendió a jurar en chino por la cocinera. Le gustaba las joyas y guardaba imágenes y libros de la familia imperial "Porque yo los adoro", motivo de su odio a los comunistas y porque con diez años vio como colgaban del cuello a su primo Semen "Yo lo quería como a un hermano, cuando lo vi colgado con la lengua fuera, empecé a tener convulsiones, primero por las piernas y las manos, luego me desmayé", el episodio es una leyenda de la familia, afectaron permanentemente los nervios de la madre de Natalie, llegó a dañar su mente para el resto de su vida. 

La familia de María, establecidos ya en China, en Harbin, donde residían tal cantidad de rusos, que parecía que estaban en Siberia. El padre de María compró una fabrica de jabón. La madre de Natalie asistió a una escuela de chicas rusas (Aunque María estaba mas interesada en mirar a los chicos, en especial a los más jóvenes), le gustaba ir a la iglesia, mas que por devoción, era para poder ver a las demás niñas y poder comprobar si había un vestido mejor que el suyo. María era delgada de forma natural su pelo negro rizado, su cuerpo era diminuto (Pero se comportaba como si fuese de dos metros de altura), dijo un conocido de María años después (Le gustaba hablar de cómo había sido una gran bailarina, y cómo fue una gran belleza). Comunicados de prensa del estudio de Natalie, describirían más tarde a su madre como una "bailarina profesional" en China, no fue cierto, su hija Olga dijo: (Mi madre tomó clases de ballet clásico durante un tiempo, por desgracia sus padres se lo prohibieron, creyendo que artistas y bailarinas, cayeron en una categoría de prostitutas). 

En la ciudad de Harbin, María conoció a un guapo emigrante cosaco llamado Alexie Tatulov, del que se enamoró perdidamente, la elección de un Ruso-Armenio no gustó al padre de María, no dejándola salir con él, debido a la prohibición de esta relación por su familia, María desafiando a sus padres, huyó con su enamorado, para María su padre era demasiado estricto para su ambición, la fama de mujeriego de Alexie le atraía más que él en sí, la idea de conseguir al guapo cosaco revelaron su vanidad y una vena competitiva.

La pareja se casó rápidamente (María contó a Olga que se casó porque Alexie le dijo que si no lo hacía se mataría). María se quedó embarazada de su primera hija Olga, dando a luz el día 28 de octubre de 1928, el parto fue duro (cinco días). María siempre contó que estuvo a punto de morir, que incluso la dieron por muerta (Sentía como si mis huesos se fueran agrietando, fue horrible). Olga heredaría de su padre además de sus ojos oscuros, una disposición apacible, cualidad innegable de los Armenios. Olga se llamó originalmente Ovsanna, con este nombre fue bautizada en la Iglesia Ortodoxa-Armenia, el padre de María Stepan, se la llevó secretamente a un sacerdote Ruso-Ortodoxo, quién la rebautizó en la religión de los Zudilov con el nombre de Olga, en honor a una hija del Zar Nicholas. 

María presionó a Alexie para emigrar a Estados Unidos (América es una tierra increíble, los comunistas jamás podrán llegar allí), por lo que los tres embarcaron en el barco japonés "Asama Maru", en un viaje agotador de un mes, llegando a San Francisco el 12 de enero de 1930. Una vez instalados en el gueto ruso de San Francisco, Alexie intentó satisfacer a María cambiando a menudo de trabajo para mejorar su precaria situación. La vida en San Francisco estaba muy lejos de su anterior situación al amparo de sus padres, viviendo en un bungalow de cooperación ocupado por una multitud de emigrantes rusos que trabajaban con Alexie en los astilleros cercanos (Pensé, ¿Qué vamos a hacer? No tenía dinero, una niña pequeña y hablaba muy poco ingles), María era feliz por estar lejos de los comunistas, de quién ella estaba poseída por un temor bordeando el alucinógeno. Su huida de la pobreza fue las películas, prefería emplear el dinero que le entregaba Alexie en pagar una entrada al cine, a emplearlo en comida. 

En 1932, se volvió a quedar embarazada, poco después de conocer la noticia, tuvo un aborto espontaneo, estuvo a punto de morir, pensaba que ya no podría tener mas hijos, su corta estatura la acomplejaba. Mientras estaba casada con Alexei, María se había enamorado perdidamente de un capitán de barco llamado George Cetalopv "Según su hija Olga fue el gran amor de su vida" añadiendo (Mi padre tenía otros intereses, mi madre este interés), los continuos viajes del marinero no contribuyo a una relación estable, fueron unos contactos asiduos en muchos años durante las visitas de este a San Francisco. Años después Olga preguntó a su madre del porqué no se casó con Cetalopv, su madre le contestó; (Me gustaba demasiado, siempre estaría celosa). 

María continuaba viviendo matrimonialmente con su marido, Alexie una noche trajo a un compañero de trabajo llamado Nicholas Gurdin, María no le prestó atención, cuando vio el revuelo de sus vecinas por el atractivo Nicholas (Dios que hombre tan guapo), María pensó (Si ellas lo quieren, lo conseguiré yo), por lo que alternó durante una temporada con su marido, el capitán y al futuro padre de Natalie Wood.

Alexie había comenzado una relación con otra emigrante rusa del gueto, por lo que no dio importancia a que su esposa saliese asiduamente con su compañero de trabajo Nicholas, a los dos les gustaba ir al baile, incluso ganaron un premio de bailes de salón, María causaba sensación por sus modales aristocráticos, Nicholas intentaba deslumbrarla tocando la Balalaika, un instrumento de cuerda ruso. Él también estaba poseído por una fuerza oscura que podría explotar después de mucho vodka (Nick tenía muy mal humor, a mí me dañó), llegó a decir Olga que tenía siete años cuando lo conoció (Él tenía una causa subyacente de ira). El padre de Natalie no era totalmente instruido, sus cambios de humor provenían de su odio a los comunistas, motivo por el que no podía vivir en su amada Rusia. Nicholas (Su nombre autentico Nikolai Zakharenko), salió de la Unión Soviética, concretamente de Ucrania, huyendo también de los Bolcheviques en 1927, Nicholas tenía quince años cuando junto a sus dos hermanos mayores viajaron a China en dirección a Vancouver, Canadá, en esta ciudad permanecieron hasta 1932, fue cuando decidieron establecerse en San Francisco donde existía una gran comunidad Rusa. Nicholas trabajó en varios oficios, incluso de minero, fue el de carpintero, el que ejerció mayormente. A María siempre le atrajo los hombres guapos, ella se creía guapa pero en realidad no lo era, lo que si tenía era una gran personalidad, aun así ganó el concurso de belleza organizado en el gueto ruso. 

Lo que mas atrajo a María de Nicholas, era su apego a Rusia y a la familia imperial (La habitación de María estaba repleta de fotografías del Zar Nicholas y la Zarina Alexandra). María se divorció de Alexie en abril de 1937, comenzando a vivir con Nicholas (Este era cinco años mas joven que María), sin olvidar a su capitán George Cetalopv, con el que continuaría manteniendo su relación extramatrimonial. María se quedó embarazada de Natalie en octubre de 1937, la boda se celebró el 8 de febrero de 1938, por qué esperó cuatro meses de embarazo para casarse, quizás esperaba que regresara Cetalopv con la esperanza que él fuese su esposo. Debido a que María mantuvo relaciones con el capitán, se duda de que Natalie fuese hija de Nicholas Gurdin su marido, incluso su hermana Lana nacida en 1946, también es cuestionable. 



El nacimiento de Natalie el 20 de julio de 1938, convenció a María que su hija sería una estrella de cine, como si en el certificado de nacimiento estuviese escrito (Estrella de cine), si esto hubiese sido así, sería la mano de María la que lo escribió. Nicholas estaba maravillado de haber engendrado una niña, para él era su vivo retrato, la pequeña era diminuta pero bien proporcionada, sus grandes ojos negros eran los de su familia, para Nicholas no había duda de que era su hija. Nicholas celebró el nacimiento de su primera hija tocando la balalaika y con vodka, al mas puro estilo ruso (La bebida sería la forma de eludir los reproches de María sobre los problemas económicos de la familia y su falta de hombría según su esposa), la hija de María, Olga, recuerda las borracheras de Nicholas como (Explosiones rusas), llegó a decir que si Nicholas en su embriaguez tuviese una pistola (La emplearía). El bautizo se celebró en la iglesia ortodoxa Virgen de la madre Rusia, en la calle Fulton de San Francisco, la madrina fue escogida por María, la mujer mas rica del gueto; Helen Loy, María pensaba que de esta forma su hija tendría regalos de valor, el primero fue una cruz de oro, con la que posó con orgullo ante las otras madres, era una rusa con su princesa americana en los brazos. 

A Natalie la inscribieron con el nombre de Natasha Nikolaevna Gurdin (Nicholas se había cambiado su apellido de Zakharenko a Gurdin, porque estaba harto de estar al final de las listas de trabajo). Natasha se crio con toda clase de paranoias, miedo a los comunistas a la oscuridad a ser secuestrada a maldiciones gitanas a demonios borrachos y a morir ahogada, su madre se encargó en alimentar estos traumas que la acompañó toda su vida. También supo inculcar a su pequeña, el amor al cine, llevándola a maratonianas sesiones, diciéndole que la cámara la estaba enfocando, que sería una gran actriz de cine (María siempre dijo que el cine la descubrió, pero ella la inventó), su hija Olga recuerda como su madre tiraba monedas para que Natasha las encontrara (Por ese motivo sobre su lápida en el cementerio de Westwood, sus admiradores tiran monedas). 

Cuando el ataque japonés a Pearl Harbor, en diciembre de 1941, el paranoico Nicholas pensó que atacarían San Francisco, por lo que cargó con su familia en dirección a Sunnyvale, famosa por su viñedos, pero María no estaba dispuesta a tanta tranquilidad, en 1942 decidió trasladarse a la bulliciosa población de Santa Rosa, según Olga (Mi madre de alguna manera se enteró de que Alfred Hitchcock iba a rodar allí, "La Sombra de una Duda"). María encontró una casa por la que pagó $5.400 en cómodos plazos, la formidable María consiguió una ganga después de hablar con el propietario, Olga lo recuerda así (Mi madre consiguió que le rebajaran el precio, yo creo que hasta le devolvieron dinero). 

Ya como propietarios de su propia casa, María quiso dedicarse en introducir a su pequeña Natasha en el mundo del cine, su intención de aparecer de extras en la película de Hitchock, no prosperó a pesar de los muchos figurantes que se escogieron del lugar, había otro rodaje en ciernes "Happy Land", un drama bélico pero sin lucha en el frente. 

El desembarco de la producción "Happy Land" en la ciudad de Santa Rosa con sus famosos actores (Don Ameche, Frances Dee, Ann Rutherford), puso a la población en agitación. Olga, hermana mayor de Natalie, salió de la escuela Santa Rosa High, muy cerca del rodaje de la película. Cuando llegó a casa, le dijo a su madre la noticia, María la escuchó con interés. Al día siguiente Olga pasó al lado de uno de los remolques, de él salió Ann Rutherford (Hermana de Scarlata O 'Hara en "Lo Que el Viento se Llevó"), la emoción la hizo correr a contárselo a su madre, María empezó a soñar en lo maravilloso que sería que su pequeña Natasha podría entrar en el reparto. 

María se enteró de quien es quién en la película, fijándose en su director Irving Pichell, instruyó a Natasha de que se acercara a Pichel se sentara en sus rodillas y le cantara una canción, la pequeña empujada por su madre se acercó al director y se puso a cantar, Natasha miró de reojo a su madre y esta le indicó que se sentara en sus rodillas, así lo hizo para asombro del director, este preguntó por la madre, esta se acercó y el cineasta le dijo que los niños que trabajan en el cine son muy desgraciados, a lo que contestó María (Es mi hija la que quiere trabajar en el cine, ella admira a Margaret O'Brien, verdad Natasha) esta contestó (Si señor Pichel quiero ser la nueva Margaret O 'Brien). Irving Pichel le maravilló la pequeña y decidió darle un pequeño papel, una escena en el principio de la película, con una madre ficticia, se le cae un helado delante de la farmacia donde trabaja el protagonista "Don Ameche", su madre en la pantalla se la lleva en volandas. En la misma secuencia aparece las piernas de su autentica madre e incluso su hermana Olga aparece junto a un muchacho entrando en la farmacia. Natasha tenía cuatro años, y ya tenía treinta segundos de celuloide. 

Desde el momento en que ella tiraba el cucurucho, Pichel se encaprichó de la niña rusa que le hacía una reverencia cada vez que se cruzaban, María mantuvo a Natasha deliberadamente cerca del rodaje de "Happy Land", con la esperanza de congraciarse aún más con Pichel (Y caí, debo confesarlo, quedé locamente enamorado de ella), dijo más tarde el director. Según María, Pichel que solo tenía hijos varones (tres), envió a su abogado a casa de los Gurdin con los papeles legales para su adopción, una historia que se convertiría en parte de la leyenda de Natalie, esta ya adulta llegó a decir (¿Qué parte de la historia es verdadera, o cuanto cuento hay de mi madre?). María se pavoneaba ante sus vecinas, diciéndoles que Pichel quería adoptar a su hija, que se presentó en su propia casa con la documentación necesaria (Cuando Pichel murió, su viuda quemó sus archivos. No quería que cayesen en manos del gobierno), sus hijos dijeron a periodistas que desconocen si esto era cierto, seguramente era otra fantasía de la paranoica María, también dijo que el director les prometió que cuando tuviese un papel adecuado la llamaría. 

Erróneamente, algunas biografías de Natalie Wood y muchas páginas Web, incluyen a Natalie en el reparto de "The Moon is Down" (1943), la confusión viene dada porque su director es Irving Pichell. En esta película sobre la invasión Nazi de Noruega, aparece una pequeña de su edad y motivo de la confusión.

María estuvo atenta en los movimientos de Pichel, y cuando se enteró de su nuevo proyecto "A Medall for Benny", María indagó en los personajes de esta nueva cinta, no encontrando ningún personaje (Adecuado), esto no la desanimó, había un papel, el de un niño mexicano, María llamó a Pichel contando su idea de cambiar de niño a niña, este encontró la forma mas fácil de desembarazarse de María, el rodaje sería en Los Ángeles, a mas de 560 kilómetros de Santa Rosa, por lo que hacía imposible su contratación. Estas palabras hizo ver a María que se encontraba en el lugar equivocado, que la meca del cine estaba demasiado lejos, por lo que le dijo a su marido de cambiar de residencia, este se opuso, no quería dejar su reciente propiedad, pero María era un contrincante demasiado fuerte para Nicholas, por lo que vendieron la casa, obteniendo beneficios con la venta. Antes de marchar, María compro un espacio en el periódico local diciendo "Natasha Gurdin, la pequeña estrella de Santa Rosa, se marchaba a Los Ángeles para trabajar en el mundo del cine". 

La familia Gurdin llegó a Los Ángeles en 1944, fijando su residencia en un apartamento de alquiler en Harland Avenue, en West Hollywood, cerca de los estudios de cine. El tiempo pasaba y Pichel no la llamaba, así sin trabajo, con el rodaje de "A Medall for Benny" sin su pequeña en el reparto, María se encaminó a todos los casting posibles, a nadie impresionaba los treinta segundos de metraje en una producción de segunda fila, María descargaba su ira en su hija diciendo que si no encontraban trabajo no podrían pagar las facturas, no tendrían nada que comer y que los echarían de la casa.


A principios de 1945, María se enteró de la próxima película de Pichel: "Mañana es Vivir" (Tomorrow is Forever) buscó en el argumento un papel (Adecuado) para Natasha, lo había, el de una huérfana austriaca. Llamó al director y este le prometió una prueba. Las dos se dirigieron a los estudios Internacional Pictures (Poco después esta compañía se fusionó a Universal, creando Universal Internacional Pictures, siendo finalmente Universal Pictures), la prueba resultó un autentico fracaso, se le requirió llorar ante la cámara y no pudieron obtener una sola lagrima. María estaba furiosa, reprochándole todo lo que había echo por ella. En casa su hermana Olga dijo que quizás ella tendría la solución, le dijo a su madre que en sus clases de arte dramático, se aconsejaba pensar en algún suceso trágico, María le dijo que hiciese lo que fuese para conseguir sus lagrimas. Olga recordó a su hermana cuando su pequeño perrito fue aplastado bajo las ruedas de un camión, la tristeza asomó en el rostro de Natasha, aunque no consiguió su llanto, María observo la escena, dijo (Ya tengo la solución). 

Llamó a Pichel diciéndole que Natasha estaba muy triste, que quería volver a hacer la prueba, que ahora podría llorar, el director aceptó, allí se dirigieron las dos. Esta vez María llevaba un regalo para su pequeña, una vez maquillada, antes de que el director dijese (Acción), María cogió a su hija y se la llevó entre bambalinas, allí le recordó a su pequeño perrito bajo las ruedas del camión, después sacó un frasco del bolso, en el se veía una bella mariposa (Natalie siempre tuvo un gran amor hacia los animales, peces y toda clase de seres vivos), Natasha sonrió, entonces María cogió la mariposa y le arranco las alas, Natasha gritó aterrorizada, su madre la llevó al director diciendo (Ya está lista para rodar), la prueba fue un éxito, ya estaba dentro de la película. 

La crueldad de María con el cachorro y la mariposa, era un aviso de lo que podría hacer para que su niña triunfara en el cine, ante ella no se opondría nadie ni nada. Durante toda la vida de Natalie la ejerció con pulso firme, frente a directores, actores, productores e incluso sobre su propia hija. El presidente de Internacional Pictures, William Goetz, las visitó con una sorpresa para Natasha; esta consistía en un nuevo nombre "Natalie Wood" (En claro homenaje a Sam Wood, famoso director), ya que su propio nombre era demasiado ruso, a Natasha no le gustó Wood, pidiendo que fuese Woods (Wood en ingles, significa madera y Woods, bosque), a lo que contestó Goetz (Ya veras como te gusta cuando lo veas en luces de neon). El nuevo nombre sirvió el resto de su vida para identificar a la estrella de cine "Natalie Wood" con la autentica "Natasha Gurdin", siempre contó que cuando salía ante el publico, se ponía la mascara Natalie Wood. 

Natalie como menor de edad, necesitaba la firma de su padre, algo que María no podía consentir,  quería controlar todo lo concerniente a su pequeña estrella. Nicholas no tenía suficiente personalidad para defender los derechos de su hija, (Cuando hay una letra pequeña, hay que leerla, llegó a decir) por lo que fue ella la que firmó el contrato. Este consistía solo para esta película, 100 dólares a la semana, durante todo el tiempo de filmación, mas un tutor para defender los derechos de un menor en cuestión de horarios y enseñanza mientras esté en el estudio. 

Como Natalie no sabe leer con fluidez, es María y Olga las que se encargaron en leérselo y ella memorizarlo. La facilidad de Natalie en memorizar las líneas de su personaje, sorprendió a todos, porque no solo se aprendió las de su papel, sino que además recordó las de los demás participantes, esto sería una constante en toda su carrera, memorizando todo el guion, dando pie a sus oponentes por muy encumbrados que fuesen, Natalie tenía un coeficiente de 140 o 150. 

El 30 de marzo de 1945, comenzó el rodaje, Natalie contaba con seis años de edad, los demás interpretes, lo mas granado de Hollywood; Orson Welles, Claudette Colbert, George Brent... Natalie sorprendió a todos por su profesionalidad instintiva, se sabía el dialogo y supo introducirse en el personaje de Margaret, la huérfana austriaca que vio como mataban a sus padres, que se aferraba a su padre adoptivo "Welles", al que también ve morir. Siendo el personaje de Colbert quién la acoge. Natalie estaba encantada con el rodaje, era como un juego y los actores la acogieron con ternura, y con los que mantuvo una verdadera amistad toda su vida.

María pasaba incontables horas en el set de "Mañana es Vivir", Pichel fue amonestado por no hacer nada ante su presencia. Los productores pidieron a Natalie ser amable con los adultos y no olvidar nunca sus líneas, hacer una reverencia cuando le presenten a un adulto, la pequeña se comportó como una autentica profesional. 

El plan de María era convertir a su hija en la más grande actriz infantil, por lo que instruyó a Natalie de agradar a productores, directores y agentes de casting que quisieran contratarla (Sé amable con el director), le recordaba constantemente, Natasha era como una marioneta, María movía los hilos y realizó a "Natalie Wood" (Desde cuando me acuerdo, tengo que sonreír y ser dulce), dijo Natalie ya adulta. Para el papel de Margaret Ludwig (Una niña austriaca huérfana) le tiñeron el pelo de rubio, y gracias a que antes de hablar ingles hablaba ruso, pudo ponerle un perfecto acento alemán a su personaje. 

El argumento: El gran Welles y Claudette Colbert se casan justo antes de que el personaje de Welles vaya a combatir en la Primera Guerra Mundial. Este herido y desfigurado, en vez de volver a casa con su esposa e hijo recién nacido (Algo que desconoce), él elige ser reportado como muerto, estableciéndose en Austria bajo una nueva identidad. Colbert, supera la soledad con el tiempo, y se vuelve a casar (Su nuevo marido es interpretado por George Brent). Muchos años después Welles vuelve a entrar en su vida, acompañado por una huérfana de guerra 'Natalie Wood", y surgen viejos sentimientos. Como tantos melodramas de la época, el argumento puede ser absurdo, pero la sensibilidad de un reparto de talento, supo hacerla creíble. (La historia había sido usada antes para "El hombre de ayer" en 1932, también protagonizada por Colbert). 

El mayor problema de Natasha en el set de Tomorrow Is Forever, es que estaba perdiendo sus dientes de leche en medio de las escenas, retrasando la producción mientras ella era llevada al dentista a por un diente falso. La mayoría de los niños intercambiaban los dientes por el dinero de la hada de los dientes, Natasha guardaba sus blancos perlados en una pequeña caja y cuando Gary Cooper visitó el set, le ofreció intercambiarlos por su foto autografiada. Aquí estaba una chica que sabía lo que quería y ya estaba negociando para conseguirlo. 

Orson Welles en ese momento de su carrera, en realidad estaba mucho más interesado en su columna política que estaba escribiendo para el New York Post, que en las películas, él considera la posibilidad de postularse para un cargo político. Welles dio a conocer que su trabajo en Hollywood estaría limitado a su actuación en una película al año. En otras palabras, la actuación era simplemente un medio para un cheque de pago ($100.000). No obstante, él tuvo un buen rendimiento sensible en esta interpretación, con un acento alemán convincente. Natalie Wood recordó más adelante: (La gente decían de Orson Welles, que era insoportable y teatral, pero lo encontré muy amable y profesional). 

Fue la elegante Claudette Colbert quién realmente hizo una gran impresión en Natalie y Richard Long (Que interpretó a su hijo), entreteniendo y animándoles constantemente. Wood recordó, (Claudette era realmente maravillosa. Tan amable y maternal, una mujer tan cariñosa que siempre se sintió triste de alguna manera en la vida real, por cualquier razón que fuera, Claudette nunca llegó a ser madre, ella tenía tanto para dar de ese modo. Tal vez fue su esterilidad real que la hacía tan excepcionalmente sensible y empática cuando trabajaba con los niños). Richard Long se hizo eco de estos sentimientos. (Estaba recién salido de la escuela de interpretación, con diecisiete años de edad y muerto de miedo. Yo era el hijo de Claudette en el filme. Por supuesto que estaba verde y torpe, y sé que ella sintió mis vacilaciones y dudas. Siempre sentí que en las escenas complicadas que tenía que hacer con ella, estaba interpretando especialmente para mí, con los ojos me daba facilidad, siempre dispuesta y dándome estímulo. Sé que he trabajado a través de sus ojos a menudo. Claudette era una mujer de gran dignidad, y sobre todo su calidez, tenía una especie de reserva maternal y encanto). Las vidas de las dos estrellas infantiles acabaría en tragedia Long se casó con una bella actriz Suzan Ball, que murió a los 22 años de cáncer. Él mismo falleció de una enfermedad del corazón en 1974, a la edad de 47. Unos años más tarde Natalie ahogada en un "accidente" de navegación en Catalina Island, a la edad de 43. Colbert, que en el momento de la muerte de Wood estaba apareciendo en Broadway, comentó con tristeza: (Dick "Richard Long", pobre Dick, y ahora nuestra pequeña Natalie. Ambos se han ido tan jóvenes y aquí estoy yo). Colbert viviría hasta 1996, llegando a la madura edad de 92 años. 

En el set, María controlaba todos los movimientos de su hija y de los que se acercaban a ella, sus afilados ojos lo veían todo. En un descanso Natalie estaba medio dormida, Welles tiernamente la cogió en su regazo, la niña sintiéndose complacida se acurrucó, los ojos maliciosos de María los observaba, se acercó y bruscamente arranco a Natasha de los brazos de Welles, el gran actor no supo decir palabra, después contó a sus íntimos que se había sentido como si hubiese echo algo malo. Sobre la interpretación de Natalie, dijo el experto cineasta; (Tiene tanto talento, que da miedo). 

Después del rodaje de "Mañana es Vivir", la película que hizo famosa a Natalie, María también quiso para ella misma un coche, a pesar de que no había aprendido a conducir, tomó un instructor, pero no pasó la prueba por no menos que siete veces. Para la octava, llegó al Departamento del Motor con un puñado de fotografías firmadas por Natalie Wood, las ofreció a varios empleados, incluyendo a su examinador "Soy su madre", dijo a todo el que quisiera oírla, María aprobó, pero seguía siendo (Una conductora bastante loca), de acuerdo estaba Olga, que recordaba que una vez condujo directamente sobre el divisor de la calle, cuando quería torcer a la izquierda, los bocinazos la sacudían a su paso. Aún así nunca tuvo accidentes graves, todo lo contrario que Nicholas, que fue desposeído del carné por conducir ebrio en varias ocasiones. Los motivos por los que María quería el coche, no eran otros que poder conducir los 614 kilómetros que la separaban de San Francisco y poder reunirse con su amante, el capitán George Cetalopv, con el que continuaba teniendo relación.

A pesar de que "Mañana es Vivir" no se estrenaría hasta varios meses después, los medios de comunicación comenzaron a incluirla en sus columnas, incluso la prestigiosa Life, le hizo un extenso (Dos páginas) reportaje en su propio domicilio y en el patio posterior de su casa. 

Para María esto no era suficiente, quería que la mas famosa comadre periodística; Louella Parson, la incluyera en sus reportajes, por lo que le envió unas figurillas de barro elaboradas por su hija Natalie, junto a un gran ramo de flores, la periodista se sintió alagada y accedió a hacerle una entrevista (Desde entonces Louella y Natalie cimentaron una amistad para siempre, Louella sería la primera en obtener información de cualquier noticia de la estrella. Cuando Natalie se rebeló contra Warner Bross, la periodista se posicionó al lado de Natalie, amenazando a Warner de no promocionar sus películas en su importante columna). 

Una vez finalizada "Mañana es Vivir", Irving Pichel se tenía que incorporar al rodaje bajo el pabellón de Paramount de "The Bride Wore Boots", Pichel quiso llevarse a Natalie para un papel en esta producción. Los directivos de Internacional Pictures, antes de que se fuese a la productora vecina y viendo el potencial de la recién descubierta estrella, ofrecieron un contrato por siete años a $150 a la semana (Un dineral para la época), María lo firmo y dirigieron los pasos como cedida, hacia la prestigiosa Paramount. 

The Bride Wore Boots, un vehículo a mayor gloria de la estrella más importante de la productora; Barbara Stanwyck. Natalie interpreta a la hija de Stanwick, disfrazada a lo Shirley Temple, la película no tuvo el rendimiento esperado, pero nos dejó ver a una Natalie divertida y feliz, el rodaje en un rancho junto a caballos, cabras... la hizo dichosa, divirtiéndose con su compañero de trabajo, su hermano en la ficción; Gregory Marshall, de su misma edad. Natalie desarrolló una relación con su madre en la pantalla, Barbara Stanwyck, y un cariño por el aroma de la firma de la actriz, Jungle Gardenia. Más tarde, Stanwyck le envió una botella y se convirtió en olor de Natalie, recientemente su hija Natasha Gregson Wagner, ha lanzado esta fragancia de Gardenias con el nombre de "Natalie' . Con este filme, pondría punto final a su colaboración con Irving Pichel. 

El motivo del alejamiento de los Gurdin con el descubridor de su hija fue que el año siguiente (1947) Irving Pichell fue señalado por el Comité de Actividades Anti Americanas, por sus simpatías comunistas, para los padres de Natalie no podía haber motivo más convincente de alejarse como el que huye de la peste. Pichel se libró del castigo gracias a que él había hecho una película anti-nazi (The Man i Married) en 1940, pero la sombra de la duda pendió sobre su cabeza. Curiosamente el denunciante fue el famoso director Sam Wood, apellido con el que rebautizaron a Natasha. 

La clave para la fabulista María, es su ansia de autoestima, comenzó a idealizar su pasado en Rusia (La conexión con la familia imperial Romanov), después de "Mañana es Vivir" exageró su papel, con Natalie como estrella de cine, inventaba nuevos detalles sobre su pasado, según relata Robert Hyatt: (Nadie sabe de dónde venía, nadie sabe exactamente cual era su verdadero nombre). De acuerdo con Hyatt, Nicholas tampoco estaba seguro de los orígenes de su esposa. También disfrutó aterrorizando a sus hijas. Una noche cuando estaban solas en el bungalow, convenció a su hija Olga que un ladrón estaba tratando de entrar a través de una ventana trasera, después de ver la mirada de miedo en el rostro de sus hijas, se rio y dijo que no era cierto. 

En septiembre finalizado el rodaje, Natalie regresó a la escuela, ya no era una desconocida, "Mañana es Vivir", no se estrenaría hasta febrero de 1946, pero su nombre sonaba como candidata a un Oscar infantil por los periodistas que ya habían visionado la película.

Su cara seguía apareciendo en las revistas especializadas, su madre estaba orgullosa, estaba embarazada de nuevo y esto requería mucho descanso por eso cuando el preestreno en enero en Nueva York, su estado le impedía viajar en avión (También porque tenía pavor a volar, esto se lo trasmitió a su hija, que lo arrastro durante toda su vida, ya que debido a su profesión tenía que volar muy a menudo, siempre tenía que ir acompañada, otro trauma heredado de su madre). María dejo que Nicholas acompañara a Natalie, para ella esto debió ser muy duro, ya que su creación, su otro yo, estaría sin su compañía, María hubiese matado por acompañarla. 

Natalie en compañía de su padre y su muñeca favorita "Gabriela" embarcaron hacía Nueva York, a su llegada a la gran manzana, Natalie sería sorprendida con una gran nevada, algo inusual para una californiana por muchos orígenes rusos que tuviese. "Estrella del Futuro" fue el titulo de una publicidad que Internacional Pictures distribuye en Febrero de 1946, cuando se publicitaba "Mañana es Vivir", esta incluía una fotografía de fantasía (Cortesía de María), de una familia feliz como fondo. Reportajes por todo el país "La nueva estrella infantil emerge". "El descubrimiento de una niña brillante". "Natalie roba las imágenes en cada escena en la que aparece". "Una niña de siete años eclipsa a Orson Welles". 

Cinco años antes, Roddy McDowall había recibido el mismo tipo de publicidad, después de su primera película americana "Que Verde Era mi Valle". Con el tiempo los dos actores infantiles se convirtieron en grandes amigos (En el funeral de Natalie, McDowall fue el encargado de dar el discurso en su honor). Tanto él como Natalie han tenido éxito en el paso difícil a adultos en sus carreras; McDowall una vez comentó que para los niños, actuar frente a las cámaras, se convirtió en que (Creímos en nuestro papel), dijo (nunca tuvimos que preguntar ¿Por qué tenemos que hacer esto?, pero a medida que fuimos creciendo, tuvimos que empezar de nuevo y preguntar el motivo de cada escena, para hacerla creíble). Roddy McDowall y Natalie coincidirían años más tarde en dos producciones "La Rebelde" (1965) y "Los recuerdos de Eva Ryker" (1980). 

La gala del estreno el 20 de febrero de 1946 (El 18 de enero, inusualmente antes se había estrenado en Londres), fue impresionante, el todo Hollywood estaba allí; Greer Garson, Gary Cooper, Jane Wyman y su esposo Ronard Reegan, Gene Tierney, Olivia de Havilland, Merle Oberón, Barbara Stanwyck... además de los protagonistas del film, las criticas hacía la película fueron tibias, la única que recibió el elogio unánime fue Natalie, Louella Parson su mejor valedor, dijo en su pagina de cine en Cosmopolitan (Natalie Wood, como pequeña refugiada, da un rendimiento notable, ella nos da su corazón). Estando Natalie promocionando su recién estrenada película, llegó la noticia de que María había tenido una niña el día uno de marzo, a la que impusieron el nombre de Svetlana, su madre la llamaría Lana, en honor a Lana Turner, actriz favorita de María (Lana tendría una larga carrera en el cine y la televisión, con el nombre de Lana Wood, su papel mas recordado, el de chica Bond en "Diamantes para la Eternidad"). 


La noticia del éxito de Natalie despertó el interés de 20th Century Fox, se pusieron en contacto con María, querían los servicios de Natalie. A María se le comían los demonios, una de las mas grandes compañías de Hollywood se interesaba por su hija, y ella había firmado un contrato en exclusiva con Internacional Pictures por siete años. La compañía Fox la presionó ofreciéndole un contrato también por siete años a $1.000 por semana (Pocas grandes estrellas ganaban esa cantidad), la maquiavélica María ideó un plan. Se entrevistó con Goetz, diciéndole que Natalie no quería trabajar mas en el cine, que estaba enferma solo de pensarlo, María fingió preocupación materna, Goetz le recordó que había un contrato que cumplir, María amenazante le dijo que si no rescindía el contrato lo airearía a la prensa, diciendo que quieren obligar a una niña a trabajar contra su voluntad. Goetz sospechaba que había una trampa, pero la amenaza de la prensa le hizo ceder. Por lo que Natalie estaba libre para fichar con 20th Century Fox. 

Cuándo se firmó el contrato, María se incluyó en él, como responsable de contestar las cartas de sus admiradores (María filmaba las fotografías en nombre de su hija) cobrando $100, semanales. La productora quiso sacar rendimiento de su nueva adquisición, incluyéndola en tres proyectos a la vez; "De Ilusión También se Vive" (Miracle on 34th Street), "El fantasma y la Sra Muir" (The Ghost and Mrs Muir) y "Scudda Hoo Scudda Hay", fue cuando María se dio cuenta (Aconsejada por; George Brent) que para defender los derechos de su ascendente estrella, sería conveniente contratar los servicios de un representante. Por lo que contactó con un bufete de agentes de actores "Famous Artis", a los que les dio la representación de Natalie, pero todo bajo su supervisión. 

Para una niña que aún no a cumplido los ocho años trabajar en tres proyectos tan diferentes y con localizaciones a tanta distancia era una crueldad psicológica imperdonable, algo que la marcaría de por vida. En "De Ilusión También se Vive", interpretaba a una niña pija de la gran manzana, en "El Fantasma y la Sra Muir", es una educada niña inglesa de principios del siglo XX y en "Scudda Hoo Scudda Hay", interpreta a una granjera de Kansas, un poco marimacho. En la primera aunque ambientada en New York, se rodó los interiores en los estudios de la Fox de Los Ángeles, en la segunda la acción se sitúa en Londres, pero el rodaje se efectuó en el rancho Palos Verdes a 51 kilómetros de Los Ángeles, el rodaje de la tercera era realmente la de mayor distancia; 889 kilómetros, en la localidad de Sonora, una locura ya que había días que tenía que estar en los tres platós. Otros cambios radicales entraron en la vida de Natalie, su madre estaba agobiada tras el nacimiento de Lana, por lo que obligó a su hija mayor Olga a hacerse cargo de la pequeña, por lo que esta tenía que abandonar sus estudios de canto. Esto significaba que María tendría mas tiempo para ejercer su férreo control sobre Natalie. 

El nuevo status de la joven estrella permitió a la familia Gurdin cambiarse de casa, una mayor en Burbank, lugar de residencia de muchas estrellas de Hollywood. Este cambio, mas ejercer de niñera de su pequeña hermana, reveló a Olga, por lo que quiso apartarse de su familia, acababa de cumplir los dieciocho años y alquiló una habitación en el West Hollywood con el dinero que ganaba como dependienta. El humor de María hacía insoportable la situación, pero María no se iba a conformar, por lo que le dijo a Nicholas que él sería el niñero. Otra humillación para el padre de Natalie, Nicholas se sintió menospreciado, pero sabía que estaba condenado al cambio de pañales de Lana, Nicholas no trabajaba con asiduidad, el sostén familiar provenía de los ingresos de Natalie. 

Darril F Zanuck, presidente de 20th Century Fox, había comprado el libreto de Valentin Davies "De Ilusión También se Vive", y quería producir una película amable, sin muchas pretensiones: Para el papel principal pensó en Maureen O 'Hara, la pelirroja de Hollywood se encontraba a muchos miles de kilómetros, en su tierra natal de Irlanda, se había trasladado a Dublín para que su familia conociese a su hija Bronwyn, nacida dos años antes. Zanuck telegrafió a Maureen pidiéndole que regresara inmediatamente, la indómita actriz, conocida por su temperamento le contestó que no pensaba regresar, por lo que el productor la desechó y se encaminó a confiarle el papel a otra estrella en exclusiva de la productora; Jeanne Gray, pero le llegó a la O 'Hara el guion de la película (Según la biografía de Maureen, contó que cuando lo leyó, no se lo pensó dos veces, llamó a Zanuck diciendo que estaba encantada de protagonizarla) y regresó inmediatamente. El resto del reparto no hubo ningún problema: John Payne como el vecino enamorado de la protagonista, la recién contratada Natalie Wood, como la incrédula hija de la encargada de eventos de los almacenes Macy's. El papel del anciano que dice ser Santa Claus, fue el mas buscado con esmero. La contratación de Edmund Gwenn, fue un acierto total, este veterano actor, en activo desde 1916, hizo una composición de su personaje magistral, una de las mejores interpretaciones de la década. 

Para Natalie su personaje de Susan, su madre María tenía un plan, que imitase la forma de actuar de Margaret O'Brien, por lo que la llevó a ver las películas de esta que estaban en cartel (Margaret que llegó a ser gran amiga de Natalie, recordaba como la gente la felicitaba por esta película), por lo que Natalie tenía que interpretar tres personajes diferentes, con distintos acentos, con vestuarios y épocas diferentes, y además tenía que imitar la forma de trabajar de Margaret. 

El director George Seaton quedó impresionado por el "instintivo sentido del tiempo y la emoción de Natalie". (Ella era tan profesional que me sorprendió). Seaton también recordó la eficiencia de su joven estrella durante la escena donde Susan se encuentra en la cama haciendo estallar su chicle. Director, director asistente, cámara, camarógrafo y una tripulación de cien o más, permanecieron en silencio y esperaron pacientemente mientras Natalie masticaba metódicamente el chicle. Después de varios minutos tensos, anunció con autoridad: "Está todo bien ahora, señor Seaton" La goma finalmente había alcanzado la consistencia adecuada para soplar burbujas, y la escena podía ser filmada. 

Cuando se anunciaron las nominaciones a los Oscars, su magnifica interpretación en "Mañana es Vivir" fue olvidada, no le beneficio que la película a pesar de ser de las más taquilleras del año, no fue abrazada por la critica. Natalie se tuvo que conformar con el premio de la prestigiosa: Box Office Magazine "Most Talented Young Actress to 1946". Claudette Colbert quedó tan impresionada con el desempeño de Natalie que escribió una carta al presidente de la Academia, Walter Wanger, acusando a la organización de ser "injusta y discriminatoria" por no dar Oscar a los niños. 

En su primer día en el set de "El Fantasma y la Sra Muir", su director el prestigioso Joseph L Mankiewicz, no tenía experiencia con actores infantiles, por lo que dudaba si una niña tan pequeña podría aprenderse el guion, y quiso ponerla a prueba; le pidió que deletreara su apellido, Natalie al principio titubeante dudó pero seguidamente dijo M-A-N-K-I-E-W-I-C-Z, el cineasta maravillado le dijo (Bien, a ver si ahora te puedes acordar de tu primera escena), al poco tiempo Natalie se presentó diciéndole que ya se había aprendido todo su dialogo, Mankiewcz supo en ese momento que estaba delante de una autentica actriz. Para esta prestigiosa producción, se contó con los mejores técnicos del momento: Bernard Herrmann banda sonora, Charles Lang fotografía... En cuanto a los interpretes, Gene Tierney como la viuda Lucy Muir, el actor británico Rex Harrison como el fantasma del capitán Daniel Gregg y el todoterreno George Sanders como el seductor Miles Fairley, Natalie interpretaría a Anna Muir, hija de la protagonista en la primera parte de la película, que la niña es pequeña. 

En "Scudda Hoo Scudda Hay", una historia a mayor gloria de su protagonista femenina; June Haver, una actriz a la que se la quería lanzar como la sustituta de Betty Grable. En esta ocasión un tema rural; El padre de "Snug" Dominy "Lon McCallister" ha vuelto a casarse con una mujer llamada Judith "Anne Revere" y ahora el muchacho vive amargado porque a ella la odia y con su hijo "Stretch" -mayor que él-, no ha conseguido llevarse ni un solo momento. Cuando su padre se marcha con ganas de tener nuevas aventuras en el mar, la suerte sonríe a "Snug" al proporcionarle la ocasión de hacerse con dos mulas que va a domar y a preparar para el trabajo, con la gran ayuda de su veterano amigo Tony "Walter Brennan"... y de paso, el amor también tendrá su lugar cuando esté más cerca de la linda Rad McGill "June Haver". 

Natalie es la hermana de la rubia estrella, pero es otra rubia por la que esta película se recuerda: Marilyn Monroe. Marilyn debutó en esta película (En la mayor parte de sus biografías aparece "Dangerous Years" (1947), como su primer film, el motivo es que Dangerous se estrenó en 1947, y Scudda tuvo un retraso de más de un año (1948)). Marilyn tenía un pequeño papel (Un viaje en canoa junto a otra debutante, Colleen Townsend), pero se quedó en la sala de montaje, quedando una pequeña escena a la salida de la iglesia, aún así se la puede ver e incluso oír, al pasar al lado de June Haver y Natalie Wood, Marilyn dice (Hola Rad, esta le contesta; hola Betty), su nombre no aparece en los créditos. En la película "Paseando a mis Daisy", se homenajea al film sin saber el por qué, en una secuencia en la que el protagonista Morgan Freeeman esta telefoneando, al fondo se puede ver los rótulos de un cine donde proyectan Scudda. 

Natalie entre escena y escena, está secuestrada por su madre, la obliga a estudiar, pero lo que más le interesa es que agrade a los mayores, porque así la seguirían contratando, como si la niña tendría la misma edad siempre. En realidad creo que paró el reloj biológico de Natalie en ocho años, ya que los cuatro años siguientes, esta sería su edad en la pantalla. Natalie quería jugar con otros niños, su madre no se lo permitía, le decía que los demás niños no le aportaban nada en su carrera, a los que tenía que agradar es a los mayores, que son los que podrían afianzar su trabajo en el cine. Incluso los demás niños que actuaban en las películas, no se le podían acercar. Lon McCallister, protagonista masculino de Scudda Hoo, Scudda Hay, recordó (María permanecía vigilante y silenciosa, siempre en el set, después se volvió más vocal, especialmente en la visita de los periodistas; pero aún estando en silencio se notaba su presencia. Con Natalie Wood comenzaba a trabajar temprano, no era muy normal encontrar a una niña de esa edad trabajando, debido a que la mente de un niño suele ser abierta, es receptivo a cualquier tipo de basura arrojada sobre ellos, aunque la mente de esta niña en particular recibió más que su justa parte, la basura estaba disfrazada con una capa de perfume); de vez en cuando Natalie olfateó algo podrido en su lugar. 

A los siete años tuvo que acostumbrase a ser famosa, pero no supo calcular el precio de la fama. Hasta entonces, la Niña Maravillosa nunca encontró tiempo para mirar hacia atrás en su vida desde el primer día que entró en un estudio cinematográfico, aunque era lo suficiente aguda para sentir por ella misma, tenía que hacer lo que los demás le demandaban. María llenó la cabeza de Natalie con supersticiones extrañas y medievales, temores sobre el sexo desde que ella era pequeña, le susurraba historias extrañas de su Rusia natal. Natalie escuchaba aterrorizada, asimilando sugerencias siniestras de su madre sobre el parto y sus profecías gitanas, presagiando su fama y la advertencia de las aguas oscuras. En cambio su padre era enigmático, una sombra atormentada, un amigo de la infancia de Natalie, lo recuerda así: (Era como si no existiera, él solía fingir, no entendía el ingles correctamente y lo que quería es desaparecer de esa existencia miserable, con una esposa que "lo volvía loco". El vodka era su medio de escape, finalmente cuando estaba borracho, todo lo que hacía es discutir. María gritaba "Es un hombre malo, es un hombre malo", el beber de Nicholas y su comportamiento violento era un tema delicado, educar a dos niñas pequeñas en este ambiente, no era saludable. En cambio Natalie y Lana trataban a su padre con ternura, como a un animal herido; su madre era la provocadora, ambas hermanas tendrían cicatrices emocionales de la violencia doméstica el resto de sus vidas). 

En mayo de 1947, tuvo un preestreno en New York de "De Ilusión También se Vive" (Su estreno comercial, sería en junio), a él acudieron los mas importantes críticos neoyorquinos, y con ellos la principal valedora de Natalie; Louella Parson. Al día siguiente en su columna, todo eran elogios para la película, pero los mayores eran para su protegida, diciendo que su interpretación era perfecta. Los demás reporteros también fue unánime en su apreciación de su labor en la película. En su estreno en junio, inusual para una cinta navideña, a pesar de la análoga fecha, el éxito fue total, largas colas en los cines donde se proyectaba la cinta, y sus protagonistas reclamados para ser entrevistados en todos los medios. Para la Academia de Artes y Ciencias de Hollywood, no pasó desapercibida, consiguiendo cuatro nominaciones "Película, Actor Secundario, Guion y Guion Adaptado, consiguiendo los tres últimos apartados. En los Globos de Oro, también se premió al Mejor Actor de Reparto "Edmund Gwenn". Natalie recibió por segundo año consecutivo por Box Office Magazine "Most Talented Young Actress to 1947" y el premio "Blue Office", por su interpretación como la niña practica que no cree en Santa Claus. En 2005, el Congreso Americano la incluyó en su lista: National Film Preservation Board.

En mayo también se estrenó "The Ghost and Mrs Muir". A pesar de los muchos alicientes que tenía esta producción, actores, director, técnicos, novela... el público no supo valorar las innegables cualidades de esta película (Con el paso de los años, se ha convertido en un clásico imprescindible, apareciendo en muchas listas como uno de los mejores filmes de la historia). Su temática desconcertó al respetable; A principios del siglo XX, una joven viuda, Lucy Muir, decide mudarse con su hija pequeña "Natalie Wood" a una casa junto al mar de la que corre el rumor de que está habitada por el espíritu de un antiguo capitán de barco ya fallecido, Gregg. Este intenta asustarla al principio, al no conseguirlo, discuten y se van haciendo amigos, pese a sus caracteres completamente opuestos. El fantasma va dictando sus memorias a la viuda, que tendrá éxito al publicarlas. Ambos se quieren, pero saben que no es posible consumar el amor entre ellos, pues ella aún no es fantasma y él ya no es de carne y hueso. Con el tiempo, ella conoce a un hombre y el fantasma, celoso al principio, acaba desapareciendo para que la mujer pueda casarse. Pero el hombre ya tiene familia y la señora Muir se queda soltera y tiene una vida apacible hasta la vejez. Al morir, en la escena más romántica de todas, es recogida por el capitán, quien extiende sus brazos para acompañarla a la otra vida. 

Olga la hermana mayor de Natalie, regresó de West Hollywood para su graduación, Natalie estaba encantada de poder acompañarla a la ceremonia, pero el único que podía llevarlos estaba totalmente borracho, era Nicholas, María le dijo a Olga que no la acompañarían, que fuese sola a su graduación, Natalie abrazó entre sollozos a su hermana. Para Olga esto la terminó de convencer que para su madre solo existía la estrella de cine, sus otras hijas, incluida Lana, no le importaba en absoluto. 


Famous Artis habló con María del interés del veterano director Allan Dwan para contar con los servicios de Natalie para su próxima película "Driftwood", al saber que este sería el de protagonista, a María se le pusieron los ojos como platos. Existía un problema, este filme sería producido por Republic Pictures, por lo que había que conseguir el beneplácito de 20th Century Fox. 

María en persona habló con los dirigentes de Fox, la productora (Según María) valoró esta petición y cedió. No se sabe si la madre de Natalie utilizó las mismas artimañas que con Internacional Pictures, lo cierto es que después del gran éxito de la pequeña estrella, 20th Century Fox no volvería a ofrecerle algún proyecto de lucimiento. En sus próximos filmes sería relegada a pequeños papeles de soporte. 

En los créditos, aunque su nombre aparece detrás de los otros interpretes (Brennan, Jagger, Warrick), es destacado de ellos, su mejor titular en su época de niña. En realidad totalmente merecido, ya que el peso del filme recae en sus espaldas. El argumento de "Driftwood"; Una niña "Natalie Wood" vive en el bosque con su abuelo en estado casi salvaje. Cuando éste muere, se dirige al pueblo y encuentra por el camino a un perro abandonado que ha caído de un avión. El médico del pueblo los acoge en su casa. Debido a su vestimenta y a su espontaneidad, la niña será objeto de las burlas de los demás niños y chocará con la hipocresía de una sociedad convencional. Huérfana de nuevo, desde la selva virgen en la que vive después de la Segunda Guerra Mundial en Europa, Jenny "Natalie" es criada por su abuelo, predicador del fuego del infierno, ella queda sola con su amado perro collie (Parecido a Lassie), Jenny tiene adquirido de su abuelo un repertorio de citas bíblicas para cada situación. Al principio ella cree que casi todo el mundo en la ciudad es insensible e hipócrita, cambia de opinión después de que ella casi muere de? el virus de la ardilla. Una maravillosa droga descubierta por el médico que toda la noche la vigila, y la oración de la gente del pueblo fuera de su ventana la salva, como resultado ella apoya fervientemente la vida del pequeño pueblo (No es Sodoma y Gomorra), llega a decir. 

Dwan cayó de rodillas a la sensible interpretación de Natalie, bajo su dirección dio a Jenny un borde afilado de la realidad cuando cita a la Biblia, es porque se siente asustada o enferma, y rizando el rizo, Dwan sabe que ella dominará el papel. Con esta simple historia, el director Allan Dwan, curtido en mil relatos, construyó una tierna película, quizás la mejor interpretación de Natalie en su época infantil (Allan Dwan, mas tarde presumía de haber descubierto a Natalie, como lo habían echo antes Irving Pichell y Orson Welles), su protagonismo siempre presente, es enternecedor. 

Allan Dwan en una entrevista a Peter Bogdanovich comentó sobre el rendimiento de Natalie en el filme; (Lo que me intrigó era la capacidad de una niña tan pequeña, ella tenía un verdadero talento natural). El resto del reparto: Ruth Warrick, una elegante neoyorkina que la avalaba su participación en "Ciudadano Kane", Walter Brennan un veterano secundario ganador de tres Oscars y con mas de doscientas películas (Con Natalie tres), y Dean Jagger, otro ilustre secundario siempre como padre de otros actores, en esta, inusualmente es el galán. Entre los secundarios, varias caras conocidas de Hollywood; H. B. Warner (Cristo en "Rey de Reyes" de 1927), como el predicador, Francis Ford, hermano de John Ford como el borracho del pueblo que siempre está arrestado, Margaret Hamilton (La malvada de "El Mago de Oz", curiosamente defendiendo al perro de Jenny, cuando ella fue la maltratadora de "Totó" en la película de Judy Garlan). Como la solterona del pueblo Charlote Greenwood (Excéntrica bailarina en "Down Argentine Way"), y Jerome Cowan (Socio de Bogar en "El Halcón Maltés") como el alcalde. 

La hermana pequeña de Natalie, Lana (Svetlana), tenía poco más de un año y María pensó que podría introducirla en el cine, por lo que habló con Allan Dwan para que le diesen un papel, el director acostumbrado a ver a la pequeña a diario durante el rodaje accedió, Lana se resistió a los deseos de su madre de controlarla, llorando durante toda la escena, que tuvo que ser eliminada de la película. María no sería tolerante con Lana, a quién describió en una revista: (Lana siempre fue muy celosa de su hermana). Natalie adoraba a su hermana pequeña y la cuidaba como a una de sus muñecas. Después de este estreno en 1947, en 1948 solo tendría una película en cartel, fue "Scudda Hoo Scudda Hay", y es porque se estrenó con mas de un año de retraso.

La televisión era un nuevo medio, Natalie lo conquistó también, 20th Century Fox, la prestó a cambio de unos buenos dólares, interpretando a Alice en (Alice's Adventures in Wonderland) de Lewis Carroll's, en el programa Tarde de Oro (1948). Según se informa, Natalie, de diez años, estableció un récord como la actriz más joven en protagonizar un papel protagonista. En la radio, en el programa Family Theater, muy popular por aquellos años, Natalie interpretó varias adaptaciones de películas de éxito: "Miracle on 34th Street", "Descent into Paradise", "Once a Golden Aftemoon" "A Kind of Treasure"... parecía que era la forma de sacar beneficio de su contrato por la Fox.
 
Cuando sólo tenía nueve años, el salario medio por película era de; 3.000$, el diez por ciento de su paga fueron a los países en desarrollo, otro 10 por ciento a su agencia Famous Artiss, y el cinco por ciento a una ONG llamada Elfo. Además se convirtió en un emblema de la lucha contra el cáncer, participando en innumerables galas benéficas. Su éxito personal en Driftwood, no le sirvió a Natalie para su liberación de María, que se negó a aceptar el desempleo temporal de su hija, Natalie lo podía notar. Era muy doloroso admitir que su madre la dominaba. Aunque desterrada al limbo de solo poder protestar, Robert Wagner contaría después que gracias a la mano firme de María (Tuvo la unidad para trabajar). 

Natalie junto a su madre acudían a todos los estrenos posibles, era ya lo suficiente famosa como para firmar autógrafos, Natalie fue fotografiada llegando al Chinesse Grauman Theatre y en el Circulo Carthay, sus trenzas aparecían junto a Joan Crawford y Ava Gardner, aunque la fama en sí se convirtió en otra parte de la infancia "normal". Natalie era demasiado joven todavía para darse cuenta de que ahora estaba siendo comercializada como un activo valioso en el negocio de la celebridad, simplemente encontró natural que la gente la reconociera por la calle, después de que la han visto en la gran pantalla. 

De vuelta a los estudios de cine en 20th Century Fox, Natalie se encontró con que no había ningún proyecto interesante en ciernes, el director George Seaton que ya la dirigió en "De Ilusión También se Vive" vino a su rescate, pidió su concurso para su participación en su nuevo proyecto con el mismo equipo de su anterior película. Se la otorgaron, incompresiblemente para el estatus de Natalie (1.000 dólares semanales), su insignificante papel no tenía ni una sola frase. El proyecto comenzó corno una novela en 1943, por Rosemary Taylor titulado "Chicken Every Sunday": que se convirtió en una obra de Broadway en 1944 por Julius J. y Philip G. Epstein. Warner Brothers compró los derechos de la película y tenía a los hermanos Epstein para elaborar un guion. (Los Epstein, fueron los guionistas ganadores del Oscar con "Casablanca" (1942) y "Arsénico por compasión" (1944)). En 1945, sin embargo, Warner renunció en el proyecto y vendió los derechos a Fox. El nuevo estudio puso en marcha su propio guion por Valentine Davies y George Seaton, y lo planeó como un vehículo para Gene Tierney (Gene estaba en un periodo de inestabilidad emocional al ser abandonada por el príncipe Aly Kham, al enterarse que este se iba a casar con Rita Hayworth, se agudizó su estado). Ella lo rechazó y continuó en suspensión. John Payne fue considerado para el papel principal masculino, luego durante un tiempo parecía que Henry Fonda y Maureen O'Hara se postularon para la película con Jeanne Crain siendo considerada para la chica joven. Al final, el elenco fue bajado una muesca en los decididamente menos brillantes; Dan Dailey, Celeste Holm y Colleen Townsend, con George Seaton en su dirección. 

La novela original de Rosemary Taylor había sido promocionada como memoria personal de la vida  rural en Tucson a principios del siglo XX, pero una nota del autor en el archivo del estudio de su historia, revela en realidad que era sobre todo un conflicto matrimonial. En cualquier caso, la historia se centra en tomo a una mujer de Tucson "Holm" que se exaspera con los planes para hacerse rápidamente rico de su marido "Dailey", ninguno de los cuales parecen que se ponen a trabajar para llevarlo a cabo. Para mantenerse a flote, la práctica Holm alquila sus habitaciones a internos, todos los cuales son excéntricos de una manera u otra, y el matrimonio se ve amenazado. 

La película fue recibida con respeto, pero no causó gran sensación. El New York Times la llamó (Buena, cocinada sustancialmente en el estilo de Hollywood), pero estaba molesto por el parecido a las películas "Life with Father" y "Remembers Mama", y describe esta nueva versión como (De sentimentalismo familiar). 

Chicken Every Sunday, fue la séptima caracterización acreditada para la joven Natalie Wood, cuyo cabello estaba teñido de rubio para que coincida con Holm. Era una parte pequeña de Natalie Wood, de acuerdo con la biógrafo Suzanne Finstad "Natasha La Biografia de Natalie Wood", que (Recibió un tratamiento de estrella en la Fox). El estudio le proporcionaría una limusina y un conductor para llevarla hacia y desde Carson City, Nevada, para rodar las escenas exteriores. El 20 de julio de 1948, Natalie celebró su décimo cumpleaños en el set, se preparó una gran carpa dispuesta para que todos los otros niños del estudio vinieran a cantar "Cumpleaños Feliz". Los padres de Natalie le regalaron un microscopio como recompensa por completar la película. 

Con este panorama, la situación en la familia Gurdin se tambaleaba, aunque seguía cobrando su sueldo de $1.000, los pocos proyectos en perspectiva no avecinaba nada bueno, extrañamente María guardaba silencio. En su cabeza estaba en rescindir el contrato con Fox. Por lo que pidió a Famous Artis, que buscaran otras ofertas fuera de Century Fox. Mientras tanto se la incluyó en una nueva comedia con Maureen O 'Hara, su mamá en De Ilusión, y a Fred McMurray, como sus padres en "Facher Was a Fullback", con un director de renombre; John M. Stahl, famoso por sus melodramas. 


Father Was a Fullback, comenzó la producción el 14 de marzo de 1949 con Elliott Nugent en la dirección. El día 18, una noticia en Hollywood Reporter, indicó que, después de tres días de rodaje, Nugent se retiró como director, como resultado de un desacuerdo (Del todo amigable) con el productor Fred Kohlmar (Nugent había dirigido "Mr. Belvedere Goes to College" para Kohlmar). El metraje filmado por Nugent se conservó. John M. Stahl asumió la dirección el 21 de marzo de 1949. Como se describe en su autobiografía, en el momento de su salida del proyecto, Nugent, sin saberlo, estaba sufriendo de hipo-maniaca-depresión, una condición arrastrada a lo largo de los años y de vez en cuando es necesario la hospitalización voluntaria. "Father Was a Fullback", fue la última película dirigida por Stahl, cuya carrera comenzó durante la era del cine mudo, y director de grandes éxitos; incluidos "Back Street" (1932), "Parnell" (1937), "Las llaves del reino" (1944) y "Que el cielo la Juzgue" (1945). Murió en enero de 1950, a la edad de 63 años. 

Los contactos de Famous Artis, dieron sus beneficios, un multimillonario petrolero de Houston llamado Glenn McCarthy, quería introducirse en el mundo del cine, llamó al actor Robert Paige, que buscaba quién produjese su proyecto de una película rural "The Green Promise". Al rico McCarthy le gustó la idea, ya que con esta historia promocionaría los clubs "4-H Club", distribuidos por toda la geografía de EE-UU. El argumento gira en tomo a una familia, padre y cuatro hijos (Tres chicas y un varón), que han perdido su granja por la cabezonería del progenitor, tras esta simple historia el papel mas importante es el de la hija pequeña, este rol, le es ofrecido a Natalie. 

María se presentó en el despacho de relaciones públicas de 20th Century, estaba decidida en rescindir el contrato de siete años (Todavía faltaban cuatro) firmado en el mismo despacho, para sorpresa de la madre de Natalie se aceptó de inmediato (Otra sospecha de que algo pasó entre María y los directivos durante la petición de liberar a Natalie para poder rodar Driftwood), con la condición de que interprete un pequeño papel el próximo año en "The Jackpot", además le ofrecieron una compensación económica por la rescisión del contrato, a lo que la muy orgullosa María contestó; (¡No quiero su dinero, yo ya tengo dinero!). 

El comienzo del rodaje de "The Green Promise", se presentaba como otro reto para María y para Natalie, no estar bajo la tutela de un gran estudio, implicaba que tenían que buscar guiones idóneos y de lucimiento. Natalie estaba metida dentro de niñas de ocho años y ya tenía once. Su madre la vestía en esa edad y como Natalie era muy pequeña, podía engañar a algunos, pero por cuanto tiempo. El rodaje fue grato para Natalie, estar en una granja con caballos, gallinas, corderos... era una delicia. Su papel, el mas importante de la película (Sus tres trabajos en edad infantil como coprotagonista, sería fuera de 20th Century Fox "Driftwood" "The Green Promise" y "The Rose Bowl Story"), le daba satisfacciones ya que podía tener relaciones con otros niños de su edad. 

Durante la filmación de "The Green Promise", ocurriría un suceso que la marcaría de por vida; una escena en la que tenía que cruzar un puente bajo una enorme tormenta. Había un truco en el que el puente se desmorona tras cruzarlo, este se cae mientras pasa por el, por lo que es tragada por el rio, bajo una lluvia de mangueras. El director William D. Russell al percatarse de que se había sujetado en el tronco de la barandilla, continuó filmando. Una vez finalizada la escena, todo el equipo se culpabilizó del fallo, pero no socorrieron a Natalie. Esta histérica por el trauma ocurrido y se dolía de su muñeca izquierda. La tutora de los servicios sociales a cargo de Natalie, comprobó que se la había roto, le dijo a María que había que llevarla a un hospital, esta se negó, su pequeña estrella no se podía romper, o pensó que si acudían al hospital tendrían que demandar a la productora, y esto podría traerles consecuencias en próximos contratos. También se fiaba poco de los hospitales, por lo que fue ella la encargada de curarla. La consecuencia fue que le quedó una protuberancia ósea que la acomplejó para siempre (Desde entonces se cubriría la muñeca con pulseras, cintas o cualquier brazalete que se la ocultara). Como el hueso de su muñeca izquierda comenzó a crecer fuera de su lugar natural, Natalie siempre culpabilizó a su madre de esta deformación por no acudir a un medico. 

The Green Promise, fue la primera película que se hizo por Glenn McCarthy Productions, una compañía formada específicamente para esta película por el acaudalado petrolero de Texas Glenn McCarthy, y fue el primer proyecto independiente seleccionado por la producción bajo el nuevo régimen de RKO de Howard Hughes. De acuerdo con una noticia en Los Ángeles Daily News, McCarthy, que era un conocido de Hughes, acordaron financiar la película porque él sentía que había una escasez de entretenimiento familiar en Hollywood. McCarthy llegó a un acuerdo con los productores Robert Paige y Monty F. Collins en el que iban a recibir el cincuenta y uno por ciento de los beneficios de la película, y él, el cuarenta y nueve por ciento. 

Noticias contemporáneas añaden la siguiente información acerca de la producción: Diana Lynn fue el primer elenco como "Deborah Matthews", fue reemplazada por Marguerite Chapman a causa de una fractura en el brazo. Jeanne La Duke, una niña de diez años de edad, miembro del Club 4-H del Monte Vernon, IN, fue elegida para interpretar a "Jessie Wexford" después de una extensa búsqueda de talentos en Clubes 4-H en todo el país. La Duke era una de las cuatro niñas Club 4-H que fueron seleccionadas como (Finalistas) y se pusieron a prueba en Hollywood. Virginia Lee fue anunciada como miembro del reparto en Hollywood Reporter, su aparición en la película finalmente no ha sido confirmada. Algunas escenas de la película fueron rodadas en el río Feather, en el noreste de California. 

Marguerite Chapman, una de las actrices más elegantes de Hollywood (Aunque ella provenía de New York), estuvo celosa de Natalie, pensaba que una mocosa la estaba eclipsando. Tampoco le caía bien María, durante una escena el que la Chapman como hermana mayor de Natalie, le está poniendo un disfraz de conejito, accidentalmente le pinchó con un alfiler, los ojos de María parecía que atravesaba a la elegante estrella. El estreno de "The Green Promise" con aparatosa publicidad, como si fuese el estreno de "Lo Que el Viento se Llevó", cuando en realidad era una cinta de serie B. Esto perjudicó a la película y al trabajo de Natalie, los críticos destacaron mas la melomanía de McCarthy, que el resultado fílmico del film. La ilustración "Schmalz" destacó el trabajo de Natalie como actriz infantil, pero metida nuevamente en una producción mediocre. 

Según Hollywood Reporter, McCarthy llevó a cabo un estreno en su ciudad natal de Houston, Texas, en conjunción con la apertura de su Shamrock Hotel, que era una empresa de $18 millones. Más de cuarenta personalidades de "Película" montaron en el tren de McCarthy "Trébol especial" de Hollywood a Houston para la apertura, que incluyó durante cinco millas un (Desfile de estrellas), según Hollywood Reporter. El precio de la entrada superior en la apertura de Houston fue de $ 4.65. Definida por Newsweek como "Una mezcla pobre de drama bucólico y consejos útiles para agricultores progresistas". Aunque Hollywood Reporter anunció en diciembre de 1948, que McCarthy estaba planeando una secuela de The Green Promise, titulado (Un Camino a las Estrellas), los Agentes de economía doméstica del Departamento de Agricultura afirmaron que no hay evidencia de que la película se hizo nunca, o no se ha encontrado. Una noticia de Hollywood Reporter señala que la distribución de la cinta fue adquirida por Beverly Pictures en noviembre de 1953. 

El 20 de febrero de 1949, los Gurdins asistieron a la boda de Olga con Alexei Viripaeff, un agente de bolsa, en la misma iglesia rusa en Fulton Street, San Francisco, donde María y Nicholas se casaron once años antes y también bautizaron a Natalie, esta es fotografiada como dama de honor, se ve genuinamente feliz como es de suponer por estar en un final feliz de película. 

En agosto de 1949, el productor independiente Samuel Goldwyn estaba tratando de hacer frente a los nuevos tiempos, la era de esplendor en Hollywood tras regresar de la Segunda Guerra Mundial, se había estancado. Las familias en crecimiento y el creciente número de aparatos de televisión, hacen que el público acuda menos a las salas de cine. En lugar de ello, el público de las películas estaba dominado por los aficionados más jóvenes ávidos de una excusa para salir de casa.


La solución de Goldwyn a la disminución de taquilla fue "Our Very Own" (Vida de mi Vida), un drama de 1950 sobre una familia vuelta del revés cuando su hija mayor "Ann Blyth" descubre que es adoptada. El productor espera que la historia de una familia en crisis, atraería al público familiar, mientras que su elenco juvenil atraparía a un público más joven. A diferencia de los estudios de las filas de la pobreza que estaban tratando de explotar al público adolescente, Goldwyn se hizo con toda la calidad que pudo reunir, incluso anotando una nominación al Oscar por la banda sonora. La idea había venido del dramaturgo F. Hugh Herbert, quien había adaptado de Broadway, a la radio y la pantalla con "Kiss and Tell" (1945), las aventuras de adolescentes incontenibles (interpretado en la pantalla por Shirley Temple), atrapados en mantener el matrimonio del hermano de su mejor amiga. Esta vez Herbert quería hacer frente a un tema más serio, la búsqueda de una joven adoptada a sus padres biológicos, y Goldwyn pensó que podía hacer que funcione. 

Goldwyn tenía dos actores jóvenes en exclusiva, Farley Granger y Joan Evans. Se habían unido románticamente en la primera película de Evans, "Roseanna McCoy" (1949), pero esta vez serían simplemente co-estrellas, con Evans como la hermana menor de la actriz principal. Para la protagonista de la película, Goldwyn pidió prestada de MGM a Ann Blyth, que, aunque para un papel de adolescente simpático, era más conocida como la hija despreciable de Joan Crawford en "Mildred Pierce" (1945). Para los fanáticos contemporáneos, sin embargo, los nombres reales es en el reparto entre las filas de apoyo. Como la hermana de Blyth más joven, una entrometida precoz en el reparto; Natalie Wood, todavía bajo contrato en exclusiva de 20th Century-Fox. Fuera de la pantalla, Natalie era tranquila y discreta, su madre dio instrucciones para no hablar con nadie más que con el director. En la pantalla, sin embargo, ella sorprendió a sus compañeros de reparto con la vehemencia con la que abordó su papel. También se sorprendieron al saber que ella era en realidad mayor de lo que su madre demostró. Aunque ya con once años, era lo suficientemente pequeña como para pasar por nueve, una ilusión que su madre estaba feliz para perpetuar, así tendrá más papeles. 

También llegada de la Fox fue Jane Wyatt, elegida como la madre adoptiva de Blyth. Wyatt estaba decepcionada por no conseguir más presencia por parte de Goldwyn. Estaba acostumbrada a funciones más sofisticadas, por lo general como pareja romántica con estrellas como Gary Cooper y Cary Grant. Incluso en partes más pequeñas, que había hecho en películas de calidad como "La Barrera Invisible", galardonada como Mejor Película en los Oscar (1947). Aunque Goldwyn contrató a los mejores talentos como el camarógrafo Lee Garmes y el compositor Victor Young, Wyatt pasó poco tiempo en pantalla, ofreciendo consejos maternales en una sucesión de batas de estar por casa. No sabía que gran parte de este papel sería decisivo en su carrera años después. Un visitante al conjunto quedó impresionado por su aspecto maternal y le ofreció la iniciativa en una nueva serie de televisión, "Papá lo sabe todo". El papel la haría una gran estrella de la televisión y llegaría a ganar tres Emmys. 

Un miembro del reparto en realidad renunció a lo que podría haber sido un lanzamiento en ese momento; Phyllis Kirk, Kirk estaba haciendo su debut en la pantalla, a los 19 años en un papel secundario pero llamativo, como una de las amigas de Blyth. Ella había llegado a Hollywood esperando el glamour de los viejos tiempos. En su lugar, se encontró trabajando en un lote como secundaria. Con poca vida social, inició una amistad con un hombre mayor despeinado, que vio en el set todas las mañanas, y al poco tiempo estaban compartiendo el desayuno. A pesar de que firmó para hacer dos películas para Goldwyn, su agente la envió a una reunión en la RKO para analizar posibles proyectos. Cuando llegó, descubrió que su compañero de desayuno era el dueño del estudio, Howard Hughes, que ahora quería ponerla bajo contrato. Ella había estado en la ciudad el tiempo suficiente para saber que estaba ejecutando una subida meteórica, sin embargo, rechazó la oferta, convencida de que lo único que iba a hacer es recoger un cheque por su implicación con Hughes. Su segunda película con Goldwyn nunca se materializó. 

La apuesta de Goldwyn por el público familiar, sólo se materializó modestamente. Pero no perdieron nada de dinero. Aún así, su éxito fue suficiente para convencerse de que Granger había llegado como ídolo adolescente. La pareja Granger y Evans, se les incluyó en otro trabajo en equipo, un melodrama llamado "Edge of Doom" (1950), antes de perderse el interés en ellos como pareja (Farley era homosexual). Evans rescindió el contrato con RKO. Sin embargo la productora obtuvo algún beneficio mediante el préstamo de Granger a otros estudios; como a Alfred Hitchcolk en "La Soga" y en "Extraños en un Tren", y con Luchino Visconti en "Senso". El mayor lucimiento en el filme fue para la actriz que desempeña el papel de la verdadera madre; Ann Dvorak, una autentica actriz que debutó en el cine en 1916, con solo cuatro años, igual que Natalie. 

No Sad Songs for Me (1950) "Amarga Sombra", una película sentimental acerca de una esposa y madre moribunda de cáncer que anima a la amante de su marido para convertirse en una parte de la familia después de su muerte. Fue la reaparición en una película, de Margaret Sullavan que tenía el papel protagonista. Sullavan había estado trabajando en el teatro y no había aparecido en una película desde "Cry Havoc" (1943) siete años antes. Columbia Pictures había adquirido los derechos de la novela del mismo nombre de Ruth Southard cuando se publicó en 1944, el proyecto se había languidecido en la pre-producción con propagandas ocasionales en los comercios. En 1946, The Hollywood Reporter anunció que Casey Robinson había sido contratado para escribir el guion y producirla. Tres años más tarde, en 1949, un comunicado de prensa afirmando que Sam Wood como director e Irene Dunne como la estrella. Más tarde ese año, cuando la película entró en producción, el polaco Rudolph Mate se convirtió en el director. El guion fue asignado a Howard Koch, y Margaret Sullavan como la estrella. Para una película que tomó tanto tiempo para empezar, tenía un programa de producción muy corto. "Amarga Sombra", fue filmada en un mes, del 13 de octubre al 19 de noviembre de 1949, tanto en el estudio como en la ubicación en la zona residencial de Los Ángeles. El reparto se completa con Wendell Corey como el marido, Viveca Lindfors (Recién llegada de Suecia como sustituta de Ingrid Bergman) como la amante y con once años de edad, Natalie Wood como la hija. Suzanne Finstad señaló en su biografía de Wood "Natasha: La Biografía de Natalie Wood", esta, que vive en un hogar disfuncional y, a menudo violento, le ayudó estar atrapada en (su familia de película) idealizando el que pudiera hacerse pasar por Polly, la hija querida de la víctima de cáncer Margaret Sullavan. Natalie hizo una amiga; Ann Doran, una respetada estrella de treinta y tantos años, esta actriz de carácter elegida como una mujer de sociedad, que por coincidencia aparecería en cuatro de las películas próximas de Natalie. 

Natalie recordaba a Sullavan como muy "amable" y "madre", hacia el final del rodaje se volvió en nerviosa e impaciente con los otros actores sin razón aparente. Lo cierto es que se estaba quedando sorda, la sordera que eventualmente acabaría con su carrera, estaba en sus primera fase. Cuando Lindfors y Corey bajaban la voz durante una escena intima, Sullavan los acusó de insolidarios, porque estaba decidida a ocultar el hecho de que ella no les podía oír. 

Amarga Sombra, fue puesta en circulación el 28 de abril 1950 y fue aclamada por la crítica, así como la imagen de Margaret Sullavan. Bosley Crowther en su New York Times, se lamentaba de que había estado ausente de la pantalla durante demasiado tiempo. (Por claridad la señorita Sullavan es alguien a quién se le puede dar un papel en plenitud de la personalidad que lo traerá a la vida y la forma, es evidente que ella tiene la rara capacidad de imbuir con la emoción y el calor de una modesta creación de ficción, que podría fácilmente ser empalagosa y fría, para estar seguro de que había sido dotado de un muy buen guion de Howard Koch, que no sólo sabe leer y escribir, sino que protege la situación con altos ideales, la dirección de Rudolph Mate es quebradiza y sensible, y el apoyo en funciones de sus asociados, especialmente de Wendell Corey como el cónyuge, es de un orden consumado para que coincida de la señorita Sullavan. Desde Bette Davis interpretando "Amarga Victoria" (1939) hace varios años, no había un tema de tanta angustia peculiar, siendo manejado con tanta delicadeza. Ahora que la Sullavan está de vuelta entre nosotros, con su radiante sonrisa y su fusión de voz, esperemos que vamos a verla a menudo. Y esperemos que la próxima vez no se muera). Por desgracia, "Amarga Sombra" fue la última película de Margaret Sullavan. Pasó los últimos diez años de su vida en el teatro y haciendo televisión, antes de su muerte por sobredosis el 1 de enero de 1960. 

Una vez terminada "Amarga Sombra", Natalie tuvo que regresar a 20th Century Fox, a cumplir con su último deber "Cuidado con los Inspectores" (The Jackpot), otra comedia de bajo presupuesto a pesar que la protagonizaba; James Steward como el afortunado ganador de un premio radiofónico. Natalie como hija de Steward, deambula por la casa sin que se hiciera notar (Triste final en la colaboración de Natalie con la Fox, después de las perspectivas tras el gran éxito de "De Ilusión También se Vive", tendrían que pasar veinticinco años para que volviese, fue en 1975, para el rodaje de "Un Detective Curioso" (Peeper), ya que "La Estrella" (The Star) fue solo distribuida por 20th Century, pero producida independientemente). 

Durante la filmación en la Fox, Natalie en compañía de María se cruzaron con un joven recién incorporado a la disciplina de Fox para el filme "Situación Desesperada", era Robert Wagner, dirigiéndose a su madre le dijo (Es Robert Wagner, cuando sea mayor me casaré con el), ella tenía once años, el joven galán veinte. A pesar de que ese año tenía mas trabajo que el habitual, Natalie no descuidó sus estudios en Van Nuys High, pero la situación familiar en la realidad esta muy alejada de la que interpreta en la pantalla. Las discusiones de sus padres la hacen muy lejana a la de la tarta de arándanos del plató cinematográfico, por eso Natalie se sentía feliz de acudir a los rodajes. 

De nuevo en R.K.O, para un atípico western "Que Vida Esta", (Never a Dull Moment), esta vez compitiendo con otra actriz infantil Gigi Perreau, tres años menor que ella. Para María no fue de su agrado que otra niña pudiese hacer sombra a su estrella. Para mas inri la pequeña Gigi la superaría en los créditos (Gigi era una protegida de Samuel Goldwyn), María protestó, le dijeron que las dos tenían las misma cantidad de frases, por lo que era indiferente que nombre iba delante. María adiestró a Natalie para que la protegida de Goldwyn no destacase, le dijo que se pusiese delante, que las cámaras registraran su rostro y no el de Gigi. También contaba las frases que decían la una y la otra, parecía que tenía un resorte en el culo, la Perreau decía una palabra mas y ella saltaba frenando el rodaje. El director George Marshall, tuvo que intervenir prohibiéndole su presencia en el plató. A pesar de su descenso en los créditos, Natalie tenía trato de autentica estrella, disponiendo de una limusina a su entera disposición, privilegios obtenidos gracias a las duras negociaciones de María. Natalie coincidiría con Gigi Perreau en 1955, en el telefilm "The Wild Bunch", Natalie le pidió perdón por los atropellos recibidos durante el rodaje del film, Gigi le contestó que ya sabía que la culpa era de su madre. 

Sin perspectivas para un buen papel, haciendo interpretaciones de niñas de ocho años, cuando ya tiene doce, además su físico estaba lejos de la belleza en que se convertiría mas tarde, era desgarbada, demasiado delgada y con sus pocas atractivas trenzas. Con este estado de animo se vio dentro de otro filme de segunda categoría, "Dear Brat". Gracias al éxito de "Dear Ruth" seguido del de "Dear Wife" protagonizadas por William Holden, Paramount quiso explotar el filón hasta la última gota, pero Holden estaba implicado en "El Crepúsculo de los Dioses", y el papel de esta, no era el mas adecuado para él (Un ex convicto que trata de redimirse, trabajando de jardinero), por lo que sin el concurso de Holden, pocos alicientes quedaban, aún así hizo buena caja ayudada por el éxito de sus predecesoras. Natalie cobró unos buenos $3.330 por su escasa participación.

Su madre buscaba un rol que fuese señal de un cambio de fortuna, las borracheras de Nicholas cada vez mas asiduas y mas violentas se hacían insoportables (María tenía que coger a sus dos hijas y escapar de las ligeras manos de Nicholas, pernoctando en algún motel cercano). Las iras de Nicholas eran muchas veces provocadas por María, esta, reprochaba a su marido lo que ella no quiso afrontar, irse a vivir con su amor verdadero el capitán George Cetalopv. Afortunadamente su suerte cambió de repente, Howard Hughes, el dueño de R.K.O. quería llevar a la pantalla una nueva versión de una novela francesa de Frainois Campaux, llevada al celuloide francés en 1942 como "Le Voile Bleu". Hughes quería a los mejores técnicos del momento, y encargó a Norman Corwin un nuevo guion bajo supervisión del cineasta Curtis Bemhardt, curtido director de actores (Grandes éxitos de Bette Davis fueron bajo su batuta), su título "The Blue Veil" (No Estoy Sola). El reparto; grandes nombres de Hollywood encabezados por la magnifica Jane Wyman, ganadora recientemente del Oscar por su papel de sordomuda en "Belinda". 

Para Natalie estar incluida en esta película significaba volver a estar en un buen reparto y aunque su papel no era muy extenso, era mucho mejor que lo interpretado los últimos años. Su personaje, el de hija de una vedete (Una increíble Joan Blondell) venida a menos, para su cuidado se contrata una institutriz "Jane Wyman" a la que la niña considera como su madre, ya que la autentica esta demasiado ocupada en levantar su decaída carrera. La película se abre con la siguiente cita escrita: (El que levanta a un niño de su propia carne vive  con la naturaleza; el que levanta a un niño a la vida siendo de otro, esta con Dios). No hay información sobre el origen de esta cita ni ha sido encontrado. El término "Velo azul" se refiere a un adorno tradicional usado por institutrices. 

Hollywood Reporter y gráficos de producción, y el material de estudio de la publicidad, contenida en el archivo de la película en la Biblioteca AMPAS, agrega la siguiente información acerca de la producción: En noviembre de 1950, RKO anunció que tenía la intención de producir la película en Francia, pero en última instancia se rodaría en Hollywood. El actor ingles Robert Newton, fue anunciado como una de las estrellas de la película a finales de marzo 1951, pero no aparece por completo. Martha Scott, que había participado en un puñado de películas en la década de 1940 antes de concentrarse en una carrera en los escenarios de Nueva York, también iba a aparecer. Katharine Locke aparece como miembro del reparto en los gráficos de producción, su aparición en la película final no ha sido confirmada. 

RKO pidió prestada a Jane Wyman de Warner Bros. para la producción. Algunas escenas se rodó en la Iglesia Episcopal de Todos los Santos en Pasadena, CA, y contó con el Coro Juvenil de la iglesia. Aunque el material de publicidad establece que el rector de la iglesia, el Dr. John F. Scott, apareció como él mismo, en las listas de Lewis Martin como "Arzobispo", es él el único de la iglesia que interviene en la película. La aparición de Scott no ha sido confirmada. Jane Wyman, se convirtió al catolicismo gracias a este filme, además recordó este papel como el mas importante de su carrera. 

El 5 de Septiembre de 1951, "The Blue Veil" tuvo un estreno de gala en el Carthay Circle Theatre, fue publicitado como un cuadro de familia, y Wyman lo hizo más familiar al llevar al estreno a su hija Maureen acompañada por su padre y exmarido de Wyman; Ronald Reagan, estos fueron eclipsados por Joan Crawford, quien trajo a sus dos hijos adoptivos, Crhistina y Crhistopher, cargada de joyas, con un esmalte en su sonrisa maternal y cariñosa en su cara (Hasta que comenzó la película), fue la atracción principal. La historia proyectada en capítulos, es en el que interviene Natalie el de mas calidad, siendo nominadas al Oscar Jane Wyman como protagonista y Joan Blondell como secundaria. En los Globos de Oro, Wyman se hizo con el premio, en un año acaparado por Vivien Leigh y su tranvía llamado deseo. 

Es Joan Blondell la que mayores elogios se llevó, Natalie también tuvo el beneplácito de la critica; el New York Times elogiaba su actuación por su sinceridad notable, los comentarios fueron muy superiores al resto del reparto compuesto por lo mejor de Hollywood; Charles Laughton, Richard Carlson, Agnes Moorehead, Jimmy Hawkins, Don Taylor... De acuerdo con fuentes modernas, la película hizo $450.000 en ganancias. El 24 de noviembre de 1952, Wyman repitió su papel en una versión en Lux Radio Teatro Story. En la emisión de radio, Gloria Blondell, la hermana de Joan Blondell, jugó "Annie", el papel interpretado por Joan en la película. Por desgracia, esta película está desaparecida (Sus herederos no quieren dar su permiso para que se edite en DVD, ni siquiera que se emita por TV. Existe una copia obtenida de una emisión clandestina de una televisión norteamericana bastante deficiente). Esperemos que algún día se levante el veto y podamos verla en perfecto estado. 

Después del estreno de "No Estoy Sola" en 1951, Natalie continuaba con sus típicas trenzas, tenía trece años y su madre quería que pareciese ocho, en la escuela las demás chicas de su edad iban con vaqueros, blusas ajustadas y se maquillaban, había burlas sobre su pelo y forma de vestir, además se había fijado en el chico mas popular del centro de enseñanza; Jimmy Williams. Williams bromeaba tirándole de las trenzas, hasta que Natalie le dijo: (Si no te gustan mis trenzas, por que no las cortas), Jimmy sacó una navaja y se las cortó. Jimmy era un rebelde, siempre metido en líos, pero dentro de una familia bien estructurada. Natalie se presentó en su casa sin sus apreciadas trenzas, María discutió con ella, después pensó que quizás será mejor así, que puede encontrar papeles de adolescente, por lo que ahora los eternos ocho años de Natalie, se iban a convertir en alguno mas de los trece que tenía, que si decía que tenía quince o dieciséis, habrán mas roles que interpretar. El amor adolescente de Natalie, Jimmy no le impresionaba de que su novia fuese una estrella de cine, él quería tener una granja con ganado, esto a Natalie le encantaba, para ella que siempre quiso estar rodeada de animales le sedujo más que el propio Jimmy.  

Otra vez en Paramount, trabajaría de nuevo con Jane Wyman en un musical llamado "Just For You", Natalie interpretaría a la hija de Bing Crosby (Actor en exclusiva de la productora) y con la veterana Ethel Barrymore, el director sería el hipo-maniaco-depresivo Elliot Nugent, que ya tuvo que abandonar el rodaje de "Father Was a Fullback", dos años antes por empeoramiento de su enfermedad. Esta comedia aunque tuvo cierto éxito de público, no lo fue a nivel artístico. Con la escasez de detalles sobre la época de que hace gala, y la ausencia total de situaciones humorísticas, entre canción y canción no nos queda otra cosa que estudiar los contornos familiares y los colores de los artistas, intentándonos dar a Crosby como mucho mas interesante que la propia Wyman, de manera que no supusiera una amenaza real al don mas preciado de la Paramount, pero sirvió para comprobar que Mis Wyman, además de excelente actriz, era una buena bailarina. 

La veterana Ethel, fundadora de la saga de los Barrymore, estaba aquejada de cáncer (Moriría en 1959) durante la filmación, ella que siempre había sido una compañera excelente, en esta ocasión su carácter fue intratable, mostrándose déspota con los que la rodeaban, muchos no sabían de su enfermedad, su profesionalidad quedó a salvo a pesar de los dolores que tuvo que sufrir. 

El estreno de "Just For You" en el Grauman's Chinese Theatre en Mayo de 1952, tuvo gran publicidad, el periodista de Hollywood Reporter no encontró nada que elogiar, excepto las piernas de Jane Wyman en su "Zing Little Zong" con Crosby, a pesar del gran éxito de este numero musical, la película no logró la audiencia esperada, aún así tuvo una buena taquilla. Jane Wyman imprimió sus huellas en el famoso teatro de Hollywood por este filme. La canción "Zing a Little Zonn" obtuvo una candidatura al Oscar. Natalie como una jovencita desubicada, esta radiante sin sus temidas trenzas. Además esta participación le supuso unos ingresos de $6.500, a la cuenta familiar. 

En su próxima película, no había nada que hiciese presagiar que no sería un fracaso "The Rose Bowl Story", comenzando por la productora "Monogran Pictures" su director; un anodino William Beaudine (Del que su cuestionable merito, era; ser el director que mas películas había realizado), y sus interpretes; Marshall Thompson (Actor poco conocido, a pesar de llevar a sus espaldas casi treinta filmes), una actriz venida de un concurso de belleza "Mis Kansas" Vera Milles (Mas tarde afamada actriz, musa de Alfred Hichcock en "Falso Culpable" y "Psicosis", de la que el director ingles estuvo perdidamente enamorado, al no ser correspondido la aparto del reparto de "Los Pájaros"), y otro desconocido; Richard Robert. El único aliciente (Sobre todo para la melómana María) es que su nombre encabezaría junto a los otros tres los créditos, cosa que no ocurría en las últimas seis películas. Otra curiosidad es que tendría su primer beso cinematográfico, muy casto. 

The Star (La Estrella), era un proyecto para interpretar; Claudette Colbert, esta se lesionó y tuvo que abandonar (Dos años antes le ocurrió lo mismo para su papel de "Eva al Desnudo"). Bette Davis que estaba al tanto de lo que ocurría en Hollywood, al enterarse que este filme iba a ser una semi biografía de Joan Crawford, dejó el guion que había aceptado interpretar "Vuelve Pequeña Sheba", y Bette no cejó en su empeño de protagonizarla. La productora; Bert E. Friedlob Productions, se sintió alagada de que una de las mas grandes divas del celuloide, se interesara por un proyecto suyo. 

En "La Estrella" (1952), Bette Davis interpreta a Margaret Elliot, una actriz ganadora del premio de la Academia que no ha trabajado en varios años. La vida de Margaret toma una espiral hacia abajo cuando se ve obligada a vender sus pertenencias en una subasta. Es arrestada por conducir borracha, y es despedida de un trabajo en una tienda por departamentos por entrar en una pelea con los clientes. Un ex co-estrella de Margaret, que ha dejado el espectáculo "Sterling Hayden", le dice que está enamorado de ella y trata de ayudar a la estrella que se apaga, para encontrar la verdadera felicidad. La actriz no puede dejar de ser una estrella por el momento y acude a las audiciones para otra función. 

La Estrella no le fue bien en la taquilla, Bette Davis la describió como (Uno de los mejores guiones que se han escrito sobre una actriz). Davis disfrutó sobre todo porque el guion se inspiró sobre Joan Crawford. En 1983, Davis dijo a Playboy, (Oh, sí, era Crawford. Intenté no imitar a ella, por supuesto. Era todo un enfoque de su vida, me encantó el guion). La Estrella fue escrita por los amigos cercanos de Joan Crawford, Katherine y Dale Eunson. La amistad de veinte años, de la pareja con la actriz terminó en 1952 cuando comenzó el rodaje de la película. Eunson declaró que, contrariamente a la creencia popular, Crawford no fue contactada para hacer la película, (Francamente, fue demasiado cercano a ella, es una de las razones de que a Bette le gustó. Bette podría desempeñar a Joan Crawford hasta la empuñadura). 

De acuerdo con Shaun Considine, Bette era Joan, Joan Crawford era consciente de que la película era ella. Considine añade que la actriz encontró una manera de vengarse de los autores. Joan Crawford era madrina de Katherine, la hija de Dale Eunson. Durante el rodaje de La Estrella, Katherine de 17 años de edad, decidió que quería casarse. Los Eunsons preguntó a Crawford de hablar con la chica para disuadirla. En lugar de ello hablaron del matrimonio. Crawford arregló la boda en su casa y más tarde llamó a los Eunsons para decirles que su hija se había casado. Según Dale Eunson, (Ella puso todo el asunto a sus espaldas. Llamó al juez, a la prensa. Joan no nos invitó a la boda de nuestra propia hija). 

Con catorce años de edad, Natalie Wood interpretó a la hija de Bette Davis en "La Estrella". Las dos desarrollaron una amistad para toda la vida durante el rodaje, gracias en parte a un incidente. Natalie como la hija de la caída estrella, tuvo otra mala experiencia con el agua (Una constante en su filmografía, en diez de sus películas tuvo que sumergirse en este elemento), en Isla Catalina (Donde encontraría la muerte ahogada veintinueve años después) al director Stuart Heisler se le ocurrió incluir una escena que no existía en el guion: Durante una travesía en barco, la hija de la estrella cae al mar, Natalie se negó aduciendo que esta no estaba en el contrato, Heisler le dijo que si se niega, eliminaría su personaje, por lo que no tuvo mas remedio que sumergirse en el agua. Al verse en medio del océano mal llamado Pacifico, entró en pánico y comenzó a gritar, Bette que estaba en su camarote salió de inmediato preguntando que eran esos gritos, al percatase de la situación le dijo al director que si quería a un nadador por que no contrató a Johnny Weissmuller. Natalie sabía del carácter de la gran estrella, pero era la primera vez que lo podía comprobar personalmente. A partir de entonces Bette sería el espejo en que mirarse, y cuando tuvo que enfrentarse a Warner Bros "Como la Davis una década antes" su recuerdo, fue su arma mas preciada. Lana afirma que su hermana (Siempre decía que era Bette Davis, quién primero le hizo darse cuenta de que hablar claro no era un mal, que hay que hacerlo cuando es necesario). Natalie idolatraba a Bette, y Bette a su vez trataba a Natalie con amabilidad y respeto, insistiendo en que le dieran primeros planos y tratamiento igualitario. Los críticos tomaron nota. 

The Hollywood Citizen-News declaró: "En segundo lugar a la señorita Davis se debe colocar la actuación ingeniosamente atractiva de Natalie Wood como su hija. Miss Wood muestra una gracia y una ingenuidad que van directamente al corazón. "Natalie siempre había recibido avisos favorables en todas sus películas durante este periodo". Natalie llegó a decir: (Lo que me interesa es actuar. Quiero hacer buenos personajes, algo con sustancia, el tipo de papeles que Bette Davis y Vivien Leigh han hecho). Desafortunadamente, las piezas de calibre a lo Bette Davis son inexistentes para las niñas de catorce años. A pesar de que se había deslizado de niña a adolescente, el salto a los papeles adultos era otro obstáculo. Incluso sin las coletas, el estigma de la niña prodigio era difícil de sacudir. (Sabía que tenía que salir de esa imagen), dijo, pero liberarse requeriría medidas drásticas. De haber sido una década más tarde, Natalie podría haber sido una "Lolita", pero faltaba tres años para que Vladimir Nabokov la escribiese, y once años para poder ser llevada a la pantalla. 

A Bette, María no le caía bien, se daba cuenta de las artimañas que ejercía sobre su hija, aún así quiso simpatizar con ella invitándola a una copa, María una detractora del alcohol, pidió una gaseosa, Bette una empedernida bebedora al oírla salió del bar haciendo arcadas. La afición a la bebida de la Davis, era sobradamente conocida en Hollywood. Y siempre tenia que servir las copas ella. Te ponía un vaso de whisky (Un vaso alto) o de vodka puro con un cubito de hielo. Mart Crowley (Autor de "Los Chicos de la Banda" amigo de Bette y secretario personal de Natalie) recordaba muy bien una cena a la que acudió Bette en casa de Natalie y Robert Wagner en 1974. La Davis se instaló gradualmente en un estado de embriaguez agresivo, contó Mart: (Cuando estaba Bette Davis, tenían que tener cuidado con y a quién invitabas a cenar. A mí sí me invitaban: ella me conocía, habíamos trabajado juntos, ¡le gustaba bailar conmigo! Pero Natalie sabía que Bette daba mucho trabajo, y ella no tenía mucha paciencia para esas cosas. Esa noche estábamos sólo Bette, Robert, Natalie y yo. Bette estaba bastante curda y no hacía más que coquetear con Robert. Natalie iba poniendo los ojos en blanco y estaba a punto de decir "Me tengo que ir a la cama" para salir de allí. Bette que estaba lanzada y de mal humor, dijo algo de que últimamente sólo le ofrecían papeles de actriz. Dijo (Una vez hice de estrella de cine, de estrella acabada, en una película que se llamaba La Estrella). Y entonces le dijo a Natalie, con un tono de lo más condescendiente e irónico: (Claro que tú eres demasiado joven para acordarte). Y Natalie le dijo muy chula: (Bette, en esa película yo era tu hija). Bette se quedó de piedra, no tenía ese savoire faire noelcowardiano que hacía falta para improvisar un: (Pues claro, querida). No supo qué decir. De hecho creo que ni siquiera sabía si aquello era verdad). 

Bette Davis fue nominada al Oscar a la mejor actriz, perdió frente a Shirley Booth por su papel en Come Back, Little Sheba. A Davis le había sido ofrecido el papel antes que a Shirley Booth, pero lo rechazó para poder interpretar "La Estrella". Davis dijo más tarde que rechazar ese papel era (Uno de los realmente grandes errores de mi carrera).  

A Joan Crawford no le impresionó la interpretación de Davis, que comentó: "Por supuesto que había oído que se suponía que ella estaba interpretándome, pero no lo creí. ¿Viste la película? No podía ser yo. Bette se veía tan mal, vieja, y con un sobrepeso espantoso". 

Se utilizaron al menos dos estatuillas de Oscar diferentes en la secuencia "Vamos, Oscar, emborrachémonos tú y yo". Durante los primeros 18 años, las estatuillas de los Oscar tenían una base corta. A partir de los premios de 1946 (presentados en 1947), las estatuillas de los Oscar tenían una base de pedestal más alta con un collar de latón diseñado para un grabado personalizado. La estatuilla que Maggie sostiene en su apartamento y frente a su antigua casa tiene la base anterior a 1946. El que coloca en el tablero de su automóvil tiene la base de pedestal más nueva. El cambio se hizo porque el Oscar tuvo que apoyar la cabeza en la parte trasera del espejo retrovisor del automóvil para mantener el equilibrio en el tablero mientras Maggie conducía. Los dos Oscar de Davis anteriores a 1946 fueron demasiado cortos, por lo que se usó un Oscar más nuevo durante las tomas del interior del automóvil. 

La presencia de la estrella de Fox, Barbara Lawrence, se siente a pesar de que su tiempo de pantalla real es breve. Además de su fugaz aparición, se la conoce al menos otras cinco veces como la joven némesis de la envejecida estrella de Bette Davis. Un agente la menciona como un prospecto prometedor, una Davis borracha pasa por su casa en un simulacro de recorrido por las casas de las estrellas, su imagen aparece en un anuncio de farmacia que enfrenta a Davis, Davis se detiene para mirar un enorme retrato de Lawrence antes de entrar en la oficina de su posible productor, y usa con rencor el camerino vacío de Lawrence para cambiarse el maquillaje antes de la prueba de pantalla. 

Para mayor verosimilitud de Hollywood, se hacen referencias a otras estrellas contemporáneas de Fox, como Victor Mature, Debra Paget, Mitzi Gaynor y Jeanne Crain. Curiosamente, hay una referencia a un actor llamado Ralph Bellows, que interpreta al rico y sofocante segundo protagonista. Esta es una referencia obvia a la personalidad de la pantalla de Ralph Bellamy, quien no tenía contrato con Fox en ese momento. Margaret Elliot (Bette Davis) conduce un Mercury Sedan de 1948, que actualiza a un Cadillac Convertible de 1952 cuando su suerte parece estar mejorando; Jim Johannsen (Sterling Hayden) conduce un Mercury Station Wagon de 1951 y Henry Stone (Warner Anderson) conduce un Lincoln Capri Convertible de 1952. 

Durante la escena que representa el rodaje de la prueba de pantalla, Margaret habla sobre trabajar con el director de fotografía "Ernie Laszlo", una referencia al director de fotografía real de esta película: Ernest Laszlo. Davis aceptó este papel con la esperanza de que sus similitudes con su éxito de 1950 Eva al desnudo, impulsaran su carrera en apuros. Aunque le valió otra nominación a Mejor Actriz, no pudo evitar la tendencia a la baja de su fortuna cinematográfica que la atormentó a lo largo de la década de 1950. 

Para Natalie su idilio con Jimmy continuaba sin que su familia supiese nada, como compañero de clase, sus padres encontraban normal que acompañara a su hija como otros amigos, María siempre vigilante, bajó la guardia, el nuevo status de su hija como adolescente en sus ultimas películas, le hizo abandonar su férreo control. Cuando encontró un anillo de compromiso en la habitación de Natalie, montó en cólera obligándola a devolvérselo. Jimmy se sintió muy mal e intentó suicidarse con una escopeta, afortunadamente solo sufrió heridas leves. Natalie se enfrentó a su madre diciéndole que no volvería a trabajar en el cine, negándose a leer nuevos guiones. Mientras tanto, aunque Natalie también sabía que la ambición había deformado la vida de su madre, aún no sabía cómo lidiar con la situación, su relación era trágica, era muy consciente de lo mucho que le debía a una madre que podría ser maravillosamente cariñosa a formidablemente enojada; y se debatía entre la necesidad de amarla y la necesidad de reprimir las razones para no amarla. La situación con su padre era menos compleja, a pesar de sus veces de violencia física aterradora, ella había sido testigo de su lado más tierno; como su amor por la lectura, o la emoción de su voz cuando habló del dolor que sintió por la Revolución Rusa al enseñarle un retrato del Zar Nicholas II. 

La violencia emocional de María era más peligrosa, para si misma y para Natalie, sus obsesiones la consume. María nunca pudo dejar de pensar en su romance con el capitán y la vida de intriga en la forma de conducir su vida. También podía poner un gran encanto de respetabilidad y distinción como la ex-bailarina "Franco-Rusa", e incluso convencer a Maureen O'Hara, para que esta comentara (Ella no era una mala madre, en absoluto). Hasta que su memoria empezó a fallar, le contaba a quién quisiera oírla que gracias a ella Natalie fue una gran estrella, con más de un grano de verdad en ello; pero nunca admitió que ella también era la principal responsable de sus más profundos temores que la acompañaría hasta el mismo día de su muerte. 

María no estaba dispuesta a que su hija abandonara el cine, además era el único sustento de la familia, por lo que tuvo una conversación con su hija, le permitiría tener algún devaneo amoroso a cambio de seguir trabajando, Natalie iba a cumplir quince años y pensó que hasta los dieciocho, faltaba mucho tiempo para emanciparse, demasiado para estar en guerra con una contrincante tan poderosa. 

Natalie esta en una edad en que muchas otras actrices infantiles habían fracasado (Shirley Temple o Deanna Durbin), hacer la transición de niña estrella a actriz adulta, pocas lo habían conseguido. Natalie tenía una baza a su favor, ella no había encabezado los repartos como Temple o Durbin. Aunque era reconocida, el haber participado como soporte en la mayoría de sus películas la beneficiaba. Su modelo a seguir fue Elizabeth Taylor, aunque esta, estaba arropada por la todo poderosa MGM. 

A falta de ofertas cinematográficas, sus próximos pasos se dirigieron a la televisión. A Revue Production, quería producir un capitulo llamado "The Pride of Family", con Paul Hartman, Fay Wray (La protagonista de la versión de 1933 "King Kong") y el jovencito Robert Hyatt, un año menor que Natalie. Para este capitulo cobraría $300 a la semana (Lejos de las grandes cifras que ganaba bajo contrato de la Fox). El éxito de este capitulo, contribuyó a que se convirtiera en una serie semanal de media hora, aquí es donde aparece de nuevo el talante negociador de María, solicitó $400 por capitulo, además al anunciarse el reparto, se debía mencionar el nombre de; Natalie Wood como protagonista, añadiendo "con Robert Hyatt". A pesar de haber relegado su madre a Robert Hyatt a secundario en la serie, este trabó una sincera amistad, y una complicidad sexual, en términos de hablar sin tapujos de sus partes nobles. 

Un día Natalie quiso averiguar mas sobre el pene de Hyatt, este le dijo que se lo enseñaría si ella le enseñaba los pechos. Se ocultaron en un almacén del estudio, él le mostró el pene y ella sus pechos, María les sorprendió. Hyatt diría mas tarde; (Esta mujer debía tener ojos en la nuca, lo veía todo, lo oía todo), María formó un escandalo en el estudio, las risitas de los presentes fueron una humillación para los dos adolescentes, pero estos no estaban dispuestos a dejar de hablar del tema, por lo que decidieron hablar en clave, desde ahora el pene de Robert se llamaría "Clyde". 

Ella y su madre merodearon por los estudios en busca de películas, durante el verano de 1954, buscando papeles en el cine para cuando termine su contrato con "The Pride of the Family", durante una audición para un papel en una película de Greer Garson "La Pelirroja Indómita", el director Victor Saville, vio el cambio en su físico y le prometió incluirla en su siguiente filme llamado "El Cáliz de Plata" (The Silver Chalice). Natalie cumplió los dieciséis años el 20 de julio de 1954, trabajando en esta superproducción de Warner Bros, (Esta productora sería la que mayormente trabajaría de adulta) un pequeño papel interpretando el de Virginia Mayo cuando niña. 

Para parecerse a la rubia de San Luis, tiñeron su pelo de rubio platino y le pusieron lentillas a sus ojos marrones. Las lentillas le hicieron una mala pasada, se le infectaron, por lo tanto tuvo que prescindir de ellas, es sorprendente que el mismo personaje tuviese los ojos marrones de jovencita y verdes de adulta. En esta producción debutó Paul Newman, teniendo un reparto coral de lo mas colorido, además de los mencionados; Pier Angeli, Jack Palace, Lome Greene... Newman no estaba satisfecho con este cometido, se le trajo de los escenarios de Nueva York, para convertirlo en actor no en estrella. Él era el que tenía que interpretar al hermano de James Dean en "Al Este Del Edén", la elección de Richard Davalos, trastocó el proyecto. 

Paul siempre renegó de esta película, incluso en una revisión televisiva, pagó un espacio para pedir perdón por la que consideraba "La peor película de la historia", algo que no es cierto, la película no es mejor ni peor que los "Péplum" de la época. Incluso sin el concurso de Newman, hubiese podido ser más acertada, el desaminado gran actor, en ningún momento se implicó, y esto se nota durante el extenso metraje del film, por ejemplo Jack Palace que no interviene en ninguna escena con Newman, hace una creación memorable de su personaje de Simón el Mago. Con todo, Paul Newman obtendría su primer premio cinematográfico en su carrera: ganando por esta interpretación el Globo de Oro a la mejor promesa. 


Un día mientras estaba madre e hija en la cafetería de la Warner, Frank Sinatra se acercó a Natalie, después de una corta conversación, Sinatra le ofreció una tarjeta invitándola a una fiesta en su casa, María se adelantó a su hija diciéndole que sí iría. Susurrando a su hija que la dejaría ir sola, instándola a acercarse a Sinatra (Porque sería bueno para su carrera). María no tenía reparos, sabía que el actor cantante, estaba inmerso en un divorcio de su esposa, la temperamental Ava Gardner, sin contar con la diferencia de edad, él treinta y ocho, mientras su hija acaba de cumplir dieciséis. "Su madre era una proxeneta" llegó a decir Scott Marlowe, un novio posterior de Natalie, su hermana Lana afirmó (No me extraña nada, para mi madre si eras una estrella famosa, eras valiosa). 

A la cita acudió Natalie (Lo que en ella pasó, nunca salió a la luz, las fiesta de Sinatra eran las mas herméticas de la meca del cine). Natalie contó a su compañero de T.V. Robert Hyatt, parte de lo ocurrido, dijo que había bebido vino, y además tenía que confesarle que había contado lo del nombre en clave de su pene "Clyde", y que a Sinatra le hizo mucha gracia (Desde entonces en los shows de Sinatra se empleaba esta palabra, llegando a incluirla en una canción, John F. Kennedy como presidente, también la utilizó en clave a sus muchas correrías extramatrimoniales). Robert Hyatt, tuvo la sospecha de que entre Natalie y Sinatra, hubo algo mas, ya que esta, desde esa fiesta no volvió a estar interesada en su "Clyde", ni en nada referente al sexo durante sus muchas horas de descanso. "La Sra Gurdin fue la que empujó a Natalie hacia Sinatra", llegó a decir Robert Hyatt "Literalmente la lanzó a los leones". 

En Natasha, el libro escrito por Suzanne Finstad, presenta un caso contundente de un romance en 1954 entre los dos, citando a Olga Viripaeff, la media hermana de Natalie, y otras tres fuentes creíbles. En 1954, Natalie tenía 15 años. Sinatra tenía 38 años y estaba casado. La relación romántica de Sinatra con Natalie se "llevó a cabo en alto secreto" porque Natalie era menor de edad y Sinatra no quería terminar como Errol Flynn, Charlie Chaplin "o, más tarde, Roman Polanski", según el ayuda de cámara de Sinatra. A su manera, la autora Kitty Kelley compartió esta cita del maquillador Beans Ponedel: "Él (Sinatra) era realmente bueno con sus chicas. Les dio a todas papeles en sus películas". Por su parte, Natalie, a los 19 años, actuó junto a Sinatra y Tony Curtis en la película Cenizas bajo el sol, estrenada el 28 de junio de 1958. Natalie se había casado con Wagner el diciembre anterior con la bendición de Sinatra. De hecho, según George Jacobs, Sinatra animó a Natalie a casarse con Wagner. Pero, la fuerte conexión entre Sinatra y Natalie continuó a pesar de su matrimonio con Wagner. Por ejemplo, el 20  de julio de 1959 Natalie cumplió 21 años. Para esa ocasión, Sinatra orquestó una fiesta de cumpleaños exclusiva para ella en Romanoffs en Hollywood, en ese momento el restaurante indiscutible de las estrellas. El lugar estaba lleno de celebridades, entre ellas Spencer Tracy y un radiante Robert Wagner. Para el cumpleaños número 22 de Natalie, Sinatra le envió 22 ramos, uno cada hora durante 22 horas. Si eso no fuera suficiente, contrató a 22 músicos para que le dieran una serenata. La relación romántica entre Natalie y Sinatra se reavivó cuando Natalie se separó de Wagner en junio de 1961. Fue efímera, como la gran mayoría de las relaciones de Sinatra, pero su cercanía continuó. El "adoraba esta pequeña belleza" y era "muy protector con ella", afirmó Jacobs. En 1972, después de que Natalie se volviera a casar con Wagner, la pareja continuó pasando tiempo con Sinatra en restaurantes y fiestas. Entonces, realmente no hay duda sobre la afinidad de Sinatra por Natalie. Y cuando Natalie murió, Sinatra era uno de sus portadores del féretro. 

Scott Marlowe, describió en privado los encuentros de esta con el cantante de los ojos azules: "Fue fácilmente seducida", sugiriendo que la experiencia mundana de Sinatra "Probablemente le enseñó mucho, más los deseos de su madre de hacer cualquier cosa para avanzar en su carrera". Una amiga de secundaria de Natalie "Mary Ann", contó como la madre de su amiga, les susurró a las dos adolescentes, de que si en algún momento se quedaban embarazadas, ella podía provocarles abortar. "La madre de Natalie, me dijo que tenía miedo de que Natalie quisiera tener un hijo, fingía temor porque era demasiado diminuta y temía que muriese, en realidad yo creo que su temor era que abandonase su carrera". 

El efecto de ser arrojada al mundo adulto, con su madre ofreciéndole abortos, se manifestó en un dramático cambio de hábitos en su comportamiento. Fumaba en exceso, y adquirió la bebida como forma de sentirse glamurosa, "Quiere que todo el mundo sepa que está lista para interpretar piezas sexys", dijo Mary Ann. Paul Newman, su compañero en "El Cáliz de Plata", la recordaría años después "Tenía un magnifico aura de misterio, a sus quince años estaba decidida a aparecer tan sofisticada como una chica de diecisiete). La Warner la publicitaba modelada en un traje de baño, cultivando una imagen sexy, qué no quedaba nada de la infancia, que se había desvanecido en un verano. Desde que había perdido a su verdadero amor, Jimmy, Natalie fantaseaba con su ídolo de la pantalla, con la determinación de casarse con él: Robert Wagner. 

Ella planeó un plan para que Famous Artis, le asignara al agente de Wagner, quién ya trabajaba para la agencia, Henry Willson, de esta manera tendría contacto con su amor platónico. Después María se opuso enérgicamente, el agente de Wagner era un poderoso veterano de Hollywood, con gustos cultivados y un homosexual reconocido. Tenía una reputación de descubrir talentos todos parecidos, a los que le cambiaba el nombre, con algo absurdamente robusto como "Rock" Hudson, "Tab" Hunter, "Guy" Madison... la mayoría eran homosexuales o bisexuales o bien se dejaban seducir por el avispado agente. María era sospechosa con los "Gays", y se le oyó decir (Si eres un hombre, eres un hombre, si eres una mujer, eres una mujer), aún así se le asignó a tan peculiar representante, él se encargaría de buscarle contratos cinematográficos, pero de cita con Wagner nada. Natalie fue casi su única representada femenina. 

Su trabajo en "El Cáliz de Plata", de rubia platino, perjudicó su participación en la serie "The Pride of the Family", ya que tuvo que participar en los últimos capítulos con ese color de pelo, los productores estaban molestos en que no se pidiera permiso para tal cambio. Después de seis capítulos la serie finalizó. En ese año de 1954, Natalie siguió trabajando en T.V. en varias telemovies, muy populares en aquellas fechas. De estas telemovies, sobresaldría "1'm a Fool", principalmente porque trabajaría con el nuevo divo de Hollywood; James Dean, Dean que estaba rodando simultáneamente esta con "Al Este del Edén", era ya un ídolo debido a la gran publicidad recibida desde Warner Bros que apostó por él, siendo hasta hacía poco un desconocido. 

El primer día de rodaje, Natalie estaba nerviosa, había oído que Dean era un personaje difícil, además iba a tener su primer beso serio ante las cámaras, cuando apareció el actor atravesando una ventana, sorprendió a todos. Dean iba desaliñado, pero limpio, era un desaliño buscado. En los ensayos, Dean estaba distante, como si ella no existiera, durante el descanso se dirigió a Natalie y le dijo; (Te he reconocido, tu eres la niña actriz), con estas palabras comenzó una amistad entrañable hasta la muerte del rebelde actor. Esta es la primera de las dos apariciones que hizo James Dean para "General Electric Theatre". Su segunda fue "The Dark, Dark Hours", que coprotagonizó el futuro presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan y Constance Ford. Ronald Reagan presentó a James Dean en ambas. 

Por fin llegó un proyecto cinematográfico "Su Único Deseo" (One Desire), era en los estudios "Universal Pictures", esta productora tenía a Rock Hudson en exclusiva, el cual junto al director Douglas Sirk, habían contribuido a enriquecerla con títulos como; "Obsesión" "Orgullo de Raza" "Sólo el Cielo lo Sabe"... A este cineasta se le encargo llevar a la pantalla la excelente novela "Tacey Cromwell", este declinó el encargo porque quería realizar "Siempre Hay un Mañana", junto a Barbara Stanwyck. Por lo que se buscó a un director que pudiese imprimir el sello Sirk en la historia, Jerry Hopper fue el elegido. Este realizador intentando imitar al director alemán, no supo sacar provecho a tan excelente guion, aún así esta fue su mejor película. Junto a Hudson, Anne Baxter "con el pensamiento puesto en su próxima película "Los Diez Mandamientos" y Julie Adams. Desgraciadamente Natalie tuvo que volver a sus infames trenzas interpretando a una niña de unos diez años, afortunadamente a mitad del metraje se convierte en una muchacha de su edad, luciendo bellísima. A destacar que The New York Times, elogió el trabajo de Natalie Wood, tanto, como desdeñó la del trio protagonista. El Ames Daily Tribune elogió el "clímax emocionante" de la película y elogió el elenco en sus papeles "exigentes". Un critico lo describió como "otro buen melodrama de los años 50 hecho en Universal". 


Finalizado el rodaje de "Su Único Deseo", se enteró que Warner Bros, quería llevar a la pantalla un drama de violencia juvenil "Rebel Without a Cause" (Rebelde sin Causa), Jack Warner, al visionar en la sala de montaje "Al Este del Edén", viendo el potencial del recién descubierto James Dean, le dijo al director Nicholas Ray, elegir a este actor para interpretarla. Natalie hizo campaña para obtener el papel de la inadaptada Judy, pero los directivos de Warner la desecharon, la recordaban con trenzas e hija de algún famoso. Con este estado de ánimos, volvió a la televisión. 

Por esos días hizo aparición George Cetalopv, el amante de María la llamó desde Camp Rose, al norte de San Francisco, el capitán había ahorrado lo suficiente como para comprar una casa y abandonar sus viajes marinos, pidiéndole a María de irse a vivir con él. María llamó a Olga rogándole que cuidase de Lana, que quería ir a sopesar la situación con Cetalopv. Olga que estaba al corriente de esta relación, marchó a Los Ángeles a hacerse cargo de su hermana pequeña. María fue al encuentro de su amado, en mente tenía abandonar a Nicholas. A los pocos días recibió una llamada del hermano de Nicholas, Dimitri, diciendo que Nicholas había sufrido un ataque al corazón, por suerte en ese momento Natalie estaba en casa y llamó una ambulancia rápidamente (Mi madre regresó ese mismo día, tuvo una convulsión cuando se enteró de la noticia). María se quedó al lado de su marido toda la noche. María le dijo a Olga que había planeado dejarlo hasta que tuvo el ataque, pero que no lo abandonaría, añadiendo un dicho ruso; (Uno se acostumbra a un perro). Olga sospechaba que su madre había sopesado el amor al capitán al de "Estrella Madre", e inclinó la balanza a favor de Natalie y Hollywood. También María pensaba en el escandalo que esta huida podría significar para su hija, sobre todo el tabloide "Confidencial" (El más temido por sus reportajes amarillos), que podría sacar a la luz sus dudas de que Cetalopv fuese el padre biológico de Natalie y o Lana. 

Natalie seguía pensando que el papel de Judy, estaba hecho a su medida, por Warner Bros iban pasando; Debbie Reynolds, Margaret O 'Brien, Jayne Mansfield... Un día se acercó a Ray, pidiéndole que le hiciese una prueba, el director (Famoso por su promiscuidad, con hombres y mujeres), le dijo que se presentara en su bungalow para hablar. A María le parecía un director poco importante, además había un famoso actor que le propuso hacerle una prueba para un papel un una gran producción en ciernes. Natalie se dirigió al bungalow de Ray, el muy astuto la recibió con champan, regalándole un tigre de peluche y un libro "El Principito" una novela del escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry (Curiosamente el mismo libro, se lo regaló a James Dean). El cineasta supo seducirla con sus mañas veteranas, Nicholas tenía 43 años y Natalie dieciséis. 

Al regresar a casa su madre le dijo que el famoso actor llamó insistentemente de que acudiera a su habitación de hotel, empujada por su madre encaminó sus pasos al encuentro del actor, ya en la habitación Natalie tendría la mas amarga experiencia de su vida; sería brutalmente violada, vejada y golpeada, además tuvo que oír como le decía, que si contaba algo, él se encargaría de que no trabajara nunca mas en el cine. Natalie pidió a su madre que la llevara al hospital, María le dijo que si acudía a un hospital, tendrían que denunciar (Lo mismo que con el suceso en el set de "The Green Promise"), que sus heridas se las curaría ella. El famoso actor, por respeto a que Natalie no lo quiso contar, su familia y amigos, guardaron silencio hasta que el famoso actor murió. 

En el último libro escrito por su hermana Lana Wood "Little Sister", Natalie le solucionó un acoso por parte del actor alemán Maximilian Schell, cuando Lana tenía catorce años. Años más tarde las dos hermanas tuvieron una conversación sobre ese tema. Natalie me dijo: "Mamá, por otro lado, te hubiera dicho que aguantases y fueras a cenar". "Natalie", le recordé, "debía haber tenido unos treinta años. Yo tenía catorce años". "Eso no le habría importado a mamá. Era una gran estrella de cine con muchos amigos muy importantes en el negocio. Imagina las posibilidades profesionales". Mamá o no mamá, era difícil de asimilar. Finalmente tuve que preguntar: '¿De verdad crees eso?" Ella me miró a los ojos, mortalmente seria. "Lana, lo sé." Hubo un largo silencio entre nosotras mientras ella se servía una segunda copa de vino. Me di cuenta de que estaba tratando de decidir si iba a decir más o no, y no quería presionarla. No rompió el silencio hasta que tomó un sorbo de vino y respiró hondo. 'No hay razón para que recuerdes esto. Tenías solo siete u ocho años. Yo tenía dieciséis. Pero una noche, tú y mamá me llevaron a una "reunión muy importante" con una "estrella de cine muy famosa" en el Chateau Marmont. Mamá me envió sola mientras ustedes dos se quedaban en el auto. . . "Para mi sorpresa, los vagos recuerdos de esa noche vinieron corriendo a mí cuando Natalie mencionó el Chateau Marmont, y mamá y yo nos quedamos en el auto para esperarla. Versiones de esta historia, algunas de ellas inexactas y otras simplemente incompletas, han aparecido impresas antes, pero siempre me he negado a contar toda la historia hasta ahora. Le prometí a Natalie que me lo guardaría para mí. Aproximadamente cuarenta y cinco años después, sin nadie todavía a quien proteger, estoy segura de que me perdonará por finalmente romper esa promesa. La noche a la que se refería era en el verano de 1955, mientras filmamos esa parte de Centauros del desierto, que se filmó en los estudios RKO-Pathé en Los Ángeles. Mamá había sido un manojo de nervios todo el día, preocupándose por Natalie para prepararla para una película en una reunión que había concertado en el legendario Chateau Marmont entre Natalie y una gran estrella de cine. En cuanto a las grandes estrellas de cine, este hombre fue uno de los más grandes y uno de los más influyentes. No había forma de saber hasta dónde podría llegar la carrera de Natalie, y cuántas puertas podrían abrirse para ella, con solo un gesto de su famosa y hermosa cabeza en su nombre. Durante todo el camino, mamá le decía una y otra vez que fuera muy amable con este hombre porque podía hacer o deshacer su carrera. Recuerdo que Natalie se veía especialmente hermosa cuando mamá y yo la dejamos esa noche en la entrada del Chateau Marmont. En lugar de utilizar el servicio de aparcacoches, mamá aparcó en una calle estrecha bordeada de árboles cerca del hotel. Yo estaba en el asiento trasero. Mamá no me hablaba porque ¿Quién sabe? Estaba oscura y silenciosa en el auto, me aburrí sin nada que mirar más que la parte de atrás de la cabeza de mamá, y finalmente me acurruqué y me quedé dormida. Pareció que pasó mucho tiempo antes de que Natalie regresara al auto y me despertara cuando cerró la puerta de golpe. Ella se veía horrible. Estaba muy despeinada y muy alterada, y ella y mamá comenzaron a susurrar urgentemente. Realmente no pude escucharlas ni entender lo que estaban diciendo. Obviamente, algo malo le había sucedido a mi hermana, pero fuera lo que fuera, aparentemente yo era demasiado joven para que me lo contaran. Recuerdo que me asusté por Natalie y me puse a llorar. Se inclinó hacia atrás, me dio una palmada en la mano y dijo: "Estoy bien, Lana, te lo prometo, no te preocupes". Siguió sosteniendo mi mano mientras mamá se alejaba de la acera, y las tres nos dirigimos a casa con una tensión espesa e inquietante en el aire, pero ni una palabra más. Natalie parecía ansiosa durante semanas después, mamá parecía preocupada y las dos dejaban de hablar cuando yo entraba a la habitación. Estoy segura de que fue mi enfoque habitual de no preguntar / no causar problemas lo que me impidió mencionarlo. No fue hasta esa conversación íntima con Natalie en el bar de su casa cuando ambas éramos mayores que ella finalmente me confió lo que sucedió después de salir del auto esa noche hace tantos años... "Entré al Chateau Marmont como si hubiera estado allí antes y conociera mi camino, encontré el camino hacia el ascensor, llamé a la puerta a la que mamá me dijo que fuera y lo siguiente que supe, fue Kirk Douglas me estaba conduciendo a su suite". Le pregunté si había alguien más allí. Ella sacudió su cabeza. Luego se quedó muy callada y sus ojos se llenaron de lágrimas. Apenas pude escucharla cuando agregó: "Y, eh. . . me hizo daño, Lana" Literalmente me revolvió el estómago. Ella nunca usó la palabra "violada" o "abusada", y yo sabía que era mejor no presionarla por más de lo que estaba dispuesta a decir: Natalie detestaba las conversaciones que incluso insinuaban que eran sexualmente explícitas. Finalmente agregó: "Fue como una experiencia extracorporal. Estaba aterrorizada, estaba confundida. . ." A estas alturas ambas estábamos llorando. "Por supuesto que sí", le dije mientras la rodeaba con mis brazos. "Lo siento mucho. No me lo puedo imaginar. . . ¿Qué hiciste?" "Nada. Cuando terminó, me acompañó hasta la puerta de su habitación de hotel y me dijo buenas noches, me fui y te encontré a ti y a mamá, y eso fue todo. Quiero decir, ¿Qué más podía hacer? ¿Quién me hubiera creído? E incluso si alguien me hubiera creído, ¿Quién era más prescindible: Natalie Wood, de quince años, o Kirk Douglas? "¿Qué hizo mamá?" Yo le pregunte a ella. Ella me respondió con una simple mirada. Casi tenía miedo de escucharlo. "Déjame adivinar: ella te dijo que lo aguantaras". "Mamá estaba segura de que habría significado el final de mi carrera si le hubiera causado problemas a Kirk Douglas. Así que, por supuesto, aguanté". Tomó otro sorbo de vino mientras yo intentaba procesar la historia de temor que acababa de contarme. Si tenía sentido o no, estaba mucho más enfurecida con mamá que con Kirk Douglas. Había enviado a su hija de dieciséis años a una habitación de hotel sola con un hombre increíblemente poderoso que tenía la edad suficiente para ser su padre y luego no hizo absolutamente nada al respecto cuando la violó. No me lo podía imaginar. Era aún más inimaginable ahora que Natalie y yo éramos madres con nuestras propias hijas. ¿Enviar a Evan o Courtney a una reunión a solas con un V.I.P., sin importar quién era? UH no. ¿Organizar esa reunión en la habitación de hotel del V.I.P? ¡Diablos, no! Y si ese V.I.P. ¿Hiciera siquiera un movimiento inapropiado hacia una de nuestras hijas menores de edad? No pasarían el resto de su vida en prisión, pasarían el resto de su vida bajo ella. Pero no nuestra mamá. No con su ambición fuera de control que la cegaba a casi todo lo demás, excepto al estrellato de su hija. Me repugnó, pero lamentablemente no me sorprendió tanto. Natalie puso su mano en mi hombro. 'Lana, no te dije esto para molestarte. Solo quería que supieras por qué siempre he visto a mamá como un halcón cuando está con mis hijas, y espero por Dios que hagas lo mismo con Evan". Prometí que lo haría, y cumplí esa promesa, especialmente después de que Evan y yo nos mudamos al condominio con mamá. Teníamos una regla estricta: mamá nunca debía llevar a Evan a ningún lado sin dejarme el número de teléfono adonde iban y a qué hora regresarían. Usé la excusa de que tenía que ver con los problemas médicos de mamá, pero la verdad era que tenía mucho que ver con esa inolvidable conversación con mi hermana y su amor protector por su sobrina. 

Nicholas Ray seguía completando el castin de Rebelde, Natalie con la que está manteniendo una relación, no aparece en el. Natalie hizo amistad con varios componentes del reparto de Rebelde, uno de ellos Dennis Hopper, este con unos recién cumplidos diecinueve, le atrajo Natalie, esta fue receptiva, mantuvo una relación con un joven, alternada con un hombre de 43 años. 

En una noche inusualmente cálida de febrero, Dennis Hopper llevó a Natalie a cenar con una de sus compañeras de clase de Van Nuys, cuyo nombre ahora no es seguro, Hopper años más tarde contó: (Esa noche yo estaba conduciendo a las chicas de vuelta a su casa en el valle, cuando un auto que viene de frente, chocó con mi convertible en Laurel Cayon Boulevard, los tres fuimos expulsados del coche, aunque yo escapé con contusiones de poca importancia, la compañera de clase tampoco fue grave, pero Natalie tuvo conmoción cerebral leve, me asuste porque estaba inconsciente, tal vez por un minuto, cuando se recobró y con su ingenio me pidió llamar a Nicholas Ray, no a sus padres. Pero la recepcionista del hospital llamó a la policía, que llegaron a los pocos minutos). Detuvieron a Hopper y la compañera de clase de Natalie. Después de interrogarles, la policía insistió en llamar a los padres de Natalie, tenía lesiones graves y estaba ligeramente aturdida. 

En 1974 el documental de Myron Meisel "1'm a Stranger Here Misself' dedicado a Ray, Natalie en persona contó: (Seguía diciendo, Nick Ray, Nick Ray el numero es... Seguí repitiendo el número de Chateau Marmont, de manera que eso hicieron). Tras la llamada, Ray mandó a su medico personal, después él se presentó en el hospital, Natalie le dijo; (Me han llamado ¿Maldita delincuente juvenil? Ahora me darás el papel), el director se dirigió al medico diciéndole (Cuide a mi estrella, va a ser mi protagonista). 

Una noche, probablemente después de Rebelde, Natalie, Dennis Hopper y Nick Adams decidieron hacer una "Orgía", porque habían leído que John Garfield las tenía en Hollywood. Para Natalie su idea de glamour de una orgía, fue bañarse en champán, como Hopper recuerda; (Creo que ella había oído que Jean Harlow o alguien había tenido un baño en champán). Adams y Hopper con entusiasmo corrieron a comprar varias cajas, vierten el contenido de las botellas en una bañera del apartamento de Adams en La Cañada, Natalie puso el pie delicadamente en la bañera y sonrió, imaginándose a sí misma como Harlow, cuando se sumergió en el baño de champán, dejó escapar un grito y saltó. Su vagina se había quemado al contacto con el alcohol (Eso detuvo todo). Hopper comentaría: la fiesta terminó en la sala de urgencias de un hospital. Después Natalie se reiría de la "Orgía" (Natalie era aventurera sobre el sexo y la vida, exploraba todo, pensó que sonaba a glamuroso bañarse en champagne, como resultado; su vagina se quemó por el alcohol). Hopper consideró que Natalie estaba viviendo (El síndrome de la diosa, y el escandaloso comportamiento de las estrellas femeninas durante los años cuarenta). Ella había sido entrenada para esta idolatría desde que tenía dos años, pegar fotos de Hedy Laman, Verónica Lake y el glamour de los años cuarenta, en su particular álbum de estrellas. 

El rodaje de Rebelde comenzó el treinta de marzo de 1955, con un presupuesto limitado, y fotografía en blanco y negro, al estrenarse "Al Este del Edén" y su gran éxito, se decidió doblar lo asignado a la película. Cambiando el formato a Cinemascope y en Color. Los componentes del reparto, estaban totalmente integrados, Ray en estado de gracia, estaba maravillado con los resultados obtenidos, entre sus actores había una compenetración envidiable, la química entre Dean, Wood y Mineo, era intachable. El argumento; Tres jóvenes solitarios con sus diversas problemáticas derivadas de un tronco común se dan cita una misma noche en una comisaría de policía. Sus vidas posteriormente se unirán en una búsqueda inconsciente de desahogo existencial. La falta de cariño y la apatía de sus progenitores harán de un viejo caserón abandonado, un palacio nocturno de identificación y apego mutuo. El cromatismo que inunda sus encamadas imágenes, el tratamiento del scope y la partitura de Leonard Rosenmann son elementos de un conjunto con el que Nicholas Ray, preocupado siempre por el devenir y las circunstancias de la juventud, construye un afligido drama generacional, lírico y dotado de una tensión y fuerza dramática extraordinaria. 

Una vez finalizado el rodaje, el romance con Ray se desvanece, aunque no el que mantiene con Dennis Hopper, el cual al morir Dean la acompañará a todos los eventos promocionales de Rebelde. 

James Dean, en junio comenzaba el rodaje de Gigante y los ejecutivos de la Warner Bros le prohibieron que compitiera con su automóvil en carreras. Quedaba muy poco para que finalizara el rodaje cuando Dean sucumbió ante el nuevo modelo de Porsche, el 550 Spyder, al que había bautizado "Little Bastard". Sólo lo sabía su amiga Elizabeth Taylor. En realidad era un coche de sustitución, ya que el actor estaba esperando un Lotus Mk X. También compró un Ford Country Squire Woodie para trasladar el Porsche a las próximas carreras. En un intervalo del rodaje se sumergió de nuevo en el mundo de las carreras. En la tarde del viernes 30 de septiembre de 1955 James Dean se dirigía al norte de California por la carretera de Salinas para acudir a una carrera con su Porsche 550 Spyder. Viajaba en compañía de su mecánico y amigo Rolf Wuetherich. Había dudado entre remolcar el Porsche o conducirlo él mismo. Pararon a  almorzar en una cafetería de Castaic Junction, en el Valle de Santa Clarita. James Dean comió un pastel de manzana y un vaso de leche. Wuetherich, una hamburguesa con queso y cebolla. 

Las últimas horas de James Dean. 
A las 15:30 horas, Dean fue multado por una patrulla estatal por exceder el límite de velocidad. Circulaba a 105 kilómetros por hora en una zona limitada a 90. Aún tuvo tiempo de hacer otra parada en Blackwells Comer, en Lost Hills, para comprar una Coca-Cola y una manzana. Unas horas después, en Cholame, a 25 millas de Paso Robles, abandonaba la Ruta Estatal 466 en el cruce con la Highway 41. En ese momento el actor se vio obligado a dar un brusco volantazo para evitar el choque con un Ford Custom Tudor. No lo consiguió. En el impacto, casi frontal, se fracturó los brazos y el cuello. Murió en una ambulancia pocos minutos después. Todos los escenarios del recorrido se han convertido hoy en puntos de atracción de turistas y curiosos. Como el restaurante de carretera de Castaic Junction, ahora un establecimiento de la cadena Marie Callenders Restaurant, famosa por su especialidad: el pastel de manzana con crema de queso y caramelo. En la estación de servicio de Blackwells Comer, donde Dean repostó por última vez, un cartel gigante con el busto silueteado del actor nos recuerda su última parada; los turistas hacen cola para fotografiarse a su lado. Un monumento de acero rodea el Tree of the Heaven en recuerdo al actor, una milla al oeste del lugar del accidente. Incluso hay una placa en la intersección donde se produjo el impacto. 

Cuentan que cuando James Dean enseñó el "Little Bastard" a Alec Guinness en el restaurante Villa Capri de Hollywood, el actor británico tuvo un presentimiento: (Si te metes en ese coche, te encontrarán muerto la próxima semana). Fue el 23 de septiembre de 1955, siete días antes de la muerte de James Dean. Sólo tenía 24 años y estaba en la cumbre de su carrera con tres películas, dos nominaciones a los Oscar, dos nominaciones a los BAFTA y un Globo de Oro. 

Ese día Natalie estaba en Nueva York en compañía de Dennis Hopper y Nick Adams, sus dos compañeros de Rebelde, el motivo de estar en la gran ciudad, era su participación en un musical en directo por la televisión; "Heidi". El primero en enterarse de la muerte de Dean fue Nick Adams, este habló con Hooper y decidieron ocultárselo, no querían que le influyera en su trabajo televisivo. Pero el chofer que les llevaba a los estudios, hizo un comentario de la noticia, Natalie se puso pálida, no se lo podía creer. En el plató la protagonista Jeannie Carson, no paraba de llorar, durante la filmación la Carson se olvidaba de sus líneas, Natalie siempre profesional le apuntaba sus frases. Las dos estaban hundidas, pero Natalie era consciente de su deber como actriz. 

Rebelde sin Causa, se estrenó el 27 de octubre de 1955, casi un mes después del fatal accidente que había tenido James Dean (30 de septiembre de ese año) (Se da la circunstancia que Dean no acudió a ningún estreno de sus películas con "Al Este del Edén" no quiso acudir y las otras dos fueron póstumas). 


El éxito de Rebelde sin causa, fue apoteósico, abrazada por la critica y por el publico, esta película sería la mas icónica del controvertido actor, con el paso de los años encumbrada en su máxima expresividad. La Academia, no se olvidó de Rebelde, optando; Mejor actor de reparto Sal Mineo, Mejor actriz de reparto Natalie Wood, Mejor guion adaptado Nicholas Ray "James Dean, no lo fue porque ese año lo era con "Al Este Del Edén", Natalie ganó un Globo de Oro, como Mejor Promesa. 

El éxito de la cinta unido al fallecimiento de Dean, catapultó a Natalie al primer plano de la actualidad. Todas las revistas la sacaban en portada, con un nuevo amigo, en traje de baño o en cualquier evento. Su popularidad era tan grande que el avispado presidente de Warner Bros. Jack, quiso hacerle un típico contrato por siete años, de nuevo María negociando. Sorprendentemente, la astuta María se dejó sorprender por el mas astuto Jack Warner, firmando un contrato que ligaba a su hija por siete años a "$350" por semana, una cantidad irrisoria ya que las demás productoras hubiesen pagado mucho mas por tener su concurso. El motivo por el que hipotecaba a su hija por esta infame cantidad, María se la llevó a la tumba, quizás pensaba que si no era pretenciosa con el dinero, le ofrecerían mejores proyectos, sería lo contrario, Natalie sería incluida en mediocres producciones, o de moneda de cambio con otras productoras. 

Antes de la firma del contrato, Natalie estaba ligada a un rodaje en una película de gran categoría; "Centauros del Desierto" (The Searchers), una epopeya que firmaría el maestro; John Ford, con John Wayne de protagonista. El argumento; un hombre parte en busca de los indios que se llevaron a su sobrina. Este es el (aparentemente) simple argumento de un viaje al centro del odio y la intolerancia a cargo del mejor John Wayne. En la mirada cansada de Ethan el racismo late poco a poco, casi sin notarse; ojos caídos de un perdedor que apenas puede esconder un desprecio tan brutal como poco explícito. El maestro Ford volvió a demostrar por qué es el mejor director de la historia del cine en un genial relato lleno de fuerza, amargura, poesía y perfección. Una obra de arte. Esto fue el resultado, el rodaje fue un infierno. 

Rodada casi en exclusiva en exteriores (Con el Monument Valley de fondo), para Natalie fue durísimo, durmiendo en barracones sin luz, sin poderse bañar y con un sol abrasador. La única forma de pasar el tiempo era el apoyo de Patrick Wayne hijo de John, de su misma edad. A Wayne esta complicidad con su hijo le molestaba, no quería que ocurriese algo irreparable, por lo que habló con el muchacho advirtiéndole de que Natalie a pesar de tener dieciséis años, era ya una experta (A sus oídos llegó la noticia de la relación de esta con Nick Ray). Patrick un chico obediente y sin ninguna experiencia, estuvo de acuerdo con su padre.

Natalie que interpreta a la sobrina de Wayne secuestrada por los indios, para dar mas veracidad a su papel, quiso tomar el sol para broncear su blanca piel. El resultado fue desastroso. Su piel se quemó. John Ford, famoso por su mal carácter, le dijo a Patrick que llamase a Natalie para rodar una escena. Al entrar en el barracón la encontró envuelta en vendas, con ampollas por todo el cuerpo, Natalie histérica le dijo a Patrick que no podía rodar en ese estado. Al poco este volvió y le dijo a Natalie que no podía repetir lo que Ford le dijo, ella insistió que se lo dijese (Dice que te vayas a la mierda), Natalie se puso en pie gritando (Quiero irme, quiero irme a casa), en esto apareció el viejo director, al verla en el estado que estaba, le dijo (Estate tranquila, podemos rodar la escena sin ti, tu cúrate), algo inusual en el director. En el relato, el papel que interpreta Natalie, comienza de niña. Aquí María intervino, ofreciendo a su otra hija Lana para el papel, Ford estuvo de acuerdo, por lo que las dos hermanas, por primera y única vez estuvieron en los créditos (Aunque Lana ya había intervenido en "Driftwood" y "Su Único Deseo" como comparsa). 

El primer compromiso con su nuevo contrato "Colinas Ardientes" (The Burning Hills), Sinopsis; Cuando el hermano de Trace Jordan es asesinado por miembros de la familia Sutton, se compromete a informar de esta injusticia al ejército más cercano para pedirle ayuda. Sin embargo, Sutton se adelanta a los hechos y amenaza al chico, que consigue huir. En la escapada conoce a una chica mexicana que le ayudará a vengarse de los Sutton. Sin embargo, los hombres del ganadero le persiguen para matarle. 

Este western serie B. pero bastante aceptable, estaba basado en una novela de Louis L'Amour, (pensada originalmente para que lo interpretase Jonh Wayne y Katy Jurado) como partenaire Tab Hunter, un guapo actor, muy conocido y deseado en los años cincuenta. Las ilustraciones de la época los sacaban en portada e informaban de cualquier movimiento de la pareja, fue cuando el departamento de publicidad ideo un plan para promocionar el film; inventar un noviazgo. 

Warner dándose cuenta de la aceptación de sus jóvenes actores (Los dos son guapos, el rubio, ella morena, la estética era perfecta), mandó buscar otro proyecto para los dos. Lo encontró en una popular novela de Marion Hargrove's "The Girl He Left Behind", una historia castrense con Tab Hunter llevando la mayor parte del metraje. El argumento giraba en una joven pareja, ella se conformaba en ver las estrellas, él quería algo más. El rubio protagonista se alista en el ejercito, haciendo todo lo posible en que lo expulsen, cuando en unos ejercicios salva a sus compañeros, se convierte en un héroe. Lo mas recordable de esta película es que en ella intervienen varios secundarios de primera fila; James Gardner, Alan King, David Jansen...

El fingido romance seguía siendo publicitado (Al menos se alargaría hasta que las dos películas se hayan estrenado). El rumor sobre la homosexualidad de Tab llegó a la revista "Confidential", una de las mas temidas de aquellos días; e indagó sobre el escandalo de este, al estar mezclado en una fiesta con adolescentes. El resto de publicaciones omitió la noticia, en el mas puro estilo a lo Hollywood, ya que por entonces, se ocultaba este tipo de relaciones: Como en el caso de Rock Hudson, Tyrone Power, Rory Calhoun. Hace pocos años Tab escribió un libro "Tab Hunter Confidential", contando este capitulo. En esos momentos estaba en una larga relación con Anthony Perkins (Perkins, siempre muy cauto en sus relaciones. No aceptaba su homosexualidad, casándose en 1973 con Berry Berenson, con la que tuvo dos hijos), que incluso su madre creía que estaba saliendo con Natalie. Una vez le dijo a su madre (Hoy no salgo con Natalie, me voy con Anthony) su mamá contestó (Me parece muy bien, pero ser discretos), en ese momento Tab se dio cuenta que su madre lo sabía todo. 

Tab Hunter continuó trabajando en el cine hasta 1992, además tuvo una aceptable carrera como cantante. Natalie pidió a Warner trabajar en Un grito en la noche "A Cry in the Night", el papel de una chica secuestrada le pareció más interesantes que las dos últimas interpretadas. El famoso actor Alan Ladd, el año anterior se inició en la producción, este titulo sería el cuarto: Cuando vio que la revelación de "Rebelde sin causa" estaba interesada en su proyecto, le produjo satisfacción, implicándose en él como narrador. El tema, era mas interesante sobre el papel que plasmado en la pantalla; Un psicópata, además de matar animales, se dedica a atacar a jóvenes parejas en una zona alejada de la ciudad. Un día secuestra a una chica y la esconde en una fábrica abandonada. El padre de la muchacha, que es inspector de policía, emprende una frenética búsqueda siguiendo métodos no muy ortodoxos. Entre un discreto reparto, un actor reconocido, pero siempre en papeles secundarios "Fue en la década de los sesenta donde saltó a la fama como Perry Mason y con Ironside" Raymond Burr. Natalie y Raymond, empezaron a salir, las publicaciones se hicieron eco de ello y se comenzó a hablar de idilio, cuando llegó a oídos de Jack Warner los comentarios, los frenó en seco. De todos era conocida la homosexualidad del actor, Warner no quería que su joven estrella estuviera en entredicho en sus relaciones con hombres con diferente tendencia sexual. 

La última salida de los protagonistas de "Un grito en la noche" fue en el estreno de la película. En 1970, cuando Natalie tuvo a su hija Natasha, Raymond dijo a la prensa, que había llorado con la noticia, que pensaba que esta niña podría ser suya, que realmente él estaba enamorado. 

El corazón de Natalie se había ocupado por un joven de dieciocho años, un estudiante del "Astor Studio", Scott Marlowe (Otro gay en su vida, por lo que parte de sus novios, era pura publicidad). Su relación con Dennis Hopper había hecho aguas. Los dos estaban inmersos en sus carreras, y cuando terminó la promoción de Rebelde, se desvaneció. La llegada de Scott, le trajo aire fresco procedente de New York. Este moreno de pelo rizado, detestaba Hollywood (Como tantos actores del método, procedentes de la escena de la gran manzana. Natalie posteriormente llegó a decir "Si no les gusta Hollywood, por que vienen"), y mencionaba a Natalie sus clases de interpretación con Lee Strasberg, ella le contaba sus anhelos de hacer buenas películas, que quería ser como Vivien Leigh, su actriz preferida desde que la vio en "Un Tranvía Llamado Deseo", que estaba insatisfecha de los papeles que le asignaban, y de su deseo de poder interpretar "Marjorie Morningstar". 

A finales de ese año, Natalie ya había terminado su relación con Scott Marlowe, él volvió a New York, seguirían teniendo amistad. Nick Adams, su compañero en Rebelde, sería su inseparable desde entonces, con él se prodigó en sus salidas. Adams la seguía a todas partes, Adams era para Natalie como el hermano que nunca tuvo. Un día Nick le dijo que tenía un amigo muy interesado en conocerla, que no se atrevía a acercarse por si era rechazado. Natalie sintió interés preguntándole quién es, al saber que su admirador era Elvis Presley, Natalie se estremeció, ella lo admiraba, era el cantante de moda, su "Love Me Tender" sonaba sin cesar por la radio. En el encuentro de las dos estrellas se produjeron chispas, el complejo y solitario Elvis, en realidad no era muy diferente al de ella misma, un chico obediente de una madre posesiva. 

Empezaron a ir al cine con asiduidad, siempre en la última sesión. Presley la acompañó a New York, donde Natalie tenía que intervenir en un capitulo en vivo llamado "Carnival" en los estudios de N.B.C. donde se reencontraría con Dennis Hopper como partenaire. Dirigida por el posteriormente famoso; George Roy Hill, esta interpretación la dejó satisfecha, según ella fue su mejor trabajo hasta el momento, tenía un argumento preñado de buenas escenas. La trama; la hija de un borracho se introduce como bailarina "Cooch", en un desesperado intento por salvar el trabajo de su ebrio padre. La satisfacción por este papel, también puede influir los problemas de su propio padre con el alcohol. Otro motivo pudo ser que empleó las tácticas aprendidas junto a Scott Malowe, y su "Método". 

Elvis quiso que le acompañara a Graceland, su casa en Memphis, Natalie le pidió permiso a su madre para ir, María le pareció bien, salir con el chico más popular de EE-UU, podría ayudarla en su carrera. En el viaje les acompañaría Nick Adams. Natalie quería que esta visita en el estado de Tennessee fuese discreta, fuera de los flases de los periodistas, Presley cumplió pero Nick que quería sacar redito de esta relación, aviso a todos los medios posibles. A la bajada del avión en el aeropuerto de Memphis una lluvia de cámaras retrataban el momento, Adams se apresuraba en aparecer en primera línea, los fotógrafos lo esquivaban, aunque fue inevitable que apareciera en todas las fotografías. El traslado a la casa de Elvis, fue un cortejo de coches, motocicletas y demás vehículos escoltando el Lincoln Continental de Elvis. Ya en casa, Natalie pensó que estaban a salvo, para sorpresa suya los fans de la megaestrella se asomaban por las ventanas, llamando constantemente al timbre de la puerta, Natalie increpó a Presley de que no tenía intimidad, este le contestó que sus admiradores podían hacer lo que quisiesen, que a él no le importaba. En la casa había otro problema, la madre de Elvis, Gladys, esta mujer además de influir en la vida religiosa de su hijo, ejercía un férreo control con las visitas féminas del cantante. A Natalie le dio una habitación en la que ella la tenía a vista, por lo que Natalie no pudo reunirse con Elvis por la noche. A Gladys no le gustaba Natalie (En realidad no aceptaba a ninguna chica que se acercaba a su niño), pensaba que lo hacían por interés. Al día siguiente Natalie pidió a Nick Adams, que dijese que la habían llamado desde Warner Bros pidiéndole que volviera inmediatamente. Natalie regresó a Hollywood desde Memphis. 

En el aeropuerto fue recibida por los fotógrafos ansiosos por saber si es la nueva novia del Rey del Rock. Su imagen fue difundida por todo el mundo, gracias a la fama del nuevo ídolo americano. Pasando capitulo a su relación con el cantante. En realidad Natalie nunca consideró a Elvis como un novio, solo fueron amigos, incluso llegó a decir que Elvis solo era bueno como cantante. Años después dijo (Salir con Elvis era como ir a una cita de secundaria. Me llevó a heladerías y bebíamos refrescos). 

Natalie esperaba que los dirigentes de Warner, la consideraban para el papel de "Marjorie Morningstar", cuando vio en la prensa que la iba a interpretar Elizabeth Taylor, sufrió una decepción, en cambio la obligaban a trabajar en Bombarderos B-52 "Bombers B-52", una comedia con tibios tintes bélicos. Otra obra que no pasaría a los anales de la historia del cine. En los carteles publicitarios, su nombre encabezaba el reparto, pero ofreciendo una imagen equivocada de su personaje. 

Argumento: El veterano sargento Chuck Brenna (Karl Malden) recibe una tentadora oferta para dejar el ejército y pasar a la empresa privada. Pero no quiere aceptar a pesar de la presión de su familia. Su hija Lois (Natalie Wood) está enamorada del joven coronel Jim Herlihy (Efrem Zimbalist Jr.), con quien Brenna no se lleva nada bien pero que consigue demostrar sus méritos en el ejército. Karl Malden y Natalie Wood protagonizan este drama militar que adquirió de nuevo notoriedad en los años 80 gracias a un estudio de Irving Wallace sobre la connotaciones sexuales escondidas en sus diálogos. 


Terminado el embriagador año 1956, en un estallido de fama, tras ganar el Globo de Oro como mejor debutante (Compartido con Carror Baker y Jayne Mansfield), después de ser nombrada "La más popular Nueva Estrella de 1956" por Morden Screen. En la ceremonia presentada por Louella Parson en una emisión trasmitida en directo por televisión. En la fiesta posterior Natalie se topó con Kirl Douglas, el actor que la violó, este se le acercó a felicitarla, Natalie le sonrió porque las cámaras le enfocaban en ese momento, pero alejándose rápidamente. Hubo otro encuentro que la hizo feliz; Robert Wagner, su amor platónico, Wagner la invitó a un paseo por barco el próximo día. Natalie se presentó en el puerto de Newport, estaba nerviosa, pensar que estaría en medio del mar, la inquietaba. Robert amante de los barcos, acababa de adquirir uno nuevo, el "My Lady", este 6 de diciembre sería celebrado en años posteriores, como aniversario de su primer encuentro. Por ese tiempo Natalie estaba saliendo con otro pretendiente; Nicky Hilton, primer marido de Elizabeth Taylor y heredero de la cadena de hoteles del mismo nombre. Este atleta sexual, con fama de violento y mujeriego, satisfacía a María, un hombre con tal fortuna, era la delicia de cualquier madre. Hilton le obsequiaba con toda clase de caros regalos, y presumía de ella por los lugares de moda (Ciros, Mocambo, Romanoff...). 

Natalie seguía esperando un buen guion, el papel mas codiciado del momento era interpretar a la santa de Orleans en "Saint Joan", ella era perfecta; sus dieciocho años y la limpieza de su rostro hizo que el director y productor Otto Preminger la tuviese en cuenta. Las primeras figuras de Hollywood se lo disputaron, finalmente se eligió a Jean Seberg. Esta vez Natalie se rebeló, pidió actualizar su contrato, no estaba dispuesta a estar incluida en proyectos en los que no creía. Jack Warner la aplacó diciéndole que ella sería finalmente la heroína de "Marjorie Momingstar". 

Para esta producción pensada inicialmente para Elizabeth Taylor o Audrey Hepburn, Warner quería echar la casa por la ventana, además de tantear a estas estrellas consagradas para el papel femenino, para el masculino; William Holden, Paul Newman, Montgomery Clift... Se eligió a Gene Kelly por su conocimiento con la danza. El autor Herman Wouk, quería plasmar el problema judío de una familia adinerada de New York: Marjorie Morgenstern "Natalie Wood" es una chica de 18 años, perteneciente a una familia judía que da ejemplo de fe y tradición. Su interés por el teatro la lleva a creer que puede emprender una carrera artística, y con su amiga Marsha "Carolyn Jones", entra furtivamente a South Wind, donde tiene su sede el compositor, cantante y bailarín Noel Airman "Gene Kelly" con quien iniciará una compleja relación, mientras en el entorno se va formando una suerte de "Club" de caballeros que quisieran casarse con ella. 

En la realización por parte de Irving Rapper (Veterano director venido a menos), obvió el terna judío, quedando relegado a un mero colorido, la realización le vino grande al cineasta. Aún así el filme tuvo éxito, estrenándose en un "Radio City" abarrotado con seis mil personas. Los medios periodísticos estuvieron tibios con la película y con Gene Kelly, fueron mas esplendidos con la interpretación de Natalie Wood y Carolyn Jones. 

En el apartado amoroso, seguía saliendo alternativamente con Robert Wagner y con Nicky Hilton, Wagner le dijo que tenía que marchar a Tokio, para un rodaje con Joan Collins. Esto fue aprovechado por Hilton que la invitó a su casa junto a su madre. En la mansión Nick se la presentó a su padre Conrad, este quiso discutir una hipotética boda de su hijo con Natalie, ofreciéndole un contrato matrimonial, María estaba de acuerdo, Natalie se sintió como una mera mercancía. Por la noche tuvo una llamada desde Japón, era Wagner diciéndole que la añoraba, esto hizo decidir a Natalie, abandonando la fabulosa mansión de los Hilton. 

Frank Sinatra su "Amigo", solicitó a Warner Bros la prestación de Natalie para su próximo proyecto "Cenizas bajo el Sol" (King go Forth). Era habitual que las productoras se prestaran a sus artistas, siempre con una compensación económica "$75.000", Natalie cobraría $6.500, a la semana (Lejos de los $350 que cobra en Warner). Segunda Guerra Mundial. Dos soldados estadounidenses se encuentran en Francia durante su liberación. El primero de ellos, Sam Loggins conoce a una dulce joven llamada Monique y se enamora de ella. Cuando le presenta a su amigo, el cabo Brin Harris, Monique se enamora de él. Sam está dispuesto a intentar olvidar a Monique para que sea feliz pero puede que no sea una buena decisión. 

Esta adaptación de la novela de Joe David Brown ha sido dirigida por Delmer Daves, el cual evita que sea una película bélica convencional. Durante la filmación de Cenizas, Robert Wagner invitó a Natalie a cenar en el lugar de moda de Los Ángeles, el Romanoff, lugar favorito de la protagonista, por sus connotaciones rusas. Wagner pidió champan. Para sorpresa de Natalie en el fondo de la copa había un anillo de compromiso (De esta forma tan romántica, Robert Wagner, la pedía en matrimonio). Al día siguiente una orgullosa Natalie enseñaba el anillo a Sinatra, este felicitó a Robert, advirtiéndole que estaría vigilante para que no la hiciera daño.  Los rumores de una boda entre Natalie y Robert, sacudió los informativos de actualidad, se llegó a afirmar que se habían casado en secreto. Se desmintió se volvió a rumorear, finalmente se presentaron como marido y mujer en una fiesta de Hollywood. Habían contraído matrimonio en Scottdale, Arizona, el 28 de diciembre de 1957. 

Para el primer aniversario de su primer encuentro intimo (6 de Diciembre), Wagner compró un nuevo velero al que quiso llamar "My Natalie", finalmente se eligió "My Other Lady". Aquello parecía imposible, realmente no se le conocía ningún idilio verdadero, se sabía de sus relaciones con Elvis, los demás eran producto del departamento de publicidad. En cuanto a Robert, se le asoció a famosas estrellas; Debbie Reynols, Terry Moore, Jean Peters, incluso la veterana Barbara Stanwyck pasó por sus brazos, defendía su soltería a capa y espada. 

La pareja Wagner & Wood acababan de volver de su luna de miel. Para Natalie se le acumulaba los guiones, uno de estos era "The Miracle" (Promesa rota) una historia ambientada en Granada, España, durante la guerra de la independencia. La dirección corría a cargo de Irving Rapper que ya la había dirigido en "Marjorie Morningstar" Natalie declinó el proyecto y dijo (Con Rapper no vuelvo ni para una fotografía) el papel lo recogió: Carroll Baker. En "Too Much Too Soon", se negó a rodar la historia de Diana Barrymore, a pesar de que su co-estrella sería Errol Flynn, la supuesta violación de Diana Barrymore que drogada, desnuda, azotada y violada en su habitación de hotel en 1955, le recordaba demasiado a su propia vida ocurrida el mismo año. "A Summer Place", el proyecto de esta película Tab Hunter y Natalie Wood, cambió por completo al negarse Natalie a participar en ella. Este material adolescente, a mayor gloria de su interprete masculino; Troy Donahue (Un nuevo actor muy similar a Tab Hunter, compañero de Natalie en dos anteriores filmes. Tab llegó a decir que muchas veces firmaba autógrafos con el nombre de Troy). Natalie lo rechazó, por lo semejante a lo ya interpretado con Tab. Sandra Dee dio la replica al rubio actor. "Imitación a la Vida", Universal Pictures se puso en contacto con Warner Bros, para la prestación de Natalie, el propio Jack Warner pidió $200.000 por el préstamo de su estrella, esta cantidad desorbitada hizo retroceder a Universal. Esta decisión privó a Natalie de estar incluida en un gran proyecto. Este melodrama que volvió a subir a la cumbre a Lana Turner. Su sustituta? Susan Kohner o Sandra Dee, unas fuentes dan a Susan y en otras a Sandra. Lo mas probable? el papel que iba a interpretar Natalie (Por su físico) fuese el de la hija mestiza de la criada. "Los que no Perdonan", United Artiss la reclamó para el papel de la india Rachel Zachary (Recordando su papel en "Centauros del Desierto"), Natalie también lo rechazó, Audrey Hepburn la reemplazó. En "El Discípulo del Diablo", se negó rotundamente, alegando que no quería trabajar junto a Kirk Douglas por motivos personales. 

Natalie culpó a Jack Warner de no ofrecerle proyectos maduros e incluirla en mediocres películas de bajo presupuesto. Con Natalie en pie de guerra, Warner la castigó pidiendo prestada a la Paramount, a Audrey Hepburn (Cuando ya tenían a Natalie Wood bajo contrato) para uno de los papeles mas importantes de la década, "The Nun's Story" (Historia de una monja) dirigida por Fred Zinnemann. Natalie quedó suspendida de sueldo, durante todo 1958 no rodó ni una sola película, Louella Parson intervino poniéndose de parte de Natalie, amenazando a Jack Warner de no incluir sus películas en su columna. Ante esta advertencia Jack quiso enterrar el hacha de guerra, pidiendo a sus guionistas que buscaran algo moderno para su estrella. El (Algo moderno) fue "El Potentado" (Cash McCall), esta anodina producción tenía a James Garner, como principal atractivo, el ahora conocido actor estaba de moda gracias a su serie de televisión "Maverick", en taquilla tuvo una aceptable acogida, pero en el lado artístico, era prescindible. 

De Metro Goldwin Mayer, le llegó la oferta de poder trabajar con su recién estrenado esposo; "Los Jóvenes Caníbales" (All the Fine Young Cannibals). Al matrimonio les sedujo la idea de trabajar juntos "Además cobrarían cada uno $150.000" (Este caché era de lo mas alto en el mundo Hollywodense, Elizabeth Taylor en la película que estaba rodando "Una Mujer Marcada", cobró otros $150.000, para su siguiente "Cleopatra" le llegaría su famoso millón). Michael Anderson, que acababa de triunfar con "La Vuelta al Mundo en Ochenta Días", sería su director. 

Basada en la novela de Rosamond Marshall, "The Bixby Girls", e inspirada en la carrera de famoso trompetista Chesney Henry Baker, Jr, más conocido como Chet Baker. Los hábitos molestos de la clase rica y perezosa se reflejan en esta historia donde dos parejas comparten un mismo oscuro secreto de su pasado. Esta escabrosa historia no fue bien recibida ni por el publico ni por la critica, Anderson no estuvo inspirado (Incluso durante el rodaje, M.G.M. pidió a Vicente Minnelli que ayudara a Anderson, Minnelli se hizo cargo de dos escenas. Una de ellas es la que Natalie está llenándose un vaso con varias bebidas alcohólicas), dando una lección de como cualquier guion se puede mejorar bajo una buena batuta. En esta secuencia, Natalie está magnifica, en ninguna de sus películas tiene una mirada tan inquietante, solo por estas imágenes vale la pena visionar la película. 

El código Hays fue un código de producción cinematográfico que determinaba una serie de reglas restrictivas de lo qué se podía ver en pantalla en las producciones estadounidenses. Creado por la asociación de productores cinematográficos de Estados Unidos "MPAA" se opuso al título "All the Fine Young Cannibals" presionando al productor Pandro S. Berman y al director Michael Anderson para cambiarlo. Berman y Anderson se negaron, es posible que el estudio considera la modificación del título para apaciguar al "MPAA". El archivo de MPAA también indica que un informe de junio de 1959, existía un borrador del guion de la película que fue rechazado por el MPAA, debido a que contenía demasiados asuntos ilícitos. Escenas de burdeles y un diálogo blasfemo. También se opuso a la inclusión de la palabra (negro) en el diálogo, señalando que (Incluso cuando se usa legítimamente, ha causado feroz resentimiento entre muchos miembros de la audiencia). La relación de los personajes que interpretan Susan Kohner y George Hamilton, parece que va mas allá de la que puedan tener dos hermanos, la sombra de incesto planea en su comportamiento, por lo que también tuvo problemas con el censor. A pesar de que el guion fue revisado de acuerdo con algunas de las sugerencias del MPAA, fue rechazada de nuevo en octubre de 1959, principalmente debido a que los asuntos no se habían eliminado del todo. En la película final, se ven implicaciones de la actriz de color Pearl Bailey con Robert Wagner viviendo juntos, la relación es retratada como platónica. El reportero de Hollywood Reporter, comentó que el personaje de Wagner (Tiene una vaga relación con Pearl Bailey, que introduce algunas notas superfluas de la tolerancia Negro-Blanco). 

Para Robert Wagner, el haber trabajado en esta película, le trajo consecuencias. Los críticos se burlaban de él, por querer hacer un trabajo dramático reservado a interpretes del (Método), Natalie salió mas airosa, pero también sabía que no se la recordaría (Ni lo quería) por este personaje. 


Los Wagner, sin ningún proyecto en perspectiva, se dedicaban en amueblar su nueva casa, cuando Natalie recibió la noticia de que el famoso director Elia Kazan quería hacerle una prueba para su próxima película "Esplendor en la Hierba" (Splendor in the Grass), esto la hizo estremecer, el creador de su película favorita; "Un Tranvía Llamado Deseo", se había fijado en ella. Loca de alegría, saltaba y reía, Wagner apenas esbozaba una mueca, aunque le hacía feliz que su mujer tuviese una oferta del famoso y controvertido realizador, era inevitable hacer comparaciones con su decaída carrera. 

El fallo de "Los Jóvenes Caníbales" hizo que Jack Warner esté seguro de cómo vender a Natalie, el productor no ha hecho planes para la próxima película de Natalie. El dirigente de Warner Bros la prestó para una nueva aparición en "The Bob Hope Show", en un guion "espontaneo" en una góndola junto a Bob Hope y Dean Martin (Natalie sería asidua en este Show, creando una amistad inquebrantable con Bob Hope). Natalie cobraría $10.000 por su participación, la productora obtendría un espacio publicitario de una de sus producciones. 

Natalie tendría otra herida a principios de 1960, fue el comportamiento de su compañero en 'Rebelde" y los dos años siguientes "Nick Adams", al que Natalie le consideró como un hermano. Nick en el inicio de un descenso en su carrera, se abrazó a las drogas y el alcoholismo. Él pidió a Natalie un préstamo y amenazó con chantajearla si se negaba (Conozco un montó de cosas sobre ti, que yo podría vender y obtener el dinero que necesito), dijo. Robert intervino y envió a Adams al psicológico para tratar sus miedos y ansiedades y su sentido de la identidad perdida. Robert fue la única persona que le ayudó en su grito de ayuda. Pero Wagner fue incapaz de proporcionársela a Natalie, esta le había pedido reiteradamente que la acompañara al psicólogo, Wagner se negó, él pensaba que si acedía, sería la prueba del fracaso matrimonial. También influía la opinión de sus padres y hermana (La familia Wagner, era de lo más convencional). También se opuso a la terapia por parejas. Las discusiones empezaron a ser habituales. La falta de trabajo condujo a Robert a beber cada vez más asiduamente. La forma de disculparse de una discusión era al día siguiente pedir disculpas con un ramo de flores. 

Natalie y Robert, dejaron Hollywood el 8 de abril de 1960 en dirección a New York, en el lujoso tren "Super Chief', en el, compartieron viaje con Elizabeth Taylor y su recién nuevo marido; Eddie Fisher, Taylor tenía que completar en la gran manzana "Una Mujer Marcada". En la gran ciudad, los Wagner alquilaron un apartamento en Sutton Place. Después de instalarse, Robert buscó una academia para aprender a tocar el piano, ya que había un proyecto (Que después no se materializó). 

Natalie fue al encuentro de Elia en el hotel Plaza, frente al Central Park, al verla, Elia le comentó que su heroína no iría tan elegante, Natalie le tranquilizó diciéndole que no pudo reprimir el arreglarse lo mejor posible, estaba en New York, pero que había leído el libreto y sabía que su personaje era el de una provinciana de Kansas, y que ya había interpretado a una kanseña en "Scudda Hoo Scudda Hay". Durante la entrevista se unió el protagonista masculino, Warren Beatty (El famoso director descubridor de Marlon Brando y James Dean, quería incluir uno nuevo con el hermano de Shirley McLaine). Se saludaron cordialmente, y quedaron para una prueba de pantalla al día siguiente. Warren Beatty, después se supo que fue una imposición del autor del guion, William Inge, que se había encaprichado con el hermano de Shirley. 

A su regreso al apartamento de Sutton, Natalie contaba a su marido de la entrevista, este no estaba de humor, acababan de comunicarle la rescisión de su contrato con 20th Century Fox. La prueba de pantalla fue lo esperado, Natalie sobresaliente, Warren, con dudas. El filme cuenta la historia de amor entre Bud Stamper "Warren Beatty" y Dennie Loomis "Natalie Wood". En dicha historia subyace el conflicto sobre el mantenimiento de relaciones sexuales entre ambos pese a ver lejos la posibilidad de matrimonio. El padre de Bud se opone al enlace porque quiere que su hijo estudie en la Universidad de Yale, cuando lo que éste sinceramente ansía es tener un rancho y trabajar el campo. Finalmente Bud deja a Dennie, y ésta entra en una depresión, teniendo que acudir a una clínica psiquiátrica para recuperarse. 

Nada mas comenzar la película, Natalie dijo a su marido, que no le gustaba Beatty, que incluso lo encontraba sucio, no se sabe si en realidad se sentía atraída por el, y esta era una forma de rechazarlo. El rodaje filmado en el Bronx "New York", incluía dos escenas especialmente complicadas para la protagonista femenina, en una tenía que sumergir su cabeza en el agua, además debía estar totalmente desnuda, Kazan le pidió que se quitara la pulsera que cubría su protuberancia en su muñeca izquierda, porque nadie se baña con la pulsera puesta, por mas que suplicó que no la despojaran de su brazalete, Kazan fue implacable, y se hizo como el mandó. En la otra fue mas problemática, es la secuencia en que Dennie quiere suicidarse, lanzándose a un estanque con una pronunciada cascada. A Natalie le dijeron que se utilizaría una doble, en el momento de realizarse, no existía tal doble. Kazan intentaba convencerla que no había ningún peligro, que el estanque no era muy profundo y que siempre habría unos nadadores profesionales para socorrerla. Natalie histérica por estar dentro de agua, creía que se iba a desmayar, una vez finalizada la secuencia, un aplauso generalizado la premió, todos sabían el esfuerzo que significó esta escena. Mas tarde se supo que sí existía una doble "Martha Linda Martin", Kazan para dar mas veracidad a la escena, prefirió prescindir de ella. 

Durante el rodaje, se presentó en el plató Robert Wise, que estaba rodando los números musicales en Manhatan, para "West Side Stoy", sin la pareja protagonista contratada, habían pensado en Warren Beatty para el rol de Tony. Al observar una escena interpretada por Natalie y Warren, Wise exclamó "Si es nuestra María", por lo que Natalie se hizo con el papel rechazado por Audrey Hepburn, al quedarse embarazada, Beatty no fue seleccionado. 

Los medios informativos intuían un romance entre la pareja protagonista, y aunque muchos medios fijan en estas fechas el inicio de la relación de estos, lo cierto es que el comienzo fue una vez finalizado el rodaje y el matrimonio Wood-Wagner. 


Natalie se incorporó rápidamente al rodaje de WSS, con un caché de $250.000, más "o" un diez por ciento o $50.000 de compensación, se eligió los cincuenta mil, porque el representante de Natalie la aconsejo de que los musicales no suelen ser muy taquilleros, esta equivocación privó a la estrella de unos cuantos millones de dólares, debido al éxito obtenido. 

Estas nuevas no logró estabilizar al matrimonio Wagner, Robert se quejaba de la ausencia de su esposa, con él teniendo demasiado tiempo para jugar al golf. El distanciamiento se hacía mas patente cada día, Wagner decidió marcharse a Los Ángeles, dejándola sola en New York. Para sorpresa de Natalie, Robert la llamó pidiéndole el divorcio, a Natalie al principio le conmocionó, después comprendió que su matrimonio estaba roto desde hacía mucho tiempo, seguía enamorada, la vorágine de su relanzada carrera, amortiguó su dolor. La noticia de su separación, encabezó las noticias del mundo del espectáculo, nadie podía creérselo (Se cuenta que Elizabeth Taylor cayó en depresión con la noticia, Natalie comentó: "No se por que le ha sentado tan mal, al fin y al cabo la que se separa soy yo, no ella"), a pesar de los rumores de la relación con Beatty, se consideraba a esta pareja, de las mas estables del mundo del cine. 

El libro "Natalie Wood: The Complete Biography" de Suzanne Finstad, ha vuelto a arrojar cierta luz a la oscuridad que rodea gran parte de la vida de la estrella. SEGÚN FINSTAD, EL DESCUBRIMIENTO MÁS VALIDADOR fue la confirmación de Natalie del secreto que guardaba sobre por qué su matrimonio con R.J. terminó. Natalie escribió que ella "quería establecer el contar directamente" sobre por qué ella y R.J. se habían divorciado. "He sufrido en silencio por los chismes sobre mi alejamiento de mi matrimonio para irme con Warren... pero Warren no tuvo nada que ver con eso. Comenzamos nuestra relación después, no antes, de que terminara mi matrimonio". La bondadosa Natalie continuó protegiendo a R.J., aludiendo pero sin revelar la traición sexual que la destrozó. "Es demasiado doloroso para mí recordar por escrito el incidente que condujo a la ruptura final", escribió. "Fue más que la gota que colmó el vaso, fue la realidad aplastando la frágil red de fantasías románticas con la fuerza de un mazo. 

Fue más específica en otro pasaje, indicando exactamente por qué se relacionaba con Daisy Clover, el personaje que interpretó en Inside Daisy Clover. "Daisy se convierte en una estrella de cine, se enamora de un apuesto actor que se siente atraído por otros hombres y descubre este defecto en su luna de miel. Después de que su matrimonio y su carrera se vuelven locos, Daisy encuentra en lo más profundo de sí misma un ser humano ingenioso y confiable". Natalie, en efecto, había descubierto a R.J. Natalie aludía a la noche traumática en la mansión de Beverly, la casa de sus sueños con R.J., cuando dijo que abrió una puerta para buscarlo y vio a R.J. entrelazado con un hombre. O como su madre, María Gurdin, le dijo a su vecina y amiga más cercana, Jeanne Hyatt, a la mañana siguiente: "Ella lo atrapó en el acto". 

Lana tenía quince años cuando Natalie llegó a la casa esa noche de junio de 1961, sangrando por un vaso de cristal que había aplastado con la mano y casi enloquecida. Lana afirmó lo que Jeanne llamó "esa cosa horrible" que Natalie había visto. "Escuchar que podría ser así es una cosa", me dijo Jeanne, "pero verlo en acción es otra". Natalie, me dijo Lana, se encerró en su antiguo dormitorio. Su madre la encontró en coma por una sobredosis de pastillas para dormir. "La pobrecita", recordó Jeanne Hyatt, quien escuchó cada detalle de María, "todavía diría que estaba tan conmocionada por eso, que tomó las pastillas para dormir, no para suicidarse. Por supuesto, en ese estado podría haber tomado una sobredosis sin siquiera darse cuenta. 

Escuché por primera vez sobre el "secreto" o la verdadera razón por la que Natalie se divorció de R.J., de Robert Hyatt, el hijo de Jeanne Hyatt. Él y Natalie eran amigos cercanos cuando eran niños actores en De ilusión también se vive. Interpretaron a hermanos adolescentes en una serie de televisión y compartieron confidencias, como verdaderos hermanos, para siempre. Sus madres, María y Jeanne, eran las mejores amigas, vecinas y confidentes. Hyatt me dijo que se enteró del secreto la noche en que sucedió, en la casa de su madre. La primera vez que me lo dijo, Hyatt apagó mi grabadora, escribió una línea en un papel y deslizó el papel por la mesa. Había escrito, "NATALIE VIO A WAGNER TENIENDO SEXO CON EL MAYORDOMO". Cuando le pregunté por qué lo escribió en una hoja de papel, Hyatt me dijo que tenía miedo de que Robert Wagner "lo jodiera". El mismo miedo que la mitad de Hollywood y Dennis Daven parecían compartir. Después con más tranquilidad, Hyatt dijo que podía volver a encender la grabadora "Te acabo de escribir por qué", me dijo. "Eso fue lo que paso. Yo sé eso." Continuó diciendo: "Me despertaron en medio de la noche con una llamada telefónica de la madre de Natalie. Ella se estaba volviendo loca. Llamó para contárselo a mi madre, pero contesté el teléfono y era tarde en la noche, así que María comenzó a contarme todo. Porque ella me había estado diciendo durante años cuando Natalie se casó con Wagner que "no saldrá nada bueno de esto, será un problema". Y tenía razón. Dos veces." 

El secreto estaba tan profundamente enterrado y era tan traumático que pasaron varios años, me dijo Lana, antes de que Natalie pudiera discutirlo con ella. "¿Por qué no la destruyó por completo? Estuvo cerca, te lo diré", me confió la mejor amiga de la infancia de Natalie, Mary Ann Brooks. "No pensé que iba a salir de eso... Nunca lo superó. Nunca." Mary Ann, una de las pocas a las que Natalie confió el secreto, me dijo que los rumores sobre la bisexualidad de R.J. "estaba volando" antes de que se casaran. R. J. los negó. "Oh, Mary Ann", recordó que Natalie le dijo. "Todas estas personas simplemente están celosas de nosotros". 

Después de encontrar a R.J. con el mayordomo, Mary Ann recordó: "Ella dijo: 'Es mi culpa. ¿Qué me pasa?' Le dije: 'Cariño, tienes que aceptarlo ahora. Te mintió. Incluso trató de protegerlo. Le dije: 'Tienes que enfrentar lo que estamos hablando aquí'. Su vida era simplemente un desastre. A niveles catastróficos. Todo su mundo se fue: su mundo privado, su mundo profesional, todo. Fue como si alguien hubiera tirado una bomba". Después de escribir Natasha, surgieron detalles de apoyo. Lana recordó que el mayordomo se llamaba Cavendish. Hedda Hopper mencionó a Cavendish por su nombre como mayordomo en un artículo sobre los recién casados Wagner, tres años antes de que Natalie lo encontrara con R.J. "Él les lleva el desayuno a la cama", escribió Hopper. El mayordomo de los Wagner, tal como se lo describió Robert Hyatt: Era un caballero inglés mayor. Hyatt dijo que su nombre era David Cavendish. Un columnista sindicado que escribió sobre el matrimonio de los Wagner en 1958 también mencionó a David Cavendish, describiéndolo, irónicamente, como el "hombre inglés de la casa" de Natalie y R.J. 

Lana me dijo recientemente que Cavendish vivía con R.J. en un apartamento de soltero en Durant en Beverly Hills antes de casarse con Natalie. "R. J. lo tenía viviendo con él como su 'valet', su 'hombre", me dijo Hyatt. "Natalie se preguntaba por qué tenía a ese chico antes de casarse. Ella estaba tratando de deshacerse de él". Incluso encontré revistas de cine de los años cincuenta con artículos de fan girl sobre el joven Robert Wagner que incluyen una peculiar mención a su mayordomo interno. Para un artículo de Photoplay en 1953, el elegante Bob Wagner, de veintitrés años, posó para fotografías escenificadas fuera de su "primer apartamento de soltero", un elegante cuádruple colonial. 

Según Photoplay, el amigo de Bob, el actor Dan Dailey, sugirió que alquilara el apartamento debajo del suyo. Dailey, un hombre mayor de canto y baile de los musicales de MGM de los años cuarenta, Robert vivía en un apartamento de una habitación con su "sirviente". Antes de que se publicara Natasha, me pidieron que fuera coproductora ejecutiva de lo que se convirtió en El misterio de Natalie Wood, una película para televisión de tres horas dirigida por Peter Bogdanovich. Durante la preproducción, los derechos se asignaron a Von Zerneck Sertner Films, que realizó cambios devastadores en el guion. Robert M. Sertner, el productor ejecutivo, eliminó escenas que mostraban la aventura de Wagner e insertó nuevas escenas de Natalie coqueteando con Beatty frente a R.J. para ponerle los cuernos mientras filmaba Esplendor en la hierba, el falso rumor fabricado por la prensa, que Natalie ignoró para proteger la imagen de R.J. y ocultar su cita. Otros cambios importantes en el guion no se parecían a Natasha ni a la verdad. En la escena final, una Natalie intoxicada sube sola a la cubierta en camisón. Oye una botella de vino rodando en el fondo del bote de goma cuyo sonido la ha mantenido despierta. No solo fue una escena que no sucedió, sino que, como escribí en Natasha, se demostró que no pudo haber sucedido. En la escena que se filmó, Natalie ebria intenta recuperar la botella de vino, sube al bote y, cae por la borda y muere. Una vez más, Hollywood traicionó a Natalie Wood. Fue entonces cuando pedí retirarme de la producción del telefilm. 

Sertner, quien cambió el guion para convertir a Natalie en la razón de la roptura de su matrimonio con R.J. y la causa de su propia muerte, fue, como sucedió, dijo un amigo de Robert Wagner. Quizás la validación más acertada del secreto de R.J., post Natasha, estaba en mi propio archivo, una entrevista redescubierta que hice al principio de mi investigación. La entrevista fue con Irving Brecher, guionista de películas clásicas de la época dorada de Hollywood. Brecher dirigió a Wagner en Sail a Crooked Ship, la película que R.J. estaba completando cuando Natalie dijo que lo encontró con el criado inglés. Volví a escuchar la cinta, veinte años después. A lo largo de la entrevista, Brecher, quien me dijo que le gustaba Bob Wagner y disfrutó trabajar con él en la película, parecía preocupado por el matrimonio de los Wagner en 1961 y la aparente infelicidad de Natalie. Brecher siguió dando vueltas de regreso a algo que lo estaba molestando. "Y me pregunto", dijo pensativo, "si, por alguna razón, Bob estuvo involucrado en alguna homosexualidad". Le dije a Brecher que había oído rumores de que era bisexual. "Bueno, creo que puedes estar en algo", dijo. "Y no lo estoy acusando, pero es muy posible". Brecher midió cuidadosamente sus palabras. "Solo vi una cosa", me dijo. "Y yo—Jesús. No es algo horrible lo que vi. Pero una vez lo vi con otro actor, en una casa muy... y entré por casualidad en la habitación. No estaban haciendo nada serio, pero uno de ellos estaba acariciando el trasero del otro. Cuando digo caricias, me refiero a una mano en el trasero". Esto sucedió, dijo Brecher, alrededor de junio de 1961, el mismo mes en que Natalie tomó una sobredosis de pastillas para dormir y entró en coma. 

El relato de Brecher sugiere que R.J. tomó riesgos con sus citas. "Fue en una casa privada", recordó Brecher. "Fueron invitados a la casa durante unos minutos antes de salir a cenar". El actor que estaba acariciando o siendo acariciado por Wagner era "razonablemente" conocido, dijo Brecher, "pero no voy a mencionarlo. No se hizo nada al respecto, [así que] no hubo vergüenza". Aún así, la imagen había permanecido en la mente de Brecher desde 1961. Tal como lo había hecho en la de Natalie.  

Como preguntó Robert Redford, ¿Qué tan importante es esto para la historia que se cuenta? La traición sexual de Robert Wagner a Natalie en su primer matrimonio es la nube oscura que se cierne sobre la historia de un largo fin de semana que comenzó cuando Natalie usó a Walken para provocar a un R.J. ya celoso y enojado, y terminó con Natalie en el mar sin nadie que la salvara. En un libro de memorias de 2008, Pieces of My Heart, Robert Wagner reveló un lado oscuro violento y aterrador que estaba fuera de control cuando estaba en un triángulo amoroso de celos por Natalie. 

Al igual que Walken, el rival de R.J. en 1961 fue el coprotagonista de Natalie, un actor más joven y exitoso. Estaba separada de Wagner, devastada por su relación con un hombre, pero no había solicitado el divorcio. "Entonces Warren entró en escena", recordó enojado Wagner. "Ese verano, cuando leí sobre ellos como la pareja joven y atractiva de la ciudad, quise matar a ese hijo de puta. La revista Life llamaba a Beatty «el hombre estadounidense más excitante del cine». Mis últimas cuatro o cinco películas habían sido un fracaso. Estaba dando vueltas afuera de su casa con un arma, esperando que se fuera. No solo quería matarlo, estaba preparado para matarlo. Todo estaba llegando a su fin: mi matrimonio, mi carrera, la vida que había construido. Recuerdo haber pensado que si no podía matar a Beatty, tal vez debería suicidarme. Era pasar página o voltear la página: elegí lo último". 

Los paralelismos en 1961 con la noche en el Splendour en 1981 fueron espeluznantes. Wagner había estado escuchando chismes del set de Brainstorm de que Natalie estaba teniendo una aventura con Walken. Walken fue el nuevo y temerario protagonista de Hollywood en 1981, ganador del Premio de la Academia dos años antes por El cazador. Wagner "vendía jabón", como describió burlonamente su carrera televisiva. La respuesta visceral de R.J. a esa dinámica en 1961 había sido matar al rival que amenazaba "la vida que [él] había construido". Más recientemente, Wagner ofreció una visión aún más inquietante de su psique. En una larga entrevista en video en 2011 con Alan K. Rode, el anfitrión de un festival de cine anual de Palm Springs, dijo que su papel favorito era en la película negra de 1956 Un beso antes de morir. En la escena más famosa de la película, el personaje de Wagner, Bud, quien ha descubierto que su prometida embarazada podría ser desheredada, la atrae al techo de un edificio, la empuja a la muerte y trata de hacer que parezca un suicidio. 


Finalizado el matrimonio (Wagner-Wood), Natalie y Warren tuvieron que iniciar una gira por todo el país promocionando "Esplendor en la hierba", compaginando su trabajo en West Side Story. Durante estos viajes fue cuando se inició el idilio de la pareja. Beatty que hasta hacía poco mantenía una relación con Joan Collins, la había finiquitado recientemente. 

En mi opinión, West Side Story es un milagro. Se conoce como un (musical), pero oh, es mucho más. Todo el mundo que es un fan recalcitrante de West Side Story, puede estar de acuerdo con eso. Según muchos críticos, West Side Story tiene un defecto importante, y es la fundición de Natalie Wood y Richard Beymer en los dos papeles principales de María y Tony (En realidad hay algo de veracidad en esa afirmación, Natalie y Richard, no congeniaron desde el primer momento, la historia venía de lejos, durante el rodaje de "Rebelde sin Causa", Beymer reprochaba a Natalie que no usara su influencia sobre Nicholas Ray, para favorecerle con el papel de Platón, la realidad es que fue rechazado por la productora al aparecer en escena; Sal Mineo). 

En el plató de WSS, a Natalie le habían prometido utilizar su voz en las difíciles partituras de este musical, grabándolas todas, los productores decidieron que no era lo suficiente buena, contratando a una cantante profesional acostumbrada a doblar a otras estrellas de cine; Marnie Nixon. Natalie se sintió defraudada, se había esforzado en dar lo mejor de ella. La Srta Nixon, tuvo que adaptarse a los movimientos de los labios de Natalie, entonando muy parecido a como se había grabado. Los críticos se quejan de que estos dos actores fueron emitidos como los amantes trágicos, únicamente por su celebridad. Bueno, eso no es ninguna sorpresa, ocurre muy a menudo. 

Las actrices que se postulaban para el papel de María, (Jane Fonda, Suzanne Pleshette, Jill St. John, Audrey Hepburn, Anna Maria Alberghetti, Elizabeth Ashley...) para la versión cinematográfica, además de Natalie Wood, y francamente, no puedo imaginar cualquier otra actriz que podría traer a María a la vida con más honestidad y la belleza de Natalie Wood. De acuerdo, Natalie no cantaba como requería María, uno de las principales críticas o (defectos), Audrey Hepburn no lo hizo con su propio canto en My Fair Lady, ni Deborah Kerr en "El Rey y Yo", las dos fueron dobladas por Marnie Nixon, como a Natalie. Otro ejemplo es Dorothy Dandridge, la diosa incomparable de teatro y cine que tampoco hizo su propio canto en su actuación nominada al Oscar en "Carmen Jones"; a pesar de que era una cantante de Jazz y Blues de la más alta reputación, su voz no se adaptaba a cantar ópera. 

Aunque, obviamente, no era latina, Natalie Wood sigue siendo la imagen perfecta como María. Lleva la mayor parte de la historia de amor completamente sola, luego saca las uñas en la escena trágica al final, con aplomo lacrimógeno. Con actrices como estas, que lo tenían todo y algo más, nadie les aviso, que otra persona estará cantando para ellas! Entre los actores considerados para el papel de Tony: Warren Beatty y Elvis Presley. Realmente no puedo ver a Warren Beatty, en el papel de Tony. Elvis Presley, por el contrario, habría sido creíble. Sus actuación en "King Creole", Elvis demostró ser un excelente actor, y él no habría tenido problemas para interpretar al ex-miembro de la banda callejera, Tony. Y, ni que decir tiene, Elvis no habría tenido problemas para cantar las baladas de barrido de Tony. Por desgracia, Elvis nunca podría haber sido lanzado como Tony porque su inmensa celebridad y poder de atracción habría desviado toda la atención de todos y de todo lo que hizo la historia del lado oeste. 

Esto puede no haber sido el mayor papel de Natalie Wood, sin embargo es inolvidable como María. Ella es encantadora y hermosa, con unos fascinantes ojos oscuros, que dicen mucho sobre su carácter. Su acento, si no es perfecto, es aceptable, lo más importante es su habilidad natural como actriz, que le permite crear un personaje muy real y creíble en María. Hay una vulnerabilidad en ella, son sus ojos donde se encuentra el orgullo y la determinación que hace a María fuerte. Es una actuación sólida, y es una de las muchas razones por la que esta película fue tan bien recibida. 

En 2007, "West Side Story se clasificó en el puesto 51' en "100 años AFI" La película también se clasificó 3° en "100 Greatest Love Stories" de la AFI, segunda en la "AFI veinticinco mejores musicales de la historia" y las canciones "Somewhere", "América" y "Tonight" se clasificaron 20, 35 y 59, respectivamente, de 100, en "AFI Top", Las mejores canciones de películas de todos los tiempos. El Congreso de Estados Unidos, la incluyó en "National Film Preservation Board", en 1997. La Academia, premió a WSS, con diez estatuillas, incluyendo Mejor Película. Natalie fue nominada por "Esplendor en la hierba", pero no pudo ser, Sophia Loren y su magnifica interpretación en "Dos Mujeres" se lo impidió. Era la primera vez que se concedía el Oscar por una interpretación que no fuese hablada en ingles. 

La decepción de Natalie fue enorme, todos la daban como ganadora, y para mayor humillación, las cámaras de la revista Life, la enfocaban a ella antes de saberse el nombre de la ganadora, cuando Burt Lancaster mencionó el de la italiana, las cámaras desaparecieron. Willam Hinge ganó el Oscar al Mejor Guion por "Esplendor". 

Natalie acudió a la gala en compañía de Warren Beatty, confirmando su noviazgo. Natalie logró gran reconocimiento por su interpretación en Esplendor en la hierba; En los Globos de Oro, optó como Mejor Actriz, Bafta Awards, la premió con una candidatura. En los Laurel Awards, obtuvo la tercera plaza. 

Warner quiso que interpretara a la turista americana en "Rome Aventure" (Mas Allá del Amor) junto a Troy Donahue, queriendo repetir el éxito de "Locura de Verano", a Natalie no le gustó el guion, y pagó un certificado médico, informando a la productora que tenía anginas debido al esfuerzo (inútil) de cantar en WSS. A Warner no lo engañó, conocía muy bien de las artimañas de sus artistas para esquivar un papel que no le gustaba, incompresiblemente fue comprensivo, diciéndole que no se preocupe, y que se recupere. 

De vuelta al trabajo, Warner quiso sacar tajada del éxito musical de Natalie (WSS fue producida por United Artis), incluyéndola en otra obra procedente de Broadway "Gypsy" (La reina del vaudeville), la historia de una madre ambiciosa y absorbente, que intenta que sus hijas lleguen al estrellato en el mundo del espectáculo. Para plasmarla al celuloide se eligió a Rosalind Russell, como la ambiciosa madre, y a Natalie Wood, como la hija striper. Warner ordenó a sus guionistas ampliar este personaje, para dar mas relieve a su gran estrella. A Natalie no le gustó al principio tener en la pantalla a la madre de todas las madres, le recordaba demasiado a la suya propia, siempre intentando en que su hija triunfe. El personaje tenía suficientes alicientes para interesarle, además podría quitarse la espinita de poder cantar. 

Cuando Warner Bros lanzó su lujosa adaptación a la pantalla del musical "Gypsy" en 1962, todo era de color de rosa para todos los involucrados, al menos que, por supuesto, usted no era Ethel Merman, que había triunfado en la obra de teatro en Broadway. Como ya había ocurrido varias veces en su carrera, se hizo pasar una vez más por encima un nombre más bancable. Gypsy se basa en el principio de la carrera de Gypsy Rose Lee, la más famosa de la historia del burlesque. Lee se había convertido en una estrella de los años 30 y 40, gracias a columnistas como Walter Winchell, que elogiaron su ingenio y aspiraciones intelectuales. Se obtuvo la aprobación de los críticos cuando publicó una novela de misterio, "The G-String Murders" (filmada en cine como "Lady of Burlesque", con Barbara Stanwyck, en 1943) y se codeaba con los grandes de la literatura como Carson McCullers y W. H. Auden. Incluso logró despojarse la ropa en Broadway, a pesar de un edicto por el alcalde Fiorello La Guardia, el burlesque estaba prohibido en la ciudad de Nueva York. En 1957, Lee publicó sus memorias, un libro centrado en sus primeros años en el vodevil, ella estaba en el escenario desde la infancia y Mama Rose, la madre en esa etapa, que la empujó a la cima. 

El productor de Broadway, David Merrick había obcionado los derechos de la biografía de Gypsy, después de leer sólo un capítulo, y se dirigió a Jerome Robbins, que acababa de marcarse un tanto con "West Side Story", para dirigir la coreografía y supervisar la adaptación. Betty Comden y Adolph Green, firmaron para hacer el guion, pero no pudieron encontrar la manera de adaptar las memorias de Lee. Así que volvieron a Hollywood, y Robbins trajo a Arthur Laurents, que había escrito "West Side Story". Tenían aún más problemas para encontrar un compositor. Tanto Cole Porter como Irving Berlin lo rechazó, afirmando también que no pensaban que el libro podría ser adaptado. Luego se volvieron a Stephen Sondheim, que había escrito la letra para "West Side Story" y se comprometió para escribir la música de escena también. Él aceptó de buen grado, sólo para ser vetado por la estrella que habían firmado para interpretar a Mama Rose, Ethel Merman. Merman insistió en un compositor con más experiencia, sugiere a Jule Styne, que era su entrenador vocal, durante sus primeros días de cine en los años 30. En ese momento, Styne, Merrick y Robbins le dieron la bienvenida al proyecto, con Sondheim proporcionando las letras. Aunque le molestaba el descenso de categoría, tuvo que ser feliz con el número de melodías que salió de esta colaboración; "Small World", "Everything's Coming Up Roses", "Together, Wherever We Go" y "All 1 Need Is the Girl". 

El espectáculo fue un gran éxito, manteniéndose casi dos años en Broadway, que hizo casi inevitable una versión cinematográfica. Un programa de éxito con un papel jugoso para una actriz mayor, no dejó escapar a la atención del productor Frederick Brisson, que estaba casado con Rosalind Russell. Se había fundido previamente a su esposa en versiones cinematográficas de "A Majority of One" (1961), que Gertrude Berg había escrito y protagonizado en Broadway y "Five Finger Exercise" (1962), que se había producido para Broadway con Jessica Tandy a la cabeza. Para superar a la competencia, ejerció sus derechos de pantalla de Gypsy también (Aunque Russell negaría vehementemente esto en sus memorias), luego se las pasó a Warner Bros, con su esposa como parte del paquete. Merman y sus fans quedaron devastados, la mayoría dentro de Hollywood, aceptaron el hecho de que el nombre de Russell tenía más poder mediático. A pesar de que había participado en una etapa musical con "Wonderful Town", diez años antes, la voz de Russell no tenía la potencia necesaria para la obra. 

Después de escuchar su grabación de los números, incluso Russell tuvo que aceptar que ella tendría que ser doblada, aunque lo negaría también en sus memorias. La voz de Russell se utilizó sólo para las partes del golpeteo de los números. Para el verdadero canto, fue Lisa Kirk, que había participado en la producción teatral original de "Kiss Me, Kate", moduló su voz a un partido casi perfecto para Russell. Natalie Wood fue casi la única opción para protagonizar Gypsy, aunque su esbelta figura no era muy adecuada para la escultural reina del burlesque. 

Para suplir la baja estatura de Natalie, el famoso modisto Orry Kelly, diseñó un vestuario que al filmar de abajo hacía arriba diera la sensación de mas altura, además rellenando las caderas y la base del sostén de su busto, daba mas volumen al delgado cuerpo de Natalie. Y puesto que las canciones de su personaje no eran tan exigentes, se pudo hacer la mayor parte con su propio canto. Muy diferente a como había ocurrido con "West Side Story", el año anterior. 

Durante la producción, no hubo coincidencia posible entre la Wood y los temperamentos de Russell. Las dos simplemente no se llevaban bien. Russell temía que la actriz más joven, tendría ventaja en un contrato a largo plazo con Warner Bros, que tomaría el enfoque fuera de ella, así que la trató con condescendencia helada. Natalie resentía su comportamiento, oculta detrás de su creciente entorno y exigiendo que su camarín se ampliará para que coincida con el tamaño del de Russell. Wood permaneció allí siempre que le era posible, para evitar a Russell, o simplemente poner nerviosa a la veterana actriz, llegando tarde al set para cada una de sus escenas juntas. 

La campaña publicitaria de Gypsy cumplió los peores temores de la veterana actriz. Se centró casi en su totalidad en Natalie Wood, la promoción de sus números con el lema (La chica que se convirtió en el mayor espectáculo del mundo), Russell, sin embargo, tuvo buenas opiniones, aunque la mayoría de ellos se quejó de la sustitución de Merman en el papel de Rose. Russell, se resarció de Natalie, las dos fueron candidatas en los Globos de Oro, Russell se lo llevó, ganando un quinto premio, un récord en Hollywood. Para ellas se pasó por alto en el momento de los Oscar. Obtuvo nominaciones para la fotografía de Harry Stradling, trajes de Orry-Kelly y adaptación musical de Frank Planer. La película fue bien en la taquilla, pero no re-establece a Russell como una estrella superior. Sería tres años antes de que ella podría volver a la pantalla, en el alto espíritu de la madre superiora en apuros en "Ángeles Rebeldes" (1966). Curiosidades: Antes de que se tomara la decisión de doblar la mayoría de sus voces, Rosalind Russell intentó cantar ella misma. Los resultados son una característica adicional en el CD de la banda sonora. 

Después de la muerte de Ethel Merman, se encontró una cinta de las grabaciones de Russell en una caja en el armario de Merman. Merman, furiosa porque no había sido elegida para la película, evidentemente se quedó con una copia de la voz de Russell como un premio de consolación extraño y algo vengativo. La verdadera Gypsy Rose Lee visitó el set y le dio a Natalie Wood algunos consejos sobre sus rutinas de striptease. 

Tres mujeres legendarias fueron consideradas para interpretar a Mama Rose en la película: la Rose original de Broadway, Ethel Merman (quien fue la primera opción del productor y director Mervyn LeRoy), Judy Garland y Judy Holliday. Aunque siempre se hace referencia al personaje de Rosalind Russell como "Mama Rose" en las reseñas y discusiones de esta película, nadie en el filme se dirige al personaje de esa manera; lo más cerca que alguien viene es "Madame Rose". 

Durante los ensayos, antes de que Ann Jillian fuera elegida, Mervyn LeRoy no estaba contento con la chica que había elegido para interpretar a "Dainty June". Pensó que la actriz no era tan buena bailarina o cantante como Morgan Brittany. Trató de hacer que Suzanne pareciera antigua con relleno y haciendo que usara tacones altos, pero aún parecía demasiado joven para actuar junto a Natalie Wood. Otra sesión de casting le dio a Ann Jillian el papel. Ann no era realmente una bailarina, pero su voz era espectacular, y Mervyn sintió que hacía más creíble a una June mayor. En la obra original, June se fuga con Tulsa. En la película, se fuga con el desconocido Jerry. Si bien esto le dio a Tulsa (Paul Wallace) una escena final adicional con Louise, la sustitución parece inexplicable. 

La relación con Warren, quedó en punto muerto, las continuas desapariciones del actor sin motivos aparentes, la confundía, en una ocasión estando en un conocido restaurante, Beatty dijo que iba al guardarropía, y no volvió. Puede que por ese motivo Natalie no quiso interpretar "Charada", Beatty era su partenaire. Por lo que si aceptó participar en "Amores con un Extraño" (Love with a Proper Stranger), bajo pabellón de Paramount y con dirección de Robert Mulligan. El único arco iris en la vida de Natalie era interpretar a una italoamericana, que se queda embarazada en un desliz durante un fin de semana. 

El tema, audaz para la época (Embarazo no deseado e intento de aborto), tuvo a los censores en vilo, al resolverse con un feliz desenlace, fue aprobada. Tras el éxito en la comedia "Soldier in the Rain" (1963) y el respaldo en taquilla de la aventura sobre la Segunda Guerra Mundial que lo hizo una gran estrella, "La Gran Evasión" (1963), Steve McQueen tomó su primer papel romántico en una película que ampliaría su audiencia más allá de aficionados a la acción y hacerlo tan popular entre el público femenino. Reunirlo con una de las mejores jóvenes actrices del momento; Natalie Wood, "Amores con un extraño", añade una nueva dimensión a la apelación de McQueen y le ayudó a impulsarlo a la categoría de superestrella que mantendría durante la próxima década. 

Los motivos de McQueen para tomar el papel sin embargo, no eran estrictamente comerciales. Formado en el prestigioso Actors Studio, que siempre estaba dividido entre el éxito de taquilla y un deseo de ser visto como un actor consumado, como el hombre que consideraba su principal rival, a Paul Newman (Que en realidad era la primera opción del director Robert Mulligan para "Amores con un Extraño"). También se sintió atraído por la idea de filmar una historia de amor poco convencional, con un franco tratamiento, un aborto peligroso que tiene lugar en Nueva York, donde comenzó su carrera en la actuación. Además, estaba ansioso por trabajar con Mulligan, tras el gran éxito de "Matar a un ruiseñor" (1962). 

Como Rocky, un músico de jazz auto centrado, que tiene un desliz con una joven inocente, quedando embarazada, finalmente aprende el sentido del compromiso, responsabilidad y amor, McQueen reveló un lado un tanto vulnerable y otro machista, que le hizo un símbolo sexual. También le valió elogios de la crítica, incluyendo una sugerencia de la revista Newsweek que debía recibir un premio de la Academia por su trabajo. Irónicamente, McQueen ni siquiera fue nominado, su parte superior, su co-estrella, que interpreta a la ingenua pero valiente dependienta italoamericana que termina (en problemas), recibió su tercera nominación a la mejor actriz (Natalie mantuvo el récord durante cuarenta años, como la actriz con menos de veinticuatro años en ser candidata, tres veces). 

La Wood era aparentemente tan atraída por McQueen durante la filmación como sus fans femeninas lo eran. De acuerdo con la biografía de Steve McQueen: "Retrato de un rebelde americano" (1993) por Marshall Terrill, McQueen hizo varios intentos de seducir a su co-estrella, fue rechazado por Natalie, debido al respeto a la esposa del actor. El hecho de que durante la producción McQueen estaba casado con su primera esposa (16 años de matrimonio con Neile Adams), no le impidió el intento. Por otro lado, en una biografía de Natalie Wood, su hermana Lana señaló que Wood, dio una indicación astuta que sí se produjo una aventura. Con ambas partes fallecidos ahora no hay manera de verificar el rumor. Cuando los dos estuvieron libres de sus compromisos matrimoniales en 1972, si que tuvieron una aventura, la aparición de nuevo de Robert Wagner, trastocó el romance. 


Durante años, Warner Bros. había sido propietario de un script llamado "How To Make Love and Like It" pero nunca se hizo la producción. El estudio, también había comprado los derechos de una novela de Helen Gurley Brown "Sex and the Single Girl" (La Pícara Soltera), se decidió desempolvar la vieja escritura y unificarlas, con referencias tópicas a la revolución sexual como lo documenta Brown. Los honorarios del estudio con Brown $200.000 cubriendo esencialmente sólo el título y el uso de su nombre. Después de otra reescritura por el novelista Joseph Heller (Catch-22). Warner Bros ofreció a Natalie un salario de $750.000, por esta película, solo superado por el millón que cobró Elizabeth Taylor por interpretar "Cleopatra". 

En "La Pícara Soltera", Bob Weston es el canallesco editor de una publicación que se vanagloria de difamar a los protagonistas de sus artículos. Su próxima víctima será la psicóloga Helen Brown, autora de una guía para que las mujeres solteras encuentren al hombre de sus sueños. Bob quiere entrevistarla, Helen se niega a recibirlo, así que tendrá que ingeniárselas para llegar hasta ella... El elenco lo mas variopinto de Hollywood; Además de Natalie Wood, Tony Curtis (con un salario de $400.000), Henry Fonda ($100.000), Laureen Bacall ($50.000), Mel Ferrer... Curtis y Natalie facturaron una buena actuación, pero la mayoría de los críticos estaban de acuerdo en que los secundarios Henry Fonda y Lauren Bacall les robó el show como vecinos en riñas de Curtis. Fonda interpreta a un fabricante de pantimedias que se enreda en los esquemas de Curtis, y Bacall es su esposa con mal genio. Escribió el historiador de cine Lawrence J. Quirk, (Prácticamente saltan de la pantalla a la audiencia como un par de fuerzas de la naturaleza). El crítico Howard Thompson añadió que Bacall tenía (Las líneas ingeniosas, perforando la película con su gruñido). 

A pesar de que Warner Bros, reconoció que Sex and the Single Girl fue una (Sátira sobre un tema provocativo) que no era más que (sugerido) por el libro de Brown, el público estuvo lo suficientemente intrigado por un título descarado y un elenco de actores de primera fila. En taquilla ocupó el puesto 15 en 1964 ($12.4 millones). En su contrato para esta película, Natalie Wood exigió a Warner Bros. que le proporcionara un tráiler portátil, boquillas blancas para cigarrillos de Londres, aceite de gardenia de El Cairo, días libres cuando estuviera en su ciclo menstrual. El gag de la cabina de peaje hizo reír mucho al público de Nueva York y Chicago, donde los viajeros veteranos desarrollan la habilidad de golpear la canasta del peaje mientras lanzan con la mano izquierda y a la máxima velocidad posible. 

Durante 1964, Natalie se enteró de que el escritor Gavin Lambert, quería plasmar en la pantalla su obra "La Rebelde" (Inside Daisy Clover), se puso en contacto con él, diciéndole que mataría por interpretar a Daisy, Lamben gran admirador de ella desde que era ayudante (Quizás algo mas) de Nicholas Ray, en "Rebelde sin Causa", le prometió tenerla en cuenta, necesitaría el beneplácito de Warner Bros. 

En espera de noticias le llegó una oferta desde Columbia Pictures, William Wyler la quería para interpretar a la chica secuestrada en "El Coleccionista", (Wyler había hecho una prueba a una desconocida; Samantha Eggar, no le convenció, por lo que solicitó a Natalie). Natalie estaba encantada por poder trabajar con tan prestigioso director, cuando informó a Warner Bros, se lo prohibieron tajantemente, la productora quería que interpretara "La Carrera del Siglo" (The Great Race), Natalie se negó, los abogados de la gran compañía la amenazaron con demandarla, diciéndole que si la interpretaba, seguidamente tendría el papel de Daisy Clover. Natalie tuvo que ceder, agradeciendo a Wyler su confianza (Este volvió a darle otra oportunidad a la Eggar, esta en agradecimiento, le recompensó con una gran interpretación). 

Para su desesperación "La Carrera del Siglo" era una superproducción, por lo que sería un largo rodaje por varios países europeos. Warner sabiendo que la relación con su estrella estaba rota, le pagaría lo estrictamente pactado en su contrato, unos infames $7.500, lejos de lo cobrado en su anterior colaboración, Jack Lemmon, su compañero de reparto y el director Blake Edwards, dieron parte de su sueldo por tal injusticia, en cambio Tony Curtis su otro partenaire, se negó aduciendo que en "La Picara Soltera" ella ganó $750.000, en cambio él cobró $400.000, por lo que se negaba a hacerla mas rica a su costa. 

El rodaje principalmente en Paris, fue una pesadilla para Natalie, Edwards estaba mas centrado en los personajes de Lemmon y Curtis, por lo que le dedicaba poco tiempo para ella, pero su profesionalidad quedó patente en el extenso metraje del film. La carrera del siglo, tributo de amor de Blake Edwards al cine mudo, se dedica a "Laurel y Hardy" pero se debe más al estilo de las comedias mudas anteriores con un ruin villano, un héroe sin mancha, y acrobacias extravagantes y emocionantes. Tony Curtis es el héroe, "El Gran Leslie", un temerario y aventurero que entra en una carrera en 1908, que comienza en la ciudad de Nueva York yendo hacia el oeste para terminar en la Torre Eiffel en París. Leslie sólo lleva ropa blanca inmaculada y sus dientes brillan a la luz del sol. En contra, su archienemigo el Profesor Fate "Jack Lemmon" y su secuaz Max "Peter Falk". Él siempre viste de negro que incluye un sombrero de copa y espeso bigote. Su coche, el "Hannibal 8," está equipado con las últimas y más tortuosos dispositivos tales como una cortina de humo e incluso un cañón. Sin período del tiempo antiguo, esta comedia de persecución no sería completa sin una damisela en apuros y aquí está Maggie DuBois "Natalie Wood", una de las primeras feministas, que se dispone a cubrir la carrera y termina yendo y viniendo entre las atenciones del Gran Leslie y las ganas del profesor. 

El director y co-guionista Blake Edwards, acababa de hacer dos de las comedias más populares de principios de los sesenta "La pantera rosa" (1963) y "A Shot in the Dark" (1964) que contó con el torpe "Inspector Clouseau" (Peter Sellers). Con "La Carrera del Siglo", el director quería saludar a la fuente de esa bufonada a gran escala. (Se trata de una especie de dibujos animados que he presentado con personas reales en "vivo"), comentó Edwards. (Con un humor increíble en que permiten que las cosas sucedan a la gente, que no podrían sobrevivir en un millón de años, en aras de la risa). No contento sólo en recrear la comedia muda de la época, Edwards cambia de género con los lugares. Su travesía por el oeste de Estados Unidos, convierte la película en una parodia del western. Cuando llegan en el país europeo mítico, Carpania, el parecido del Profesor Fate al torpe Príncipe Hapnik (Jack Lemmon en un doble papel) desencadena una parodia de "El prisionero de Zenda" (1952). 

Edwards luchó con el estudio durante la producción, Warner Brothers, a lo largo de la realización de "La Carrera del Siglo", el resultado, se duplicó el costo, de la que ya era una película grande y cara. El filme fue muy popular. La Carrera también ha desarrollado un culto en constante crecimiento y ha inspirado a otras comedias, "El Submarino Amarillo" (1968), cuyo villano también tiene un esbirro llamado Max, y la serie de televisión de dibujos animados de Hanna-Barbera "Los Autos Locos" que sustituye a Max con un perro risitas llamado Patán. 

La carrera ganó un Oscar a los mejores efectos de sonido y fue nominada a la mejor fotografía, mejor montaje y mejor canción "The Sweetheart Tree", con música compuesta por Henry Mancini. En taquilla tuvo unos ingresos en EE-UU de $25.000.000, en 1965, equivalente a hoy día $199.800.000. 

Durante la filmación, la mayor parte del equipo salió de fiesta por varios lugares de ocio de Paris, finalizando en el cabaret de travestis "Elle et Lui", al salir un travesti con voz en off, esta era la de la propia Natalie en "Gypsy" cantando "Let Me Entertain You", Natalie se puso de pie aplaudiendo exaltada, para ella fue un triunfo ante todo el personal de La Carrera, al finalizar el espectáculo se acercó a mostrar sus respetos a los componentes del show, incluso fingió admirar su joyería de fantasía. 

En el rodaje, Natalie conoció al hijo de un buen amigo suyo; David Niven Jr, el joven la acompañó a pesar de que ella no había roto con Arthur Loew Jr, fue un romance efímero, pero de gran repercusión mediática.

De nuevo en Los Ángeles, para rodar interiores en los estudios de Wagner Bros, Natalie convivía con su secretario personal; Mart Crowley (Autor de "Los Chicos de la Banda"), reconocido homosexual y la pareja de este; Howard Jeffrey, Natalie contó a Mart que Warren Beatty quería verla. De madrugada se oyó unos débiles golpes en la habitación de Mart y Jeffrey, al abrir la puerta se encontraron a Natalie tendida en el suelo, estaba pálida, Mart pensó que habría bebido, le olió el aliento comprobando que no había olor a alcohol, entonces pensó "Las píldoras", le dio una ducha fría, no reaccionaba, por lo que llamó al medico personal de Natalie, el doctor Rex Kennamer, este llegó rápidamente y decidió llevarla al hospital Cedars of Líbano, donde la ingresaron con el seudónimo de "Nancy Gordon". Le hicieron un lavado de estomago, al recuperarse estaba avergonzada, y no quiso comentar el motivo de su intento de suicidio. 

Mart al llegar a casa encontró varios mensajes de Warren Beatty en el contestador telefónico, preguntando si se encontraba bien. Al día siguiente acudió a los estudios a continuar la escena en la que estaba implicada, nadie se percató del drama que acababa de sucederle. Natalie siguió teniendo buena relación con Warren Beatty, por lo que no se cree que tuviese algo que ver con el intento de suicidio. 

Natalie quiso finalizar su escasa relación con Arthur Loew Jr, devolviéndole los valiosos regalos recibidos, estaba decidida a vivir sola, pero apareció otro hombre en su vida Ladislao Blatnik, un "Millonario" venezolano de origen eslavo, apodado "El Rey del Calzado", un siniestro personaje, que se aprovechó del estado anímico de la estrella, para iniciar una relación, que en cualquier otro momento no hubiera sucedido. 

Sin haber finalizado el rodaje de La Carrera, ya que llevaba tres meses de retraso, Natalie se incorporó a la disciplina de "La Rebelde", compaginándola con la anterior. En 1963, el productor Alan J. Pakula y el director Robert Mulligan se anotaron un éxito con Amores con un extraño, protagonizada por Natalie Wood y Steve McQueen, el rendimiento de Wood le valió una nominación al Oscar. Dos años más tarde, Natalie se vuelve a unir con Mulligan y Pakula en un proyecto que tuvo resonancia personal para ella, "La Rebelde" (1965). 

La Rebelde (Daisy Clover) es una adolescente durante los años treinta, que va desde un discurso duro con su madre "Ruth Gordon" en una playa de mala muerte en Santa Mónica, a una estrella de Hollywood, "American's Little Valentine". Encuentra que es una pesadilla en lugar de un cuento de hadas. El lado oscuro del sueño de Hollywood está representado por el jefe del estudio, un manipulador "Christopher Plummer" y su esposa, engañosamente serena "Katharine Bard", y por el romance desastroso de Daisy con una estrella de auto-absorción "Robert Redford". 

La misma Natalie era una rareza en Hollywood, una estrella infantil que parecía haber hecho la transición a la fama de adultos con gracia y sin esfuerzo. Su matrimonio aparentemente ideal con el actor Robert Wagner había terminado en escándalo cuando la prensa dijo que comenzó un romance con Warren Beatty, su co-estrella en "Esplendor en la hierba" (1961), que también había terminado, y aunque la Wood era una gran estrella, ella no tenía una relación personal duradera que anhelaba, al igual que el personaje principal de "La rebelde". 

A Natalie le encantó el guion de Gavin Lambert para la película, que adaptó a partir de su propia novela Lambert se convirtió en un amigo cercano de la actriz durante el rodaje y recordó (En todos los momentos claves de la vida de Natalie y Daisy, está sola!). Ese descubrimiento, junto con las propias experiencias de Wood como una estrella infantil, agregó capas para su actuación. A diferencia de Natalie, Robert Redford era un recién llegado a Hollywood. La Rebelde fue su tercera película. Había participado recientemente en un éxito de Broadway, "Descalzos por el Parque", y estaba siendo promocionado como la próxima gran estrella de cine. 

Robert Redford, en un papel siempre denostado por Hollywood, el de un homosexual, debido a la doble moral del mundillo del cine, se convirtió en bisexual (En los filmes en que se trataba de esta temática, si el personaje era homosexual, tenía que terminar suicidándose o "redimiéndose"). Los manejadores de Redford le advirtieron en contra de tomar el papel del homosexual Wade Lewis en La Rebelde. Sin embargo, sería uno de los primeros papeles importantes de Redford, y quería hacerlo. Pero antes de que él aceptaría la parte, insistió en una reescritura de modo que la sexualidad del personaje sería menos evidente. Y interpretó a Wade Lewis como narcisista, en lugar de ambivalencia sexual. Para decepción de Redford, se añadió una escena después de pasar por la sala de montaje del director, se completó con que se describe la preferencia sexual del personaje. Sin embargo, el rendimiento de Redford obtuvo excelentes críticas y ganó un Globo de Oro como "Estrella del mañana". 

Ruth Gordon, quien interpretó a la madre de Daisy, era sobre todo una actriz de teatro y escritora, que no había aparecido en una película desde "Acción en el Atlántico Norte" (1943). Gordon era una buena amiga de Natalie Wood, y las dos mujeres siempre había querido trabajar juntas (Al nacer la primera hija de Wood, Natasha, Ruth fue la madrina). A pesar de que el jefe del estudio, Jack Warner quería un nombre grande para la película como madre de Daisy, Natalie luchó por el concurso de Gordon, finalmente se salió con la suya. El rendimiento de Gordon le hizo ganar una nominación al Oscar. La Rebelde también fue nominada como Mejor Dirección Artística y Mejor Diseño de vestuario. Natalie, optó al trofeo Golden Globe, como Mejor Actriz. 

A pesar de las buenas actuaciones y la atención al detalle de la época, La Rebelde resultó herida por la crítica, tal vez fatalmente, por tener 21 minutos de corte antes de la liberación. La película se rodó con el personaje de Daisy "Wood", hablando en off, durante todo el metraje, después en la sala de montaje se decidió que el off solo existiera al principio y en el final. Esto perjudicó el entendimiento del film, dejándonos a la protagonista con escaso dialogo, no simpatizando con el personaje. 

Los directivos en una sesión privada, se entusiasmaron, decidiendo estrenarla a finales de 1965, para que pudiese a optar a los Premios de la Academia. Su estreno en el Radio City, de New York, fue recibido con entusiasmo, tras leerse las criticas (Unas a favor otras en contra), el publico abandonó la taquilla. Como resultado, fue criticada por tener una doble personalidad, ¿era una sátira de la época que representa, gracias al inteligente guion de Lambert y números de producción deliciosamente cursi (canciones de Andre y Dory Previn, y coreografía del futuro director Herbert Ross), o era un melodrama? Para Natalie sufrió un duro golpe, los críticos alabaron su actuación pero degradaron la película como un "fracaso" una (Mala idea, todo a ido mal), la esperanza de Natalie en su conmovedor retrato de Daisy, que la conduciría a los Oscars, que tanto necesitaba para validar su talento artístico, que quería como confirmación del símbolo del estrellato. 

En ese momento, la película no logró encontrar una audiencia. Con los años, "La Rebelde" ha ganado en culto. Contiene una de las actuaciones más sentidas de Natalie Wood, y uno de las más matizadas de Robert Redford, un hito en su carrera. Diez años después de su estreno, Ron Haver que estaba al frente del Departamento de Cinematografía en Los Ángeles Country Museum of Art, programó una serie de películas "sobre la vida hollywodense" invitó a Natalie a la proyección de "La Rebelde" (Yo no lo sé), dijo Natalie (Pensé que debía aceptar, porque a Haven le gusta la película, y quizás era hora de una revaluación. Así que fui), el teatro Bing, era una gran sala de proyección de mucho prestigio, el guionista Gavin Lambert también presente lo recuerda así; (Natalie pidió sentarse en la última fila, la reacción de la audiencia fue entusiasta, la recibió con una ovación de pie, cuando hablando con varias personas después, estaba claro que a pesar de los recortes perjudiciales, la película había apelado a la inteligencia de un público que comprendió que era una fabula irónica del mundillo de Hollywood). Más tarde "La Rebelde" alcanzó el esta-tus de culto, gracias a la televisión y al DVD, demasiado tarde para Natalie.

Los componentes del equipo de La rebelde, se dejaron ver por la casa alquilada de uno de los co-protagonistas del film; Roddy McDowall (Antiguo niño prodigio) en Malibú, Natalie siempre acompañada de Ladislao Blatnik. Blatnik la pidió en matrimonio, ella aceptó, marchando a Caracas para que conociese a su familia, al llegar a la capital venezolana, una lluvia de fotógrafos les esperaban en las escalerillas del avión, la noticia de la boda, conmocionó a la sociedad del país, el ministro de cultura les recibió en persona, haciendo un recorrido triunfal solo reservado para Presidentes y Reyes. Al día siguiente, la prensa se hizo eco de la noticia y de lo que había costado a las arcas publicas tal visita. Hubo manifestaciones y disturbios, por lo que Natalie decidió abandonar el país, al llegar a Los Ángeles, dejaba la boda en stand-by, Blatnik protestó, tenía prisa en llevarla ante el altar, esto puso en guardia a Natalie, prestando atención en los rumores que corrían por los mentideros de Hollywood. Lo cierto es que El Rey del Calzado estaba arruinado, quería con esta boda relanzar su pertrecha economía. 

Una noche que estaba en compañía de una buena amiga (Asa Maynor), oyeron un coche que derrapa de mala manera (¡Oh Dios mío, debe ser Ladislao!) dijo Natalie, (Rápido, apaga las luces, para que piense que no hay nadie en casa). Natalie rompió el compromiso, Blatnik se opuso amenazante, Natalie llamó a la policía para expulsarlo de la casa, además también avisó a un cerrajero, cambiando todas las cerraduras. 

Durante la temporada de Navidad de 1965, perdió a su secretaria desde hacía mucho tiempo; Mona Clark, que se casó, la reemplazó un afable ingles; Tony Costello, hijo de su ama de llaves Frances Helen McKeanting, a quién Natalie llamaba "Mac", Tony se instaló en su mansión, comenzando un periodo "británico" en su vida. Ese mismo diciembre comenzó un leve romance con Michael Caine (En 1975, coincidirían en el filme "Un Detective Curioso"), este romance duró hasta finales de enero, a Natalie se le oyó decir: (Hey, yo no soy una mala persona como para pasar el rato). 

En su próximo papel, un personaje salido de la pluma de Tennessee Williams. La admiración por este escritor desde "Un Tranvía Llamado Deseo", le hizo soñar que algún día encarnaría a Blanche, la heroína del "Tranvía". En un principio "Propiedad Condenada" (This Property is Condemned), la protagonizaría Elizabeth Taylor y Richard Burton, con John Huston como director, pero al querer la Taylor imponer a Montgomery Clift (Clift, desde su accidente, se le consideraba nefasto para la taquilla, Clift moriría poco después), al negarse el productor, esta abandonó y con ella Burton, el matrimonio acepto en cambio "Quién Teme a Virginia Wolf', Huston tampoco estaba por la labor, alejándose también. Ray Stack, el productor, le ofreció el papel a Natalie, pero esta también puso sus condiciones, como compañero impuso a Robert Redford, su compañero en La Rebelde, esto se aceptó de buen grado, Redford era un actor con gran proyección, otra condición era dar el visto bueno al director. 

Sidney Pollack, un director venido de la televisión, y con un solo largometraje "La vida vale más", llegó a casa de la gran estrella bastante cohibido, se le hizo pasar al salón donde estaban los trofeos de Natalie, ella apareció desde el piso superior (Parecía la escena de una película), cuando comenzaron a hablar del personaje y de como enfocarlo, se dio cuenta que habían conectado, después Natalie le dijo que había observado algunos telefilmes dirigidos por el, y estaba convencida que triunfaría. 

En el comienzo de la historia, Willie, la hermana menor de Alva (13 años), y Tom, un chico que conoce sobre las vías del tren junto a la casa de huéspedes abandonada de su madre por los trabajadores del ferrocarril en un pequeño pueblo de Mississippi. La película utiliza la obra de Williams (Y el diálogo) sólo como un recurso de enlace para un flashback a la historia de amor conmovedora entre Alva y Owen Legate, enviado por el ferrocarril para manejar los despidos masivos durante la Depresión. 

La obra estaba originalmente escrita para un solo acto, por lo que se buscó un guionista que ampliara la historia; En la época de la Gran Depresión, la crítica situación de Dodson "Mississippi" empeora con la llegada de Owen Legate "Robert Redford", un funcionario del ferrocarril cuya misión es despedir a gran parte de los empleados locales. Alva Starr "Natalie Wood" es una joven guapa y coqueta, con muchos planes y ningún sitio a donde ir... hasta que Legate aparece en su vida. Su aventura sentimental enfurece a la distante y despreocupada madre de Alva "Kate Reid" y enciende el deseo de venganza del pueblo. 

Recordó que Ray Stark arrojó cada escritor que había cerca de él, de John Huston a Francis Coppola, ninguno de ellos logró superar el hecho de que se trataba de una obra de un acto. Coppola era uno de los tres escritores acreditados, junto con Fred Coe y Edith Sommer, el número real fue de alrededor de una docena, incluyendo a James Bridges, Charles Eastman, y John Houseman, que también la produjo. Por último, Pollack se encerró en una habitación de motel con los múltiples borradores del guion, literalmente cortar y pegar una nueva versión, y luego le dio la vuelta a otro escritor, David Rayfiel, para alisar, pulir y improvisar un nuevo proyecto. 

Tantos cambios perjudico la compresión de la obra, después las tijeras también hizo de las suyas; por ejemplo a la llegada de Alva a New Orleans, esta sin dinero y sin saber donde vive Owen, se dedica a la prostitución, en una escena se la puede ver coqueteando con un cliente (Mi nombre es Alva Starr, Starr con dos erres, el cliente le dice, eres muy bonita, ella contesta, bonita, de verdad, el la coge del brazo y entran en un portal), se consideró muy fuerte para la época, eliminándose. Al cortarse esta escena, hay un vacío desde la llegada a la ciudad de Alva, hasta reencontrarse con Owen. 

Pollack durante una entrevista ya muerta Natalie, dijo estar muy agradecido a la actriz, (Cuando la productora me quiso sustituir, ella se enfrentó a todos defendiendo mi trabajo), también recordó una escena en la que Alva, en una sala de fiestas, interpreta estar algo bebida. Se había echo tarde y se decidió dejar el rodaje para la mañana siguiente. Pollack pensó que para que estuviera entonada le convendría beber un par de copas de vino, Natalie se molestó (Hijo de puta, piensas que si no estoy borracha, no podre hacerla), después se echó a reír. Bebió las copas de vino, eran las cinco de la mañana, estuvo magnifica, una vez finalizada la escena, estuvo vomitando. 

Mary Badham (La entrañable niña de "Matar un Ruiseñor"), que interpretó a Willie, más tarde recordó que el rodaje en exteriores en Mississippi era estresante. (Fue un rodaje muy duro... Natalie estaba pasando por un período muy difícil en su vida. Tuvimos una escritura que cambiaba todos los días. Fue increíble. Era una casa de locos.... Había tanta tensión en ese conjunto, que se podía cortar con un cuchillo). Redford escribió en su diario que él esperaba que Natalie Wood, abandonara el proyecto, por supuesto, esto era impensable para Natalie siempre tan profesional. 

A pesar de los problemas durante la producción, Natalie esta preciosa y conmovedora en Propiedad Condenada, y la química entre ella y Redford es potente. Pollack dijo a la biógrafo de Natalie, Suzanne Finstad, que tenía unas cualidades envidiables que mejoraron su interpretación. (Había fragilidad en ella, y las emociones estaban a flor de piel.... se puede sentir una especie de temblor justo debajo de la superficie, había una parte muy atractiva y vulnerable en ella). La actriz canadiense Kate Reid da un rendimiento potente como manipuladora madre de Alva. Robert Blake y Charles Bronson son excelentes en unos papeles secundarios complejos. Y lujo en la fotografía magistral de James Wong Howe, haciendo hincapié en el estado de ánimo elegíaco de la película. 

Las críticas estaban mezcladas, de lo mejor; Variety, que encuentra la película (Hermosamente montada y muy bien actuada, este drama en la época de la Depresión. La producción es para adultos, sin ser excesivamente escabrosa, toca la sensibilidad, sin ser sentimental). Bosley Crowther, de The New York Times, la llamó (Como empapada en una historia sentimental de pequeño galón de basura blanca, como siempre rezumado de la pluma de Tennessee Williams). Newsweek ofreció su mejor elogio; (Natalie Wood tiene unos momentos admirables). Esta interpretación es para muchos la mejor de Natalie. En el momento de su estreno, la critica estaba desconcertada (Con el paso de los años, sería ensalzada por el publico, recogiendo sus laureles gracias al DVD). Las obras de Tennessee Williams, estaban en desuso, y tantas manos en el libreto tampoco la benefició, su labor fue reconocida, pero denostada la película. En Los Globos de Oro, se le premió con una candidatura a Mejor Actriz. 

Natalie tenía como amiga a la actriz; Norma Crane (La protagonista de "El Violinista en el Tejado" en la pantalla), era como su madre. El ama de llaves de Natalie al llevarle el desayuno, la encontró inconsciente, había tomado Valium y Librium y Dios sabe qué más, Mac llamó a Norma Crane (Mac también estuvo presente en su intento de suicidio anterior), esta indicó al ama de llaves que llamase al medico discretamente (Natalie tenía ordenado que para cualquier problema, llamar a Norma). Realmente mas que un intento de suicidio fue una llamada de atención, probablemente estaba pasando una profunda depresión, según el hijo de Mac, Tony Costello (Amaba demasiado la vida, era una mujer valiente, no creo que quisiera quitarse la vida). 

Después de su affaire con el venezolano Blatnik, apareció un hombre que parecía estaba hecho a su medida; Henry Jaglom, un intelectual, estudiante de dirección en el prestigioso Astor Studio de Lee Strasberg, y enemigo de los flases, durante esta relación es cuando mas estable se encontró Natalie, él intento sacar los demonios del alma de la artista, sus fobias intentó minimizarlas. La acompañaba a los estrenos cinematográficos "Natalie, acudía a todas las premieres posibles, demostrando su amor al cine". 

Jaglom se pudo dar cuenta que delante del publico, era otra, un día se lo comentó y ella le respondió (Cuando voy a algún evento con publico, me pongo la careta "Natalie Wood", de esta manera distingo a la actriz con la persona que en realidad soy, Natasha Gurdin), esta confesión hizo pensar a Janglom, del porque estaba confusa, interpretaba a una estrella que hace películas. Frank Sinatra, que mantenía una relación de ida y vuelta con Natalie desde que ella tenía dieciséis años, un día se presentó en casa de Natalie, Janglom le recibió diciéndole que Natalie se estaba arreglando, le ofreció una copa, Sinatra ignorándolo, fue al mueble bar y se la sirvió el mismo, se notaba que el cantante conocía perfectamente la casa, luego Natalie apareció diciéndole a Jaglom que no la esperara despierto. Janglom estaba convencido de que entre Natalie y Sinatra existía una relación sexual a través del tiempo, cuando a ellos les convenía. 

El próximo proyecto, una loca comedia, producida por MGM, y por la que cobraría otros $750.000, "Penélope", Janglom le aconsejó no aceptarla, ella era demasiado grande para interpretarla. Pero Natalie tenía un motivo, se lo había pedido personalmente Arthur Loew Jr, el cual quería impresionar a los directivos de la productora, de la cual él era el heredero. El resultado, el esperado, una trivial comedia, hecha para ganar algún dinero, el resultado artístico, era cero, lo único destacable son los muchos modelos que luce la protagonista. 

Durante el rodaje de "Penélope", Natalie llamó a Henry pidiéndole que acudiese al Beverly Hotel para recogerla, quería acudir al estreno en Hollywood de "Quien teme a Virginia Woolf', cuando llegó Jaglon la encontró rodeada de bailarines del Ballet Bolshoi, todos querían tocarla, no había forma de desprenderse de ellos. Durante el trayecto Natalie se quitó el maquillaje de pantalla y lo reemplazó por el de estrella, al llegar al teatro Pantages, el publico enloqueció, con gritos "Natalie Wood" "Natalie Wood", ella les dio su seductora sonrisa, este acontecimiento, firmó la aversión de Henry a la "Estrella de cine". Le dijo a Natalie, que no podía soportar cuando se ponía el traje de estrella de cine, es imposible no sospechar que se había sentido inquieto por haber sido eclipsado. 

Unos días más tarde se reanuda el romance, pero se abstienen de salir en público juntos. Henry recordó sus muchas asistencias al cine, Natalie desde pequeña, tenía una afición inmensa a visionar películas y acudían de incognito a los cines, se sentaban en las últimas filas, porque "no quería ser reconocida", nunca supo que la cuerda floja entre la vulnerabilidad y "estar en control", Henry mismo nunca sintió la necesidad de jugar "el juego de Hollywood", porque él nunca buscó la aceptación popular, cuando se convirtió en escritor y director independiente a mediados de la década de 1970, él era capaz de funcionar con mucho éxito, debido a su acceso a las finanzas privadas y sus habilidades de negocios en la comercialización de sus películas. 

Durante un tiempo Henry se divirtió con los eventos que asistió de escolta de Natalie, aunque una noche durante la promoción de "La Rebelde", reforzó sus dudas acerca de ser "parte de este mundo", Judy Garland y Mia Farrow se habían unido en su mesa, (Mia en un período desesperado, ya sea porque estaba a punto de casarse con Sinatra o porque no quería casarse con él, Garland más desesperada que nunca, nerviosa desquiciada), Natalie señaló que quería irse. Conduciendo de regreso a casa, Henry predijo lo que haría Garland? matarse muy pronto, Natalie le confesó que una vez ella lo había intentado, pero se negó a decir por que. 

Después del rodaje de Penélope, Natalie decidió abandonar el cine durante una temporada, había estado trabajando desde los seis años y necesitaba además, aconsejada por Janglom, retomar sus clases universitarias en la UCLA. Los columnistas de Hollywood satirizan a Natalie por su "periodo de cultura", no comprendían como la estrella del momento rechazara los mejores guiones para dedicarse a estudiar. Su amigo Robert Blake observó: (Para Natalie era la vida o la muerte, no podía continuar esa vorágine de estar siempre de actualidad". Cuando habló con su hermana Olga le dijo: (Tu eres la afortunada), Olga estaba felizmente casada con un corredor de seguros, que la adoraba y tres hijos maravillosos. 

Las productoras no estaban dispuestos a este retiro, ofreciéndoles papeles atractivos, a Natalie le atrajo principalmente uno de ellos, quizás por su complejo estado mental, una biografía de la actriz Frances Farner "Will There Really Be a Moning" (Años más tarde llevado a la pantalla con Jessica Lange y por titulo "Frances"), finalmente los rechazó aduciendo; (Me llevó diez años de análisis, para que me ayude a hallar lo que quería). Warren Beatty, se presentó en casa de Natalie durante 1966, venía acompañado de su última conquista, la famosa bailarina rusa Maya Plisetskaya, además traía un guion bajo el brazo, se trataba de "Bonnie and Clyde", ofreciéndole el papel de Bonnie, Natalie encabezaría esta obra que Beatty produciría e interpretaría, Natalie se negó, estaba ilusionada con sus próximos estudios, además el rodaje en el medio oeste "Texas", lejos de su psicoanalista el dr. Lindon. Beatty se dio cuenta que no quería trabajar con él. Natalie diría en 1969: (Me encantó el guion y sobre todo el personaje, pero tenía razones personales. No quería ir a Texas, es así, Warren y yo seguíamos siendo amigos, trabajar con él sería difícil). 

El rechazo a interpretar a la arenosa y realista Bonnie, era un indicio de que no quería apartarse de su decisión de no hacer cine, a pesar de rechazar un papel que la devolvería al primer plano de la actualidad, había tomado una decisión crucial en su vida, y no le recompensaba su participación en el filme. Otro buen papel rechazado ese mismo año fue "Descalzos por el Parque", junto a su amigo Robert Redford. 

Inmersa en sus estudios, inesperadamente, terminó la relación con Henry Janglom, este regresó a New York, pero con un grato recuerdo de Natasha Gurdin, que es la que verdaderamente le enamoró. Tony Costello comentó (Sinatra, Jaglom y Michael Caine, los tres fueron para Natalie "Chicos de 1966". Cuando mas hermosa, y en un gran momento creativo, a pesar de que sus últimos filmes no tuviesen el plácet de la critica, ella era la única que se salvó, rechazando los papeles mas codiciados del momento, Natalie se retiró, para desconsuelo de sus admiradores (Desde 1966, hasta el año de su muerte en 1981, solo intervendría en cinco largometrajes). 


Natalie Wood en 1966, dejó escrito unas memorias con la intención de publicarlas en una revista de fans. Tras escribirlas decidió que no quería que saliesen a la luz, ya que contenian pasajes que prefería que se mantubiesen en su intimidad. Su hija Natasha Gregson Wagner, publicó estas memorias en su libro Natalie Wood: Reflections on a Legendary Life. Esto es lo publicado. 

PROPIEDAD PÚBLICA PERSONA PRIVADA POR NATALIE WOOD. 
Hollywood es donde vivo. Es el único hogar que he conocido. Me gano la vida aquí desde que era una niña. He actuado en cuarenta películas y antes de cumplir los treinta tendré derecho a una pensión de veinticinco años. Mirándolo desde fuera, debe parecer una forma muy agradable de ganarse la vida (y de hecho lo es): aferrarse a la infancia, jugar a la fantasía, ser Cenicienta, conocer al Príncipe Azul, feliz, trágicamente, cómicamente, y todo el tiempo siendo pagada bastante bien. Pero como la mayoría de las cosas, también hay otra forma de verlo: desde adentro. Este es un negocio duro y muy competitivo, y es particularmente duro para las mujeres. Su ego está constantemente en juego cuando los expertos examinan todos sus estados de ánimo, libras y pulgadas todos los días. Parte del trato es ser explotada, malinterpretada y ocasionalmente engañada. Ser una estrella puede significar que pasas gran parte de tu tiempo siendo criticada en las columnas de chismes, o leyendo que estás comprometido con alguien que nunca has conocido, o siendo criticada por tu comportamiento en Nueva York cuando no lo has hecho, ya que no te fuiste de California, y no poder defenderte, porque eso también es parte del trato. Es un negocio único. ¿En qué otra profesión puedes tener éxito porque a alguien le gusta tu apariencia, tu sonrisa o tu figura? Nadie se acerca a un niño que bebe un batido y le dice: "Me gusta tu estilo, ¿te gustaría ser un abogado destacado?". Nadie "es descubierto" y pasa a ser un arquitecto de primer nivel o un neurocirujano. Pero el éxito instantáneo ocurre ocasionalmente en Hollywood, y es este sueño al revés lo que sigue atrayendo a los jóvenes aquí. 

A pesar de algunas de las tonterías que conlleva ser una estrella, me encanta ser actriz: el trabajo. Si alguna vez ha visitado un estudio ocupado, probablemente sepa a lo que me refiero. Hay una sensación cuando un viejo granero oscuro, conocido como estudio de sonido, cobra vida con luz y calidez. Me encanta el ruido y el bullicio de un set: el ajetreo de los hombres de utilería, los extractores de humos y los boomers, el sonido metálico y el látigo de los martillos y las sierras, las conferencias y crisis interminables. Te presentas en el estudio antes de las siete de la mañana. Si es una escena difícil, por lo general estás un poco nerviosa acerca de cómo va a ir, o si entiendes completamente al personaje. A veces te preguntas cómo interpretaste una escena ayer. Si no has dormido lo suficiente, te preocupa que te veas cansada. Pero antes de que puedas detenerte en nada de esto, alguien te está lavando el cabello con champú, te ponen una secadora en la cabeza, dos hombres se ponen a trabajar maquillándote la cara, para entonces tu cabello está seco y dos mujeres te maquillan el cuerpo. La gente del vestuario te pone la ropa mientras te peina el cabello y, al mismo tiempo, estás hablando con el director de diálogo. Cuando suena una campana y están listos para comenzar, comienza el verdadero trabajo. Intentas encontrar en ti misma la esencia de los sentimientos de otra persona, tratas de hacer que las palabras, las acciones y los sentimientos de otra persona sean tuyos. Por analogía, recordando, engatusando, usando cualquier método que funcione, intentas alcanzar ese estado en el que puedes "vivir" cómodamente, honestamente, en el mundo imaginario que te rodea. Y mientras trabajas, a veces los personajes y las tramas parecen más reales, más vivos que el mundo fuera de las puertas del estudio. Es una sensación extraña ver a la gente mirándote en una película. Y trae consigo un aluvión de sentimientos encontrados. Recuerdas todas las crisis asociadas con una determinada escena, o recuerdas lo bien que te sentiste cuando pudiste hacer que un momento en particular funcionara. 

Puede que hayan pasado meses desde que se completó la película, y ahora estás profundamente inmersa en otra, con otros disfraces, un personaje diferente, otra historia, gente nueva. Siempre me ha parecido extraño que todos esos meses de trabajo, las crisis, los tumultos, las decisiones, finalmente se compactan en cien minutos de película. Al mirar el producto terminado, es posible que solo haya uno o dos momentos de los que te sientas orgullosa, y esos pueden pasarse por alto fácilmente si alguien se levanta para comprar una bolsa de palomitas de maíz. A veces desearías poder decirle a la audiencia: "¿Podrías olvidar esa última escena? No me sentía bien ese día". Pero no puedes correr de un lado a otro de los pasillos, y no puedes tratar de hacerlo mejor la noche siguiente. Una vez que parpadea en la pantalla, está allí. Ya no te pertenece. Esa parte de mí es propiedad pública. 

Pero hay una persona privada detrás de la imagen. Su nombre es Natasha Gurdin, y no es la hija de Hollywood. En cambio, es hija de dos personas reales, Nikolai y Maria Gurdin, ambos emigrados rusos. Soy la mediana de tres hermanas. Mi hermana Olga, que es diez años mayor que yo, es en realidad una media hermana. Mi hermana menor, Svetlana, tiene ocho años menos que yo. También es actriz y es conocida profesionalmente como Lana Wood. Mi padre, Nikolai, es un hombre tranquilo con dulces ojos marrones. De niño vivió cerca del puerto siberiano de Vladivostok. Su padre era soldado. Un día se fue al frente y le dijo a su hijo: "Cuando vuelva a casa, Nikolai, te traeré un kaska", que en ruso significa casco. Nikolai pensó que se refería a skaska, que en ruso significa cuento de hadas. Esperó durante meses a que su padre regresara a casa con esa historia especial. Pero su padre nunca volvió de la guerra. 

Su madre huyó a Shanghai durante la Revolución. Vinieron a Canadá cuando Nikolai tenía ocho años. A la edad de dieciocho años, Nikolai decidió que quería ser ciudadano estadounidense en lugar de canadiense; encontró trabajo en San Francisco, donde se casó con María. Mi madre sigue siendo una mujer hermosa con cabello negro medianoche, una nariz perfectamente recta y manos diminutas. Sus sorprendentes ojos azules me recuerdan una línea de Los hermanos Karamozov, cuando un anciano describe a la hermosa Grushenka: "Tiene ojos como navajas, te cortan el alma".  María tiene ojos así. 

Mi madre provenía de una familia rusa blanca bastante próspera cerca de la ciudad siberiana de Tomsk. Pasaba más tiempo con su institutriz que con su madre, y añoraba el cariño maternal. Durante la Revolución, la familia de María huyó a China y luego reservó un pasaje a San Francisco. Cuando se casó con mi padre, su mayor sueño era tener una pequeña granja en Oregón y criar a sus hijos allí. Pero mi madre no fue una mujer pionera. Le tomó años superar la sensación de malestar cada vez que viajaba unos minutos en un automóvil. 

Lloré bastante cuando era bebé, y el médico dijo que el clima húmedo de San Francisco hacía que me dolieran las articulaciones. Nos mudamos a la atmósfera más seca y cálida de Santa Rosa, que entonces era un pueblo tranquilo y agradable a unas sesenta millas al norte de San Francisco. Santa Rosa era un pueblo pequeño típico, y hermoso como un escenario de película con sus calles arboladas y casas de marco blanco con porches delanteros deliciosamente frescos. Los granjeros llegaban a la ciudad el sábado por sus compras, pero la mayoría de las aceras estaban ocupadas a las nueve en punto. No creo que nadie acuse a Santa Rosa de ser un lugar probable para "ser descubierto" para las películas. 

En aquel entonces, mi primera ambición era ser veterinaria. Nuestra casa estaba llena de íconos y símbolos religiosos. Nos criamos en un ambiente ortodoxo ruso devoto. Olga y yo nos vestimos con nuestras mejores ropas para los servicios de la iglesia todos los domingos. El sacerdote, con su túnica suelta y su larga barba, agitó un salterio y llenó el aire de incienso. Era real y, sin embargo, parecía una fantasía. Estaba desconcertada por Dios. ¿Cómo podía estar tan lejos y tan cerca? Parecía extraño que el Creador del Universo pudiera prestar atención a mis oraciones y pecados. Recé a menudo. Realmente creía en los santos y los ángeles. El mundo parecía vivo y palpitante con asombro y tenor místicos. 

Mi primer encuentro con el pecado ocurrió cuando me enamoré de un bolso de cuero negro brillante. Pertenecía a otra niña en la iglesia. Me dije a mí misma que lo perdería; ella ni siquiera se encargó de eso. Cuando ella no estaba mirando, lo recogí. Acerca de una hora después de llegar a casa, mi madre me preguntó dónde lo había conseguido. Captó mi rubor culpable y me hizo devolverlo. Me dijo que el próximo domingo tendría que pedirle a Dios que perdone mi pecado. Obedecí, pero fue difícil. No solo rezaba, sino que también creía en la magia, las hadas y los duendes. Incluso hablé con mis muñecas y animales de peluche. Mi madre me había dicho que por la noche, después de irme a dormir, los juguetes y las muñecas cobrarían vida y bailarían y cantarían mientras dormíamos. Esto realmente me fascinó. Me obligué a permanecer despierta. Me acosté en la cama durante horas, frotándome los ojos para mantenerlos abiertos. Ni siquiera me atreví a exhalar en voz alta porque no quería asustar a las muñecas. A cada ruido me sobresaltaba, con la esperanza de verlas cobrar vida. Pero, por supuesto, me decepcionó amargamente ya que permanecieran sin vida. Mirando hacia atrás en todo esto, no estoy segura de que toda esa fantasía sea buena para un niño. No fomentaría tanta fantasía en uno de mis hijos, solo haría que la realidad no fuera mucho más difícil de aceptar. 

La fantasía siempre fue una gran parte de mi infancia. Mi padre nos leyó a Olga y a mí La Sirenita, Bambi, Blancanieves y los cuentos de hadas de los hermanos Grimm. Me encantó el libro Pinocho, pero me aterrorizaba la película cuando los niños pequeños de Pleasure Island se convirtieron en burros. Mi mamá me sacaba a pasear por Santa Rosa, y mientras caminábamos, encontraba monedas y hasta juguetes en la vereda. "Mira, mamá", grité, "¿esto es magia?". "Sí", decía ella, "hay magia hasta en la calle. Pero debes buscarla. Y si quieres el deseo de tu corazón, debes trabajar duro. Y siempre debes hacer lo que te digan. Fue un poco devastador saber finalmente que fue mi madre y no la magia la que colocó las monedas y los juguetes en la calle. 

Si mi madre no sabía dónde estaba cada minuto, se sentía terriblemente amenazada. Nunca permitió que las niñeras me cuidaran o que me dejaran sola. En cierto sentido, ella me sobreprotegió cuando era niña, y yo solía buscar momentos en los que pudiera estar sola. Una vez traté de estar sola escondiéndome en un armario, pero me involucré tanto en mis sueños que olvidé lo sofocante y caliente que estaba. La falta de aire me dio sueño, y lo siguiente que supe fue que mi madre me sacudía para despertarme porque casi me había asfixiado. Mi madre siempre me animó a ser extrovertida. Me instó a hablar con la gente, contarles historias y cantar canciones. Y cuando venían invitados a cenar, los entretenía con bailes o canciones que había inventado. No es difícil para un niño hacer que la gente le quiera. 

Un día nos enteramos de que se estaba filmando una película en Santa Rosa. Era Happy Land, protagonizada por Don Ameche y Ann Rutherford. Madres con hijas aferradas a sus faldas aparecieron en el lugar. Habían escuchado un rumor de que la parte de un niño todavía estaba abierta. Mamá y yo también fuimos. El director, Irving Pichel, me vio entre la multitud y mi madre susurró: "Sonríele". Hice lo que me dijeron, como siempre he hecho. "Oye, niña", dijo el Sr. Pichel, "¿te sentarías en mi regazo?". Miré a mamá. Su rostro estaba congelado en una sonrisa tensa para ocultar su emoción. Ella asintió. Me senté en el regazo del Sr. Pichel, y sonrió cuando puse mis brazos alrededor de su cuello y canté una de mis pequeñas canciones tontas. "¿Te gustaría actuar?" él me preguntó. Una vez más, miré a Madre, que flotaba como un ángel silencioso. De nuevo, ella asintió. "Está bien", dijo. "Camina por la calle con este cono de helado. Entonces déjalo y llora". Parecía bastante fácil hasta que me dieron el cono. "No quiero dejarlo caer", dije. "Sabe bien." El señor Pichel miró a mamá. Dejé caer el cono. Supongo que eso se conoce como hacer un sacrificio por el bien del arte. "Ahora tienes que llorar", dijo Pichel. "No tengo ganas de llorar", le dije. "Bueno, piensa en algo triste". "No puedo." Otra llamada para mamá. Para animarme, me contó una historia triste sobre una mariposa que se quemó las alas. Sentí lágrimas brotar, pero todavía no fluían. Para colmo de tristeza, mi madre me recordó a mi cachorro, Terry, que había muerto atropellado por un coche. Las lágrimas caían a raudales. Ahora estaba actuando. Si era una fantasía, ¿por qué se sentía tan real? Bueno, ese fue el comienzo. Se me cayó un cono de helado y Hollywood me enseñó a llorar. A veces, siento que aprendí esa lección demasiado bien. 

Cuando terminaron Happy Land y todos volvieron a Hollywood, Irving Pichel se acordó de mí y me escribía cartas y me enviaba juguetes. Dieciocho meses después, le pidió a mi madre que me llevara a Hollywood para probar una película. La solicitud desencadenó una batalla entre mis padres. Mi padre quería que tuviera una infancia normal. Quería que sobresaliera en la escuela. No se opuso cuando trabajé en la película en Santa Rosa, pero sintió que ir a Hollywood era una locura. Recuerdo noches de amargas discusiones entre mis padres. Mi padre golpeó la mesa y sacudió las paredes. Era un hombre tranquilo que amaba los libros y la música pero cuando se enojaba se le erizaba el vello del pecho. Olga y yo nunca dudamos que se amaban. Pero el temperamento de mi padre dejó el aire azul y algunos muebles se rompieron cuando él y mi madre no estaban de acuerdo. Ella se sentó en silencio mientras él discutía en ruso. "¿Por qué deberías enfadarte, Nikolai? Probablemente no llegará a nada, y sabes que tu hija nunca te lo perdonará a menos que le des una oportunidad. No lo hagas por mí, hazlo por tu Natasha". Mi padre simplemente no pudo resistir este tipo de razonamiento. Mi madre sabía cómo presionar todos los botones correctos y mi padre terminó sintiéndose un poco avergonzado, como si hubiera estado golpeando una almohada. Se quejó un poco, pero me di cuenta de que mi madre había ganado. 

Mi familia dejó Santa Rosa para siempre y mi padre se despidió de su sueño de una granja en Oregón. Mi madre y yo hicimos el viaje a Hollywood en tren para que hiciera una prueba para la película Tomorrow Is Forever (Mañana es vivir), un drama sentimental con Orson Welles, Claudette Colbert y George Brent. En él, se me pidió que llorara de nuevo. Era la segunda vez que me decían que hiciera algo que, a pesar de sus buenas intenciones, me ha costado años entender y superar. Sabiendo que era absolutamente esencial para mí llorar para obtener el papel, y que yo era demasiado joven para poder simular lágrimas de manera convincente, mamá hizo lo único que sabía cómo conseguir lágrimas reales: se enojó y dijo cosas que me hieren muy profundamente. Estoy segura de que el dolor fue mayor para ella que para mí, pero no lo entendí en ese momento. Equiparaba no poder llorar con perder el amor de mi madre, y el de todos los demás. En cualquier caso, funcionó: lloré lágrimas de verdad y obtuve el papel. Ahora que recuerdo el incidente, por doloroso que haya sido, cambió el curso de mi vida. Y por eso estoy agradecida. 

La realidad de Hollywood fue un chorro de agua fría. En lugar de glamour, me encontré inmersa en el trabajo y el estudio. Torné lecciones de ballet y luché por dominar el piano. Durante años seguí una rutina espartana: trabajo en el set, cuatro horas y media de escuela, generalmente en el estudio, regreso al trabajo y a casa para la cena y las lecciones. Pasé más tiempo con el director que con mi padre. Tenía muy poco tiempo para los juegos de la infancia, y estaba tan ocupada que casi no los echaba de menos. Cuando tenía seis años, supe que ya no era Natasha Gurdin. "Tu nombre ahora es Natalie Wood", me dijo el productor William Goetz Le dijo a mi madre que me había nombrado en honor a un amigo, el productor Sam Wood. "¿No podría ser al menos Woods con una S?" ella preguntó. "No te preocupes", dijo el Sr. Goetz, "Wood se verá bien en una marquesina". 

Nunca estuve sola. Mi madre me acompañaba al plató casi a diario. Y si ella no estaba conmigo, tenía un maestro de estudio o un trabajador social como acompañante. Mi madre tenía mucho miedo de que alguien me secuestrara y se negó a dejarme visitar las casas de mis amigos; siempre tenían que venir a la mía. En cierto modo, tuve suerte. Era una actriz infantil en lugar de una estrella infantil, así que no crecí como una flor de invernadero completa. Lejos de eso, en lugar de ser mimada, parecía que todos me decían qué hacer, cómo caminar, hablar y actuar. Más tarde, el estudio quiso taparme los dientes y bajarme la voz, me resistí Lleva un tiempo adaptarse a algunas de las tonterías que rodean a una niña actriz. 

Después de terminar Tomorrow Is Forever, hice una gira de presentación personal. Dondequiera que iba, los fanáticos constantemente tiraban de mis coletas para ver si eran reales. Cuando tienes siete años, es muy difícil entender lo que significa ser una celebridad. No podía entender por qué la gente quería que firmara mi nombre en una hoja de papel. ¿Qué posible valor podría tener para ellos? Hice un montón de películas en esos días. Cuando tenía ocho años, hice dos películas al mismo tiempo: De ilusión también se vive, una comedia moderna con Maureen O'Hara y Edmund Gwenn, y El fantasma y la Sra. Muir, una pieza de vestuario con Rex Harrison y Gene Tierney. Entre tomas, también fui a la escuela. Fue confuso y me encantó. Un día usé vestidos largos y peinados de época; al siguiente me vestí con coletas y delantales. 

Poco después de esto, sufrí mi primera tragedia profesional cuando Twentieth Century Fox abandonó mi opción. No sabía qué opción era, pero sabía que algo terrible había sucedido. Recibimos la noticia en la escuela Fox, había una versión de pan de jengibre de una cabaña de Hansel y Gretel. Otra niña obtuvo el papel para caminar primero y comencé a llorar en clase. "¿Te has enterado?" ella preguntó. Corrí hacia mamá en el recreo. La mirada en su rostro me dijo: malas noticias. Empecé a llorar. No podía entender lo que había hecho y por qué ya no me querían. "Es culpa del estudio", dijo mamá mientras me abrazaba. "No te preocupes. Es todo para bien. Dios lo quiere así". Siempre estuvimos a merced del estudio en esos días. 

La amenaza de perder la opción fue una gran nube sobre la vida de una niña actriz. Nada era más importante para mí que ganarme la aprobación de mis padres, y si el estudio me dejaba, significaba que era un fracaso. Pensé que "flop" era la palabra de cuatro letras más dolorosa del mundo. Mi padre me consoló. Pero cuando yo tenía doce años, sufrió el primero de una serie de ataques al corazón. Durante unos años, no pudo trabajar en absoluto. Esto significaba que mi actuación era el único sustento económico de mi familia y, por lo tanto, conseguir trabajo se convirtió en una tremenda responsabilidad. Perdí tantos trabajos como actriz infantil que no puedo contarlos. Se sentía como un momento de angustia cada vez que escuchaba a un director de casting decir: "Ella es demasiado delgada, demasiado baja, demasiado alta, en la etapa incómoda". El peor fue "No lo suficientemente bonita". 

Cuando perdí un trabajo, siempre sentí que la naturaleza me había jugado una mala pasada. Sentí que estaban rechazando mi yo real, no el yo profesional en relación con el personaje. Estaba creciendo rápido en algunas áreas. Por ejemplo, yo conducía un coche a los doce. Mi padre estaba demasiado enfermo para conducir y mi madre se ponía demasiado nerviosa para aprender. Alguien en la familia tuvo que conducir para hacer mandados. Así que un día me subí al volante del Chevy familiar. Por suerte, tenía una transmisión automática. Durante años fui a un tutor privado en un aula del estudio, pero a los doce años comencé a asistir a una escuela convencional. 

Como la mayoría de las actrices infantiles, interpreté papeles más jóvenes que mi edad real. Entonces, mamá siempre me vestía con delantales de niña y trenzas, mientras que las otras chicas en la escuela usaban medias y lápiz labial. Me sentí como Rebecca de Sunnybrook Farm, y pensé que los otros niños se estaban riendo de mí. En realidad, era demasiado tímida para admitir que quería hacer amigos. Realmente quería ser miembro, ser parte de los clubes y de la vida social, pero estaba demasiado ocupada con el trabajo para conocer a mis compañeros de clase. Y me sentía más a gusto con los adultos. 

Cuando ingresé a la escuela secundaria Van Nuys, nada era tan importante como parecer mayor y sofisticada. No veía la hora de llegar a los veintiuno y estar sola. Para acelerar el proceso de envejecimiento, me probé aretes terriblemente largos y me unté la cara con lápiz labial y rímel. Empecé a salir todos los fines de semana y pronto me di cuenta de que me estaba perdiendo mucha diversión. Nunca había tenido tiempo para amigos, tiempo para holgazanear o preocuparme por las cosas normales de la infancia. En cambio, había escuchado constantemente al dron sobre películas, partes, opciones, propiedades y pruebas. Un sentido de responsabilidad, desproporcionado, me había estado agobiando. A veces tenía pesadillas en las que la familia se moría de hambre si no actuaba. Lentamente, comencé a desenredarme del abrazo que todo lo consumía de mi madre. Todos estos años ella me había estado guiando, y ahora estaba lista para batir mis alas y dejar su nido. No es que ella fuera malvada, no es que me estuviera explotando, simplemente sentí que no podía hacer frente a su amor que todo lo consumía. Me sofocó como una manta pesada y comencé a rebelarme. Ya no importaba si mis padres querían que saliera o no. Salí. No importaba cómo querían que me vistiera. Me vestí como me placía. Después de años de hacer lo que me dijeron, estaba tratando de hacer lo que quería. El problema, por supuesto, fue que me tomó años descubrir qué era lo que realmente quería. Si tenía las responsabilidades de un adulto, me sentía con derecho a los privilegios de un adulto. 

Empecé a dar vueltas en Hollywood, las discotecas y los lugares íntimos de la playa. La noche en que todos los demás fueron al baile de graduación, fui a Ciro´s. Mi cita tenía veintiocho años y no dejé el club nocturno hasta que dejaron de servir champán. Redecoré mi dormitorio, quitando todos los volantes y adornos. Todo lo que era rosa y azul, lo pinté de blanco y negro. Empecé a comer alimentos saludables, escuché conferencias sobre Zen y pensé que me había encontrado a mí misma. Dos meses después, la saludable comida me estaba enfermando, y Zen comenzó a parecer idiota. La búsqueda de mí continuó. 

Mirando hacia atrás, me estremezco cuando recuerdo mis debilidades de adolescente. Supongo que me excedí, y tal vez estaba tan ansiosa por encontrarme a mí misma que me perdí más profundamente por un tiempo. Había huido del capullo de mi familia, y de repente me encontré en una pecera de oro de exposición pública. Apenas pasaba un día sin que las columnas de chismes no me vincularan románticamente con varios hombres de la ciudad. Cada cita que tenía fue magnificada y distorsionada: yo era propiedad pública. Se informó que estuve involucrada con Tab Hunter, Lance Reventlow, Scott Marlowe, Elvis Presley, Raymond Burr, Nick Adams, Nick Hilton, y así sucesivamente. Muchas de las supuestas citas fueron organizadas por el estudio para obtener publicidad en las revistas de fans. Y, sin embargo, mi rebelión no fue arreglada, fue real. Supongo que fue simplemente una reacción tardía por haber trabajado de niña, por hacer siempre lo que los demás querían que hiciera. 

A los dieciséis, me enteré de una nueva propiedad, Rebelde sin causa, la historia de tres adolescentes solitarios acosados por padres insensibles. Nada me parecía tan importante como conseguir el papel de Judy, la heroína. Anteriormente, había probado las piezas para que siguieran funcionando o para obtener la aprobación de los padres; ahora quería una pieza que tuviera un significado emocional para mí. Esta fue la primera vez que hice algún tipo de elección adulta. Probé tres veces para el papel. El director, Nicholas Ray, fue asediado por decenas de chicas que querían interpretar a Judy. Después de semanas de espera, escuché que el papel era mío. Pero tuve que mantenerlo en silencio porque el estudio quería anunciarlo en el momento adecuado. ¡Tenía ganas de correr por los pasillos de Warners! Nick Ray me dio la confianza que me faltaba, y es a él a quien le debo mi carrera adulta. Me hizo entender que tenía una responsabilidad y una contribución que hacer en un papel más allá de simplemente seguir las órdenes del director. La primera vez que me preguntó cómo pensaba que debía comportarme en una escena, me quedé asombrada. Nunca se me había ocurrido que mis ideas sobre un papel o un guion pudieran tener valor. Por primera vez, comencé a ver que actuar para mí podría ser un verdadero medio de autoexpresión. 

Todo el mundo hablaba de James Dean, el protagonista masculino de Rebelde. Conocí a Jimmy un año antes en un ensayo de televisión en Los Ángeles. Entró por un desván en su motocicleta, con el pelo al viento y un imperdible sujetando los pantalones. Murmuró algo como "hola". Nos hicimos buenos amigos y pasamos mucho tiempo juntos, dentro y fuera de su motocicleta. 

Después de que terminó la filmación de Rebelde, Jimmy entró en Gigante y yo fui a Nueva York para un programa de televisión en vivo de noventa minutos, Heidi. Muchos de los amigos de Jimmy (Sal Mineo, Jo Van Fleet, Nick Adams, Dick Davalos y yo) cenamos en Nueva York esa noche. Durante la noche hablamos de Jimmy. ¿Rebelde iba a ser buena? ¿Cómo le iría a Jimmy en Gigante? Después de una discusión general, la conversación tomó un giro serio. Comenzaron a hablar sobre las carreras de autos, los rodeos y otros intereses "peligrosos" de Jimmy. Sentían que tenía una racha de autodestrucción. De hecho, Nick Adams dijo esa noche: "Jimmy no vivirá hasta los treinta". Argumenté con vehemencia. Sabía que era autodestructivo, pero también vi otro lado, un lado que respondía de una manera muy positiva a la vida. Nos metimos en una discusión acalorada. Más tarde, Nick me llevó de regreso a mi habitación de hotel. Nos echamos a reír y salí de la habitación por un minuto. 

Cuando regresé, Nick estaba hablando con mi acompañante, Maggie Waite, y sentí que algo andaba mal. De repente, todo el mundo se había quedado sin temas. Nick miró al techo. "¿Qué pasó?" Yo pregunté. Después de un largo momento, Maggie respondió: "James Dean ha muerto". Es difícil para mí describir la naturaleza exacta de mis sentimientos en ese momento. Fue el shock más severo que había experimentado en mi vida. Me parecía imposible de entender. Era la primera vez que alguien a quien amaba o era cercano moría. Pensé que estaba terriblemente tranquila y racional hasta que escuché a Maggie decir: "Por favor, Natalie, no te enojes tanto, recupérate", y descubrí que estaba llorando histéricamente. 

Jimmy tenía algo raro: una vulnerabilidad, una franqueza sobre la vida. Era algo con lo que la gente podía empatizar. Y, sin embargo, todos tenían la sensación de que había sido perseguido por una estrella oscura. Después del programa de televisión, me fui inmediatamente a California. Mi madre me había llamado por teléfono y sabía que estaba preocupada por mi estado de ánimo. Volé de regreso con un amigo. Ninguno de nosotros dijo una palabra durante todo el vuelo. No había nada que decir. 

Hace algún tiempo, rebusqué en mis armarios. Mientras hojeaba álbumes de recortes, álbumes familiares y cartas amarillentas, encontré la parte superior de mi pastel de bodas. Era algo sencillo: dos figuritas de plástico, un hombre y una mujer vestidos de novia, bajo un dosel de encaje. Había estado acumulando polvo durante casi diez años. Por un momento tuve el impulso de tirarlo. No lo hice porque es una parte importante de mi vida y no quiero olvidarlo. Si amas a alguien y te comprometes con él, el amor no se desvanece porque hayas firmado un documento legal llamado papel de divorcio. El fracaso de todas tus esperanzas, promesas y sueños les da una cosa más en común: tristeza mutua. En las películas, el final feliz sigue siendo popular: el chico y la chica caminan, tomados de la mano, hacia la puesta de sol. Presumiblemente, se dirigen al altar, pero ¿es ese el final o el comienzo de sus problemas? 

Me casé a los diecinueve años con un apuesto actor llamado Robert Wagner, conocido por sus amigos y familiares como R.J. Conocí por primera vez a R.J. a los diez años. Me rozó en el pasillo del estudio él nunca miró hacia atrás. Pero yo lo hice. R. J. tenía una vida hogareña cómoda y relajada. Cuando era más joven, fue caddie en el Bel Air Country Club y luego se convirtió en un excelente golfista aficionado. Como el resto de nosotros en el mundo del espectáculo, R.J. ha tenido su cuota de reveses. Su buen aspecto era tanto una desventaja como una ayuda. Durante años no consiguió más que papeles de chicos bonitos, y su energía creativa se desperdició en papeles absurdos. Mostró su talento cuando interpretó a un aviador bromista en The Hunters con Robert Mitchum. Y cualquiera que haya visto Harper, puede testificar que R.J. ha superado su imagen de chico simpático. Pero no fue fácil. 

Conocí a R. J. de nuevo cuando tenía diecisiete años para una breve sesión de fotos. Nos sonreímos, y si hubo algún diálogo memorable se me escapa. Pero unas semanas después, llamó y pidió una cita. El 20 de julio de 1956, mi decimoctavo cumpleaños, me acompañó a la proyección de La montaña. A la mañana siguiente, envió flores y una nota, prometiendo: "Te veré de nuevo". Robert Wagner y yo salimos durante seis meses sin una sola línea en la prensa. Las revistas de admiradores continuaron vinculándome con otros hombres, algunos de los cuales nunca había conocido. Mientras tanto, R. J. me reunía en restaurantes apartados que no eran frecuentados por la prensa ni por la colonia cinematográfica. Buscábamos privacidad porque ambos habíamos estado expuestos a publicidad extrema y ambos habíamos tenido relaciones anteriores especuladas por la prensa. Sabíamos que sería imposible para ninguno de los dos saber cómo nos sentíamos realmente si la prensa sopesaba cada uno de nuestros movimientos y se hacían apuestas sobre el significado de nuestra relación. 

En marzo de 1957, R.J. se fue a Japón para hacer una película. Ambos deberíamos haber comprado acciones de la compañía telefónica ese año; me llamaba todos los días. Quería volar a Tokio, pero estaba ocupada con el trabajo cinematográfico. Cuando regresó de Japón, R.J. me acompañó al lago Schroon en el estado de Nueva York mientras filmaba Marjorie Morningstar. Estuvimos allí durante ocho semanas. 

Si bien sabía que el papel de Marjorie era el más buscado y probablemente importante para mi carrera, el trabajo, por primera vez en mi vida, era secundario. La comodidad que siempre había experimentado en la atmósfera de trabajo ahora venía de estar con alguien a quien amaba y que me amaba. Esas semanas de mi vida fueron de felicidad total. No podía esperar a que terminara el rodaje. Regresamos de Adirondacks el 6 de diciembre de 1957, el aniversario de nuestra primera "cita seria", y R.J. me llevó a un restaurante para una cena con champán. Vi algo que brillaba en el fondo de mi copa de champán: un anillo de perlas y diamantes. La inscripción decía: "Cásate conmigo". Dije si. Todo parecía tan romántico, tan real. Me tomó años darme cuenta de que los gestos románticos son simplemente el caparazón que rodea la esencia. En esos días, nunca pensé en el significado real del compromiso profundo con otro ser humano. En cambio, pensé que lograste un estado de amor actuando estos gestos aéreos. 

Justo antes de casarme, hice una película con Frank Sinatra llamada Cenizas bajo el sol, y fue Frank quien ayudó a R.J. y a mí, para hacer nuestros planes de boda. No queríamos que nuestro matrimonio se convirtiera en un circo publicitario y Frank sugirió que nos fuéramos de la ciudad. Elegimos Scottsdale, Arizona, un pequeño pueblo cerca de Phoenix, e invitamos solo a nuestros amigos más cercanos. Viajamos en tren y nos registramos en el hotel con nombres falsos. La noche antes de la boda recibí esta nota: "Cariño, te extraño. ¿Vas a estar ocupada alrededor de la 1 de la mañana? Te amo, Haroldo". Respondí: "No estaré ocupada. ¿Qué tal si te casas? Con todo mi amor, Lucille. Pensamos que habíamos resuelto el problema de la prensa, excepto por un detalle. Habíamos contratado a un fotógrafo privado que creíamos que era de confianza para tomar fotografías para nuestro álbum personal de bodas. La primera vez que vimos nuestro álbum "privado" fue en los periódicos. Estábamos horrorizados por la traición del hombre y aún más disgustados al saber que había vendido los negativos a numerosas revistas de admiradores. 

En nuestra luna de miel, queríamos estar juntos solos, y la única manera que parecía posible era conducir a campo traviesa. Condujimos hasta moteles en lugares apartados donde era poco probable que la prensa nos encontrara. Planificamos una ruta detallada para poder evitar las principales ciudades. R. J. llevaba Levis y yo me puse un pañuelo, pantalones y gafas de sol. De alguna manera, los reporteros y fotógrafos nos alcanzaban constantemente, convirtiendo nuestra luna de miel en un aburrido juego de escondite. Una noche, mientras nos relajábamos viendo una película, unos fotógrafos nos pidieron que saliéramos para tomarnos una foto. R. J. declinó, pero nos persistieron. R. J. finalmente perdió los estribos y le dijo al hombre que queríamos ver la película como cualquier otra persona que compra un boleto. Se alejaron murmurando acerca de la gente temperamental del cine. 

Cuando R.J y yo regresamos a California, nos mudamos a su apartamento de soltero de dos pisos. Al principio, le dijimos a la prensa que nuestra casa estaba fuera de los límites, que no había reporteros ni cámaras adentro. Eso trajo muchas críticas. Una revista publicó un llamamiento personal: "Bob y Nat, no se olviden de sus fieles seguidores. No construyas un muro alrededor de tu matrimonio". Mientras luchábamos por lograr la privacidad, las revistas inventaban historias fantásticas. Uno informó que salí con tres campeones de peso pesado en una noche, como una broma pesada para R.J. Un campeón vivía en Argentina, los otros dos tenían más de setenta años. No era fanática de los deportes y nunca había oído hablar de ninguno de ellos, y mucho menos los había conocido. 

Las revistas ridiculizaron nuestra "unión", especulando: ¿Por qué Bob y Nat están siempre juntos en fiestas, preestrenos, giras de presentaciones personales? De alguna manera, las revistas hacían que pareciera siniestro, o al menos de mal gusto, que los recién casados estuvieran juntos constantemente. Aunque nunca nos separamos, R.J. y yo rara vez estábamos solos juntos. Por la naturaleza de nuestra profesión, la casa estaba llena de amigos bien intencionados y siempre había estrenos, fiestas o reuniones sociales de negocios. Los momentos más felices de nuestro matrimonio ocurrieron cuando estábamos a bordo del yate de R.J., My Other Lady, generalmente en cruceros a la isla Catalina, sin otras personas. A bordo, yo era el primer oficial. Eso significaba que yo llevaba el registro del barco y era personalmente responsable de la cocina. Como una chica que no sabía cómo hervir agua antes de casarse, estaba muy orgullosa de mi cocina. A veces, era un desafío estar de pie cuando el barco se balanceaba y cabeceaba. Mi especialidad eran los huevos rancheros, una mezcla de huevos con queso y pimientos en una tortilla. 

Compré los alimentos del barco, aprendí a maniobrar una sartén en el mar embravecido, y me encantó. Me sentía bastante salada de hecho. R. J. me enseñó todo sobre la navegación: la radio, el amarre, el radar, los extintores y los chalecos salvavidas. Incluso cogí algunos peces. Estaba tan contenta de haberme descuidado. Una mañana, cuando regresábamos a Balboa desde Catalina, mientras R.J. maniobró el bote en el amarre, tiré la línea y caí al agua con ella. Era enero y hacía mucho frío. R. J. me sacó. 

Cuando nos casamos, acordamos no tener hijos durante unos años. Supuse que nos dimos cuenta, aunque no lo admitimos, de que no estábamos preparados emocionalmente para empezar a formar una familia. También acordamos no trabajar juntos en una película, pero rompimos nuestra propia regla e hicimos una película, Los jóvenes caníbales. Los críticos lo criticaron. Después de dos años de matrimonio, las cosas empezaron a cambiar. Ahora cuando estábamos solos parecíamos menos juntos. Éramos conscientes de que teníamos problemas pero tratamos de evitar los conflictos reales. Mantuvimos una relación superficialmente feliz y esperábamos que fingiendo que no había nada malo, el problema desaparecería. Fue extremadamente difícil para nosotros enfrentar serios defectos en la relación cuando todo parecía tan ideal en la superficie. 

Mirándolo desde fuera debemos haber parecido el Sueño Americano. Ambos éramos atractivos y exitosos, entonces, ¿Qué podría estar mal? No sólo trabajábamos en la ilusión, vivíamos en ella. Éramos como un par de niños jugando a las casitas en un mundo de pan de jengibre. Había barrido mis problemas de la infancia debajo de una alfombra etiquetada como Matrimonio, y ahora se estaban acumulando. Ahora que estaba casada y sola, por así decirlo, salieron de su escondite. En primer lugar, había crecido con la creencia de que mi único valor estaba relacionado con mi capacidad para conseguir piezas. El universo parecía estar en juego cuando esperaba noticias de un trabajo. Cuando pienso en mis primeros años, parece que pasé la mayor parte de ese tiempo audicionando. ¿Cómo separas la realidad de la ilusión cuando te has sumergido en la fantasía toda tu vida? 

El matrimonio requiere paciencia y trabajo, así como la capacidad de aceptar a otro ser humano, con defectos y todo, sin envolverlo en un asfixiante manto de perfección. Era injusto amontonar todos mis sueños sobre los hombros de un hombre como R. J. y luché para que nuestro matrimonio funcionara, los problemas continuaron acumulándose. Después de terminar el trabajo en Esplendor en la hierba, fui directamente a West Side Story por otros ocho meses sólidos y rigurosos. R. J. y yo pasamos menos tiempo juntos. Simplemente no había tiempo para viajes en barco, fiestas o juegos de póquer. Durante este período agitado, mientras trabajaba catorce meses seguidos, R.J. pasó por una prueba que todos los artistas, incluyéndome a mí, tenemos que enfrentar. Su carrera golpeó una pausa momentánea. Hubiera sido mejor para mi matrimonio si mi trabajo hubiera tocado un punto débil en ese momento. Pero a pesar de lo difícil que fue, R.J. no se quejó. Eso era parte del problema. R. J. creía firmemente en guardarse las cosas para sí mismo. A veces esperaba que se quejara o comenzara una pelea, pero su calma exterior permaneció intacta. Su frialdad me volvía frenética, porque estaba acostumbrada a la intensidad emocional de mis padres. 

A medida que aumentaban mis presiones profesionales y personales, todo parecía magnificado y distorsionado. Un comentario descuidado de repente se convirtió en un gran insulto. "¿Por qué dejas que las cosas te molesten?" R. J. dijo. "No dejes que tus padres te molesten". Sea lo que sea, R.J. siempre encontraba una manera de suavizar los problemas. Mientras tanto, estaba hirviendo por debajo, pero no sabía por qué. Finalmente, le dije a R.J. que necesitaba ayuda profesional. Quería probar el psicoanálisis. Mi esposo pensaba que la gente debería resolver sus propios problemas. Yo también me sentí así una vez, pero en ese momento, estaba dispuesta a intentar cualquier cosa. Llamé por teléfono a un analista y concerté una cita para el lunes siguiente. Pero fue demasiado tarde. Mi matrimonio se derrumbó ese fin de semana. Por supuesto, podría citar detalles más específicos sobre por qué fracasó mi matrimonio. Pero tengo demasiado respeto por mi exmarido y por mí misma, y esos problemas son solo de nosotros. Solo puedo decir que fue un problema de comunicación y que fuimos creciendo en diferentes direcciones. 

Desde el colapso de mi matrimonio en 1961, he estado tratando conscientemente de examinar y desentrañar la verdadera causa y efecto de todo mi comportamiento. Creo que lleva mucho tiempo, años, darse cuenta de lo que significa cuando tu matrimonio fracasa; todas las promesas de amar para siempre, la fe y la creencia en otra persona y en ti mismo. Empecé el psicoanálisis en esta crisis de mi vida. Fue la colisión de todas mis ilusiones, mis conceptos idealistas sobre el amor y el matrimonio, y la realidad última. En esta encrucijada, sentí que si no me reconciliaba conmigo misma y con la realidad, me ahogaría en un mundo imaginario mecánico. Uno necesita algo más que aprobación, fama o riqueza para nutrirse. Nadie sale libre de hollín del pasado, y pagué un precio determinado por esos primeros diecisiete años. Yo había estado en un tiovivo desde que tenía cuatro años, y tal vez estaba empezando a necesitar algunas reparaciones. 

Debido a que sentía que tenía muy pocos recursos internos, dependía extremadamente de otras personas y de sus reacciones hacia mí. Era como si yo fuera la suma total de todos los papeles que había interpretado y no tuviera idea de quién era en realidad. Traté de aprender de otras personas y traté de ser lo que ellos querían que fuera. Siempre hice lo que me dijeron de niña y en el set. Estos apoyos superficiales ya no eran satisfactorios, confiables o apropiados para mi edad. Por primera vez en mi vida consideré, con horror, la posibilidad de unirme a ese triste desfile de damas famosas del cine que terminan desesperadamente solas, sin nada más sustancial para sustentarlas que sus álbumes de recortes y fotos antiguas, y recuerdos de romances y divorcios. 

Ya no podía esperar que un príncipe azul mágico o incluso un buen médico agitara una varita y hiciera que el dolor desapareciera. Tampoco encontraría la respuesta en el trabajo, los viajes o las cosas materiales. Algo estaba mal y quería desesperadamente arreglarlo. Sabía que la respuesta estaba dentro de mí. Mientras buscaba a tientas la comprensión, las crisis llegaron en serie. R. J. y yo habíamos hablado de una reconciliación. Se había concedido el divorcio de California, pero teníamos un año para pensarlo antes de que el divorcio se hiciera efectivo. Los papeles del divorcio estaban sobre mi escritorio, y me debatía entre firmarlos o reconciliarme. Mientras consideraba las alternativas, las presiones profesionales aumentaban. Estaba empezando una gran película, Gypsy. Entonces recibí un golpe terrible: mi analista murió. Habíamos estado haciendo un progreso doloroso pero constante durante ocho meses. Su muerte eliminó los apoyos emocionales debajo de mí. A veces no puedo evitar especular. Si mi analista hubiera vivido, podría haberme ayudado a llegar a una reconciliación. ¿Tendría a R.J. e iría a un consejero matrimonial, podríamos haber arreglado el matrimonio. Pero la especulación es inútil. Nos habíamos separado. R. J. se a vuelto a casar. 

Los adornos externos de nuestras vidas cambiaron. Pero creo que estos cambios, en ningún sentido real, te convierten en una persona diferente. Y negar la validez de mis sentimientos hacia alguien hace mucho tiempo sería, para mí, negar que existí. Una noche, hace unos años, estaba cenando en un restaurante. Inesperadamente, un amigo en común de R.J y mío entró y me dijo que acababa de llegar del hospital: acababa de nacer el primer hijo de mi exmarido. Lloré cuando escuché la noticia. No fue solo por la sensación de pérdida que sentí por algo que nunca compartimos, también fue felicidad para él. Durante ese tiempo estuve a la deriva. Era la primera vez que estaba sin gente que me sostuviera. Vi muy poco a mis padres, no tenia casa. 

Alquilé una serie de casas amuebladas por períodos cortos, siempre pensando y sintiendo que no sabía muy bien a dónde pertenecía. Consideré vivir en Europa. Pensé en mudarme a Nueva York. Terminé Gypsy y comencé a trabajar en Amores con un extraño, y estaba muy involucrada en el trabajo. Fue una fuente de gran placer para mí, y estaba totalmente inmersa. Cuando la película llegó a su fin, me sentí devastada porque sabía que tenía que salir de mi seguro capullo. Me sentí perdida. Sentía que no tenía ningún motivo para quedarme en California y me sentía transitoria y sola. Me involucré emocionalmente con Warren Beatty, y él estaba en el este rodando Lilith. El plan era que me uniría a él cuando terminara Amores. Tenía que tomar una decisión: ¿debería escapar de mí misma y de mis problemas, evitarlos uniéndome a Warren y continuar con una relación que se había convertido en una farsa, o quedarme sola en California y enfrentar mis problemas? 

Después de la muerte de mi primer médico, fue extremadamente difícil para mí comenzar el análisis nuevamente. Sin embargo, sabía que tenía muchos problemas que aún estaban sin resolver. Sabía que mi relación con Warren era autodestructiva. Mientras que R. J. nunca expresó hostilidad, Warren no podía parar. Después de mi divorcio, estaba buscando el Peñón de Gibraltar. En cambio, descubrí el Monte Vesubio, un volcán vivo con erupciones todos los días. Y también contribuí con mi parte de fuegos artificiales. De hecho, ambos estábamos tan confundidos que pensamos que pelear y hostilizar significaba verdadera honestidad emocional. Creo que, en retrospectiva, sentí que debía ser castigada por haber fracasado en el matrimonio. Estaba tratando de castigarme manteniendo una relación que no iba a ninguna parte. Sabía que considerar otro matrimonio sería catastrófico. Sin embargo, de alguna manera no pude decidirme a terminar la aventura con Warren y enfrentar la soledad. En resumen, tenía miedo. 

Durante este tiempo caótico, me enteré de la muerte de Marilyn Monroe. La había conocido y visto días antes de su muerte. Su belleza, su ingenio encantador y su alegría de vivir parecían paradójicos en comparación con la intensa soledad a la que se enfrentaba en su vida y, para mí, eran claramente evidentes. Su muerte, el desperdicio de su belleza, talento y valor como ser humano tuvo un efecto enorme en mí. Uno de los efectos fue que decidí quedarme en California y nuevamente buscar ayuda en el análisis. Me di cuenta de que su tragedia nos recuerda a todos lo vulnerables que somos, y elegí tratar de ser más fuerte. 

Alquilé una casa en la playa, continué el análisis sin interrupción y comencé por fin a tratar de madurar. Siempre me había atraído el agua, y vivir en la playa era maravilloso. Empecé a disfrutar de estar sola y encontré un gran placer en caminar junto al agua, pensando, tratando de encontrar algún tipo de paz interior. Para mi sorpresa, no era tan abrumadoramente ominoso estar sola. Los libros y la poesía comenzaron a tener mucho más significado para mí a medida que maduraba y, a veces, leía toda la noche, tratando de cerrar la brecha del conocimiento y encontrar una relación con los pensamientos y filosofías de otras personas. 

Cuando tenía quince años tenía un libro favorito llamado El Principito de Antoine de Saint-Exupéry. Es una alegoría sobre un niño de un asteroide que aterriza en la tierra en su viaje para comprender el significado de la vida. El niño está horrorizado por la insensibilidad de los adultos. Finalmente conoce a un zorro que le revela un secreto. Él dice: "Es sólo con el corazón que uno puede ver correctamente. Lo que es esencial es invisible a los ojos." El autor señala, creo que muy bien, que los adultos pierden su aprecio por la vida; que su esencia el amor, la verdad y la belleza se pierde porque se preocupan demasiado por lo externo. De niña nunca tuve tiempo de preguntarme qué es lo que realmente quería. 

Antes de aprender a aceptarme a mí misma, era difícil aceptar a los demás. Estaba en guardia y desconfiaba de los motivos de otras personas. Hoy quiero estar abierta, aun a riesgo de salir lastimada. Realmente no puedes vivir si estás encapsulado en un caparazón de desapego y falta de sentimientos. El dolor ocasional es el precio que pagas por la experiencia completa que ofrece la vida. Muchas cosas se están desarrollando ante mí. Poco a poco estoy aprendiendo a decir "sí" a la vida. Ahora soy dueña de una casa en Bel Air, y es una gran alegría para mí. Mi casa es mi ancla emocional, y en los últimos dos años la he estado decorando a mi gusto. Es una casa acogedora, amueblada con algunas antigüedades francesas e italianas y algunos vestigios sentimentales. Mi piano vertical ha soportado mi interpretación de la "Sonata en do mayor" de Mozart desde que tenía cuatro años. Se ha visto un desfile de casas y se han pintado de negro, marrón, amarillo y actualmente es de color verde oliva. Mi cuadro favorito, que cuelga en mi sala de estar, es un óleo de Courbet. Es una obra sencilla que muestra un diminuto bote en un puerto al atardecer. De alguna manera, esa frágil embarcación frente a un mar abierto y extraño me recuerda a El Principito. 

Ahora mismo disfruto de mi vida. No me siento completamente realizada, pero hay muchas compensaciones. Y sé que no hay monedas mágicas en la calle como creía que había en Santa Rosa. Ganas lo que obtienes o de lo contrario es falso. Y a veces esa realización trae tristeza. A veces me arrepiento de no haber tenido la oportunidad de ir a la universidad. Cuando estoy entre películas, asisto a clases nocturnas en UCLA. El semestre pasado tomé una clase de Literatura Inglesa. Curiosamente, la última conferencia versó sobre un poema de William Wordsworth, "Ode on Intimations of Immortality". "Esplendor en la hierba" es una línea de este poema, y en la película hay una escena en la que me piden que lea ese pasaje en particular. Tiene que ver con la aceptación de envejecer y dejar de lado las ilusiones de la juventud. El curso me ayudó a darme cuenta de que mis sentimientos no son tan únicos como una vez supuse; de hecho, son tan comunes que son universales. El hombre siempre ha estado amenazado por los demonios, especialmente por los que están dentro. Las personas siempre han tenido que luchar contra los sentimientos de soledad, vacío y distanciamiento de otros seres humanos. Todos lidiamos con estos sentimientos de manera personal. No quiero olvidar los recuerdos dolorosos. Es a partir de recordar ese dolor del fracaso y de tratar de superarlo que posiblemente se pueda empezar a crecer como mujer. 

Hace mucho tiempo mi madre me dijo: "Pase lo que pase, puedes usarlo en tu actuación". Entonces, todas las decepciones al menos tenían un factor de redención: puedo tener la tristeza, recordarla y usarla en mi actuación. También me dijo que la tristeza tenía otro uso: entender que tu capacidad de sentir dolor es también la medida de tu capacidad de sentir amor. Una vez me preguntaron si mi objetivo en la vida era ser una buena actriz, y en algún momento quizás lo fue. Pero ahora sé que, sobre todo, mi esperanza es estar totalmente comprometida con otro ser humano y que esa unión traiga hijos y felicidad. 

Natalie Wood, 1966 


Natalie se instaló en Londres, durante los dos próximos años, en la ciudad londinense se codeo con los mas selectos intelectuales de la City, en una fiesta conoció a un productor británico; Richard Gregson, Natalie se enamoró inmediatamente, Richard era un seductor nato, comenzaron una relación complicada, Gregson estaba implicado en un complejo divorcio, por lo que procuraron que no se supiese que vivían juntos. Al llegarle una oferta para una película en Hollywood (Bob & Carol & Ted & Alice), Natalie pensó que esta era la oportunidad de poder vivir abiertamente con su enamorado, aceptando regresar al mundo del cine. 

A su llegada a Los Ángeles se encontró con el director Paul Mazursky, este le comentó el argumento; Después de que la pareja ultra-sofisticada formada por Bob, director de cine, y su mujer Carol, decidieran asistir a una aislada terapia de grupo (Sólo como oyentes), sus opiniones en tomo al sexo cambiarán de forma radical. A Natalie le pareció un argumento moderno, y aceptó, había algo mas, su sueldo de $750.000, era imposible, le pagarían $250.000, más el diez por ciento de taquilla (Un negocio redondo, ya que el gran éxito de la película, le reportó cuatro millones de dólares). 

Instalados en su casa, Gregson esperaba su divorcio, Natalie estaba deseosa, quería ser madre, Gregson sería el padre perfecto. Mientras tanto promocionaba a su esposo en su faceta de productor, Natalie llamó a Robert Redford enseñándole el guion que quería producir Gregson "El Descenso de la Muerte", a Redford le gustó la idea de interpretar a un esquiador, así podría practicar su deporte favorito, además de seguir trabajando. El rodaje se efectuaría en Los Alpes austriacos, Natalie aprovechó que tenía un mes antes de comenzar a rodar con Mazursky y los acompañó, y así respirar los puros aires alpinos, también participó en el rodaje como comparsa (Motivo por el que en muchas filmografías suyas, se incluye este filme). 

Antes de la vuelta a California, Natalie resbaló y se rompió una pierna, un contratiempo, ya que se había comprometido en ser maestra de ceremonias junto a Jane Fonda, Ingrid Bergman, Rossalind Rusell y Diahann Carroll, en la entrega de los Oscar, apareciendo en la gala en brazos de Burt Lancaster con la pierna escayolada, en las demás entregas vistió prendas que cubriera su pierna.  

Al iniciarse el rodaje de Bob, Carol..., existían dudas en que Natalie pudiese interpretar un personaje tan desinhibido, de todos era conocida su pulcritud sobre el tema del sexo. En la escena final, cuando los cuatro amigos deciden hacer una orgia, Natalie se negó a desnudarse, Mazursky le pidió dar un paseo, por el camino el director le hablaba de sus proyectos, de lo mucho que le había costado llegar hasta poder dirigir una película, en ese momento Natalie le dijo de regresar, que haría la escena (Demostrando que para ella era mas importante los sueños de los demás, que los propios), aún así tuvieron que cubrir sus pezones con esparadrapo, la cámara tuvo que hacer malabares para esquivar su visión. 

El estreno fue apoteósico, en el festival de cine de New York, causó sensación, un éxito de publico y critica para todos los componentes. Entre los premios que recibió, cuatro nominaciones al Oscar; Actores de Reparto; Elliot Gould y Dyan Cannon, Mejor Fotografía y Mejor Guion. El mayor premio fue la llegada de la notificación del divorcio de Richard Gregson, rápidamente se buscó fecha para el enlace. El 30 de mayo de 1969, contrajeron matrimonio en una boda ruso ortodoxa en Los Ángeles, como madrina Norma Crane, su padrino sería su gran amigo; Robert Redford, entre los invitados; Gregory Peck (Actor del que cuando niña, soñaba que era su padre), Warren Beatty y su compañera de turno; Julie Christie, Roddy McDowall, Hoppe Lange, Edith Head... 

De luna de miel, un crucero por el Caribe en un barco privado, un desastre, llevaban a una pareja para su servicio, estos en vez de trabajar se comportaban como otros invitados, decidieron abandonar el crucero, la pareja exigió el pago integro por sus "servicios", Gregson se negó, la pareja les amenazó, Natalie se puso muy nerviosa, ella hubiese preferido pagarle y olvidarse de estos personajes. Natalie llamó a su amiga Claudette Colbert, que tenía una mansión en Barbados, allí pasaron tres días de autentica luna de miel. 

Tras la boda y el éxito de Bob, and Carol... su nombre sonaba para varias películas; "Dos Hombres y Un Destino" "Love Story" "Cabaret"... todos pensaban que había vuelto, pero no fue así, retirarse tras triunfar nuevamente con un gran taquillazo, le satisfacía, además quería quedarse embarazada, era lo que mas deseaba de este mundo. 

A principios de 1970, llegó la noticia, esperaba un hijo para septiembre, por lo que no había guion que le hiciese mas feliz que este acontecimiento. La larga espera fue premiada con el nacimiento de su hija, el día 29 de septiembre de 1970, a la que bautizó con el nombre de Natasha Gregson (Natasha, es una conocida actriz de cine y televisión, con el nombre de Natasha Gregson Wagner). La felicidad se reflejaba en su rostro, la enseñaba orgullosa a todas las publicaciones que se lo demandaba, en ese momento estaba decidida, no volvería a trabajar hasta que Natasha tuviese al menos cinco años. También estaba convencida en que su hija no sería una estrella de cine, sobre todo una estrella infantil.

Richard Gregson, no tenía ingresos, sus producciones no producía beneficios, estaba en bancarrota, por lo que pidió a Natalie que fuese la interprete de "The Headshrinker's", era su última oportunidad. A Natalie ni le atraía el guion, ni quería trabajar, pero quería ayudar a su marido. Durante una visita del director de teatro Robert Moore junto a su pareja George Rondo, estaban en el jardín preparando una barbacoa, sonó el teléfono y Natalie se equivocó presionando la tecla del teléfono privado de su marido, este tenía una conversación con una fémina con alto voltaje erótico. Natalie se dirigió al despacho de Richard, pillándole infraganti, Richard le decía que se equivocaba, que no es lo que parece, Natalie furiosa tiró la ropa de Gregson por la ventana, esta cayó a los pies de unos desconcertados Moore y Rondo. Natalie había tenido muchos amantes, pero cuando tenía una relación, era fiel, no entendía que se pueda tener relaciones extramatrimoniales, si estas insatisfecho te separas. 

El 12 de abril de 1972, se firmaría el divorcio. El año anterior el 14 de octubre de 1971, Robert Wagner se había divorciado de su segunda esposa Marion Marshall. Los dos libres, intentaron rehacer sus vidas; Wagner con Tina Sinatra (Hija de Frank), y Natalie mantuvo un corto idilio con Steve McQueen, recién divorciado de su esposa amigablemente. 

Por noviembre de 1971, Natalie sopesaba interpretar "I Never Promise You a Rose Garden", junto a Simone Signoret, no cuajó, también tuvo una oferta de Ray Stack, "Wait Till the Sun Shines", la historia de una cantante de clubs nocturnos autodestructiva, declinó el proyecto y este fue ofrecido a Barbara Streisand. Cuando mantuvo el romance con Steve McQueen, era una cosa que podría pasar "en algún momento", Natalie sabía que no había futuro. Robert Wagner la telefoneó preguntándole (¿Estas involucrada con alguien ahora?) dijo (¡Que significa Steve!), (Un poco), Natalie preguntó ¿Estas tú? que significa Tina), (Un poco), Wagner contestó (tal vez se podrían arreglar las cosas y reunimos en el futuro?), después de un momento Natalie dijo; (Tal vez podría). Para las navidades de 1971, se presentó en su casa Robert Wagner, llevándole regalos a ella y a Natasha, los dos habían finiquitado sus relaciones con Tina y McQueen, respectivamente. 

A finales de enero de 1972, Natalie participó en "El Candidato" (The Candidate), fue un día de trabajo tras tres años apartada del medio, este cameo fue un favor que le hizo a su buen amigo Robert Redford, protagonista y productor del film. Al regresar a casa se encontró con un mensaje en el teléfono, era de Robert Wagner, invitaba a madre e hija a un fin de semana a su casa de Palm Springs, en ella Natalie se quedó hasta finales de marzo. Mart Crowley, secretario de Natalie, comento que esta nueva unión era un efecto de "sube y baja" si en su primer matrimonio, se tambaleó cuando le ofrecieron a Natalie interpretar "Esplendor en la Hierba", en esta ocasión era Wagner quién estaba en la cresta de la ola, tras el éxito en "Harper" seis años antes, Robert se había convertido en una mega-estrella de la televisión, gracias a la serie "Ladrón sin Destino". Pero la gran pantalla le volvió a dar una bofetada, Roman Polanski se había fijado en él para el papel del marido en "La Semilla del Diablo" junto a Mia Farrow, finalmente se decantó por John Cassavetes. 

Cuando Steve McQueen les llamó diciéndole (¿Otra vez juntos, eso es genial?). Natalie era una mujer muy rica, pero sus proyectos cinematográficos eran inciertos, había rechazado grandes papeles, por lo que había sido borrada de las agendas de los productores, ese año solo tuvo una oferta "El Pájaro Negro", una parodia de film-noir, con escaso presupuesto. 

La noticia del reencuentro fue un bombazo, en todos los informativos comentaban la noticia, todos coincidirían en que nunca dejaron de amarse, que la primera vez eran demasiado jóvenes, que triunfaba el amor. Todos querían saber la fecha de su segunda boda. Esta llegó el 16 de julio de 1972, cuatro días antes de cumplir Natalie 34 años, la ceremonia se celebró en el yate "Ramblin Rose", frente a la costa de Isla Catalina. Tras la boda, tuvieron una sorpresa muy desagradable; Lana Wood le rogó a Natalie y Robert, permitir a su marido actual Richard Smedley, para fotografiar la ceremonia de la boda, estuvieron de acuerdo, con la condición de que las fotos se mantuvieran en privado. 

No menos de veintisiete fotos se habían vendido a una revista del corazón, (No puedo comenzar a decirte lo dolidos y decepcionados que estamos Robert y yo, al descubrir que habéis vendido nuestras fotografías a la revista Silven Screen), Natalie escribió al marido de Lana, (Aparte de nuestros sentimientos personales heridos, peor es que usted es como un familiar, estarnos asombrados que haría una cosa así). En la carta además de acusar a Esmedley y a Lana de "traicionar nuestra confianza", señalando que incluso ella no tenía muchas de esas fotografiase. No era la primera vez que Natalie acusaba a Lana de traición. (En aquellos tiempos pre-tarjetas de crédito), según Peggy Griffithn, que era secretaria de Wagner en ese momento, (Lana carga muchas cosas que compró en grandes almacenes a la cuenta de Natalie). Incluso después de su modesta carrera cinematográfica casi finalizada a principios de 1970, peticiones persistentes de Lana para préstamos, habían profundizado su distanciamiento: 

Esmedley le mandó otra carta a Natalie, reprochándole que no les ayudase lo suficiente, ya que estaban pasando un bache económico, Natalie estaba segura de que Lana era la que dictó la carta, esta misiva incluía temas familiares que eran privados; (De sus observaciones de que somos casi parientes) escribió (Uno debe tener miedo de usted, mire sus padres, llevan las cicatrices de las heridas del pasado, y la que realmente sufrió fue su hermana). Esto fue lo más hiriente, los celos de Lana "en su crudo comentario" (Natalie tiene el cerebro. Yo tengo las tetas), fue amargo la confirmación de que el afecto de Lana fue tan condicional como el de su madre. Lana continuó llamándola para un préstamo, Robert le aconsejó no atender a sus llamadas, y responder solo en caso de necesidad. Con los años Natalie pagó las cuotas escolares y las facturas médicas de la hija de Lana, con ella rara vez volvieron a verse. 

Robert aportó al matrimonio una hija de ocho años "Katie", de su matrimonio con Marion Marshall, Natasha, todavía no había cumplido los dos años. La pareja se fueron a vivir en el amplio apartamento de Robert en Palm Springs. La vida familiar, era una continua luna de miel, la pareja se hacían regalos continuamente, celebrando todo tipo de aniversarios, la primera cita, el primer beso... También decidieron que nunca trabajarían al mismo tiempo, que siempre habría uno en el hogar para cuidar de sus hijas, algo que sería imposible cumplir. 

En enero, Robert se incorporó a otra serie "Colditz", por ese momento la madre de Natalie, María, les pidió irse a vivir con ellos, recientemente se había separado de Nicholas, de mala gana aceptaron, temían que se interfiera en su relación. Después de 14 capítulos de la serie que interpretaba Wagner, se decidió concluir. 

En verano de 1973, Aaron Spelling y Leonard Goldberg, les ofreció una tele-movie "El Asunto" (The Affair), al matrimonio, volver a trabajar juntos les hizo ilusión, no lo habían hecho desde "Los Jóvenes Caníbales". También recibieron otra oferta, el famoso productor Irwin Allen quería llevar a la pantalla una superproducción "El Coloso en Llamas", se le ofreció un cuarto de millón por su participación, Natalie sería la protagonista junto a lo mas granado de Hollywood, para Wagner, un papel de soporte. Natalie declinó la oferta, comentando entre sus íntimos, que le pareció un guion mediocre. La realidad era que ella tendría un papel principal y Wagner secundario, no quería despertar los celos de Robert, como ya ocurrió al final de su primer matrimonio. La reemplazó Faye Dunaway (Otro de los papeles recogidos por Faye, después de rechazar Natalie: "Bonnie y Clyde" y "Network"). 

Lo cierto es que rechazó un papel en un momento crucial, cinco años alejada del cine, y una oferta como esta, no puedes desperdiciarla, en cambio aceptar un papel televisivo. Dos semanas antes del comienzo de "El Asunto", a Natalie le comunicaron que estaba embarazada (Durante el metraje, se le nota el embarazo), una alegría mas dentro de su felicidad continua. Esta tele-movie de hora y media, fue proyectada en EE-UU, por televisión, pero en Europa se estrenó en salas cinematográficas, anunciando el reencuentro de la famosa pareja. La historia de un abogado que se enamora de una hermosa compositora tullida por la polio. Poco a poco intenta eliminar las barreras emocionales que la joven ha erigido a su alrededor. El argumento conmovió al publico, pero lo que mas conmovió a la pareja protagonista, fueron las condiciones de su contrato, Aaron Spelling y Leonard Goldberg le ofrecieron en compensación a su sueldo, el cincuenta por ciento de una serie de la cual tenían poca fe de que fuese un éxito "Los Ángeles de Charley". Emitida en un horario de poca audiencia, fue un triunfo total, convirtiéndose en un fenómeno televisivo. Los grandes ingresos que facturo esta serie, hizo mucho mas ricos a los Wagner. 

La única nube sobre su vida, aparentemente encantada de Natalie, era la muerte por cáncer, de su amiga Norma Crane, a los cuarenta y dos años, Natalie pagó todos sus gastos médicos y organizó el entierro de Norma en el cementerio de Westwood cerca de los restos de Marilyn Monroe. Asistió su antiguo amor Scott Marlowe, al verlo Natalie lo abrazó llorando desconsolada, Robert le cogió la mano tiernamente, estaba desolada, sacó fuerzas para poder dar un discurso de clausura. Marlowe comentó: (Fue la cosa más triste que he visto en mi vida, estaba de rodillas, junto a la tumba abierta). Ocho años más tarde, a los cuarenta y tres años, Natalie sería enterrada al lado de Norma, a la sombra de Marilyn Monroe. 

El 9 de marzo de 1974, Natalie dio a luz a su segunda hija "Courtney", el nombre de la heroína de "El Asunto", cuando la tuvo en los brazos, Natalie exclamó (Mira a esta pequeña cosa, quién necesita las películas). A pesar de estos pensamientos, Natalie lo pasó muy mal. Todo lo oscuro que María la había perturbado con advertencias a que era demasiado pequeña como para tener un bebé, se volvió contra ella ese 9 de marzo, cuando fue admitida a la sala de urgencias en el hospital Cedars, para dar a luz a su hija con Robert (Yo estaba apretando, el bebé no salía. Estaba tan asustada, físicamente era una ruina, realmente no sé lo que estaba pasando. Pensé que algo estaba saliendo mal, que no me decían la verdad). Después de nueve horas "infernales" dio a luz por cesaría, resultado de que el cordón umbilical se había envuelto alrededor del cuello del bebé. 

Natalie volvió en junio, a los estudios 20th Century Fox, para el rodaje de "Un Detective Curioso" (Peeper), junto al actor británico Michael Caine (Natalie y Michael, tuvieron un romance a finales de los sesenta). Este filme hubiese sido prescindible para los dos interpretes principales. La dirección de Peter Hyams, careció de personalidad. Caine y Wood, estaban mal ubicados. El guion era una adaptación de una novela de Keith Laumer, que pretende ser una revisión irónica de los mitos del cine negro clásico. 

Natalie llevó al rodaje a su recién nacida hija Courtney, a le que daba el pecho entre bambalinas. Michael Caine es Leslie C. Tucker, un "Peeper" en 1947, Los Ángeles. Michael Constantino es Lou Anglich, un oscuro personaje que se pone en contacto con el detective Tucker, para encontrar a su hija largamente perdida, a la que dejó en un orfanato hace años. Por supuesto, en el cine negro, nada es así de simple, rápidamente Tucker se encuentra investigando a la familia Prendergast, incluyendo al padre, y a las hermanas sexys Mianne y Ellen Prendergast (Kitty Winn y Natalie Wood), así como a los sicarios Sid y Rosie (Timothy Carey y Don Calfa) y a Billy Pate, detective privado "Liam Dunn". Es una de las hermanas Prendergast realmente Anya Anglich, la hija perdida de Lou Anglich?, Tucker vivió lo suficiente para resolver el misterio? 

Casi nada funciona bien en Peeper. Dos defectos importantes que fatalmente hunden Peeper, son el casting y un enfoque erróneo en el género del cine negro. Michael Caine, un actor de cine superlativo, esta totalmente fuera de su elemento. Aquí como Tucker, el ojo privado Inglés. Esta incómodo, entregando al diálogo en narración de voz en off, un componente vital de tantas películas de cine negro, sale descentrado por Caine. Es un poco demasiado escupir las palabras; no hay latidos entre las líneas, sin ritmo (tal vez estaban mal cosidas entre sí por un diseño de sonido pobre?). Si escuchas con atención, Caine no está interpretando a Tucker de forma diferente que interpretaba a Harry Palmer. También ensillado con un traje poco convincente; su pajarita, sombrero anodino y pequeño, gafas de montura de cuerno, de ninguna manera evocan una imagen de tipo duro, y no va lo suficientemente lejos la otra manera de hacer como una declaración de comedia. 

Tal vez lo más desconcertante aquí es Natalie Wood. Muy hermosa, simplemente se pierde en esta película; nada en la imagen sugiere que desempeña a una mujer fatal, mortalmente amoral. Más preocupante es la forma en que se ven perdidos sus vigilados ojos distraídos, sin vida. Parece que carece por completo de la energía enmarañada que solía llevar en sus otros papeles en la pantalla. Kitty Winn, como la otra hija hermosa de Prendergast, registra incluso muy poco de sexualidad en la pantalla; ella no aporta credibilidad a su personaje. 

En vista del poco acierto para su retomo al cine, Natalie y su esposo Robert, compraron una mansión en el mismo centro de Beberly Hills, una casa de estilo colonial, en el 603, de Dr, Cannon. Ese mismo verano, Robert Wagner, se compró otro yate (Los anteriores fueron, "My Lady" "My Other Lady"), al que pusieron el nombre de "Splendour", en honor al film que mas identificó la valía interpretativa de Natalie Wood; "Esplendor en la Hierba". Junto al barco también adquirió una lancha a la que bautizó con el nombre de "Valiant", recordando el personaje de "El Príncipe Valiente", interpretado por Robert. 

Durante 1975, Wagner empezó a notar que Natalie añoraba su época de actriz de cine, quizás se había despertado durante un homenaje a Orson Welles, por el Instituto Americano, se produjo el 9 de febrero, con Frank Sinatra como maestro de ceremonias. Natalie se unió a Ingrid Bergman, Peter Bogdanovich, Joseph Cotten, John Huston y otros en honor al hombre convertido en leyenda; se proyectó un fragmento de "Mañana es Vivir", donde una niña de seis años de edad, y de trenzas rubias interpretada por Natalie Wood, lloraba histéricamente en el regazo de Welles; entonces Sinatra llama a Natalie al escenario. La película se convierte en una máquina del tiempo, ahora morena, en el apogeo de su belleza, sonríe al director, treinta años han pasado desde que actuaron juntos, él es considerablemente más pesado y lleva una auténtica barba en lugar de una falsa pegada. 

El discurso de Natalie es breve y elegante (Esa fue una escena conmigo en el regazo de Orson), dijo (Por supuesto que estoy un poco más grande ahora, también lo es el regazo de Orson Welles) se ríe, entonces se dirige a él directamente: (Era tan agradable sentarse en tu regazo, como ahora ha sido arrodillarme a tus pies, me gustaría dar las gracias desde ambos ángulos). Welles esperaba que la ocasión se traduciría en una oferta de producción, aportando dinero para su proyecto actual "The Other Side of the Wind" (Ella obtiene una ovación, con todos en pie, pero de oferta, nada). 

En el caso de Natalie este evento despertó recuerdos del pasado, su último éxito fue Bob, Carol... seis años atrás, y al escuchar a Ingrid Bergman que había ganado dos premios Oscar, estaba destinada a despertar pensamientos de futuro (A pesar de no producir la película de Welles, participó en su rodaje, interpretándose a sí misma). Este filme inacabado, últimamente el director Peter Bogdanovich, lo ha finalizado, gran reto ya que al haber pasado cuarenta años de su rodaje, la mayoría de sus interpretes han muerto (Su estreno fue en 2018, el personaje interpretado por Natalie finalmente fue eliminado). 

Con el trajín del traslado a la nueva vivienda, de la que Natalie se encargó personalmente en decorar, tuvieron una llamada desde Londres, era Sir Laurence Olivier proponiéndoles su participación en una serie para televisión sobre el teatro americano. Para la pareja se les incluía en "La Gata Sobre el Tejado de Zinc", como el polémico matrimonio, Olivier se reservaba el del patriarca "Big Daddy". A Natalie le pareció maravilloso interpretar a Maggie La Gata, además volvería al formato de teatro filmado, en que ya intervino en los años cincuenta, pero existían dudas en que Robert Wagner estaría a la altura, él no era precisamente un gran actor, era una estrella. 

Actualizar la versión de 1958, protagonizada por Elizabeth Taylor y Paul Newman (A los que Burl Ives, les robó el protagonismo), era un reto; En la primera no se pudo hablar de la homosexualidad de Brick (Natalie decía que era paradójico, que en 1958, estaba prohibido tratar este tema para mayores de 18 años, y ahora en televisión se comentaba sin tapujos), comprendiendo el porque Maggie está insatisfecha. Natalie Wood y Elizabeth Taylor tenían una cosa en común, belleza y una sensualidad innata deliciosa. Así que tiene sentido que ambas hicieran frente a un mismo personaje de Tennessee Williams, Maggie la Gata, en "La gata sobre el tejado de zinc". 

En esta versión de "La gata", es claro que los personajes de Brick y Maggie la Gata, son mayores que la versión cinematográfica. Eso hace que el drama sea más creíble e interesante. Han puesto unos pocos años más, lo que mejora la desesperación de todos los personajes para lograr sus objetivos y necesidades. Maggie no permitirá que ella misma y Brick perder la red de seguridad financiera que les da una sensación de paz. Brick, esta aún más en el borde de enterrar sus sentimientos acerca de su amigo de la escuela muerto y ex compañero de equipo de fútbol, a la que probablemente llevó a cabo una atracción sexual inaceptable. 

El corazón de esta representación es increíble, sobre todo la interpretación de Natalie Wood como Maggie la Gata. Ella aporta una sensualidad a la parte, que hace que el público crea que triunfará en sus esfuerzos contra todo pronóstico. Maggie la Gata tiene un tiempo más dificil en esta versión. En la de 1958, la película protagonizada por Taylor y Paul Newman, los realizadores no podían explorar la sexualidad de Brick. En esta versión de 1976 para la televisión, son totalmente exploradas por las intenciones originales del autor. Maggie está tratando contra las probabilidades de seducir a un marido cuya atracción se apoya en otra dirección, para alcanzar su meta emplea una seducción delicada. Quiere complacer a un hombre que ella admira y ama. Para recuperar a su verdadero amor? Tal vez. 

La proyección de esta tele-movie, fue un éxito, pero sobre todo para Natalie (Fue candidata a un Emmy, por este papel) y Maureen Stapleton como "Big Mama", Wagner a pesar de sorprender gratamente, no estuvo a la altura de su esposa, en cuanto a Laurence Olivier, hubo división de opiniones, unos lo exaltaban entusiastamente, en cambio otros lo comparaban con el Burl Ives de la versión cinematográfica. Tennessee Williams, comentó que esta Gata, le gustó más que la de 1958, al ser mas fiel a lo por él escrito.

En octubre de 1976, El Festival de Cine de San Francisco, quiso homenajear a su conciudadana, en una retrospectiva con publico en directo en un gran cine de la ciudad. Natalie estaba nerviosa, después de su homenaje, también tendría el suyo otro sanfranciscano ilustre; Jack Nilcholson, pensaba que el actor era mas contemporáneo, y ella estaba apartada demasiado tiempo. Cuando dijeron su nombre, el publico se puso de pie, vitoreándola y aplaudiendo como pocas veces lo habían hecho. Por la pantalla en retrospectiva, de niña, de adolescente, de (La chica) y como mujer adulta, finalizando con un fragmento de La Gata Sobre el Tejado de Zinc (Esta no se había estrenada todavía). Esta sucesión de imágenes enloqueció al publico, Natalie, en las nubes. 

Tras esto Natalie se planteó que se había retirado demasiado pronto, por lo que habló con Robert de su deseo en retomar al cine, Wagner le recordó de su pacto en no dejar a sus hijas sin la presencia de al menos uno de ellos, Natalie le dijo que el sacrificio tenía que ser de los dos, por lo que llegaron al acuerdo de compaginar sus trabajos (Otra vez imposible de cumplir, ya que Wagner tenía siempre una serie semanal en la que trabajaba). 

El guionista Paddy Chayefsky, para el controvertido personaje de la presentadora de T.V. Diana Christensen en la película "Network, Un Mundo Implacable", pensó en Natalie al escribir el personaje, fue su inspiración, pero por imposición de la productora, no pudo ser, Faye Dunaway se quedó con el papel, y el Oscar de interpretación de 1976 (Otro gran papel que la hubiese puesto en primera línea de la actualidad). La última película ofrecida a Natalie fue "Meteoro" (Meteor), en primavera de 1977, Natalie Wood quería regresar al cine, y el cine la estaba esperando, el guion seleccionado quizás no fue el correcto; un film de catástrofes tan de moda en esa década. En plena Guerra Fría, Estados Unidos y la Unión Soviética deben olvidar sus diferencias y colaborar en la prevención de una inminente catástrofe planetaria: la caída de un enorme meteorito sobre la Tierra. Mientras intentan encontrar una solución, un científico americano "Sean Connery" y una traductora soviética "Natalie Wood" vivirán un romance. 

El director Ronal Neame (Que se había apuntado un tanto con "La Aventura del Poseidón"), se vio perdido con tantos efectos visuales, y esta superproducción quedó afectada por prestar mas atención en escenas aisladas como; Un alud en Los Andes. Un maremoto en Hong Kong y el barrido de New York por un trozo del meteorito. Robert Wagner reprochó a Neame, que no hubiese ofrecido a Natalie ni una sola escena de lucimiento (En realidad, no la tuvo ninguno). En cambio para Natalie fue otro de los muchos filmes en los que tuvo que luchar con su fobia particular; el agua. Esta vez en forma de barro. 

En una escena tras la caída del meteorito, se llenan los conductos de barro, esta se rodó en una gran piscina, fue llenada de este espeso elemento, pero Natalie debido a su corta estatura, no pisaba el suelo, por lo que tenía que estar nadando continuamente, mientras su compañero Sean Connery podía estar de pie. Una vez finalizado el rodaje, en la sala de montaje no encontraban la forma de unir los fotogramas, tardando dos años para su estreno, perdiendo una oportunidad de oro cuando en 1978, la tierra realmente estuvo pendiente del paso de un meteorito que se acercaría en exceso a nuestro planeta. 

Natalie Wood podía hablar ruso con fluidez en la vida real. Sus padres eran inmigrantes rusos y su nombre de nacimiento era Natalia Nikolaevna Zakharenko. Brian Keith también hablaba ruso con fluidez. Sin embargo, no era de ascendencia rusa. El rodaje principal se cerró durante dos días cuando Sir Sean Connery contrajo una afección respiratoria durante el rodaje de la secuencia de barro. El lodo también derribó a Connery, enterró a Karl Malden dos veces, mientras que Natalie Wood casi fue absorbida por una de las bombas. 

En su próximo proyecto, una miniserie (Seis horas) para la televisión; "De Aquí a la Eternidad" (From Here to Eternity), Natalie lee y relee la novela de James Jones, decidiendo visitar los lugares de la acción, viajando a Honolulu, recorriendo sus calles con un manuscrito en sus manos donde apunta todas las escenas donde ella interviene y en las que no, era la forma de involucrarse en un proyecto en el que cree. 

En las primeras escenas amorosas que interviene junto a su compañero William Devane (En el papel que en la gran pantalla interpretó Burt Lancaster), saltaron chispas, había química entre la pareja, Robert Wagner que estaba presente, se puso en alerta (Wagner siempre estuvo celoso de los partenaires de su mujer), aplazando su regreso a Los Ángeles para hacerse cargo de las tres niñas, como habían pactado, también se agudizó su apego al alcohol. 

En esta miniserie, se pudo ahondar en lo escabroso de la novela de Jones, ya que en 1953, en el filme, era imposible hablar abiertamente de ciertos temas; Karen, la protagonista femenina cuenta como su esposo le trasmitió gonorrea, por lo que le practicaron una histerectomía, o como los personajes que en el cine interpretaron Montgomery Clift y Frank Sinatra, aquí se prostituyen con homosexuales para obtener dinero. 

Las secuencias sexuales entre Devane y Natalie, causa un disturbio violento entre el matrimonio Wagner, los celos del actor le hizo estar tan borracho, como se puede llegar antes de perder la conciencia, según amigos de la pareja, no creen que Natalie se hubiese fijado en su compañero, de haberlo hecho sería algo como (Una fantasía). 

Uno de los grandes éxitos de audiencia de la televisión norteamericana en 1979, fue sin duda la miniserie "De aquí a la eternidad" emitida por la cadena NBC en tres capítulos de dos horas los días 14, 21 y 28 de febrero. La enorme popularidad de la novela original y también de su versión cinematográfica rodada hacía aproximadamente 26 años. "De aquí a la eternidad" fue en principio un best-seller novelístico de James Jones, un veterano de la segunda guerra mundial que había vivido el dramático día del bombardeo de Pearl Harbour que significaría la definitiva entrada de Estados Unidos en el conflicto bélico. Jones tenía 19 años cuando fue destinado a la base aérea de Hawaii y allí vivió la jornada del 7 de diciembre de 1941 cuando se produjo el ataque japonés. Herido más tarde en acción de guerra fue desmovilizado e inmediatamente se puso a escribir su primera novela: "De aquí a la eternidad" donde mezclaba elementos reales y personajes de ficción. Tardó más de cuatro años en su redacción y finalmente fue publicada en 1951, situándose de inmediato como best-seller, posición en la que permaneció más de cinco meses. 

Dos años más tarde Fred Zinneman dirigió la versión cinematográfica que ganaría siete premios Oscar, (Entre ellos a la mejor película, mejor actor secundario "Frank Sinatra", mejor guion, mejor dirección, etcétera). Una tórrida escena de amor en la playa desencadenó controversias y escándalo, lo mismo que el lenguaje crudo y directo empleado por los personajes y que Jones había transcrito a su novela. 

Es curioso señalar en todo caso que la publicidad de la serie televisiva, al cabo de los años, se basó en titulares como este: (La historia completa que Hollywood no pudo contar en 1953) haciendo referencia al estricto código de censura Hays vigente en aquella época. En cualquier caso es cierto que la miniserie permite seguir más detalladamente la acción de la voluminosa novela. En seis horas de TV, puede profundizarse más en los personajes en sus relaciones. Como se recordará la historia central gira en torno a "Milt Warden", un sargento que se enamora irresistiblemente de "Karen Holmes", la esposa de su inmediato superior el capitán Holmes. 

Personaje clave y eje de la acción es el joven oficial Prewitt que llega a la base aérea con la aureola de gran boxeador aficionado, la muerte de uno de sus contrincantes en el ring, pesa sobre su conciencia. Prewitt se niega a volver a boxear y ello le granjea la enemistad de Holmes y del sádico sargento Fatso, que le acusan de cobardía. El rodaje se efectuó casi íntegramente en California ya que la isla de Hawaii ha sufrido profundas modificaciones en el curso de estos últimos tiempos y prácticamente ya no quedan playas desiertas, ni árboles ni vegetación. Todo se ha transformado en rascacielos para turistas y jugadores de golf, señaló el director Buzz Kulik. De ahí que se eligiera finalmente Fort McArthur, un cuartel de los marines, quienes por cierto actúan como extras y figurantes en numerosas escenas de la miniserie. Aparte de esto, el rodaje no presentó mayores dificultades. 

El recuerdo mítico del suntuoso reparto de la versión cinematográfica de "De aquí a la eternidad" pesó en el ánimo del productor Harve Bennett y del realizador Kulik, un veterano en el mundo del cine y la TV., con más de medio centenar de títulos en su filmografía. Natalie Wood "Karen" y William Devane "Warden" recrean los personajes protagonistas de la escena de amor en la playa, que por cierto sólo se esbozaba en la novela de James Jones. El joven Steve Railsback "Prewitt" fue una de las sorpresas de la serie, sosteniendo dignamente la comparación con la legendaria figura de "Monty" Clift. Roy Thinnes interpreta al capitán Holmes y los comentarios han coincidido en destacar la intervención de Peter Boyle en el papel de Fatso, el brutal sargento que llevará a la muerte al joven soldado Maggio que interpreta aquí Joe Pantoliano. 

Cabe señalar que "De aquí a la eternidad" también tiene una "apócrifa" segunda parte ya que a partir de la temporada 79-80 se ha convertido en una serie en telefilme. La serie arranca precisamente con el ataque a Pearl Harbour (Que es el final de la novela) y especula con la suerte de los personajes que quedan con vida. Un hermano de Prewitt (Del que no se hablaba para nada en la novela), llega a Hawaii pará investigar los sucesos y éste aparece en breves "flash backs". Algunos actores de la miniserie, como Natalie Wood, se negaron a aparecer en esta segunda parte pero en el reparto permanecieron William Devane, Roy Thinnes, Kim Basinger... incluyendo caras nuevas como Don Johnson. Esta segunda parte, no tuvo el éxito deseado. Bárbara Hershey sustituyo a Natalie. El autor, James Jones, ya no pudo quejarse: falleció un año antes de un infarto, cuando estaba completando su trilogía sobre la segunda guerra mundial. La misma apareció casi coincidiendo con el lanzamiento de la miniserie televisiva y fue otro best-seller. 

Finalizado el rodaje, regresaron rápidamente a Los Ángeles, Wagner tenía que incorporase al rodaje de su próxima serie "Hart to Hart". El director Tom Mankiewicz (hijo del famoso Joseph L ), quería al matrimonio como pareja protagonista, pero Natalie declinó la oferta, no quería involucrarse en una serie de larga duración, mas ahora que no cesaba de recibir ofertas. Wagner excusó a su esposa diciéndole a Mankiewicz (Mi esposa vende boletos, yo vendo jabón). Natalie quiso agradecer el interés del director, apareciendo en el capitulo piloto interpretando a una estrella de cine, que a la vez interpreta el de Escarlata O 'Hara, en "Lo Que el Viento se Llevó". En los créditos apareció con su verdadero nombre; Natasha Gurdin. 

En noviembre de 1978, Natalie volvió a recuperar su equilibrio emocional, tras interpretar "De Aquí a la Eternidad", por lo que estaba predispuesta a escuchar nuevas ofertas de la televisión. La oferta le llegó con un guion del que podría sacar un buen rendimiento; "Fabrica de Locos" (The Cracker Factory), historia de una ama de casa alcohólica. Los demonios que amargaron su infancia con su padre ebrio, acudió a su mente. Natalie quiso producirla, pero los derechos ya estaban adquiridos, aún así ella además de interpretarla se podía decir que la dirigió y la produjo, ya que se implicó con toda su alma. 

Acababa de terminar de leer la biografía de Natalie Wood de Suzanne Finstad, yo estaba ansioso por ver su opinión sobre "Fabrica de Locos", ya que era uno de los papeles favoritos de Natalie y una actuación que estaba muy orgullosa. He visto todas las películas de Natalie, y después de ver ésta, definitivamente puedo decir que es tal vez su mejor trabajo como actriz. No me malinterpreten, ella era excelente en todas sus películas, en "Fabrica de Locos", su actuación fue mas que brillante. Ella era muy convincente como Cassie, una ama de casa alcohólica deprimida que entra y sale del tratamiento mental. El papel no sólo por la actuación dramática llamada dura, que la Wood, por supuesto realiza de manera excelente, sino que también exige una actriz que tiene un gran sentido de la comedia debido al ingenio mordaz de Cassie, que Natalie muestra sin esfuerzo e hilarantemente. Esta es la película que demuestra que Natalie Wood sabe actuar. Ser bella era evidente, en Hollywood si las mujeres son hermosas no podían actuar. O tal vez fue contra el modo de status masculino arraigado de ver las cosas, es que no se les permite actuar. 

De todos modos, "Fabrica de Locos" se trata de un ama de casa con problemas, y en esa parte creo que Natalie Wood como Cassie Barren, le da todo lo que tiene. El personaje tiene problemas mentales y también está luchando para frenar su alcoholismo con la esperanza de que no se convertirá en una paciente mental permanente y perder a su marido y la familia. Shelley Long tiene una parte de soporte como una compañera de la protagonista, en el centro de rehabilitación. Esta es una verdadera joya, y no aparece en ninguna guía de las mejores interpretaciones en películas de Natalie Wood. Fue hecha para la televisión, pero se ve bien y tiene un guion creíble, las contribuciones a un proyecto que parece haber tenido una gran cantidad de pensamientos puesto en él, a diferencia de muchas otras películas hechas especialmente para la televisión. Wood le da una brillante interpretación que recuerda a su papel en "Esplendor en la hierba", mientras ella era joven en esa película, aquí es una mujer de mediana edad que lucha para mantener su cordura, con una madre indiferente, exige en su casa, a su cónyuge e hijos simplemente que es emocionalmente incapaz de cumplir. Como resultado, ella termina en la "Fabrica de Locos" desequilibrada y no por primera vez. Esta situación creo que es mucho más interesante que en "Esplendor en la hierba", como la historia se ve en el contexto de los adultos que tratan de ajustarse a las demandas de la vida en ese momento, en lugar de cómo van a hacerlo en el futuro. "Esplendor en la hierba" era un retrato de la vida en una pequeña ciudad, y las presiones sociales sobre los jóvenes a evitar las relaciones sexuales con el fin de que no tengan la responsabilidad de tener hijos demasiado jóvenes. La función que Natalie Wood desempeña en ambas películas son similares, con la diferencia de que son una generación de distancia una de la otra. 

Cassie Barren parece ser Wilma, es decir si alguna vez le hubiese sido permitido por su madre para crecer y alejarse de esa pequeña ciudad de Kansas. No hay una explicación de por qué Cassie llega a estar en una situación de beber demasiado, y viviendo como si ella no tiene responsabilidades en la vida. Mientras que en el hospital, el personaje de Natalie tiene un enfrentamiento con un cura católico donde se intenta explicar su desconcierto y su desesperación, se hace evidente que el cura no tiene ni idea de lo que está hablando. Cassie parece ser una católica no practicante, sino como encontrar algunas respuestas de la iglesia. Para un sacerdote católico, el lugar de una mujer es estar en la casa con su marido e hijos y el cura la rechaza como una alcohólica, como una vergüenza. El actor de carácter John Harkins da un gran rendimiento como el hombre serio y sin sentimientos a pesar de ser un religioso. La secuencia en cuestión, así como el resto de la película pertenece a Natalie. 

El desenlace es ambiguo, con Wood regresando a su familia en Acción de Gracias, con el público sin saber cuánto tiempo de tregua junto con su marido va a durar. El reparto también está en plena forma. Peter Haskell es grande como el marido distante, Perry King es bueno como el psiquiatra de Cassie, Juliet Mills es excelente, como una enfermera de apoyo, y una joven Shelley Long es magnifica como la maníaco depresiva Cara. Esta es una película reflexiva e iluminadora que examina los efectos del alcoholismo y las enfermedades mentales en las personas y la sociedad de una manera no crítica. Es muy franca, y, definitivamente, sólo para adultos. También es una muy buena película que merece ser vista por los fans de Natalie Wood. El resultado fue una interpretación fuera de serie, con una variedad de matices impresionante, Natalie quedó satisfecha de su trabajo. En España fue estrenada en formato VHS.

En Los Globos de Oro, su composición del personaje de Karen Holmes, en De Aquí a la Eternidad, fue premiado como Mejor Actriz Dramática, una Natalie Wood pletórica, recibió el premio en manos de Paul Michael Glaser, el de "Starsky y Hutch". 1979, se presentaba con grandes alicientes, excepto el estreno tardío de "Meteoro" con criticas adversas, pero la gran acogida de sus dos últimas participaciones para la televisión, amortiguaron el patinazo cinematográfico. Su próximo paso, un largometraje que abordaba las últimas tendencias matrimoniales de los americanos; Las infidelidades consentidas, "La Última Pareja" (The Last Married Couple in America), en esta se quería retornar al último gran éxito de Natalie, en Bob y Carol y Ted y Alice,  una década antes, y aunque fue bien aceptada por critica y publico, no pudo acercarse al obtenido anteriormente. Su compañero; George Segal. Segal prefirió participar en esta, que en "10, la Mujer Perfecta", porque cerca del lugar de rodaje existía un bar al que él era asiduo. A pesar de que no fue una maquina de hacer dinero, obtuvo unas aceptables ganancias en taquilla; $12,835,544, en USA. 

Tras el rodaje de La Última Pareja, Natalie tenía la oferta que esperaba toda su vida, viajar a Rusia. La NBC, con motivo de las próximas Olimpiadas a celebrar en Moscú, quería que Natalie por sus connotaciones rusas y Peter Ustinov, también de ascendencia eslava, presentaran un documental llamado "Tesoros del Hermitage". Natalie quería llevarse a sus hijas, además pidió a sus padres que hicieran de guía, Nicholas y María se negaron, mientras Rusia fuese comunista no pisarían su suelo, por lo que Natalie acudió finalmente sin las niñas pero inesperadamente con Robert Wagner. La visita por San Petersburgo decepcionó a la pareja, siempre vigilados por guardaespaldas, no podían dar un paso sin su presencia, tampoco podía telefonear con asiduidad a sus hijas. Una vez finalizado el documental, Natalie estaba dichosa por regresar a Estados Unidos. 

Los titulares de la prensa a su llegada a New York "La pareja mas emocionante de Hollywood, regresa de Rusia" o "Natalie Wood; la numero uno, la superviviente de Hollywood". Después de unos estrenos cinematográficos mediocres y unas telemovies de éxito, su fama estaba intacta. Natalie se enteró que su buen amigo Robert Redford, estaba preparando su debut como director con "Gente Corriente", al conocer el guion, pensó que sería perfecto para ella, pero su pundonor, le impedía pedírselo personalmente a Redford. Su anhelo por el papel llegó a Redford, sin haber contestación. Natalie privadamente se quejó de que Redford no la tuviese en cuenta, con todo lo que ella lo había defendido durante el rodaje de "La Rebelde", cuando los productores querían prescindir de él (Tampoco se acordó, de cuando lo impuso en el reparto de "Propiedad Condenada"). Robert Redford, en una entrevista posterior, comentó que al escoger el casting de "Gente Corriente", Natalie estaba retirada, que cuando se enteró, ya tenía contratada a Mary Tyler Moore, por lo que no podía hacer nada. Ese mismo verano, Natalie leyó un libro de William Styron, llamado "La Decisión de Sophie", sobre una trágica polaca obligada a elegir cual de sus hijos era sacrificado por los nazis, los próximos meses haría campaña por el papel. 

En cambio le habían ofrecido una película para la pantalla grande "El Espejo Roto", como parte de un gran reparto, que incluía a; Kim Novack, Rock Hudson, Tony Curtis, Geraldine Chaplin y Angela Lansbury como Miss Marple, sobre un relato de Agatha Chistie. Al aceptar Natalie, su director Guy Hamilton estaba feliz, Guy estaba cautivado con la estrella desde Esplendor en la Hierba. Cuando inesperadamente recibió una llamada del coproductor Barry Sandl's, comunicándole que Natalie abandonaba el proyecto, Hamilton se puso de muy mal humor. El motivo del porque se retiró nunca se conoció; pero sería fácil intuir que Robert Wagner se opondría, el rodaje en Londres no sería del agrado del marido de Wood. Elizabeth Taylor, la reemplazó y cobró los $200.000 de sueldo. 

Esperando noticias de la productora de "La Decisión de Sophie", Natalie aceptó otra película para la televisión "Los Recuerdos de Eva Ryker" (The Memory of Eva Ryker), para CBS, en esta, interpretaría dos personajes; La madre durante la Segunda Guerra Mundial y a la hija, en la actualidad. Natalie se implicó en esta historia de intriga, como siempre que creía en un papel. Este sería el último estreno en vida. Durante el rodaje, dos escenas envueltas con su temor al agua; en la primera, el personaje de la madre es asesinado, y su cuerpo flota sobre el agua, en la otra la hija se lanza al océano huyendo de sus recuerdos, creyendo que la van a matar. En esta película, hay una breve secuencia del personaje de Natalie Wood casi ahogándose, antes de ser salvado. Natalie Wood encontraría su final un año después de esta manera. El rodaje de "The Memory of Eva Ryker" tuvo lugar en California (en Beverly Hills, Long Beach y Pasadena).

El alcohol fue uno de los demonios de Natalie, los arrebatos de su padre borracho persiguiendo a su madre, el personaje de "Fabrica de Locos", le atrajo por eso, después ella como adolescente empezó a beber como salida social, nunca fue mas allá de entonarse. Ahora bebía en exceso (Wagner no era un buen ejemplo a seguir) casi siempre vino blanco. En lo que no cayó fue en las drogas (excepto todo tipo de pastillas, siempre medicadas, como toda estrella de Hollywood), sólo bebiendo, quizás en exceso. 

En otoño, Nicholas tuvo un ataque al corazón, fue ingresado en un hospital de Long Beach, al saber Natalie que a su padre le quedaba pocos días de vida, decidió llevárselo a su casa. Compró una cama adaptada de hospital y se lo llevó al 603 de Dr. Cannon, su vivienda. En ella moriría Nicholas. El 7 de noviembre de 1980, sería enterrado en el cementerio de Westwood (El mismo en el que sería enterrada ella), Natalie dio el elogio a su padre, recordando los versos de William Wordsworth, que se hicieron famosos en "Esplendor en la Hierba". En la cara de Natalie se reflejaba su dolor, porque lo amaba, solo lo amaba, en esos momentos se olvidaba de los arranques violentos, siempre producidos por la bebida, en la que Nicholas escudaba su debilidad, y el poco espacio que María le dejó. 

En lo profesional, se acababa de estrenar "Los Recuerdos de Eva Ryker", con gran éxito, pero el papel que ella esperaba "La decisión de Sophie" se esfumó definitivamente al anunciarse que Meryl Streep, la protagonizaría. La irrupción de nuevas estrellas que acaparaban los buenos papeles, sembraron de dudas a Natalie, por lo que había que reinventarse. Por lo que encaminó sus pasos hacia el teatro al aceptar interpretar el personaje de Anastasia, en una obra del mismo titulo. Con este papel, además de significar un nuevo reto artístico, serviría como homenaje a su padre y el amor que tenía a la familia imperial rusa. El estreno seria en febrero de 1982. 

Mientras tanto aceptó interpretar una nueva película en ciernes "Proyecto Brainstorm" (Brainstorm). Esta producción de MGM, se le dotó con todos los medios posibles, su director, un debutante Douglas Trumbull, él fue el encargado de los efectos de "2001, una Odisea del Espacio". El argumento, como no podía ser de otra forma de ciencia ficción; El doctor Brace y la doctora Reynolds están a punto de culminar un proyecto: Una máquina grabadora que, unida a unos sofisticados sensores de ondas cerebrales, puede leer y grabar todas las sensaciones físicas y emocionales del individuo. Y como colofón, quieren conseguir que esa suma de sensaciones, grabadas en una cinta de diez centímetros, pueda ser re-experimentada por otra persona diferente. En el reparto, Louise Fletcher, Cliff Robertson y como pareja de Natalie un actor que acababa de ganar el Oscar por "El Cazador", Christopher Walken. La elección de este actor no satisfizo a Natalie, ya que era cinco años menor que ella, también ser la pareja cinematográfica de un actor de la nueva ola, la ponía en desventaja, ella pertenecía a una época anterior, cuando ya trabajaba de protagonista en Rebelde sin Causa a mediados de los cincuenta, Christopher, tenía solo once años. 

El encuentro con Walken, despejó sus dudas, el actor era mucho mas maduro que sus treinta y ocho años, congeniaron enseguida. Ahora Natalie se tenía que emplear a fondo con el maquillaje, sus recién cumplidos 43, empezaban a dejar sus huellas. Debido a las fobias que tenía, nunca se hizo ningún retoque, por eso quería meterse en personajes de su edad (Como en "Gente Corriente"), pero seguían ofreciéndole el de mucho mas joven de lo que era. 


Natalie posó para Michael Childers, con el vestuario, para su próxima experiencia teatral, el personaje de Anastasia, esta obra se tenía que estrenar en el teatro Ahmanson de Los Ángeles el 12 de febrero de 1982, sus compañeros serían la gran dama de la escena Wendy Hiller y Jeremy Irons. Los ensayos estaban previstos para diciembre de 1981. 

Rober Wagner al comprobar que su esposa compartía muchos momentos en compañía de Walken, se puso celoso "Lo mismo que ocurrió con William Devane", por lo que aplazó su incorporación en la serie que estaba rodando "Hart y Hart", para estar atento. 

Cronología del último día en la vida de Natalie.
Walken estaba casado, y el Día de Acción de Gracias lo pasó en casa de los Wagner, mientras su esposa viajaba a Connecticut. Ellos lo invitaron a pasar el fin de semana en la isla Catalina, en el barco Splendour. Otros amigos declinaron la invitación por el mal tiempo. Natasha, la hija de Natalie, de 11 años, tuvo un presentimiento (Mami, por favor, no vayas este fin de semana) le dijo, pero ella fue. Se reunieron con Walker en Marina del Rey, donde el Splendour estaba atracado. A las 3 p.m. anclaban a poca distancia de la costa de Avalon, el centro turístico de las islas. Dos horas más tarde, Dennis Davern, el capitán del yate, permanecía a bordo preparando la cena, mientras Wagner, Natalie y Walker iban en el bote auxiliar a Avalon. El trío comenzó a beber. Alrededor de las 9 p.m. decidieron regresar al Splendour, pero había empezado una tormenta. Natalie y Wagner comenzaron a discutir, porque ella no quería subir al bote en las frías, oscuras y turbulentas aguas. Durante la cena a bordo, los tres bebieron otra vez, y Wagner sugirió mover el barco a aguas más tranquilas, cerca de la costa. Natalie tuvo otra discusión con su marido e insistió en que Davern la llevase en el bote de nuevo a Avalon. Natalie reservó dos habitaciones en el Pavillion Lodge, un modesto hotel de la isla, pero sólo usaron una, porque ella tenía miedo de dormir sola. Davern le servía a veces de guardaespaldas y durmió en el suelo. A la mañana siguiente, Natalie llamó a un amigo y le contó que había tenido una terrible pelea con Wagner, pues este estaba celoso de Walken (Voy a regresar al yate ahora y haré un intento más por hacerlo entrar en razón). Al llegar todo estuvo bien. Después, Wagner sugirió mover el barco a aguas tranquilas nuevamente. Esta vez ella estuvo de acuerdo y como a la una de la tarde el Splendour fue anclado en alta mar en Isthmus Cove. Todos tomaron una siesta, pero Natalie y Walken se despertaron antes y decidieron bajar a tierra juntos y se fueron en el bote, dejando una nota a Wagner. Atracaron en Two Harbors y fueron al único restaurante y bar, el Doug's Harbor Reef, se sentaron y estuvieron tomando durante dos horas. 

Después de pedir por radio que un bote los fuera a buscar, Wagner y Davern se unieron a ellos y continuaron bebiendo hasta que pasaron a cenar (No me parecen buenos los vinos de la lista), dijo Natalie, y enviaron a Davern a buscar tres botellas al Splendour. Natalie más tarde rompió una copa de vino y Don Whiting, el administrador del restaurante, notó que Robert Wagner estaba airado con ella. Alrededor de las 10 de la noche se retiraron. Dennis Davern contó más tarde en un reportaje, que al llegar al Splendour, Natalie encendió velas en el salón y continuaron bebiendo. Ella comenzó a flirtear con Walken y Wagner se enfureció, rompiendo una botella de vino contra la mesa. Natalie se retiró a su camarote. Una hora más tarde, Wagner fue al camarote principal, pero Natalie no estaba. Llamó a Davern, quien lo ayudó a revisar todo el yate, incluyendo el camarote donde estaba durmiendo Walken, pero no encontraron rastros de Natalie (El bote inflable no está) dijo Davern en ese momento. Wagner dijo que tal vez Natalie se había ido a tierra porque estaba disgustada con él, pero eso era absurdo, pues ella le tenía terror a las aguas oscuras. 

A la 1:30 a.m. Wagner organizó una búsqueda de Natalie sin conseguir nada Luego Wagner llamó a Paul Miller, encargado de la oficina naval de Los Ángeles, y este organizó una partida de búsqueda con lanchas y helicópteros. A las 7:44 a.m., el cocinero del Doug's Harbor Reef divisó el bote auxiliar, que encontró enredado entre algas marinas. De acuerdo con el informe policial, la llave estaba en el arranque, el motor apagado y los remos aún en su lugar, sugiriendo que Natalie jamás había estado en el bote. Sin embargo, Roger Smith, uno de los salvavidas, y el buzo que lo acompañaba, encontraron los remos en desorden (Todo en desorden, como si alguien hubiese estado tratando de subir a la parte posterior del bote, donde notamos marcas de arañazos) testificó él. Después recibieron un aviso: (Hemos localizado lo que parece el cuerpo de una mujer, flotando boca abajo, cerca de donde encontraron el bote). Era el cadáver de Natalie con un camisón de franela con estampados florales, calcetines de lana azul y un jacket rojo. No llevaba brazalete en su muñeca como acostumbraba, lo que revelaba que no tenía intención de ir a alguna parte. Wagner recibió la terrible noticia en el Splendour. 

La noticia de la muerte de Natalie se expandió por todos los medios de comunicación, sorprendiendo al mundo. En Santa Catalina surgieron inmediatamente testimonios escalofriantes: John Payne, dueño del barco Capricorn, que dormía con las ventanas abiertas, y estaba anclado cerca del Splendour, declaró que esa noche creyó oír a una mujer gritando: (Por favor, que alguien me ayude. Me estoy ahogando). Él despertó a su novia Marilyn Wayne, quien estaba en el barco con su hijo Anthony, de 8 años. Eran la 11:05 p.m. Marilyn, Anthony y Payne escucharon lo que ellos describieron como la voz de un hombre borracho u hombres que respondían burlonamente a la mujer que gritaba suplicando ayuda: (Oh, no te preocupes, nosotros te ayudaremos). Marilyn encontró eso desconcertante y gritó desde cubierta: (¿Dónde estás? Yo voy a ir a ayudarte, pero mantente hablando). Mientras tanto, su novio llamaba a la oficina del capitán de puerto Two Harbors, pero no respondía. El nerviosismo de Marilyn y Wayne aumentaba. 

Payne llamó a Avalon, donde le dijeron que estaban enviando un helicóptero. Por la posición en que se encontraban supieron que los gritos venían del Splendour. A las 11:25 p.m., los gritos de la mujer cesaron. El helicóptero jamás llegó. Cuando al día siguiente ellos se enteraron de que Natalie había muerto ahogada, supieron que eran los gritos de ella los que habían escuchado la noche anterior e hicieron su declaración a los investigadores. El sheriff del departamento los ignoró. El 3 de diciembre se publicó la historia de Wayne en Los Ángeles Times. 

Buscando otra explicación a la muerte de Natalie, Wagner dijo que tal vez el bote auxiliar estaba golpeando el yate haciendo ruido en el camarote de Natalie y ella fue a asegurarlo, resbaló, cayó al agua y se ahogó. Eso también lo comentó en su libro autobiográfico "Pieces of My Heart". El informe del médico forense Thomas Noguchi reveló que el cuerpo no presentaba heridas ni golpes, sólo un rasponazo en una mejilla y moretones en los brazos, muñecas y el interior de los muslos, que indicaban el posible esfuerzo que hizo para subirse al bote inflable. 

Según John Parker, autor de "Five for Hollywood", después de una investigación, concluyó que hubo dos factores que contribuyeron a la muerte de Natalie; (La razón por la cual se ahogó fue por el gran peso del jacket. Si se lo hubiese quitado, ella fácilmente hubiese podido subir al bote inflable. El alcohol fue otro factor mortal: si ella hubiese podido pensar claramente, se lo hubiese quitado). Al informar a Robert Wagner de la noticia en el yate, este se derrumbó, pero curiosamente, solicitó los servicios de un helicóptero para alejarse él y Christopher Walken del lugar de la noticia, dejando al capitán Dennis Davers, la misión de reconocer el cadáver de su esposa. 

En su casa de Beberly Hills, las condolencias se agolpaban, entre ellas la Reina Isabel II envío un telegrama: "En nombre de la Corona y la Commonwealth de Gran Bretaña, traslado a la familia y a los amigos de la señora Wagner las más sentidas condolencias. La trágica perdida de grandes personas se siente en todo el mundo. Sin embargo, el cariñoso recuerdo de la señora Wagner vivíra siempre con nosotros". También el presidente Ronald Reegan se interesó telefoneando personalmente. El presidente de Canadá Pierre Trudeau también mandó su pésame como otros grandes mandatarios. Gran parte de las estrellas de Hollywood, pasaron por el hogar de la familia Wagner. 

La muerte de Wood también afectó al final de su última película, teniendo en cuenta el hecho de que "Brainstorm" estaba cerca del final en el momento de su muerte y ella aún tenía que filmar algunas escenas críticas. Por lo tanto, un nuevo final tuvo que ser construido a partir de escenas rodadas antes. Los ejecutivos del estudio trataron de matar la película y reclamar el seguro, pero el director Douglas Trumbull insistió en completar la película, usando una sustituta y el cambio de ángulos de cámara para los pocos planos restantes del personaje de Natalie Wood. Una práctica similar utilizada en 1937 cuando Jean Harlow murió de envenenamiento urémico a los 26 años durante el rodaje de "Saratoga". No fue un golpe crítico o comercial, "Brainstorm" que se dedicó a Natalie Wood, finalmente fue lanzada en 1983 y, al menos, sirve como un recordatorio de trasladarse a su espíritu en la pantalla. 

Para su funeral en el cementerio de Westwood el día 3 de diciembre de 1981, se limitó el numero de invitados, su poca capacidad hacía imposible atender tantas solicitudes, porque no solo se había muerto una estrella, había desaparecido una niña de Hollywood, algo muy sagrado para el mundo del cine. 

Los portadores honorarios de su ataúd, la realeza de Hollywood; Frank Sinatra, Gregory Peck, Rock Hudson, Fred Astaire, Elia Kazan, David Niven, Laurence Olivier... Allí quedó el cuerpo sin vida de una mujer todavía joven, dejando una carrera fructífera, y sobre todo tres hijas que la adoraban; Katie, Natasha y Courney. Natalie Wood era ídolo de multitudes que lloraron su trágica muerte. Al final uno se queda con una sensación de perdida abrumadora, de tragedia y de misterio, y solo nos queda recordar a la Judy, de Rebelde sin Causa o a la Deanie de Esplendor en la Hierba, a María de West Side Story y a tantos personajes en los que Natalie plasmó en la pantalla, para recordarla con amor y admiración. Natasha Gurdin desapareció, pero quién no puede desaparecer es Natalie Wood. 

Lana Wood, apareció en casa de Wagner en Dr. Cannon 603, él estaba en el rodaje de "Hart to Hart", y había dejado la casa a las ordenes de Liz Applegate, Lana le dijo (Sé que tengo derecho a la ropa de Natalie, y la quiero ahora), Liz le dice que no puede ser, que aún no se ha abierto el testamento, y ella tiene que esperar la aprobación de la corte Lana siguió llamando casi a diario y exigir sus "derechos", estos incluyen los abrigos de piel de Natalie, que ella conoce y sabe que son muy valiosos. Wagner tenía planeado almacenar las pieles y dárselos a Natasha y Courtney cuando crezcan, por lo que le dice a Lana de que él le pagará el valor, con tal de que renuncie. Poco después un camión se detiene frente a la casa, Lana llega con su actual novio, Alan Feinstein, llama a la puerta y Liz les lleva a la habitación de Natalie, Natasha entra y se sienta en la cama de su madre, su tía la ignora por completo, se dirige al inmenso walk-in closet y se apodera de un montón de ropa, (Algo muy malo está pasando) pensó Natasha, viendo a su tía de un lado para otro para cargar el camión. Natasha dijo (Mamá estaba muy orgullosa de su ropa, para salir de noche), Liz es consciente de su dolor. 

Cuando Lana cogió un viejo sujetador, Natasha dijo que ella lo quería (Mi madre deseaba que yo lo tuviese), Lana se lo arrebató (Pero lo necesito yo), dijo secamente, sin preocuparse de Natasha, sólo por su propia necesidad de dinero. Más tarde Lana pidió a Wagner las pieles, este le mandó un cheque de $11.000, mucho menos de su valor, Lana protestó pero se quedó el talón Lana vendió casi toda la ropa a una tienda de ropa usada en San Fernando Valley, algunos artículos como antiguos sujetadores y las bragas, se colgaron en el escaparate etiquetando "Pertenecer a Natalie Wood". 

Mas tarde, también a medida que el "shock" de la muerte de Natalie se suaviza, María Gurdin, se obsesiona aún más con la figura de la estrella, viendo a su hija en primer plano de actualidad con homenajes televisivos a diario. Durante unas semanas viste de negro, luego vuelve el color, dando entrevistas a quién se lo pide. El futuro de la madre de Natalie no era muy halagüeño, dependía de su hija Lana, y la asignación mensual heredada de Natalie. Con el tiempo quedó en el olvido, ella "La estrella madre", la enamorada secretamente de su capitán, quedó en soledad, se sospecha que desarrolló el Alzheimer, añadiendo a sus fotografías de la familia Imperial Rusa, a su hija Natalie. Al mismo tiempo, en el norte de California el capitán cayó en la demencia senil, solo y apartado, en una zona en penumbra de la mente, perdió el control que había controlado durante tanto tiempo. George Cetalopv, olvidó su pasado, nunca quiso sacar provecho de su relación con la madre de la estrella y la posibilidad de ser el padre de Natalie, y aunque María se aferró a sus recuerdos fragmentados de su amor al capitán, finalmente se convirtió en esquiva, como los trozos de su vida que entraba y salía de la conciencia. María murió el 6 de Enero de 1998, con ochenta y seis años. Su hermana Olga, falleció en mayo de 2015, también con ochenta y seis años. Lana vive precariamente casi en la indigencia junto a sus tres nietos (Nicholas, Daphne y Max), su hija Evan falleció el 18 de julio de 2017 a los 43 años. 


A los 40 años de la misteriosa muerte de Natalie Wood, las autoridades de Los Ángeles revelaron el motivo por el cual modificaron el certificado del fallecimiento de la actriz, que lo calificaba como "accidente" a "causas no especificas". La investigación del caso que a estado rodeado de misterio y sospechas, dio un giro cuando las autoridades divulgaron un anexo de 10 paginas a la autopsia de Natalie, que señalaba que había contusiones y rasguños inexplicables. La actriz Natalie Wood tenía heridas en la cara, el cuello, los brazos y las muñecas cuando su cuerpo fue recuperado del océano Pacifico en 1981. Esto sugiere que la interprete de West Side Story estaba herida antes de llegar al agua, según un informe publicado por la oficina del forense de Los Ángeles. 

"La localización de las heridas, la multiplicidad de las mismas, la falta de traumatismo en la cabeza, y las heridas en el rostro, apoyan la idea de que se produjeron antes de su entrada al agua", detalló el reporte. Esos factores fueron los que obligaron en noviembre de 2011 a las autoridades de Los Ángeles a reabrir la investigación sobre la muerte de Wood. El informe también señaló que Natalie, nominada tres veces al Oscar, no llevaba chaleco salvavidas. La actriz de Rebelde sin Causa, murió a los 43 años, cuando navegaba en el yate "Splendour" capitaneado por Dennis Daven, frente a la Isla Catalina, en Los Ángeles. A bordo se encontraba su esposo Robert Wagner, y el actor Christopher Walken. La noche del 28 de noviembre de 1981, Natalie desapareció del barco y fue hallada en el mar al día siguiente cerca del bote salvavidas. La investigación determinó que la actriz después de haber bebido en exceso y de una discusión con su pareja, quiso dejar el yate en el que se encontraba. Intentó subirse al bote de goma pero se cayó al agua y se ahogó. El caso se reabrió en 2011 por un tardío cambio de testimonio del capitán del barco, que en 2009 publicó un libro sobre el caso y acusó abiertamente a Robert Wagner de ser el responsable de la muerte de su esposa. Por su parte el capitán jefe de salvavidas del puerto de Avalón; Roger Smith, que ayudó a sacar del agua el cadáver de Natalie, dijo en 2010 a Times, que la actriz pudo ser salvada si hubieran llamado antes a las autoridades para buscarla. De acuerdo a cómo se encontró el cadáver cuando salió del agua, Smith señaló que pensaba que la intérprete de Esplendor en la Hierba y Amores con un Extraño, estuvo un tiempo viva en medio del Océano, después fue arrastrada hacia la costa. "Dado que hay muchas respuestas no resueltas y pruebas adicionales de evaluación, el examinador médico opina que la causa de la muerte debería permanecer como "indeterminada", agregó el informe. 

El portavoz policial Steve Whitmore, dijo al diario Los Ángeles Times, que el caso sigue abierto, mientras que el médico forense a cargo, el doctor Lakshmanan Sathyavagiswaran, apuntó "no ser capaz de descartar un mecanismo no accidental que causó las heridas". De acuerdo al informe, la muerte de Natalie fue sin duda debido al ahogamiento, pero la forma en que en ella terminara en el agua aún es desconocida. Después de la muerte de Natalie Wood, parece mas cerca encontrar la verdad de cómo murió. Sólo una semana después de que The National Equirer publicara que Wood descubrió antes de su fallecimiento a su esposo el actor Robert Wagner, manteniendo relaciones sexuales con el también actor Christopher Walken, la revista Radar Online, ha publicado que Walken ha cooperado con los investigadores en secreto, pero Wagner sigue negándose a hacerlo. 

Después que se abriera de nuevo la investigación del caso, sobre la muerte de Natalie Wood. El protagonista de El Cazador, Christopher Walken, se sentaba con los detectives al menos en dos ocasiones, una fuente policial informó que "los interrogatorios fueron breves, porque no tenían nuevos datos que revelar, se le agradece mucho el tiempo que se tomó el Sr. Walken en hacerlo. Haciendo saber que no tendría ningún inconveniente en contestar mas preguntas si fuese necesario". 

Mientras tanto el capitán del barco Dennis Daven, ha sido interrogado varias veces por la policía, dijo la fuente. "Se le llevó en un barco a la misma área exacta donde tuvo lugar la tragedia" "Dennis cree que Wagner participó o tuvo algo que ver en que Natalie se ahogara", continuó la fuente. "Pero hay problemas con Dennis como testigo, debido al abuso de sustancias que ha tenido en el pasado". Al día de hoy, el marido de Natalie, se ha negado reiteradamente a ser interrogado por los investigadores. "Por supuesto que a los detectives les gustaría hablar con el Sr Wagner acerca de esa noche", insistió la fuente policial. "Él es la única persona que estaba en el barco que no ha querido colaborar.

La investigación de la muerte de Natalie Wood ha vuelto a saltar a la palestra, como el cuento de nunca acabar. La novedad del caso que se reabrió en 2011, y que todavía no ha conseguido arrojar luz sobre el extraño adiós de la actriz en aguas del Pacífico, es que Robert Wagner, su marido y una de las tres personas que estaban con ella en un yate privado cuando se ahogó en 1981, es ahora "persona de interés" en la investigación. Así lo reconoció el teniente John Corina, de la oficina del Sheriff del Condado de Los Ángeles, en una entrevista con la cadena CBS. "A medida que hemos ido investigando el caso durante los últimos seis años, creo que ahora es una persona de interés", dijo sobre el actor retirado de 88 años en ese momento. "Lo que quiero decir es que ahora sabemos que era la última persona que estuvo con Natalie (Wood) antes de que desapareciera". Le recordamos que el caso todavía sigue abierto".


¿Fue asesinada Natalie Wood? 
En una encuesta realizada por la CNN. la sociedad estadounidense opina e un 70% que Natalie Wood fue asesinada por su marido: Robert Wagner. 

En el libro a publicar en marzo de 2022 "Brainstorm: una investigación sobre la misteriosa muerte de la estrella Natalie Wood" es el relato en primera persona de la inquisitiva investigación de Sam Perroni un ex fiscal-abogado litigante y profesor adjunto de delitos de cuello blanco y defensa procesal en la Facultad de Derecho William H. Bowen en Little Rock, Arkansas sobre la muerte de la actriz. En su opinión sobre su investigación de varios años cree que: Según sus notas, Wagner les dijo que era una "noche hermosa" y Natalie quería sacar el bote. Esa entrevista de seis minutos en Long Beach fue el comienzo de la actuación más grande y más larga de Wagner. 

Estaba lo suficientemente tranquilo en el yate con Davern cuando sacó una botella de whisky escocés y bebió mientras Natalie luchaba en vano por su vida, pero de repente con los investigadores en Long Beach, se "sacudió" con sus pensamientos sobre las niñas. Wagner dijo en su libro Pieces of My Heart que no quería que las niñas supieran por televisión sobre la muerte de Natalie. Pero ya eran las 10 a.m. del domingo y el cuerpo de Natalie fue encontrado a las 7:44 a.m., más de dos horas antes. En ese momento, los medios de comunicación estaban a toda marcha y Natasha se enteró de la muerte de su madre por la radio. 

En Pieces, Wagner dijo que se fue a casa a la cama y estuvo "catatónico" durante más de una semana, "tal vez hasta ocho días". Pero durante su estado catatónico, Wagner logró llevar a su abogado a la casa para un comunicado de prensa fabricado, tener una conversación de 45 minutos con Jill St. John, la mujer con la que comenzaría a salir dos meses después de la muerte de Natalie, y decirle a amigos como Army Archerd que Natalie "a menudo" sacaba el bote por la noche y el océano "era suave como el cristal". ¿Y qué más pudo hacer este hombre catatónico durante la semana posterior a la muerte de Natalie? Se las arregló para llamar al médico forense adjunto, el Dr. Choi, el 29 de noviembre, el día en que encontraron a Natalie, para solicitar una autopsia acelerada para poder tener su funeral el 1 de diciembre. Se las arregló para reunirse con Davern el día en que se encontró a Natalie para contarle que mantuviera la boca cerrada y viera a un abogado que había contratado para él. Se las arregló para reunirse con Davern al día siguiente, 30 de noviembre, para decirle que llamara a su abogado y que usara un conductor que había contratado para transportar a Davern a la cita. Y también el 30 de noviembre, logró usar su tarjeta de crédito para comprar algunas joyas para alguien. 

El día del funeral de Natalie, dos días después de su muerte, Wagner también logró revisar su comunicado de prensa anterior y firmar la petición para legalizar todo el patrimonio de Natalie. Finalmente, durante su entrevista con los investigadores en la habitación del 4 de diciembre, Wagner quien tres días antes había enterrado a su esposa logró hacer solo una pregunta que consideraron lo suficientemente importante como para registrarla en sus notas. La pregunta era: ¿Qué pasó con las joyas de Natalie? Supongo que estaba preocupado por el paradero del costoso collar de diamantes, el mismo collar que fue seleccionado frente a Walken y que terminó siendo pagado por la propiedad de Natalie. O quizás le preocupaba el costoso colgante, la cabeza de caballo de marfil y la pulsera de cuentas que le compró a alguien. Supongo que puede inferir que las personas inocentes no actúan de esa manera, lo que es una prueba más de la conciencia de culpabilidad de Wagner. 

En cuanto a la credibilidad general de Davern, le sugiero que considere esto. Wagner y sus seguidores han estado tratando de aprovecharse de las malas acciones de Wagner cuando se trata de las falsedades de Davern de 1981. Wagner emborrachó a Davern después de que Natalie desapareciera y lo convenció de que mintiera por él. Sometió a Davern a un trauma psicológico indescriptible al dirigirlo a identificar el cuerpo de Natalie, alimentando el abuso de alcohol de Davern. Intimidó a Davern con amenazas de enjuiciamiento y lo mantuvo cerca, pagándole por su silencio, hasta que las cosas se calmaron. Wagner no intentó eso con Walken porque sabía que Walken se iría a la tumba con el conocimiento de esa noche para salvar su carrera. 

Ahora, esas personas quieren que creas que no se puede confiar en que Davern diga la verdad, porque una vez dijo las mismas mentiras en las que él y Wagner estaban de acuerdo. Entonces, ¿que pasó después de que el grupo de Wagner se fuera de Doug's el sábado 28 de noviembre de 1981? Cuando considera la totalidad de este caso, no solo las declaraciones de Davern por sí solas, esto es lo que puede inferir que el cuerpo completo de evidencia establece más allá de una duda razonable: La tarde del sábado 28 de noviembre comenzó con Wagner agitado y celoso después de que Natalie y Walken fue al bar sin él. A medida que avanzaba la noche, se puso más enojado, celoso e intoxicado, hasta el punto que finalmente puso fin a la velada. 

Alrededor de las 10:30 p.m., el cuarteto regresó al Splendour en el Zodiac, que Wagner ató con una línea de pintor al anillo ocular del espejo de popa. El grupo salió del bote, atravesó la puerta abierta del paso de natación del yate y caminó hacia el salón donde continuaron su velada. Natalie estaba disfrutando de la compañía de Walken cuando su coprotagonista inyectó algo en respuesta a la queja de Wagner sobre la ausencia de Natalie durante el rodaje que encendió los recelosos celos y la rabia de Wagner. Wagner acusó a Walken de querer tener sexo con Natalie y siguió esa acusación tomando una botella de vino por el cuello y rompiéndola en la mesa de café. Walken, que ahora temía por su vida en el pequeño salón del yate, hizo lo mejor y más prudente que pudo. Salió afuera. Después de unos minutos, Walken regresó y se dirigió directamente a su camarote. Walken cerró su puerta. Pero cuando la pelea entre Natalie y Wagner estaba teniendo lugar, Walken abrió la puerta para tener una mejor idea de lo que estaba sucediendo y, quizás, intervenir. Pero el miedo venció al valor y se retiró, olvidándose de volver a cenar la puerta. 

Después de que Walken se fue a su habitación sin decir una palabra, la pobre Natalie conmocionada, avergonzada y humillada hasta las lágrimas hizo exactamente lo que Davern dijo que hizo. Se puso de pie, dijo que el arrebato de Wagner fue escandaloso, luego se volvió y fue directamente a su dormitorio, cerrando la puerta detrás de ella. En ese momento, la mente de Wagner debe haber estado dando vueltas con innumerables pensamientos abismales. Conocía a Natalie, y esta no era la primera vez que sus celos y su bebida la habían avergonzado y humillado. También conocía las consecuencias cuando Natalie había tenido suficiente y que su imagen se dañaría irreparablemente si el incidente de la rotura de la botella llegaba a la prensa. Entonces, Wagner hizo lo único que se le ocurrió hacer. Le dijo a Davern que iba a arreglar las cosas, a pesar de que él "realmente no esperaba que ella aceptara sus disculpas". Bajó las escaleras y tenía razón. Para entonces, Natalie había tomado su Antivert y Darvon, según lo prescrito, y se estaba preparando para ir a la cama. Wagner la interrumpió mientras se quitaba las joyas... obviamente lo último que hizo Natalie antes de acostarse. Sabemos que estaba parcialmente adornada con joyas cuando la encontraron debido a la ausencia de su collar, aretes y su pulsera en la muñeca izquierda. Natalie no iría a ninguna parte voluntariamente. Y no se habría acostado con una cadena de oro alrededor de la cintura. 

Después de la interrupción y las primeras palabras que salieron de la boca de Wagner, Natalie recremino a Wagner amenzandole, incluido lo que le dijo a Davern el viernes por la noche. Iba a ver a su abogado. En este punto, pensamientos más sombríos se agolpaban en la mente de Wagner. Pensamientos sobre los titulares de la prensa para empezar. Luego, la casa, el barco, el dinero y las chicas. Todo estaba en peligro. Incluso su carrera televisiva, financiada por los amigos de Natalie, Spelling y Goldberg, estaba en peligro. Ahí es cuando comienza la pelea de gritos y maldiciones. Se convirtió en empujones y empujones. 

Recuerde, no están peleando en su casa de Beverly Hills. Están en los espacios reducidos del camarote principal de su yate, donde todo está atornillado al suelo. Las piernas de Natalie golpean el tocador y la mesa y se presionan contra el borde de la cama de madera. A lo mejor se tiran cosas... ¿quien sabe? Pero durante este tiempo, Natalie usó su brazo derecho para protegerse de un golpe. El gran hematoma en el antebrazo derecho no ocurrió cuando ella estaba en el agua con la chaqueta de plumas puesta, y no hay evidencia que relacione ese hematoma con nada en el bote. Pero, basta con decirlo, la pelea asustó tanto a Davern que corrió hasta el flybridge y puso la música lo suficientemente alta como para ahogar el ruido. 

Después de que la pelea se extendió a la cubierta trasera del barco, se lanzaron más palabras de enojo. Ahora bien, lo siguiente siempre será uno de los misterios de este caso. ¿Cómo, cuándo y por qué llegó Natalie a usar su chaqueta roja? Nadie lo sabe realmente. Ella solo vestía un camisón, así que quizás la agarró para mantenerse caliente durante la pelea. Hacía frío afuera. Puede que nunca sepamos la respuesta, pero probablemente la estaba usando cuando Wagner gritó: "¡Bájate de mi maldito barco!" Natalie no tomaría amablemente una orden como esa. Entonces, ella le gritó y fue entonces cuando Wagner se abalanzó sobre ella. Él alcanzó su cuello y ella instintivamente levantó las manos para protegerse. Mientras la agarraba por la garganta, se la rascó y se lastimó el dorso de la mano derecha mientras comenzaba a empujarla hacia la puerta abierta del escalón para nadar. Natalie resbaló y se golpeó la rodilla izquierda con el escalón de madera, lo que explica el gran hematoma en ese lugar. Ese resbalón también causó el gran hematoma en su tobillo derecho, tal vez por golpear el marco de la puerta del escalón de baño. Pero, mientras caía, alcanzó el bote para agarrarse a sí misma y su cara rozó el costado de la goma cuando cayó al agua, causando la abrasión hacia arriba en la mejilla y la frente. Cuando Natalie golpeó el agua fría, el reflejo de su torso la dejó sin aliento. Entonces, entró el pánico. Agitando el agua, sin pensar en nada más que en la necesidad de oxígeno, Natalie no pudo ver en la oscuridad. Lo único que evitó que se ahogara en cuestión de minutos fue su chaqueta de plumas. Le dio una breve oportunidad de hacer lo único que sabía hacer antes de que los escalofríos suprimieran su voz: gritar pidiendo ayuda. 

Imágenes, pensamientos y emociones terribles crearon un torbellino abrumador en la mente de Wagner. ¡Los titulares incluirían intoxicación, violencia, abuso conyugal y celos! La prensa crucificaría al suave aspirante a Jonathan Hart. No podía soportar la idea de la humillación y el colapso financiero que seguirían a otro divorcio de Natalie. Entonces, hizo lo que pensó que tenía que hacer. Desató la línea de pintor del bote del anillo ocular y la arrojó en dirección a Natalie diciendo: "Espera. Venimos a buscarte". Natalie agarró la cuerda y su agitación la enredó alrededor de sus brazos cubiertos por la chaqueta. Ella gritó durante sólo unos minutos hasta que los efectos de los escalofríos y la hipotermia la silenciaron y agotaron sus fuerzas. Con la energía que le quedaba, Natalie se aferró a la línea del pintor hasta que el frío agotó su energía restante. 

Empujados por el viento y la marea, ella y el Zodiac se movieron hacia el mar abierto con el cuerpo ligero de Natalie guiando el bote hasta que golpearon las corrientes de la isla, arrastrándolos hacia Blue Cavern Point. La burbuja de aire causada por la apertura de la chaqueta de Natalie la retuvo hasta que la hipotermia se apoderó de ella y su rostro cayó al agua. En ese punto, Natalie se desenredó de la línea del pintor, separándola del Zodiac, que flotó como un globo hacia la orilla rocosa. La evidencia circunstancial, combinada con la evidencia científica sólida, prueba que Natalie murió alrededor de la medianoche. La demora en rescatarla fue su sentencia de muerte, y Wagner lo sabía. Por eso no pidió ayuda, por qué emborrachó a Davern, por qué mintió a los investigadores sobre los eventos y los tiempos, y por qué consiguió que Davern mintiera por él. Combine eso con las pruebas de su visita a Carolina del Norte, para vigilar a su esposa, los recelosos celos de Wagner por Walken y el resentimiento por la carrera de Natalie, lo que podía perder con un segundo divorcio y lo que podía ganar económica y personalmente con la muerte de Natalie, y tiene una receta para el asesinato. 

Como mi escena ficticia en la cima del acantilado. No lo viste, pero la mujer fue conducida por el acantilado a su muerte por alguien con un motivo para matar. Lo mismo ocurre con Natalie que termina muerta en el frío Océano Pacífico. No lo vio, pero la fuerte evidencia circunstancial apunta a un asesinato. 
Damas y caballeros, ahora es el momento de que ustedes decidan. 

Este terrible y escalofriante escenario descrito por Perroni, es ficción, pero no falto de veracidad debido a las muchas con-tradiciones que Wagner, Davern y Walken han dicho a lo largo del tiempo posterior a la muerte de Natalie. El resultado por desgracia dudo que algún día lo lleguemos a saber. 

Muchos biógrafos de Natalie, suelen mencionar que el mundo del cine la dejó de lado, cosa que no es cierta, se retiró en el mejor momento de su carrera "Tenía veintiocho años, y estaba mas bella que nunca", y aunque sus últimas películas no fueron abrazadas por la critica, su fama estaba intacta, cuando decidió volver "Quizás demasiado tarde", pudo escoger los papeles que le interesó, rechazando interpretaciones que pocas actrices se atreverían a desdeñar, sobre todo a partir de los cuarenta años. 

Entre sus próximos proyectos: Una película con Timothy Hutton "Country of the Heart", en la que interpretaría a una madura mujer enferma de cáncer, que se deja seducir por un jovencito. Tras su muerte, esta quedó en saco roto. Su debut en el teatro con la obra "Anastasia". "Will There Really Be Morning?", un biopic sobre la vida de Frances Farme, para TV. Y sobre todo el papel de Thelma en Thelma & Louise, junto a Tuesday Weld como Louise, al morir Natalie, Tuesday se apartó de proyecto y su director Ridley Scott, aparcó su realización una década. 

Cual hubiese sido el futuro artístico de Natalie Wood, ella siempre supo reinventarse, seguramente saldría airosa de su debut en la escena. Tenía 43 años, pero su agenda estaba repleta de grandes proyectos como protagonista, también quería dedicarse a la producción para poder escoger mejores guiones "Como una biografía de la controvertida Zelda FitzGerald". 

Natalie supo administrar su economía, dejando una fortuna de herencia "$100 millones, de la época". Los beneficiarios de su fortuna: Su marido Robert Wagner, sus hijas Natasha y Courtney, mas la hija de Robert, Katie Wagner, su madre María y sus hermanas Olga y Lana. 

Paco Granados (Enero de 2022) 



El escritor Gavin Lamben publicó una biografía de Natalie "Natalie Wood: su vida" en 2004, guionizada por el viudo de Natalie: Robert Wagner, en la que el autor nos describe a una Natalie casi ninfomana y casi alcoholica. Con el beneplacito de Wagner, Lamben nos describe la muerte de Natalie con las mismas palabras que Wagner ofreció del "acidente", el escritor no duda en ningún momento de esta versión llena de contradiciones por el mismo Robert Wagner. Pero al final de esta biografía el autor hace una valoración del trabajo de Natalie Wood muy loable, en el capítulo final digno de mencionar. 

Esta es su reflexión: Tienes ese pequeño algo extra. Ellen Teny, una gran actriz mucho antes de que tú nacieras, dijo que esa es la calidad de una estrella: "ese pequeño extra". En última instancia, la película es el ojo del director. Puedes hacer tu mejor toma como actor, y si el director no quiere cortarte o no quiere usar ese momento, no tienes suerte. Y si no estás de acuerdo con un director, tampoco tienes suerte, porque lo hará de la forma en que lo ve. — NATALIE WOOD. 

Para 1945, cuando Natalie Wood interpretó su primer papel en la pantalla en Mañana es vivir, a la edad de siete años, Margaret O'Brien, de ocho años, había hecho ocho películas, la más reciente Cita en San Luis; y Elizabeth Taylor, de doce años, estaba al borde de la adolescencia, interpretando su primer papel protagónico en National Velvet. En 1945, otra niña de doce años, Peggy Ann Garner, realizó una actuación excepcionalmente conmovedora en Lazos humanos. Pero nunca encontraría otro papel ni siquiera la mitad de bueno, y al igual que O'Brien, nunca haría la transición a una carrera adulta exitosa. O'Brien y Garner ganaron premios especiales de la Academia, y Mary Astor recordó la "mirada seria y 'delicada"' en los ojos de Elizabeth Taylor en el plató de National Velvet; pero un año después, cuando Astor interpretó a su madre en Cynthia, "la mirada en sus ojos violetas eran algo calculadores, como si supiera exactamente lo que quería y estuviera bastante segura de conseguirlo". De hecho, Elizabeth Taylor se convirtió en la última de las estrellas de cine icónicas, ocasionalmente estimulada por directores (especialmente George Stevens y Mike Nichols) que sabían lo que querían y estaban decididos a conseguirlo. Pero a la larga fue más impresionante como ella misma, estrella de una vida de gran telenovela más fascinante que Dinastía, y una elocuente y pionera portavoz de la investigación del SIDA en eventos de caridad. Como fenómeno, dicho sea de paso, siempre fascinó a Natalie Wood, menos por su actuación que por su decidida independencia personal, inquebrantable incluso cuando el Vaticano la denunció por "vagancia erótica". 

¿O'Brien y Garner no lograron desarrollar su primera promesa debido a la mala suerte, la neurosis personal o el hecho de que su promesa terminó cuando terminó la infancia? En cierta medida, probablemente, por las dos primeras razones, y ciertamente por la última. Se mostraron poco prometedoras como actrices adultas. Pero para Taylor, cuyos primeros papeles fueron menos exigentes y cuya belleza excepcional se hizo evidente mucho antes que la de Natalie, su carrera posterior (como su vida) fue una cuestión de elección. 

Temperamentalmente, estas estrellas infantiles eran muy diferentes. O'Brien, que con demasiada frecuencia se desperdiciaba en papeles superficiales y sensibleros, era una traviesa que se deleitaba en enfadar a los propietarios cambiando la posición de los accesorios entre tomas. Y aunque su extraordinaria seguridad técnica nunca dependió de la memoria de las emociones para hacer que las lágrimas rodaran por su rostro, la pequeña y astuta descarada parecía perdida y desconcertada como mujer. Incluso mitificó su carrera infantil hasta el punto de creer que cuando Natalie imitaba a un mono en De ilusión también se vive, estaba imitando a O'Brien haciendo lo mismo en Cita en San Luis. Pero O'Brien nunca imitó a un mono, ni siquiera a su mono de juguete, en esa película. 

Para inducir a Peggy Ann Garner a llorar en Lazos humanos, Kazan le habló sobre su padre, que estaba sirviendo en el extranjero en la fuerza aérea. "En lo que dije estaba implícito", recordó, "estaba la sugerencia de que tal vez no regresaría". La idea hizo que Garner se echara a llorar, y una muestra de emoción tan vital para la escena se convirtió en "la cosa real". Según Kazan, todavía estaba perturbada al final del día, pero se había olvidado de eso a la mañana siguiente, "como hacen los niños". 

Roddy McDowall me dijo que Garner intentó suicidarse dos veces antes de morir (después de dos matrimonios fallidos y un período cercano a la pobreza) a la edad de cincuenta y tres años. Y Natalie nunca olvidó una ocasión en la que estaba a punto de interpretar una escena emotiva en Mañana es vivir, y María se aseguró de que lloraría al describir cómo una vez vio a un niño arrancarle las alas a un pájaro vivo. Este, por supuesto, es el lado oscuro de la moneda de "Vamos a fingir". 

Cuando la adulta Natalie asistió a algunas clases de Actors Studio como observadora, descubrió que el uso de Lee Strasberg de "memoria sensorial, memorias emocionales, donde te sientas y recuerdas texturas, sonidos, sentimientos, revivir una experiencia infeliz para promover las lágrimas" era muy similar a la forma en que trabajaba cuando era niña. "Lo que se llamaba preparación, yo solía llamarlo estar de humor". Entonces, "ponerse de humor" para Mañana es vivir, generalmente involucraba recuerdos de emociones con otro nombre; e inevitablemente algunos de ellos eran infelices. Todo lo que la película revela sobre Margaret es que es una huérfana de guerra austriaca adoptada por Kessler (Orson Welles). Pero la imaginación de Natalie llena algunas grietas importantes. Su Margaret siempre está atentamente enfocada en Kessler, con un sentimiento "de niña" casi obsesivo en su necesidad. Aunque Pichel sin duda explicó los sentimientos de una huérfana que apenas conocía a su padre, Natalie no habría necesitado que la animaran a expresar sus sentimientos por Nick Gurdin, alternativamente demasiado amenazador y demasiado cerrado para responderle como padre. No es sorprendente que la actuación de Natalie tenga algunas asperezas técnicas: el diálogo que ocasionalmente se vuelve incoherente cuando llora, el acento austro-alemán no se mantiene uniformemente. Pero se ven eclipsados por su compostura y dignidad, y la forma (siempre un signo de talento instintivo) en que escucha atentamente a los otros actores. 

Welles proporciona la única otra ancla a la realidad, tanto en actuación como en maquillaje. Envejece convincentemente mientras Claudette Colbert reconoce el paso de veinticinco años adoptando un peinado más "maduro", y George Brent al añadir un toque plateado en las sienes. Cuando Colbert finalmente le dice a Welles que ella sabe quién es él realmente, él le dice que olvide el pasado porque "el mañana es para siempre", una línea que indica no solo el coro celestial cuando él muere, sino también la escena final cuando Colbert y Brent llegan a llevar a Margaret, ahora doblemente huérfana, a vivir con ellos. "¿A dónde vamos?" ella pregunta. "A casa", responde Colbert, pero el mañana de Margaret en un elegante y próspero suburbio de Baltimore está muy lejos del de Natalie en un bungalow alquilado, donde el borracho Nick Gurdin pronto estará apuntando con un cuchillo a la barriga hinchada de su esposa. 

COMO IRVING PICHEL, el director de la penúltima película de Natalie también había sido actor, y aunque De ilusión también se vive, tiene un centro suave, George Seaton le permitió a Natalie (y a Maureen O'Hara como su madre) algunos momentos duros. En el caso de Natalie, son cómicos: la mirada maravillosamente superior de incredulidad cuando el Kris Kringle de Edmund Gwenn insiste en que él es Santa Claus; y esa imitación entusiasta de un mono, cuando le presenta el juego de "Vamos a fingir". Es seguro suponer que Seaton percibió y alentó el talento cómico de Natalie, particularmente la imitación del mono. Es casi seguro que improvisó un momento para ella en una escena posterior entre Maureen O'Hara y John Payne. Cuando ella entra en la habitación, de nuevo con humor de mono, evidentemente están acostumbrados y continúan su diálogo mientras ella se dirige a una puerta en el otro extremo y luego sale. 

El asunto de los monos también confirma el comentario de Roddy McDowall de que, para los niños, actuar frente a una cámara se convierte en "una versión ampliada de 'Vamos a fingir-. Y en el caso de De ilusión también se vive, "Vamos a fingir" interactuó con la película y la vida de Natalia. Muchos años después, recordó no solo que creía que Gwenn era Santa Claus, sino que Seaton y Gwenn solían tener "largas discusiones sobre la comedia, cómo se pasaba por alto el arte de la comedia y no se le daba su merecido". Que Natalie absorbiera sus discusiones a la edad de ocho años y pudiera recordarlas más de treinta años después, muestra que ya lleva una doble vida, juega un juego y, sin embargo, es consciente de la actuación como profesión. 

De la misma manera, si Natalie la niña creía que Gwenn era Santa Claus, su mirada de incredulidad en la película tenía que ser "actuada". Entonces, ¿cuánto de su desempeño fue instinto, cuánto desarrollo de destreza? O'Hara recordó que "el director nos entrenó a todos", también que Natalie "obviamente disfrutaba actuando", no se preocupaba por ello y tenia un sentido del humor "maravilloso". Y mientras Seaton filmaba algunas de sus escenas de diálogo en tomas que duraban tres minutos, Natalie claramente habla comenzado a adquirir técnica y un sentido del tiempo que no tenía que crearse en la sala de edición. 

Stella Adler: Solo el oficio libera talento. 

De ilusión también se vive, fue una gran película de estudio con un calendario de rodaje de más de dos meses. Driftwood, realizada poco después, fue lo que Variety denominó "una película de bajo presupuesto", filmada en tres semanas. Pero Allan Dwan era otro "director de actores", que había actuado en producciones de la escuela secundaria y había dirigido dos películas con Shirley Temple, a quien encontró considerablemente menos interesante que Natalie. Y Driftwood, aunque es una película B, no lo parecía. Esto se debió en parte a su director de fotografia, John Alton, y en parte al propio Dwan, un veterano indomable que comenzó a hacer películas de dos carretes en 1914. Su exuberancia e inventiva le permitieron producir un trabajo superior en un estudio como Republic, donde "rodar una pelicula en veinticinco dias fue peligroso". 

Dwan rápidamente sintió que el talento de Natalie era lo suficientemente fuerte como para hacer una película; y un papel de Little-Miss-Fix-lt potencialmente empalagoso en el molde de Shirley Temple se convirtió en una muestra de convicción asombrosamente pura, así como en un ejemplo de la diferencia entre una niña actriz que cree en el personaje que está interpretando y la niña actriz que cree solo en ella misma. Jenny, la huérfana del bosque que se pregunta "¿Cómo estás?" como una pregunta que espera una respuesta, desaprueba a los pueblerinos que lo tratan como una formalidad. "A la mayoria de la gente no le importa un carajo lo que realmente sientes", explica el médico local. "Eso es civilización". La respuesta de Jenny, "No me gusta la civilización", es uno de varios momentos para advertir sobre la ternura que se avecina, pero Natalie los evita con una seguridad que revela a una niña actriz que ya está "en la cima de su carrera". 

Y luego, en una serie de películas inadecuadas durante los siguientes siete años, casi desaparece. The Green Promise (1949) es su papel menos pálido, aunque es un clon de Jenny, e importante solo por el episodio traumático que creó su miedo duradero al agua oscura. 

I'm a Fool (1954), el programa de televisión que le presentó a James Dean, sugiere una "nueva" Natalie, ansiosa y romántica, lista para emerger cuando alguien le dé la oportunidad. Un año después, alguien lo hace. S. E. Hinton, autor de The Outsiders y otras novelas para "jóvenes adultos", describió a Rebelde sin causa como la película que "les dio a los adolescentes el derecho de redefinir el mundo". También le dio a Natalie el derecho de redefinirse como actriz, tal como había comenzado a redefinirse en la vida. Tiene dos escenas principales, la primera solo unos minutos después del comienzo de la pelicula. Jenny con sus coletas (quien decidió que pertenecía a la "civilización" después de todo, al igual que Susan en De ilusión también se vive, se convirtió de escéptica a "creyente") es ahora Judy, profundamente alienada del mundo de los suburbios de clase media en el que vive, y se supone que pertenece. Vagando por las calles en medio de la noche, un coche de policía la recoge y la lleva al centro de detención juvenil. Usa demasiado maquillaje, como la mayoría de las actrices de Warner de la época (y también como Natalie fuera de la pantalla), y su lápiz labial escarlata hace juego con su abrigo. Es una escena muy exigente, su interrogatorio por parte del trabajador social, y ella está a la altura de todos sus cambios emocionales abruptos. En retrospectiva, los paralelismos con su propia vida en ese momento parecen asombrosos: la necesidad de amor y su incapacidad para encontrarlo, la angustiada confesión de su temor de que "nunca me acercaré a nadie" y, finalmente, su reacción horrorizada (al borde de la histeria, y un anticipo de la escena de la bañera en Esplendor en la hierba) cuando el trabajador social dice que su madre viene a recogerla. "¡¿Mi madre?!" Durante su segunda escena importante, con James Dean y Sal Mineo en la mansión desierta por la noche, Natalie pasa por otra serie de cambios emocionales. Su personificación cómica de una madre egoísta e indiferente es seguida por una reversión a la infancia en un juego de escondite con Dean, luego por una preocupación fraternal por el solitario Mineo, y finalmente por su declaración de amor a Dean, sorprendente y efectivamente casta. Comienza explicando, en parte para sí misma, que admira a Jim como "un hombre que puede ser gentil pero libre". Entonces se da cuenta: "Todo este tiempo he estado buscando a alguien que me ame, y ahora amo a alguien". Inesperadamente, es Judy quien da el primer paso para un beso boca a boca y Dean que corresponde de una manera casi pasiva. 

Pero en "la edad en que nada encaja", algo comienza, muy tentativamente, a encajar. El impacto emocional de la película deriva por igual e indisolublemente de los actores, del guión de Stewart Stem, que se basó en su propia experiencia de soledad adolescente, y de Nick Ray. Como recordó más tarde Natalie, sintió que "era importante saber mucho personalmente sobre el acto?', y también sintió que el director tenía que descubrir todo lo que pudiera sobre sí mismo. Cuando señaló con el dedo a la paternidad ausente o inadecuada en las tres familias, también se señaló a sí mismo. Recurrió a su propia vida para comprender y sondear la bisexualidad de Dean y Mineo, y como amante de Natalie, conocia la intensidad de su necesidad de amor. 

Natalie Wood: Recuerdo a Kazan, en Esplendor en la hierba, hablamos de dividir la parte en tres o cuatro secciones, de modo que ¿dónde estaban los ritmos? ¿Dónde estaban los puntos de inflexión para pasar de uno a otro? Y siempre he tratado de usar eso cuando trabajo en una parte, como un punto de partida, y simplemente creo una especie de vida posterior. (Seminario AFI). 

La Natalie de Esplendor en la hierba, lleva un maquillaje mínimo, revelando la extraordinaria belleza de un rostro despojado de su aspecto de Warner Bros. en Warner-Color y (con el paso de los seis años desde Rebelde) de su belleza adolescente ligeramente regordeta. En las primeras escenas, se muestra alternativamente inquieta y lánguida, y sus movimientos reflejan los primeros impulsos eróticos de una chica inexperta en la Kansas de 1929. El guión de Inge es muy hábil en los paralelos que establece entre dos familias diferentes con disfunciones similares. La madre de Deanie, la Sra. Loomis, es una figura dominante y puritana que insiste en que el matrimonio es una transacción socio-financiera y que el sexo es un deber que debe soportarse ("Una mujer no disfruta de estas cosas"). Su padre es más comprensivo, pero débil e intimidado. En la familia de Bud Stamper, las disfunciones son imágenes especulares de las de Deanie. Su madre es comprensiva pero indefensa, y su padre, un tirano poderoso y despiadado que advierte a Bud que no se involucre sexualmente con Deanie: "Si algo sucediera, tendrías que casarte con ella". 

Los contrastes y conflictos se extienden a los dos personajes principales, apasionadamente enamorados pero involuntariamente castos. Deanie es abiertamente vulnerable e insegura, Bud seguro de sí mismo en la superficie, pero por dentro no es lo suficientemente fuerte como para enfrentarse a su padre. También hay un patrón similar en la forma en que la Sra. Loomis de Audrey Christie es un retroceso a la Sra. Morel en Hijos y amantes (1960), mientras que el Stamper de Pat Hingle presagia la codicia corporativa de la década de 1990. Y aunque Kazan en su autobiografía se opuso a la forma en que Rebelde convirtió a los padres en villanos, la madre de Deanie y el padre de Bud son claramente los villanos de Esplendor. 

Cuando Bud cede a la presión de su padre y le dice a Deanie que no quiere volver a verla, al principio ella se distrae y luego se desorienta cada vez más. En la escena del salón de clases, cuando la maestra le pide que lea algunas lineas de "Intimations of Immonality" de Wordswonh y le explique los sentimientos que le sugieren, ella duda, vacila y parece necesitar apoyo fisico, como si el rechazo de Bud la hubiera cortado el suelo bajo sus pies. Entonces se convierte en un esfuerzo casi imposible leer las lineas, y después de empezar a explicar que describen la pérdida de la inocencia juvenil e idealismo, se acerca a la maestra y le pregunta en un susurro desesperado: "¿Puede, por favor, disculparme'?" y sale corriendo de la habitación. Como en Rebelde, la actuación de Natalie se mueve de un punto de inflexión a otro. En la escena de la bañera, Deanie llega al borde del colapso cuando la Sra. Loomis pregunta: "¿Hasta dónde has llegado con Bud?" Una mirada de terrible amargura cruza su rostro cuando dice: "¡Soy pura!" Luego comienza a retorcerse en el agua. La Sra. Loomis, que secretamente espera que Deanie se case con Bud porque "sería un buen partido", sugiere ponerse en contacto con su padre, y el efecto en Deanie es como una descarga eléctrica. Se sienta muy erguida en la bañera, con la cara cerca de la cámara y los ojos dilatados. "¡No te atrevas!" ella llora, luego comienza a gritar. Un momento genuinamente aterrador, seguido por el intento de suicidio que decide que los padres de Deanie la internan en un sanatorio, donde ella se retira a un letargo casi igualmente aterrador. Después de su regreso gradual a la vida, es una Deanie más "adaptada" pero aún insatisfecha quien va a ver a Bud al rancho donde ha trabajado desde que su padre perdió su dinero en la Depresión y se suicidó. Ahora está casado con una mesera que conoció en un café, y Deanie está a punto de casarse con un paciente que conoció en el sanatorio, quien se ha convenido en un médico exitoso. Fue idea de Kazan que Deanie se "vistiera demasiado" para la reunión, mientras que Bud se ve sucio con un overol y su esposa (Zohra Lampen) está visiblemente embarazada debajo de su bata. 

Natalie recordó en el seminario de AFI que Kazan quena que Deanie se sintiera "un poco tonta" con su vestido blanco y su sombrero, y que Zohra Lampen "se sintiera avergonzada" porque Deanie se veía tan hermosa, pero también quería que se cayeran bien: "Así que creó el vínculo, pero dio una dirección muy activa, especifica. No solo dijo: 'Mira tu vestido'. Dijo: Piensa, mira qué hermosa se ve Zohra y qué dulce es'". En la escena de despedida conmovedoramente escrita y actuada, cuando Bud acompaña a Deanie a su coche, hay un eco de las líneas del poema de Wordsworth y su insinuación de pérdida emocional. Se preguntan unos a otros si son felices, y cada uno da la misma respuesta. La felicidad no es algo en lo que piensen muy a menudo. Pero aunque no lo digan, las miradas que intercambian dan a entender que siempre compartirán el recuerdo de "lo que queda atrás". Y antes de subirse al auto. Deanie mira a Bud por lo que probablemente sea la última vez. Nostálgica y resignada, llena de esperanza y arrepentimiento, parece mirar más allá de él hacia toda su vida, tanto pasada como futura. 

NO HAY MUCHO que decir sobre la Maria de Natalie en West Side Story, la única pelicula musical cuyos dos actores principales no son cantantes o bailarines profesionales, tienen menos números de baile para interpretar que los actores secundarios y todas sus canciones están dobladas. La historia en primer plano, de hecho, es un romance de "amor joven" que parece muy convencional después de Esplendor en la hierba, y Natalie tiene que esperar hasta la secuencia final para una escena genuinamente dramática. 

En Gypsy, sintió, que tuvo "un buen momento, despidiéndose del chico en la escena del tren", uno de esos momentos aislados, explicó, cuando "sientes que lograste alcanzar un nivel de realidad". Desafortunadamente, su realidad se ve socavada por el escenario del estudio, teatral pero sin el estilo deliberadamente teatral de los diseños de Boris Leven para West Side Story. Su nivel de realidad está menos comprometido en la secuencia "Déjame entretenerte", ya que desarrolla el estilo "refinado" de desnudarse que sorprendió e intrigó a la audiencia de Gypsy. Llamada para actuar por primera vez con poca antelación, Louise se mira en un espejo antes de subir al escenario. Su expresión remota sugiere que apenas se reconoce a sí misma con un vestido escotado y guantes blancos; pero durante el montaje que sigue a su primera actuación tentativa, se vuelve cada vez más segura, y cada vez que se quita una prenda adicional, parece desechar una parte de su antiguo yo. 

Al principio, Natalie estaba tan nerviosa como Louise antes de su primera tira, especialmente con la verdadera Gypsy Rose Lee, de cuerpo completo y metro setenta y cinco, mirando desde un costado. Pero en lugar de tratar de imitarla, Natalie siguió su regla de concentrarse en la personalidad del personaje que tenia que interpretar. "Puede que sea totalmente diferente a la persona, pero si está escrito de tal manera que te llama la atención y tienes la respuesta, creo que eso significa que eres adecuado para ello". Ella tuvo la respuesta, y la Gypsy que creó, aunque a diferencia del original, tenía razón en sus propios términos. 

UNA DE LAS POCAS cosas buenas de La carrera del siglo, comentó más tarde Natalie, fue que tuvo que aprender esgrima. Otras películas requerian que se volviera experta en patinaje sobre ruedas, fútbol y tenis, por lo que tal vez el gen atlético de George Cetalopv (Su supuesto padre) le sirvió bien. "El movimiento del cuerpo", creía, "es muy importante", y en total contraste con Deanie, juguetona y vacilante, Angie en Amores con un extraño, tiene un paseo abrupto e impaciente "fuera de mi camino" por Nueva York. Esta pelicula, como Eplendor, demuestra que Natalie siempre fue más expresiva y hermosa. con un maquillaje mínimo y un vestuario sencillo. La simplicidad, por supuesto, es apropiada para una vendedora de Macy's y le permite combinarse perfectamente con los lugares cotidianos. En la escena inicial, dirigida por Robert Mulligan con una energía y un ojo agudo para los detalles incidentales que sostiene a lo largo de la película, Angie ingresa a un teatro lleno de gente donde cientos de músicos de jazz están respondiendo llamadas para conciertos. Ella rastrea a uno de ellos (Steve McQueen) para informarle que está embarazada como resultado de su aventura de una noche. Todo lo que quiero de tí es un médico, una dirección, ya sabes. Su desafio nervioso pone nervioso a Rocky, quien ha vivido una vida promiscua y provisional y ni siquiera la recuerda. Hasta los últimos veinte minutos, la película es una comedia romántica antirromántica sobre dos personas, en conflicto de diferentes maneras, que se enamoran sin querer o sin darse cuenta. Angie quiere escapar de su agresivo hermano mayor, cabeza de familia desde que murió su padre, pero no puede afrontar la perspectiva de vivir sola. Finalmente decide hacer la ruptura y explica que siempre le ha tenido miedo a la independencia. Pero ahora, agrega después de un momento, "no tengo miedo. ¡Estoy aterrorizada!" Esto está maravillosamente interpretado y cronometrado: la preparación de su confesión, la risa ansiosa que la sigue, la salida apresurada que se parece más a una retirada, y resulta ser exactamente eso, ya que la puerta se abre un minuto después y ella regresa con la cabeza gacha, sin querer mirar a la familia (o a ella misma) a los ojos. Es tan divertida y verdadera como una escena posterior es escalofriante y verdadera. 

Cuando Angie accede a abortar, Rocky programa una cita a través de un amigo. Nada obviamente sórdido o melodramático en el escenario, una oficina y un pasillo de un edificio anónimo en una calle tranquila y anónima. En la oficina en un extremo del pasillo, una mujer enérgica y práctica (que resulta que no es una doctora calificada) saca instrumentos de una maleta. La creciente inquietud de Angie se intercala con la creciente incomodidad de Rocky mientras espera afuera. Cuando el miedo de Angie resulta más fuerte que su determinación, se pone histérica; Rocky se da cuenta de que no puede dejar que Angie siga adelante y decide que, en su lugar, deben casarse. Su propuesta (rechazada con indignación) es renuente y poco amorosa: "Estoy dispuesto a tomar mi medicina". Pero Steve McQueen, en una actuación que coincide con la de Natalie, sugiere que Rocky está tratando de ocultar lo que ahora realmente siente. Luego, el guión cambia de marcha y resuelve la situación en un equivalente de la década de 1960 a la comedia romántica de la década de 1930. Aunque se maneja hábilmente, le da un toque de fórmula a una pelicula que antes se había evitado. 

Nota incidental: varios críticos se opusieron a la escena en el abortista porque estaban seguros de que la pareja podría haber tenido una más segura. ¿Pero cómo? Aparentemente, nunca se les ocurrió que una dependienta y un músico frecuentemente desempleado tendrían recursos muy limitados, aunque la película deja en claro que los ahorros de Angie ascienden a solo $200, y Rocky tiene que pedir prestados $250 para compensar la tarifa: mucho dinero para los dos en ese momento. George Segal: Creo que Amores con un extraño, fue el verdadero avance de Natalie. En Rebelde sin causa era muy prometedora, pero aún no del todo segura. Y encontré su actuación en Esplendor en la hierba, un poco Hollywood, tal vez porque esperaba una película más cruda de Kazan". 

En la escena inicial de Inside Daisy Clover (La rebelde), filmada en exteriores a plena luz del día, Natalie aparece como una adolescente truculenta con jeans rotos y un suéter raído. A los veintiséis años, es un poco exagerado, pero solo se le exige que mantenga la simulación durante otros quince minutos, durante los cuales una iluminación más persuasiva, en escenas nocturnas y/o interiores, soluciona el problema. Cuando el estudio de cine transforma a Daisy, en cuerpo pero no en alma, ella juega con su linda y adorable imagen de "America's Little Valentine", pero se las arregla para transmitir, a través del movimiento del cuerpo, a una persona viva y bien detrás de su personalidad fabricada. Lleva su elaborado vestido de novia como si en realidad no le perteneciera; vestida como una niña del coro para cantar villancicos como un truco publicitario, se encoge de hombros maravillosamente elocuente ante su reflejo en el espejo; y cuando finalmente se aleja de la vida que se ha superpuesto a la suya, el paso de marimacho regresa junto con jeans y suéter. 

Aunque la decisión de eliminar casi todos sus comentarios de voz en off, dijo Natalie más tarde, "fue como cortar la mitad de la actuación", la mitad que queda se encuentra entre sus mejores y consistentemente inventivos trabajos. Y de hecho es más de la mitad. El núcleo de su actuación permanece, incluso si se ha desprendido algo de su borde cómico. Dos escenas, al principio y al final de la película, son como puntos de partida y llegada a medida que Daisy pasa de ser una adolescente luchadora a una joven estrella de cine involuntariamente exitosa, y de una esposa traicionada a la amante del presidente del estudio. Cuando llega por primera vez para hacer una prueba en el estudio, la adolescente se acurruca en una silla de director en el escenario de sonido cavernoso, parpadeando ante el foco que apunta directamente a su rostro. Su postura es defensiva, pero la forma en que masca chicle es desafiante, y mientras el formidable director del estudio le lanza preguntas, da lo mejor que puede. Mucho más tarde, Daisy, la estrella, entra en un escenario sonoro casi vacio, como en el que entró por primera vez como Daisy, la adolescente (y como Natalie a los seis años). Viste un traje a la medida, parece tranquila y camina rápidamente hacia la cabina de sonido para sincronizar su voz en un número musical. Pero como el mismo bucle de su primer plano en la película aparece una y otra vez en la pantalla, le resulta dificil, e incluso imposible, sincronizar los movimientos de sus labios. Permanentemente fuera de sincronización con su imagen de estrella en la pantalla, la verdadera Daisy golpea la pared de vidrio de su jaula en un histérico intento de escapar. Entonces ella grita. "Nadie podría perder el control en la pantalla como Natalie", señaló George Segal al recordar esta escena, el colapso de Deanie en Esplendor en la hierba, Angie al borde de la histeria antes de irse de casa en Amores con un extraño, y Cathy en Fabrica de locos. 

DURANTE LA DÉCADA DE 1960, Natalie alcanzó su primer pico como actriz con cuatro actuaciones muy diferentes pero emocionalmente relacionadas. Deanie, Angie, Daisy y Alva en Propiedad condenada, son todos extraños, en desacuerdo con las convenciones y/o sus familias. Pero, como ganadora o perdedora, Natalie seguia siendo vulnerable, y cuando sobrevivía, siempre lo hacía a un precio: una de las razones por las que "apelaba en todos los ámbitos", en opinión de Amold Stiefel, "a hombres, mujeres, niñas y, en particular, machos", y debido a todos sus mejores papeles, a los hombres homosexuales". 

Cuando Natalie enumeró a los directores de cine con los que tenía una fuerte relación y para los que creía que había hecho su mejor trabajo, todos eran (en diversos grados) "directores de actores" y algunos de ellos habían estado en análisis. Nick Ray, Kazan, Jerry Robbins, Robert Mulligan, Sydney Pollack y Paul Mazursky estaban en su lista. Aquellos que no lo hicieron, o bien "no estaban sintonizados psicológicamente" con las necesidades de un actor, como Mervyn LeRoy y Blake Edwards, o técnicos como Robert Wise, quien una vez dijo: "Eso estuvo bien, pero la próxima vez levante las tijeras un poco más para podemos ponerlos en el marco". 

EN PROPIEDAD CONDENADA, Alva Starr es una chica más irremediablemente perdida que Deanie Loomis, y Natalie la retrata con la misma simpatia delicada pero febril. Al igual que Inside Daisy Clover, la película fue un fracaso comercial en su primer lanzamiento, y aunque su historia de amor central tiene un guión débil y Robert Redford es un actor demasiado desapasionado para transmitir una pasión profunda, tiene fuertes virtudes incidentales. El escenario es una ciudad sureña atrasada durante la Depresión. El año exacto es 1932, cuando la marquesina del cine local anuncia a Kay Francis y William Powell en Viaje de ida; y la estación de tren que casi siempre vacio sugiere algún lugar cerca del final de la línea. James Wong Howe usa colores sutilmente desatorados para sugerir un pueblo con la vida filtrándose de él, y para resaltar el contraste de Alva en su vestuario desafiantemente llamativo. Wong Howe también crea un primer plano extraordinario de Natalie (anticipando el efecto similar de John Alcott en Barry Lyndon) utilizando solo la luz de una vela real para enmarcar el rostro de Alva mientras apaga las velas del pastel de cumpleaños de su madre. Su brillo suave y parpadeante la hace parecer repentinamente muy joven, casi como una niña, pero solo por un momento. Luego se aleja y se convierte en Alva unos años después de su juventud, coqueta de una manera que sugiere que se está quedando sin tiempo. 

Como su madre dominante, Kate Reid proporciona otro poderoso antagonista para que Natalie use la memoria emocional para interpretar, y la dirección de Sydney Pollack es particularmente fuerte en sus enfrentamientos, y en la escena en la que Alva se emborracha antes de aceptar, como una forma de escape, casarse con un hombre al que no ama. "Lo comenzamos por la mañana", recordó Pollack, "y no se sentía del todo bien. Carga insuficiente. Así que decidí hacer un descanso temprano para almorzar y le di a Natalie una copa de vino. Ella lo bebió, pero dijo: "Hijo de puta, ¿me estás diciendo que no puedo representar esta escena sin emborracharme?". Luego se rió y, cuando el efecto del vino comenzó a desaparecer, pidió más. Se bebió seis vasos en total, interpretó la escena maravillosamente y vomitó después de terminarla". 

Las reseñas de Propiedad condenada, fueron generalmente tibias y (no por primera ni última vez) se pasó por alto una de las mejores actuaciones de Natalie. Al igual que con las reseñas de Daisy Clover, sintió "un dolor emocional agudo en el corazón". Pero no duró mucho. Sabia que habia hecho un buen trabajo y "no cambió nada" en el sentido de que se preguntó si deberia haber interpretado el papel de otra manera. 

ALVA ES la última de las niñas perdidas de Natalie; y antes de interpretar a dos damas perdidas, se toma un año sabático de tres años de la actuación y se concentra en el matrimonio y la maternidad. Cuando regresa al cine, es en el tipo de papel de comedia que a menudo buscaba y no lograba encontrar en el pasado, Pero Bob & Carol & Ted & Alice, recordó, fue realizado por "un cineasta serio". En las escenas iniciales de "encuentro grupal", cuando Carol (Natalie) casi se derrumba cuando la relación con su esposo (Robert Culp) amenaza con desmoronarse, Paul Mazursky no solo alentó a ambos actores a improvisar, sino que recordó su propia experiencia en Esalen con su esposa, y como se "involucró mucho, y se echó a llorar". 

Al igual que su amor por ensayar, a Natalie le recordó a Nick Ray y Kazan. Aunque es el único nombre de estrella en una película coral, Natalie nunca actúa como tal, y su actuación se destaca al negarse a sobresalir. Es aguda y divertida, pero no condescendiente, como la propia película. Afectuosamente indulgente con la obsesión de sus personajes con la "autorrealización" y la "relación", Mazursky también podria ser despiadado, especialmente en su retrato de un psiquiatra para ocultar su vulnerabilidad, como la repentina expresión en blanco que cruza su rostro después de que comienza a revelarse y luego se corta. La desesperación que subyace en su relación, más desnuda que en la película original, conduce a una ruptura menos sentimental. Algunas criticas concisas del primer borrador del guión en su libro de ejercicios muestran a Natalie en busca de cualquier señal de compromiso con su personaje. 

(Sobre la primera escena de Karen con Milt: "Aburrida. Sin tensión en particular. En la [novela] original eran adversarios". Y cuando la aventura casi termina, observa con desaprobación que Karen "empieza a LLORAR. ¡Insensata!") Al final de la pelicula, cuando Karen se da cuenta de que no tiene futuro con Milt, pero teme no tener futuro sin él, Natalie su rendimiento ha cerrado el círculo. Karen queda emocionalmente tan insegura e inaccesible como aparecía en la toma inicial. En Fabrica de locos, ella es aún más intransigente: no intenta suavizar el lado amargo, enojado y autodestructivo del personaje, o retroceder ante las lentes distorsionadas de "Ugly Number One" y "Ugly Number Two". Cuando Natalie comenzó a leer el guión de Richard Shapiro, "en la página cuatro tuvo lugar el amor"; pero como recordó Burt Brinckerhoff, ella estaba profundamente involucrada con el personaje y al mismo tiempo en pleno dominio de su técnica. Para "una escena muy emotiva, cuando caminaba por el pasillo hacia su habitación del hospital", decidió usar dos cámaras para una sola toma, una retrocediendo frente a ella y otra siguiéndola desde atrás. Cuando Natalie abrió la puerta de su habitación y se detuvo de repente, Brinckerhoff asumió que se estaba preparando para "un momento emotivo". En cambio, se volvió y dijo: "Mis pantuflas están en el lugar equivocado". Brinckerhoff también recordó "el coqueto sentido del humor de Natalie" en la escena en la que Cathy regresa al hospital por la noche después de emborracharse en un bar local: "Tenía una sonrisa de borracha en su rostro, pero tuvo que escabullirse de una enfermera y no estaba segura de cómo interpretarlo. Llevaba un gorro de lana y le sugerí que se tapara la cara. Le gustó la idea, y cuando lo hizo, fue como un truco de magia. Después de pasar junto a la enfermera, volvió a levantarse el sombrero y su rostro estaba absolutamente sobrio". 

LA MUERTE DE NATALIE a los cuarenta y tres años no fue solo una tragedia personal. Cortó a una actriz en su mejor momento. Además de saber que la industria del cine consideraba a las estrellas femeninas icónicas pasadas de su mejor momento a los cuarenta años, era consciente de que la creciente toma de control de Hollywood por parte de las corporaciones había aumentado la amenaza para el trabajo creativo. Pero también sabia, como dijo una vez, que "tienes que seguir el ritmo". Asi que su primera reacción fue intentar hacer una nueva carrera en el teatro. ¿Habría tenido éxito? Es muy posible, pero no seguro. Aunque el entrenamiento vocal había ampliado el rango y la flexibilidad de su voz a lo largo de los años, necesitaba adquirir más proyección para el teatro. Ella también lo sabía y planeó tomar un curso intensivo de ejercicios vocales. 

Pero si Anastasia fracasaba, a Natalie le quedaban dos opciones: aceptar papeles secundarios olvidables en películas olvidables o convenirse en productora. Lo primero nunca la habría satisfecho; el segundo podría haber resultado finalmente una solución. Durante los últimos trece años, había realizado su trabajo más creativo en la pantalla chica, y durante la década de 1980, la televisión aún ofrecía esperanza para alguien tan comprometida como ella. Años de hacer películas de "obligación" en condiciones de cadena de montaje no habían desgastado su talento, o el "algo extra" que tan a menudo parecía reflejar la propia personalidad de Natalie: radiante y nerviosa, terca y frágil. Y el movimiento de cine independiente que cobró impulso a finales de la década bien podría haberla decidido a convenirse en productora y hacer las películas de su elección creando proyectos (como Zelda) que los principales estudios habían rechazado. 

Para el actor de cine, "algo extra" implica una transacción emocional y fisica entre el público y una imagen en la pantalla. Es instantáneo, como el amor a primera vista, y en el caso de Natalie, la primera toma de ella en Mañana es vivir, selló la transacción. Una diminuta niña de siete años camina de la mano por una calle con Orson Welles, quien la eclipsa fisicamente, por supuesto, y, sin embargo, el ojo se siente atraído por esta niña misteriosamente serena. Quiere saber más sobre ella, al igual que quiere saber más sobre la adolescente en el centro de detención juvenil de Rebelde sin causa, que usa demasiado maquillaje y parece tan misteriosamente tensa como la niña de Mañana es vivir. De la misma manera, la Natalie adulta inmediatamente llama la atención con un mínimo de "actuación". En los primeros planos de Amores con un extraño, cuando ella entra apresuradamente en un teatro de Nueva York repleto de músicos de jazz y mira a su alrededor de una manera que sugiere que es una extraña en ese mundo, te preguntas qué la trajo allí y por qué está tan ansiosa. Y dieciséis años más tarde, cuando el ama de casa de Fabrica de locos, empuja su carrito de la compra por el pasillo de un supermercado, ¿por qué el aparentemente simple acto de dudar sobre qué comprar sugiere que su confusión es mucho más profunda? 

En un momento inusualmente reflexivo, Bette Davis dio su propia definición de "algo extra", que ella misma tenía con creces. "El verdadero actor", dijo, "tiene una línea directa con el corazón colectivo". Explica por qué, cuando Natalie Wood murió, la pérdida colectiva y personal se convirtieron en una. 

Del libro de Gavin Lamben "NatalieWood a life". 







--